Seguridad ciudadana: compromiso de todos

La opinión del periodista….

LUIS CARLOS PÉREZ

.

Seguridad ciudadana: compromiso de todos

.
Los medios difunden a diario los informes de homicidios, enfrentamientos entre pandillas, ejecuciones, riñas callejeras, violencia doméstica, crímenes pasionales, enfrentamientos a tiros con la Policía y otros hechos delictivos, reflejando que Panamá atraviesa por una incontrolable ola de violencia.

Desde luego que estas informaciones provocan estupor e indignación, porque una minoría del malvivir se ha apoderado de nuestras calles, barrios y ciudades. Nos han robado la paz, la convivencia pacífica y armónica que fortalecía la relación entre vecinos. Ahora tenemos que vivir entre verjas. Somos rehenes del hampa.

La gente está alarmada, porque el problema es de tal magnitud que por lo menos un conocido, amigo o familiar ha sido víctima de las agresiones, disparos y robos.

Los organismos correspondientes han puesto en marcha estrategias, planes y programas, para bajar los índices de delincuencia y lograr mayor seguridad para el pueblo. Lamentablemente fracasan. Las estadísticas reflejan que de enero a septiembre de 2008 las víctimas por homicidios eran de 446, y en el mismo periodo de 2009 se han registrado 579 asesinatos. Esto debe llamar a reflexión a las autoridades, y a la sociedad, porque los panameños tenemos que dejar la indiferencia ante los hechos.

El problema tiene que ser abordado y convertido en tema de Estado, donde participen los gobernantes, partidos políticos oficialistas, oposición, organizaciones cívicas, empresariales, profesionales y trabajadores, dejando a un lado las rivalidades, mezquindades y sectarismos, porque la seguridad ciudadana es un compromiso de todos.

Nuestros mejores hombres, mujeres y jóvenes conocedores del problema deben abordarlo sin más demora. A las autoridades corresponde asumir su rol con firmeza, sin titubeos y buscar los mecanismos adecuados para hacer la convocatoria, porque de lo contrario perdemos la batalla.
.

<>
Publicado el 9 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios