Principios vs Estatuto

La opinión del Delegado, Director Nacional y Primer Sub Secretario de Relaciones Internacionales del PRD….

JULIO  PALACIOS  SAMBRANO
jeps1965@yahoo.com

Nuestro glorioso partido fue ideado para ser una auténtica representación de los diversos sectores que componen la sociedad panameña y se basa en plataforma ideológica, en principios y en programas.

Es por eso que nuestros Documentos Fundamentales tienen tres aspectos, en un orden específico de importancia: Nuestra Declaración de Principios, Nuestro Programa y el Estatuto. No puede ni debe verse de otra manera, y con relación a este último, fueron evidentes las deficiencias, lagunas y aspectos que urgen cambiar y, por eso, nos dimos a la tarea de organizar una Comisión que estudiara esta problemática, y luego de muchas acciones y consultas que aun continúan, muy pronto el Partido tendrá un estatuto que supla las deficiencias e inconsistencias del presente. Si nuestro partido en su Declaración de Principios, fundamentalmente nos indica que somos y nos denominamos como democráticos, y que lucharemos para que el poder público siempre sea expresión genuina de la voluntad de las mayorías, que la política y acciones del partido deben provenir de la consulta y el debate en sus organismos de bases y frentes sociales, así como reflejar y expresar la voluntad de su membresía. Entonces pasemos a descifrar el estatuto y vemos como se desarrolla el Congreso y sus facultades, así como también a los Delegados y sus facultades, entendiendo con claridad que es la máxima autoridad del partido, tanto a nivel Nacional, como a nivel de Área de Organización.

También sabemos que existe en el Derecho lo que se conoce como jurisprudencia, y por ende, entendemos que cuando se tenga que fallar, basado en interpretaciones, siempre el fallo es basado, en el beneficio de las mayorías, y más aun cuando se trata de temas que incorporan conceptos como política y democracia. También encontramos en el Derecho, algunos principios administrativos básicos, como el que nombra, es el que destituye, y eso no tiene que estar escrito para considerarlo claro.

Dicho todo esto, ¿cómo se puede pasar por alto que el deseo de las mayorías de los Delegados del PRD en Coclé, reunidos en Congreso de Área, en donde solicitan el llamado a proceso electoral, para renovar las figuras que dirigen el Partido en la provincia, no se les toma con seriedad?, y lo que es peor, se les cuestiona su condición de ser la auténtica representación de nuestras bases y por ende la máxima autoridad, y que para colmo, son los Delegados los que en este tipo de Congresos eligen al presidente y vicepresidente del área de Organización.

No puede ni jamás debe imperar la autocracia en nuestro partido, porque si Omar Torrijos hubiera querido que este partido se llamara Partido Revolucionario Autocrático, entonces yo no escribiría esto. Pero Omar nos hizo Revolucionarios y Democráticos, Omar hizo un partido donde nuestro ideario estuviera basado siempre en el clamor de las mayorías.

La mayoría de los Delegados le solicitaron a nuestra Dirección Política que resolviera esto, y mandataron a través de resolución. Sería un mal ejemplo de democracia, un mal ejemplo de determinación política y un mal ejemplo de hacer valer la declaración de principios, pero aun peor, un mal ejemplo al escudarse tras un estatuto que todos reconocen sus problemas, y todo esto para ignorar el clamor de las mayorías y cuartar la democracia en nuestro partido.

*

<> Este artículo se publicó el 9 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

¿Pensaste que no te tocaría a ti?

La opinión del Ex Presidente del Parlacen y Primer Sub Secretario de Relaciones Internacionales del PRD….


JULIO PALACIOS SAMBRANO
jeps1965@yahoo.com

Hoy son los periodistas, ayer fueron los trabajadores, mucho antes fue el Parlamento Centroamericano y otras violaciones graves al derecho internacional, y la ciudadanía no se da cuenta de que día a día se está retrocediendo en materia de honrar los acuerdos, pactos y tratados internacionales y de derechos humanos.

Uno a uno se ha ido violentando la condición de nuestro país como Estado serio, entre las naciones del mundo.    Pero como no se afectaba a unos ni a otros, hemos ido dejando pasar las cosas, pensando que no se iba a afectar nuestros intereses particulares.

Hoy, vemos a los periodistas y algunos medios, sufrir el flagelo del autoritarismo pleno, que ni siquiera en tiempos de la dictadura militar se había atrevido hacer en este país; hoy, se abusa, encarcela y trastorna la vida de dos ilustres periodistas, a quienes abiertamente se le han violado sus derechos fundamentales y la libertad de expresión y libre prensa en nuestro país.

