Cambios urbanísticos en Curundú

La opinión de ….

Carlos Jayes B.

.

Cambios urbanísticos en Curundú

.

En estos días leí en el periódico, que el Ministerio de Vivienda estudiaba la posibilidad de hacer cambios urbanísticos en Curundú, a fin de construir casas para los moradores del sector.

Como se piensa en reurbanizar el sector, con la construcción de nuevas viviendas, para lo cual se pretende demoler el Estadio Nacional, considero que dicho desarrollo debe estudiarse mejor, con prudencia y con luces largas, máxime porque se trata de un área deprimida, con altos índices de delincuencia que afectan a todo el sector. A mi modo de ver, al analizar con prudencia el desarrollo urbanístico del sector debe tenerse el cuidado de diseñar un plan integral, que contemple los sectores aledaños como el mismo Curundú, el Estadio, el Mercado de Abastos, la Policía Nacional, el Ministerio de Obras Públicas, las áreas revertidas (Balboa, Diablo), la Vía Frangipani, la Vía España, Calidonia, Bella Vista hasta llegar a la cinta costera.

Es más, considero que este proyecto debe permitir el diseño de una nueva ciudad, para sacar a la actual del embudo en que la dejaron los norteamericanos al construir el Canal y sus bases militares, de manera que la ciudad de Panamá solo podía desarrollarse hacia el mar y hacía el Este (Río Abajo, Parque Lefebvre, Tocumen, Juan Díaz, etc).

No se debe dejar en manos de una sola institución del gobierno, ni de una sola persona, ni de una sola empresa, en su concepción de desarrollo deben participar los profesionales panameños y extranjeros con idoneidad y experiencia suficiente en la rama del urbanismo, mediante un concurso o licitación para sacar la mejor propuesta de desarrollo urbanístico que le dé una cara moderna a la ciudad.

El desarrollo de este diseño urbanístico debería considerar la oportunidad de mejores y amplias vías que permitan agilizar la circulación vehicular.

No es cuestión de soplar y hacer botellas, pero pensando en esta necesidad, sería interesante que se diseñe vislumbrando un desarrollo futuro.

.

<>
Publicado el 18 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios