Universidad para sordos

La opinión de la Licenciada en Relaciones Internacionales,  Segunda Secretaria de Carrera Diplomática y Representante Alterna de Panamá ante la OEA…..

 

Menitza Mandiche Piza 

Atendiendo invitación del Dr. T. Alan Hurwitz, Rector de la Universidad Gallaudet de Washington, D.C., para personas que han perdido el sentido auditivo, o han nacido sin él, una delegación de la Misión Permanente de Panamá ante la OEA, encabezada por el Embajador Guillermo Cochez, nos dispusimos a conocer cada rincón de aquel centro superior para aprender sobre el tema y trasladar esas buenas experiencias a nuestro país.

La Universidad Gallaudet, cuyo rector es sordo, ha sido descrita por algunos autores como un verdadero país de sordos. El complejo universitario fue construido con la mejor tecnología de vanguardia, y con ambientación diseñada para la atención a la discapacidad de personas con deficiencias auditivas. Atiende programas desde la educación inicial (grado K) hasta el nivel universitario (40 programas) de licenciaturas (en Centro similar en China sólo se expiden dos grados).

Esta Universidad es una institución privada, que cuenta con el apoyo directo del Congreso de los Estados Unidos de América, y su lengua oficial es la “American Sign Language” (ASL), la lengua de señas de los Estados Unidos (el inglés es la segunda). En esa lengua se comunican entre sí los administrativos, estudiantes y profesores, y se dictan la mayoría de los cursos. Aún cuando se concede prioridad a los estudiantes sordos, la universidad admite un pequeño número de personas oyentes, exigiéndole el dominio de la ASL como requisito.

Sería altamente beneficioso para nuestro país estrechar la cooperación con esta universidad, ya que si tomamos en cuenta, que de acuerdo con un estudio sobre la Prevalencia y Caracterización de la Discapacidad en Panamá (PENDIS) de la Defensoría del Pueblo, se estima que existen aproximadamente 78 mil sordomudos.

Las autoridades de dicha institución plantearon que existe la posibilidad de establecer un Centro de la Universidad Gallaudet para Centroamérica, que podría ser instalado en Costa Rica o Panamá. Debido a la visita que la directora del IFARHU, Sonia Luzcando, hiciera a ese centro en visita que coordinó nuestra Misión, es probable que llevemos la delantera para concretar esa sede para Panamá. Contamos con la Ciudad del Saber, que tiene las condiciones necesarias para que opere un centro de esta naturaleza, lo cual representaría una valiosa oportunidad.

*
<> Este artículo se publicó el 18  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios