DESASTRES -¿Estamos preparados?

DESASTRES -¿Estamos preparados?
.
José Iván Rodríguez E. – Lic. en Seguridad y Salud Ocupacional
.

Cuando la Madre Naturaleza nos despierta a la mitad de la madrugada, nos recuerda los vulnerables que somos ante su inmensidad y fuerza. El pánico se apodera de todos y cada uno hace lo que considera correcto para la emergencia sin distinguir entre sismo, huracán, tornado, inundación o fuego; lo único que hacemos es correr.

Lo interesante de esto es que las instituciones de emergencia a nivel mundial, llámese Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, defensa o protección civil y hasta la chica del tiempo de TVN nos recuerda todos los días “Haga su plan de emergencia familiar”… pero claro, como seguimos viviendo de la fábula del bosque “En Panamá no pasa nada” no hacemos prevención y culpamos al gobierno cuando no sabemos por dónde tomar para salvar nuestra vida.

Hagamos un escenario sencillo, el sismo reciente fue de 6.3 grados en la escala Richter, frente a las costas de Colón y, aproximadamente, 40 km de profundidad; no causó daños mayores por ello. Ahora bien, supongamos que ocurra el mismo sismo a 10 km de profundidad, las consecuencias podrían ser devastadoras para Panamá y Colón, la ciudad se quedaría sin electricidad, las tuberías de agua colapsarían interrumpiendo el vital líquido en varios lugares, los edificios y las estructuras sufrirían graves daños…; el caos sería total.

Con un desastre así las instituciones de respuesta a emergencia deben dirigir sus esfuerzos en hospitales, asilos, controlar incendios y el manejo masivo de víctimas. Por ello, usted no debe suponer que la ayuda llegará pronto a su comunidad y menos a su casa. Esa es la razón por la cual se recomienda tener un plan familiar de emergencia. Usted y su familia deben tener lo necesario para reaccionar y sobrevivir, al menos, 72 horas hasta la llegada de la ayuda en eventos graves.

El plan de emergencia es muy sencillo y no le tomara más de cinco minutos comunicarlo a la familia, hay puntos importantes que debe cubrir, entre ellos está un lugar cercano a la vivienda en donde reunirse en caso de evacuación. Este debe reunir ciertas condiciones de seguridad básica como evitar estar bajo tendido eléctrico o edificios altos (recuerden el episodio del 11 de septiembre en el World Trade Center, EE.UU.); debemos verificar la ruta de evacuación más segura, todos deben conocer un lugar alterno para reunirse en caso de ser imposible llegar a casa.

Se recomienda tener almacenado: agua, alimentos, mantas, linternas, radio de baterías, medicamentos, alimento para mascotas, copia de documentos importantes, dinero en efectivo, entre otros. Lo importante es que todos en la residencia sepan qué hacer, asignar las responsabilidades de cada uno, aprender a desconectar los servicios básicos y a utilizar extintores de incendios, saber ubicar uno en casa.

Ponga en práctica su plan dos veces al año, recuerde incluir sus mascotas; comparte información con tu comunidad y coordina con los vecinos la mejor forma de ayudarse entre todos. Siga las recomendaciones de las autoridades para el antes, durante y después de cada emergencia.

La prevención es la mejor herramienta. Hay que estar preparados en todo momento. En Panamá “Sí” ocurren desastres. La suerte nos ha acompañado, pero el clima está cambiando y no sabemos qué nos deparara el futuro.

<>

Publicado el 7  de julio de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Anuncios