Protección internacional selectiva

La opinión de…

José Mendoza Acosta

Siguiendo los pormenores del asilo otorgado en Panamá a la ex directora del DAS de Colombia, por ironía del destino se han divulgado detalles sobre la política de terror, persecución y difamación implementado en Colombia por la administración Uribe, personaje que ha estado vinculado con casi todas las administraciones del último decenio en Panamá, incluso, ha sido conferencista invitado en eventos públicos, su presencia en Panamá es más frecuente.

A numerosos colombianos solicitantes de refugio en Panamá se les ha rechazado la protección, otros llevan años esperando ser reconocidos como refugiados; ellos alegan persecución, pero la administración panameña se ha caracterizado por ser selectiva y restrictiva al respecto.

El otorgamiento de asilo a la perseguidora de políticos, periodistas y defensores de derechos humanos confirma la selectividad para otorgar protección internacional en Panamá.

Una periodista colombiana describió los hechos que llamó “tenebrosos”, la presión psicológica, la política de terror, que muestra la política que implementó el ex presidente Uribe. Como si se tratara de otra novela colombiana que nos invade con su crueldad, precisamente ahora aparece el ex presidente como conferencista en Panamá, en donde sin rubor alguno ha defendido su guerra contra el terror y de paso habrá venido a pedir asilo para algunos otros de sus “compañeros”, que ahora no confían en las garantías judiciales colombianas. Esta invitación demuestra que tiene sus seguidores en territorio patrio.

Por respeto a la población panameña y a las víctimas colombianas, y ejerciendo la soberanía que alega la política exterior panameña, el Ejecutivo debe revocar el asilo concedido a la ex directora del DAS, que según nuestro entender parece uno de los acuerdos logrados de las numerosas visitas de Álvaro Uribe a Panamá, y de paso dejar sentada la posición de Panamá que no puede ser guarida de violadores de derechos humanos.

Por lo pronto, sentimos un alivio cuando el ex presidente declaró que no tiene planeado vivir en Panamá, sin embargo, recuerdo a uno de mis profesores cuando nos aconsejaba, “de la promesa de un político hay que esperar exactamente lo contrario”.

Si algo positivo vemos, es que seguirán saliendo detalles de la administración Uribe, que en Panamá es visto como un ejemplo de democracia y seguridad nacional.

Los derechos humanos son irrenunciables, es mejor que nos mantengamos vigilantes por los derechos de todos y todas, y no se repita la pesadilla que hace 20 años ya sufrieron los panameños.

*

<> Este artículo se publicó el 30  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/mendoza-acosta-jose/
Anuncios

Día internacional de los pueblos indígenas

Día internacional de los pueblos indígenas

.
José Mendoza Acosta

.
Las Naciones Unidas, conscientes de la necesidad de respetar y promover los derechos de los pueblos indígenas, declaró el día internacional de los derechos de los pueblos indígenas en 2007.

Los instrumentos internacionales y la legislación panameña reiteran temas similares, pero veamos la realidad:

1. Los poderes institucionales niegan la educación bilingüe intercultural.

2. Cuatro de las cinco comarcas carecen de atenciones hospitalarias.

3. Las políticas públicas hacia los indígenas se ejecutan a través de filtros partidistas y de corrupción política.

4. Las inversiones son las mínimas para los pueblos indígenas.

5. La pobreza, mendicidad, la drogadicción y corrupción política amenazan a toda la población indígena.

En áreas indígenas que conocemos, ya las comunidades ni denuncian las obras públicas ejecutadas a medias, la falta de licitación pública, obras no ejecutadas, pero aparecen como entregadas y recibidas a satisfacción.

Recientemente, se abrió a concurso una consultoría sobre normativa y solución pacífica de conflictos en las comarcas. El resultado anunciaba: “Después de evaluada su impresionante hoja de vida, fue enviada al magistrado presidente y le informamos que usted no fue seleccionado”. En los concursos, deben darse a conocer los puntajes, las ejecutorias evaluadas, para felicitar a los/las seleccionados/as por sus méritos; pero con la información anterior quienquiera que sea seleccionado/a puede estar influenciado por el partidismo, amiguismo o la intervención de “la mano negra”.

La fuerza y la esperanza las tenemos en las comunidades indígenas trabajadoras que cultivan la tierra sin asistencia técnica y la inseguridad de la propiedad tradicional; aquellas que cuando hay conflicto entre el pastoreo de unas vacas, la comunidad es la que tiene que reubicarse. En su lucha por la subsistencia, estas personas migran en busca de mejorar sus condiciones de vida. Estudian, trabajan sin prestaciones sociales, pero están en los cafetales, ingenios, fincas o en las ciudades “buscando trabajo”.

En este día, exhorto a todos los indígenas a buscar los valores que tanto defendemos, adoptemos valores positivos de otras culturas, que sí los tienen; aprovechemos los ideales que animaron la declaración del 9 de agosto como día internacional, como un compromiso de los Estados y las instituciones internacionales de velar por los derechos de estas comunidades. En este día, saludamos a todo el pueblo panameño que ha demostrado solidaridad, que también comparte con nosotros la esperanza de reconstruir un Estado donde la equidad, la transparencia, los derechos humanos, la solidaridad y la pluralidad no sean un ideal de las Naciones Unidas, sino de todos los pueblos.

<>

Publicado el 9 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.