Cuando vimos cómo se destituía a funcionarios bajo coacción y amenazas; cuando veíamos cómo se perseguía y encarcelaba a dirigentes políticos de alto perfil; cuando se persigue a ilustres ex presidentes de nuestro país; cuando vemos que se promueve el transfuguismo político, a través de dádivas gubernamentales; cuando vemos cómo se atenta contra el subsidio electoral, con lo que se retorna a la época en donde los partidos políticos eran haciendas personales de la oligarquía y la burguesía de nuestro país; cuando vemos perder las conquistas laborales sin reparo de ningún tipo, matando y encegueciendo parcial o totalmente a los manifestantes; cuando vemos cómo no se toma en cuenta al medio ambiente, siendo este uno de los temas de más beligerancia en el mundo entero en estos tiempos; cuando se atenta contra la integración centroamericana, con la eliminación de nuestro país del más importante órgano del Sistema de Integración Centroamericana, como lo es el Parlamento Centroamericano ¿a dónde creen ustedes, estimado conciudadanos, que vamos a ir a parar, hasta dónde creen ustedes que esta gestión gubernamental está dispuesta a llegar para consolidar esta autocracia, que da visos ya de una dictadura civil, pero de la peor calaña?

Este no es el Panamá que aspirábamos a ver, el retroceso es casi de 50 años de avances sociales, económicos, políticos, electorales y de consolidación de nuestra democracia; y a este gobierno solo le ha tomado año y medio tirar todo por la borda y ante los ojos de todos nosotros, que vamos a ser cómplices silentes y por omisión de esta barbarie que día a día carcome los cimientos de nuestra nación.

Me solidarizo con los compañeros periodistas que hoy son parte de la lista de víctimas de este gobierno autoritario y dictatorial, me hago eco de la injusticia que recae en ustedes, y ojalá el resto de los ciudadanos de nuestro país, sobre todo de aquellos que le dieron el voto a este gobierno, para que recapaciten y se manifiesten, haciéndoles entender que dirigen a un pueblo noble, que respeta sus leyes y nuestra Constitución Política; así como nuestros acuerdos, convenios y tratados internacionales.

*

<> Este artículo se publicó el 14 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Retos de la integración regional

La opinión del Ex Presidente del Parlacen y Primer Sub Secretario de Relaciones Internacionales del PRD….

.

JULIO E. PALACIOS SAMBRANO  .

Después de participar en la XIX Conferencia Centroamericana y del Caribe de Partidos Políticos, realizada en ciudad del San Salvador la semana pasada, puedo rescatar los siguientes aspectos para la consideración de nuestros ciudadanos y gobernantes.

En primer lugar, que el proceso de integración centroamericana es el camino para el desarrollo de nuestros países, porque somos pequeños estados, débiles y enfermizos, tan frágiles que colapsamos con el primer fuerte aguacero; somos estados que quedamos descuadernados con la baja del precio de sus productos en los mercados internacionales, como el del banano, el café, entre otros.

Cuando las crisis internacionales y el crimen organizado internacional, nos trastocan toda nuestra sociedad, es cuando no de bemos ver la integración como la acción de ceder nuestra soberanía o la repartición o pérdida del poder o el compartir el poder entre los estados vecinos; sino por el contrario, ver la integración como el camino para el progreso y desarrollo de nuestros países.

Las actuales autoridades no han comprendido lo vital y valioso que es el proceso de integración política para nuestro país, porque este gobierno cree que solo integrándonos económica y comercialmente es suficiente, obviando la integración política, lo cual es el más grande de los errores, pues, cualquier otro carácter que se le pretenda dar no se puede concretar sin el claro entendimiento de que se debe pasar por la integración política.

Nuestra integración aún no se percibe y cada día se pone en riesgos todo lo que se ha avanzado; porque los problemas regionales que más nos agobian son, la escuálida democracia, la pobreza y el crimen organizado, como las más importantes, están a la orden del día. Cuando el Derecho se rompe pasamos a una anarquía total; cuando no entendemos que las instituciones son más importantes que los hombres, cuando lo que se pacta o acuerda internacionalmente no se cumple, pasamos a un estado de desprestigio y a la puerta de un estado dictatorial.

‘O aprendemos a vivir juntos y con reglas claras, o perecemos como idiotas’, Martin Luther King.

