¡Panamá cumple 107 años!

La opinión de…

Ariadna Españó de Ponce

Qué mejor manera de celebrar el mes de noviembre que vistiéndonos de gala para honrar a nuestra patria. Que elegante sería si luciésemos prendedores alusivos a la cultura panameña, así como lo hacemos en el mes de octubre para apoyar la Campaña de la Cinta Rosada y de la Celeste.

Qué bueno sería si todos los hogares panameños decorásemos con la tricolor nuestros balcones, puertas y portones para festejar el cumpleaños de nuestro país. Nunca olvido cuando cumplimos 100 años, era como un concurso de quién decoraba con más patriotismo la fachada de los establecimientos tanto en la empresa privada como en las instituciones gubernamentales.

Debiésemos imitar a los estudiantes que decoran los murales y las aulas de los centros educativos con orgullo, desplegando la creatividad para decirle a Panamá “feliz cumpleaños”. Además, se le dice felicidades a Panamá cuando formamos grupos folclóricos en los colegios y los estudiantes aprenden a amar nuestras costumbres reflejadas en la música, el baile, el arte, la literatura y la poesía panameña.

Se manifiesta el regocijo cuando las delegaciones estudiantiles se preparan para los desfiles patrios como una demostración de civismo, al representar el centro escolar que los forma. Los batallones de armas, las banderas, las batuteras y las bandas musicales, así como los conjuntos típicos, muestran el júbilo de ser panameños.

A Panamá la conforman una variedad de culturas, por ende la diversidad de las manifestaciones de tributo y honor a la patria.

Por ejemplo, cuando representamos a nuestro país en el extranjero, ¡Qué gran emoción y admiración! Cuando se apreció en el Aeropuerto de Tocumen a la delegación de estudiantes de séptimo grado del Colegio Brader, caminando en fila hacia la terminal que los llevaría a la Nasa en EU, llevando en alto la bandera tricolor, esa bandera panameña que tanto queremos. Con carácter internacional la delegación de estudiantes trabajó y se esforzó para aprovechar la ocasión de obtener conocimientos científicos en la Nasa y llenar de orgullo a nuestro suelo panameño.

En adición, el Colegio Brader, en conmemoración de sus 20 años de aniversario, obtuvo por primera vez la aprobación de visitar el Laboratorio CERN (reconocida institución científica nuclear), el más importante del mundo ubicado en Ginebra, Suiza.

La delegación de estudiantes de media académica del Colegio Brader llevará en alto el nombre de su patria, tan pequeña, pero tan grande en potencialidades para el futuro.

Panamá, “feliz cumpleaños”, qué honor el ser panameños y panameñas y que tanto nacional como internacionalmente lograremos el objetivo de que “juntos haremos un mejor Panamá”.

*

<> Este artículo se publicó el 4  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios