Los valores morales y las contradicciones de la ministra de Educación

.
La opinión del Docente Universitario….

.

Roldán  Adames  A.

.

A raíz de la renuncia de la profesora Nixia de Tirado de la Secretaría Ejecutiva del CONEAUPA, el Ministerio de Educación a través de su máxima autoridad, se avocó a la tarea de buscar su reemplazo por medio de una convocatoria, utilizando el reclutamiento externo, mediante un aviso en los medios de comunicación expresos.   A esta convocatoria participamos cinco aspirantes, cuatro damas con basta experiencia en el campo académico y profesional y mi persona, que por cuestiones de ética no vamos a proporcionar sus nombres.

Cerrado este proceso se me comunicó vía e-mail que la entrevista para optar para la posición era el día miércoles 18 de noviembre, a las 3:00 p.m. en el Despacho Superior.   Coincidentemente el día miércoles se celebraba el Día de los Valores, Éticos y Morales.   Como es parte de mis valores llegué a la cita a las 2:30 p.m., media hora antes, sin embargo una de las aspirantes, también se había adelantado y estaba en orden de llegada con el número uno, porque la joven que tenía la misión de recibirnos me entregó el número dos.   Luego fueron llegando la aspirante número tres, la número cuatro y por último la número cinco.   Media hora después llamaron a la aspirante número uno para que pasara al salón donde se efectuaría la entrevista.   La entrevista duró alrededor de diez minutos. Por lógica si la modalidad era por orden de llegada me correspondía a mi pasar al salón para realizar la entrevista, ya que me correspondió la número dos, pero para sorpresa de todos los aspirantes, salió del despacho una joven y solicitó el orden de llegada para confeccionar una lista, información que fue proporcionada por la joven que nos recibió.   Nuevamente apareció la joven del despacho e hizo pasar a la aspirante número cinco que había llegado en último lugar.

Esta situación de alterar el orden de llegada se realizó delante de todos nosotros sin ningún reparo, sin importar los valores de aquellos que acudieron a la cita muy puntualmente. A pesar que la señora Ministra salió a darme una explicación, me negué a participar de la entrevista por el irrespeto ocasionado por quien debe de predicar con ejemplo y más en el día de los valores morales, no podía aceptar sentarme frente a una comisión y realizar la entrevista por respeto a mí mismo.

.

<>
Publicado el  5  de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios