Sergio Gálvez, más que clientelismo político, un ejemplo de político

**

La opinión del Abogado…

Aurelio Guzmán Muñoz

Para quienes conocemos las raíces, la trayectoria estudiantil y política del Diputado y Representante del Corregimiento del Chorrillo, Sergio Gálvez, no suele resultarnos difícil comprender su sensibilidad social y su vocación de servicio a los más necesitados, producto precisamente del dolor y el clamor de los que menos tienen en sectores sociales del entorno en que muchos de nosotros crecimos. El principal ejemplo que recibió fue precisamente en el Instituto Nacional de Panamá, fuente inagotable del saber y templo sagrado de múltiples luchas nacionalistas en medio precisamente de un barrio popular de nuestra urbe capitalina como lo es el barrio de Santa Ana.

Sin el ánimo de enaltecer la figura del hoy Diputado y Representante, debo sumarme a las voces que defienden y destacan las características de un ejemplo de político, en contraposición a quienes científicamente tratan de empañar su figura bajo el prisma de un clientelismo político, y hasta me atrevo a decir faltándole el respeto a la dignidad e inteligencia de un electorado que convencido de quien lo representa, acude a las urnas a reelegirlo las veces que sea necesario.   Ello no puede resultar cuestionable en nuestra democracia moderna, ni tampoco que lo hayan elegido Diputado solo para crear leyes, el ejercicio electoral y el mandato otorgado por el electorado de su circuito debe ser valorado en su justa dimensión y sin egoísmo, tomando en consideración las necesidades de su sector.

Creo firmemente que otras voces de la sociedad y el electorado en general están precisamente hartos de los políticos que aparecen cada cinco años prometiendo lo que no pueden cumplir, y echando mano de cuantas necesidades encuentran a su paso en cada esquina de sus respectivas circunscripciones, solo en campaña electoral y luego que alcanzan el triunfo en las elecciones se olvidan de todas sus promesas de campaña.

El ejemplo de político que representa el Diputado y Representante Sergio Gálvez, debe servir a toda una nueva generación de políticos que busca encontrar una respuesta al fenómeno social que representa su reelección a cada cargo de elección popular que se presenta como candidato, en medio de un sociedad moderna que día a día busca su perfeccionamiento en todos sus ámbitos incluyendo la preparación académica y profesional de su clase política.   Esto en mi opinión solo se podrá comprender con un toque de sensibilidad humana, vocación de servicio y desprendimiento personal.

*
<>Artículo publicado el  23  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios