Retos para los años por venir

La opinión del Abogado…

 

SAÚL MALOUL ZEBEDE
malcoj2@hotmail.com

Después de la primera década de la presente centuria y del nuevo milenio, uno puede hacer el ejercicio de cierto balance y tratar de hacer una proyección a futuro. La mayoría de los análisis que he leído adolecen del defecto de hacer críticas mordaces, sin hacer los correspondientes reconocimientos de los avances alcanzados en el tiempo transcurrido. Si repetimos este error, el panorama se presenta dantesco; si, en cambio, reconocemos lo bueno, el color gris es el que mejor define a la proyección.

No hay duda de que hay algunos indicios de que estamos viviendo nuevos tiempos, en los que tendremos que enfrentar nuevos paradigmas. La caída del Muro de Berlín, definió la extensión de la economía capitalista por todo el planeta, salvo por las contadas excepciones, que brillan, precisamente, por ser excepciones que confirman la regla.

El ataque a las Torres Gemelas puso de manifiesto en toda su extensión la magnitud de la amenaza terrorista en todo el mundo, como si el fundamentalismo islámico hubiese venido a sustituir al comunismo como la gran amenaza que se cierne contra el Mundo Occidental. En el transcurso de los años, no solamente hemos aprendido a vivir con la amenaza terrorista, sino que hemos podido focalizar la lucha contra este flagelo, que no obstante, dista mucho de haber sido resuelto.

La profunda crisis financiera de la que recién empezamos a salir, y de la cual, todavía se sienten coletazos en Estados Unidos de América y en el Viejo Continente, es, según algunos expertos, el síntoma más importante de que, definitivamente, estamos viviendo una nueva época, en la que tendremos que enfrentarnos, tanto a viejos, como a nuevos paradigmas.

Finalmente, para mí, otro de los síntomas más significativos de esta nueva era, son las drásticas manifestaciones del cambio climático. Y lo ubico, no sólo como un problema más, sino tal vez, como el más persistente y más serio de los problemas a los que tenga que enfrentarse la humanidad en los próximos años.

La amenaza nuclear sigue siendo un problema serio, tanto el de la ojiva nuclear que se perdió en alguna parte del mundo, por irresponsabilidad de quienes tenían que evitarlo, como por el deseo de gobiernos totalitarios y autocráticos, -que son una amenaza para sus vecinos-, de hacerse de algún poderío nuclear. En este sentido, la firma, ratificación y entrada en vigencia del último tratado de reducción de ojivas nucleares firmado entre Washington y Moscú constituye un hito en esta materia y un aliciente para que los Estados responsables escojan el camino de la desnuclearización.

El hambre sigue siendo una de las grandes amenazas de millones de pobres que habitan el planeta, y la tarea del resto del mundo, no solamente alimentarlos, sino proveerlos de sistemas de economías de interdependencia y autosostenibles, que les permitan a estos pueblos salir de la pobreza y del hambre.

Finalmente, hay que reconocer que hoy, como nunca en la Historia de la Humanidad, el sistema democrático se ha extendido por todo el planeta. Tarea de las instituciones nacionales e internacionales, es la preservación de este sistema, como la mejor expresión de la civilización organizada y culta a que aspiramos a ser. Un reto, todavía para muchos países, el que este sistema sea funcional para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los países que lo han adoptado.

Una pregunta que el mundo pronto tendrá que enfrentar es qué grado de reforma se debe de implementar en el seno de la Organización de las Naciones Unidas. Un muy serio debate debe preceder las siguientes importantes interrogantes: si vamos a permitir nuevos miembros en el Consejo de Seguridad, qué prerrogativas deberían tener; y más sensitivo aún, si los cambios romperán el paradigma de vencedores y vencidos de la Segunda Guerra Mundial o se alineará al resultado de la última gran guerra.

 

Este artículo se publicó el 24 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Oñate, un comunicador del ambiente

La opinión de…..

MODESTO A. TUÑÓN F.

La comunicación ambiental es un proceso que se nutre de múltiples componentes y supone integrar en la vida cotidiana, una conciencia sobre su interrelación real con el entorno natural que le rodea; además de una serie de valores que quizás no han existido en el desarrollo de las labores que realizan los diferentes grupos humanos y que no importa la dirección en que éstas se desenvuelvan, sus efectos terminan por afectarlos.

Cuando alguien comprende la complejidad en que se manifiesta la comunicación ambiental y se dedica a generar una praxis en este sentido, uno puede percibir la amplitud, pues es una materia que habla de comunicación, educación, desarrollo comunitario, solidaridad y un profundo sentimiento de comprensión de las actividades humanas en este contexto.

He conocido a alguien cuyo trabajo encarna estas características y dedicaré unas líneas a analizar su desempeño en el ámbito de la comunicación ambiental, cuyo impacto desbordó las fronteras del país, desde su oficina en la Ciudad del Saber en Panamá, y que ahora culmina por motivos de jubilación.

Un mensaje fue recibido por un conjunto de comunicadores sociales, periodistas y ambientalistas, con el que Rody Oñate se despidió, luego de diez años de labor como director de comunicación de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Los últimos años de este período fueron realizados en Panamá y en tan corto espacio, la labor de Oñate tuvo un fuerte impacto en la promoción de los temas ecológicos en un amplio sector del país; sobre todo por su visión de la comunicación ambiental, que no escatimó esfuerzos para llegar a diversos grupos de la sociedad panameña y sensibilizar, enseñar, promover la acción y sobre todo, ganar socios en estas campañas.

Oñate, de origen chileno, salió de su país luego del golpe militar de 1973. Con estudios de derecho y un título de periodista, se exilió en Canadá desde donde inició una labor de solidaridad y con el apoyo de varias organizaciones, a través de la Oficina de Presos Políticos, se dedicó a trabajar por los derechos civiles en su país y a sacar de las cárceles a periodistas y otros profesionales.

A su regreso a Chile, un año antes de que se instaurara nuevamente la democracia, ejerció el periodismo en varios lugares y en la agencia internacional France Presse.

Sus tareas como periodista le llevaron a editar el libro “Porque fuimos médicos del pueblo”, que recoge testimonios sobre los 21 médicos asesinados durante la dictadura. También participó en el libro colectivo “Morir es la noticia”, donde están consignados muchos relatos de profesionales perseguidos, desaparecidos y las circunstancias que rodearon sus casos.

En Estados Unidos se editó un libro de entrevistas denominado “Flights from Chile. Voices of the exile”. El éxito editorial del documento de Oñate y Thomas Wright, hizo que en México se publicara la edición al español con el título de “La diáspora chilena a 30 años del golpe militar”. La Universidad de Yale preparó una enciclopedia sobre el tema de los exilados en el mundo y el capítulo sobre Chile fue encomendado a los dos autores de la obra.

Quizás, el trabajo ligado a movimientos populares y con grupos civiles, fue la mejor escuela que dio a Oñate una visión amplia de la dimensión ambiental. Por eso, al iniciar sus tareas en el PNUMA comprendió que se trataba no solo de la divulgación a través de los medios tradicionales de comunicación, sino de generar un compromiso de los diferentes grupos que hacen incidencia social, cultural y política.

La labor de Oñate en el PNUMA le llevó a vincularse con múltiples grupos, juventudes, instituciones religiosas como el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLI), radios comunitarias, grupos juveniles, organizaciones culturales; bajo la idea de tener “como eje central, la participación de la gente”, a menudo se le escuchaba decir en las reuniones de trabajo. Cuando contaba estas historias, siempre surgía la anécdota de que en el CLI habían buscado en los textos bíblicos, las alusiones al tema ambiental y hubo sorpresas al comprobar las experiencias sobre la relación entre los grupos humanos y el ambiente, aún en esa época. Esto brindó a la iglesia información para rescatar aspectos de una ética entre los seres humanos y el ecosistema y la necesidad de preservarlo.

También se preocupó por los indígenas, mujeres, el sector privado, los gremios periodísticos y centros de formación superior de comunicadores sociales. Al menos en todo Centroamérica, colaboró con las iniciativas del Corredor Biológico Mesoamericano y la formación de talentos humanos para el desarrollo de políticas de comunicación no solo institucionales, sino de organizaciones no gubernamentales.

Es en esta perspectiva como se desarrollaron en Panamá las primeras muestras de cine ambiental; se formó la videoteca especializada en ciencias de la naturaleza en la ANAM y se realizaron las primeras exposiciones de afiches y pinturas ambientalistas en diferentes salas.

Lo importante, decía, era “entregar herramientas a todos los sectores para que tomen en sus manos las soluciones a los diferentes problemas del ambiente”. En esta dirección organizó cursos de periodismo ambiental en casi todos los países de América Latina y el Caribe, bajo el auspicio del PNUMA y los ministerios de Ambiente de la región. El único caso pendiente fue Haití; allí el taller se pospuso o se canceló.

La partida de Oñate, quien prometió hacerse pastor en una finca de ovejas y carneros, bajo una atmósfera bucólica en algún rincón chileno, deja múltiples enseñanzas a la gestión ambiental en los países donde desarrolló tareas.

La dimensión de la comunicación ambiental es tan amplia que requiere ser desarrollada a múltiples niveles y en diferentes escenarios para que cada grupo encuentre su papel en la promoción de un conocimiento que puede cambiar sus vidas, sobre todo con retos específicos como el cambio climático, o tan amplios como el desarrollo sostenible.

Esto lo comprendió Oñate y lo transmitió de forma precisa para nuestro provecho.

<>

Este artículo se publicó el 7 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Alfabetización frente a la educación

La opinón del Comunicador Social……

.

ERNESTO A. HOLDER

Hoy, unos 688,146 estudiantes inician otro año lectivo. La matrícula en los planteles privados está por encima de los 102 mil estudiantes. Es decir, la población escolar de panameños que enfrentarán el objetivo de formación educativa es de 790 mil estudiantes aproximadamente en toda la República. Ellos inician en el marco de acontecimientos que por el momento prometen alterar el orden necesario para un buen clima educativo. Eso está por verse dentro de algunos días.

Todos sugieren un interés y preocupación por la educación panameña. Están los que discuten el tema desde el punto de vista estrictamente técnico y profesional; los que circunscriben el análisis en el marco de un proceso integral y necesario de desarrollo para el mejoramiento del país; los que lo ven desde el punto de vista político (de todos lados) y los que solo piensan en su beneficio personal.

Nuestro país, en su llamado a cumplir con los objetivos del Milenio de las Naciones Unidas, conforme lo esbozado en el segundo objetivo de “ Lograr la enseñaza primaria universal ”, informó a finales del 2009 que “ Panamá se encuentra con una probabilidad alta de alcanzarla, sobre todo en la población comprendida hasta los 14 años de edad. Para asegurar el logro de este objetivo, los esfuerzos del Estado panameño deben estar orientados a controlar la deserción temprana del sistema educativo, garantizar el logro de los 11 años de educación básica que establece la Constitución Nacional y reforzar las intervenciones en las comarcas indígenas, donde se observa una brecha respecto a otras regiones del país, y entre hombres y mujeres ”.

El reporte de Panamá presenta estadísticas en lo relacionado a, por ejemplo, la tasa neta de matriculación en la enseñanza primaria, en donde entre el año 1990 y 2007 “.. el país mostró un avance importante (…), toda vez que en el año 1990 era de 91.5 % y a partir del año 2003, prácticamente se alcanzó la cobertura completa a nivel nacional (100%) ”.

Sobre resultados más tangibles en materia del esfuerzo educativo, el informe señala que la tasa de alfabetización de las personas de 15 a 24 años fue de 97.4% para el año 2007. “ Se registra una tendencia a su incremento respecto a la cifra observada en el año 1990 (94.7%). Esta tasa es superior entre los hombres en todos los años (…). Si continúa el mismo dinamismo, para el año 2015 el país estará alcanzando el 98.8% de alfabetización, los hombres habrán logrado prácticamente el 100% (99.3%), mientras que las mujeres se ubicarían en un 98.4%, un poco menos del promedio nacional ”.

La Real Academia Española (RAE) señala que el termino analfabetismo proviene de: analfabeta : “ Falta de instrucciones elementales en un país, referida especialmente al número de sus ciudadanos que no saben leer ”. La RAE define analfabeta(to) como “ que no sabe leer ni escribir. Ignorante, sin cultura, o profano de alguna disciplina ”. Por otro lado, la definición de Alfabetizar que ofrece la RAE es: ” enseñar a leer y escribir ”. No señala que debe haber un entendimiento de lo que se lee y un uso adecuado de los códigos existentes para escribir.

Siempre me preocupan las estadísticas y los números fríos cuando es evidente para un simple observador social que nuestro sistema atraviesa por momentos difíciles que tienen su fundamento en la conducta del individuo y, por consiguiente, esa conducta deficiente y hasta en muchas ocasiones, destructiva, tiene que ver con su falta de educación, aunque sepa leer y escribir.

Una mejor sociedad no es posible cuando estamos haciendo los esfuerzos por cumplir con las metas propuestas por la ONU, de elevar a las capas poblacionales relegadas a las condiciones mínimas del saber, y por otro lado, los sectores de la población que consideramos preparados alfabéticamente, se están perdiendo y deteriorando intelectual y culturalmente.

Los informes de cumplimiento deben ofrecer un análisis socio-humano más real del entorno; debe pintar el comportamiento real y justo del hombre que deja muchas dudas sobre los alcances. El político, el empresario, el educador, solo por mencionar algunos, proponen visiones muy diversas sobre cuál debe ser su participación en el trabajo por mejorar las condiciones sociales del país y no siempre es a favor de los más necesitados. En fin, los informes deben darnos los verdaderos alcances de estas metas estadísticas con respecto a las posibilidades de supervivencia del hombre y su futuro.

<>

Publicado el 8 de marzo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Definiendo nuestra política exterior

La opinión del Abogado y Catedrático ……

.

Pedro Sitton Ureta

Siempre les digo a mis estudiantes que la política exterior de nuestro país a lo largo de los años ha tenido un permanente signo definido en la misma y en la cual la égida de los Estados Unidos ha tenido a Panamá bajo el denominado “paraguas del Pentágono” que nos hizo sufrir una invasión militar para liberarnos de una narcodictadura en donde la violación de los derechos humanos y la falta de democracia imperaban en nuestra nación.

Por ello, es una verdad de perogrullo que la política exterior de Panamá ha estado sometida a una constante presión por parte del “Coloso del Norte” y los distintos gobiernos, independientemente de su signo político u orientación ideológica, han seguido sus lineamientos en materia de cooperación judicial, libre comercio y lucha contra el terrorismo en los distintos foros internacionales y suscribiendo acuerdos bilaterales de seguridad para combatir el narcotráfico, entre otros.

Así pues, el Presidente Martinelli y su Canciller Varela han definido desde la derecha su cercanía a la política exterior de la administración Obama en votaciones puntuales en Naciones Unidas en temas relativos a las paz en Medio Oriente y apoyando las posturas de Israel, pero con una atenuación al momento de criticar la situación de los derechos humanos en Cuba y Venezuela, en donde se ha mantenido en una relación de mutuo respeto que ha permitido, a pesar de ciertas discrepancias, tener un diálogo un tanto más fluido de lo que inicialmente hubiésemos podido imaginar.

En esencia, la actual política exterior de Panamá está enmarcada en un pragmatismo necesario para las actuales circunstancias globales y regionales en donde el “péndulo ideológico” debe dar paso a los intereses nacionales, motivo sine qua non de nuestras relaciones internacionales, con el fin de dejar atrás esa política de neutralidad desfazada para poder empezar a tener un protagonismo necesario y de liderazgo tomando partido y beligerancia en las distintas crisis internacionales.

Solo así se puede explicar el éxito con que se ha podido manejar el tema de seguridad con México y Colombia, o el liderazgo mostrado en torno a la crisis en Honduras o el apoyo de Venezuela y Cuba a la propuesta panameña de ofrecer a nuestro país como sede para el establecimiento de un nuevo mecanismo para la concertación regional en América Latina y el Caribe.

La errática política internacional de la anterior administración en donde por errores absurdos no se logró la ratificación del TPC con los Estados Unidos y que causaron las pérdidas de las preferencias arancelarias con la Unión Europea ha dado paso a una defensa integral de nuestro centro financiero internacional y a una adecuada promoción comercial de nuestros productos y servicios en la esfera internacional, con lo cual poco a poco se empiezan a ver los cambios en nuestra política exterior.

<>

Publicado el 27 de febrero de 2010 en el Diario Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Derecho a réplica….

La opinión del Abogado y Asesor Legal de la Secretaría de Transparencia….

Max Ballesteros

a consecuencia de publicación en el Diario El Panamá América donde  califican de inoperante a la Secretaría Anticorrupción y se menciona taxativamente su  nombre, el Licenciado Max Ballesteros, envió una carta al diario solicitando su derecho a réplica.  Nos permitimos transcribir la carta publicada del Lic. Ballesteros en la cual trata  temas importantes sobre los compromisos internacionales que maneja la Secretaría Anticorrupción.

Estimado Santiago Cumbrera.

En ejercicio de mi legítimo derecho a réplica consagrado en el artículo dos (2) de la Ley 22 de 29 de junio de 2005, me permito aclarar algunas imprecisiones de la noticia titulada “Critican inoperancia de la Secretaría Anticorrupción” aparecida el 21 de enero de 2010 en la página cuatro (4) del Diario Panamá América en la cual mencionan taxativamente mi nombre y además explicarle al país el motivo del viaje a Doha, Qatar y los resultados del mismo.

Lo primero es aclarar que el viaje no se realizó en octubre como mencionan, sino del 6 al 15 de noviembre de 2009 y fue en ocasión de la Tercera Sesión de la Conferencia de los Estados Partes de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción.

Dicho lo anterior, es preciso explicarle al país que aquel viaje ocurre primordialmente por exigencias de la Unión Europea que requirió a Panamá explicar los avances que ha logrado en cuanto a la adecuación de nuestra legislación a los principios establecidos en la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción para lograr incorporarnos nuevamente como beneficiarios del Sistema de Preferencias Generalizadas (SGP/PLUS) para la exportación de nuestros productos agropecuarios al Mercado Común Europeo prácticamente libre de aranceles, y ahorrarle así al Estado aproximadamente treinta y dos millones de balboas (32,000,000.00) anuales que cuestan los subsidios producto de la exclusión de Panamá de estos beneficios en el año 2008.

Además, se logró que Panamá sea la sede de la Quinta Sesión de la Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción lo cual constituye un logro significativo dado que seremos los huéspedes de más de ciento cuarenta (140) países que hasta hoy son parte de esta Convención.

Por otra parte, es importante destacar que esta Secretaría Ejecutiva con un presupuesto de poco más de cuatrocientos mil balboas (400,000.00) ha presentado más de veintiún (21) denuncias en menos de siete (7) meses de gestión, contrario a los ochocientos mil (800,000.00) que manejaba la administración anterior solo para dar charlas, seminarios y buenos consejos a los funcionarios.

Max Ballesteros,  Asesor Legal

Secretaría de Transparencia

<>

Publicado el 25  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Algo podrido en Dinamarca

La opinión del Periodista….

Miguel A Espino Perigault

La conocida frase de Hamlet, Príncipe de Dinamarca, del bardo inglés, William Shakespeare, tendrá vigencia en estos  días durante la anunciada cita mundial sobre el temido cambio climático, en la capital de reino de Dinamarca, Copenhague.

Una cita mundial organizada con la supuesta  finalidad de avanzar en la solución del problema, presentado éste, por algunos intereses políticos, como un suceso de lo más cercano al fin del mundo. 

Desde hace varios años y bajo el amparo de las Naciones Unidas, se denuncia el problema, relacionándolo con  el calentamiento de la temperatura  ambiental del mundo.

Aunque las más divulgadas  causas alarmantes del calentamiento se relacionan con las emanaciones de gases de las industrias pesadas de los países desarrollados y las de los principales en vías de desarrollo; sucede que, desde lo oculto y sin que nadie entienda porqué, el cambio climático y sus anunciadas consecuencias apocalípticas, se empezaron a relacionar con  el exceso de población y su crecimiento normal, sobre todo en los países del tercer mundo.

Es una discusión vieja que se ha recrudecido en los últimos años, a la par del incremento de políticas de control de la natalidad.

Pero, en la capital de Dinamarca se sentirán fétidos hedores del “mayor escándalo en la historia científica de nuestros tiempos”, según D. Breen (Newsmax.com /27-11-09).

El escándalo se refiere al descubrimiento, por parte de “hackers” de numerosa correspondencia electrónica y la distribución de información adulterada, ex profeso,  sobre los cambios de temperatura en el mundo durante los últimos  años.

La correspondencia cruzada entre científicos, probablemente deshonestos algunos, se dirigía  a construir y sostener una engañosa posición frente al problema, a fin de favorecer la idea de que el incremento de la oblación humana es el principal causante de los problemas climáticos del mundo. 

Este escándalo tiene su epicentro en el laboratorio de estudios climáticos, uno de los más documentados del mundo, en  la Universidad East Anglia, del Reino Unido.

Numerosas publicaciones y personas interesadas en el tema han divulgado y denunciado el escándalo, que se investiga oficialmente, para establecer responsabilidades; un escándalo que “daña la reputación del país”.

La BBC.Mundo (3-12-09) menciona el caso y, en uno de los reportajes, presenta una entrevista al experto, Mohamed Al Sabban, representante de Arabia Saudita, uno de los países líderes en la lucha seria y honesta por el cambio climático.

Al Sabban declaró que “las revelaciones tendrán un impacto enorme” en la conferencia de Dinamarca.

La Arquitecta panameña, Gloria Grifo, estudiosa de esos temas, señaló recientemente, en un documentado artículo (Prensa /25-11-09), La engañosa postura de la corriente anti-vida que pretende justificar las políticas abortistas y eugenésicas impulsadas, principalmente por el fundamentalista anti-vida norteamericano John P. Holdren, de la administración Obama, de Estados Unidos; políticas encubiertas bajo programas de población de   las Naciones Unidas.

Se trata de políticas y acciones, muchas de ellas arbitrarias, que se desarrollan a espaldas de los confiados gobiernos de los países miembros de la organización. 

El escándalo, difundido, entre otros medios, por la Canadian Free Press (27-11-09), denuncia como principales agentes de esta acción  hasta ahora oculta; pero descubierta gracias a los traviesos hackers, nada menos que al peripatéico Al Gore, quien se pasea por el mundo alarmando a la gente con el catastrófico cambio climático, en una campaña más bien de calentamiento ideológico, que llevará al mundo a las políticas malthusianas programadas.

Pero, la principal figura protagónica es,   nada menos, el asesor de temas científicos del gobierno de Barack Obama el ya mencionado Holdren, (Newsmax.com /27-11-09).

Holdren es co-autor de un libro en el que señala la necesidad de imponer el aborto en todos los países y  limitar el número de hijos a  cada familia ).

.

<>

Publicado el 7 de diciembre de 2009 en el Diario digital La Hora Cero, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cambio climático – Países de desarrollo avanzado

La opinión de la Embajadora…

.
Barbara J. Stephenson
.

Cambio climático –  Países de desarrollo avanzado

.

Hoy el presidente Obama hablará sobre el cambio climático en una cumbre especial de las Naciones Unidas.   Los países del mundo trabajan en estos momentos negociando un nuevo acuerdo internacional para combatir el cambio climático.

El cambio climático es uno de los principales desafíos que nuestro mundo enfrenta.   Sus impactos son evidentes y sus consecuencias severas.   El hielo del mar en el Ártico desaparece más rápido, el nivel del mar amenaza con elevarse más, y los recursos acuíferos tienen más riesgo de sufrir.  Estos cambios amenazan no solo el medio ambiente sino también la seguridad y la estabilidad.

Es un mensaje simple y grave: todos los países deben trabajar conjuntamente para combatir el cambio climático, y hay que actuar ahora mismo.

El presidente Obama reconoce que Estados Unidos (EU) debe ser un líder en el esfuerzo para combatir el cambio climático como el que más gases de efecto invernadero ha emitido en el mundo.   Sabemos que sin reducciones en las emisiones no hay una solución posible al cambio climático, por lo que EU debe crear una economía basada en la energía limpia.

Ya el presidente Obama ha establecido una nueva dirección para EU. Ahora al Congreso está trabajando en elaborar legislación para recortar en 2020 las emisiones en un 14% con respecto a los niveles de 2005, y en un 83% para el año 2050.   También, el paquete de estímulo incluye 80 mil millones de dólares para energía limpia y se han instituido normas vehiculares para aumentar el ahorro de combustible y reducir las emisiones. Sin embargo, esto no es suficiente.   Para preservar un planeta, todos los países, principalmente los emisores, tienen que unirse y actuar firme y conjuntamente.   La Agencia Internacional de Energía estima que 97% de las emisiones del futuro provendrán del mundo en desarrollo.

Para lograr un fuerte acuerdo internacional todos los países deben participar en pleno.   Los países desarrollados tienen que reducir sus emisiones sustancialmente para el año 2020.   Los países en desarrollo deben emprender acciones que reduzcan sus emisiones para el año 2020. Otros países en desarrollo deberán centrarse en preparar planes de crecimiento con baja emisión de carbono.

En última instancia, un acuerdo sobre cambio climático no solo debe versar sobre la limitación de las emisiones de carbono, sino también sobre la provisión de una vía segura para el desarrollo sostenible.   El desarrollo de energía limpia es la única manera de avanzar de manera sostenible.   Si trabajamos juntos, el esfuerzo de crear una economía mundial basada en energía limpia puede proporcionar oportunidades económicas significativas, incentivar la inversión, el crecimiento económico y la creación de empleos en todo el mundo.   También puede ser un medio de llevar servicios energéticos a cientos de millones de pobres del mundo.

Por mucho tiempo, EU y Panamá han sido socios en proteger el medio ambiente. Actualmente EU respalda una cantidad de programas ambientales en Panamá. Trabajamos juntos manteniendo limpia la cuenca canalera, construimos forestación comunitaria en Darién, enseñamos técnicas de agricultura orgánica, y fomentamos el descubrimiento científico.   Adicionalmente, estamos orgullosos de que el nuevo edificio de la Embajada es el único edificio “verde” con certificado-LEED en Panamá, pero alentamos a que se construyan otros edificios “verdes”, sin importar que perdamos esta distinción.   Aunque falta todavía mucho por hacer, hemos comenzado bien en Panamá.   EU quiere lograr un fuerte acuerdo internacional y tengo confianza en que juntos podemos enfrentar el desafío del cambio climático.

.

<>
Publicado el 22de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.