En esta conferencia se declaró respaldar las denuncias que presentamos contra los Derechos Humanos que suceden en Panamá, sobre las persecuciones en contra de ex funcionarios y servidores públicos (Ex presidentes de la República, ex ministros de Estado de la administración anterior, diputados, alcaldes y representantes de corregimientos); así como nuestro contundente rechazo a las pretensiones de este gobierno de excluir a Panamá y a los panameños del más importante organismo de la integración regional, como lo es el Parlamento Centroamericano, por considerar que dicha acción, además de arbitraria, constituye una flagrante violación al ordenamiento jurídico internacional, regional y nacional.

El PRD, el cual me honré en representar, dejó en claro, ante más de 50 partidos políticos de la Región Centroamericana y el Caribe, su compromiso con el proceso de Integración Centroamericana y con sus instituciones fundamentales.

*

<>Artículo publicado el  3  de septiembre  de 2010 en el en el diario  La Estrella de Panamá a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Inconsciente colectivo

La opinión de….

JULIO  PALACIOS  S.

La actitud de algunos diputados de la Asamblea Nacional es imperdonable, reprochable y sobre todo vergonzosa, no solo para ellos mismos, sino para la institución legislativa y para toda la clase política nacional.   Si bien es cierto el transfuguismo no es un hecho nuevo, creo que el precedente que se está creando quedará marcado en la historia política de la nación.

Como un militante permanente del PRD, analizo y llego a la lamentable conclusión que esos malos diputados inconsecuentes con la membresía que los eligió en elecciones internas, no tienen en sí mismos la culpa, porque ellos son lo que siempre han sido; si tuviera que encontrar responsabilidad tendría que mirar a las áreas de organización que erraron en la evaluación, en la escogencia, quizás por el hastío de figuras tradicionales o por el cuento que proclamaban cambios y, por supuesto, sin entender que no todos los cambio son buenos.

Es por eso que nuestra membresía y la ciudadanía en general debe entender que el PRD es un organismo que Omar Torrijos Herrera creó como un método, como una práctica política permanente para gobernar con el pueblo y para el pueblo, y que nuestra visión es lograr la construcción constante de una patria libre y soberana, en una sociedad justa y próspera en toda su dimensión.

Esos malos políticos, oportunistas y traidores, nunca entendieron nuestra visión revolucionaria, solidaria, democrática por supuesto, humanista, nacionalista e internacionalista. Solo llegaron a infiltrarse en nuestra estructura para resolverse personalmente.

Lo que ellos no han previsto es que el tiempo pasa rápido y la gente no olvida, que nuestra membresía se prepara y nuestro proceso revolucionario no ha terminado; que nuestro partido es permanente y que los buenos patriotas estamos fiscalizando los acontecimientos y nos preparamos junto a nuestra dirigencia a combatir todas y cada una de las atrocidades que se gestan en esa tan cuestionada Asamblea Nacional.

Como ex coordinador general de la Comisión de Reformas al Estatuto de nuestro partido y como secretario actual de la Comisión de Corrección y Estilo de la Reforma de nuestro Estatuto, y junto el CEN, les damos garantía de que estamos creando las pautas necesarias para que estos sucesos no se vuelvan a repetir, para que se refuerce nuestra militancia, para ofertarle a nuestra membresía y, sobre todo, al país, los mejores cuadros políticos de nuestras filas para el próximo torneo electoral.

Es urgente y necesario devolverle la esperanza a la gente, levantar la imagen política a la nación y cantarle a la patria de nuevo.

<>

Este artículo fue publicado el  12 de julio de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor o autora, todo el crédito que les corresponde.

El costo del fracaso (Cumbre del SICA)

La opinión del Ex Presidente del PARLACEN y primer sub secretario de Relaciones Internacionales  del PRD…


JULIO PALACIOS SAMBRANO

Sería interesante que el pueblo panameño conociera el costo de la cumbre de jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), realizada en nuestro país, que se rinda cuenta de los gastos de dicho evento, el cual no medió ningún reparo en brindar a todo lo alto, sobre todo cuando a mi parecer fue un fracaso total, porque no logró ninguno de sus objetivos fundamentales, ni siquiera los que pretendía el presidente Ricardo Martinelli, al querer forzar la reconciliación de Honduras con el concierto de las naciones centroamericanas, cuando en ese país aún priva la intolerancia, el abuso de autoridad y lo que es peor, siguen en plena libertad los gestores de un golpe de Estado feroz y rodeado de crímenes de lesa humanidad.

Tampoco se aprovechó tan importante evento para fortalecer el propio Sistema de Integración de Centroamérica, por el contrario, se arremetió contra la más importante institución del SICA que es el Parlamento Centroamericano (Parlacen), incluso quedando nuestro país como unos anti integracionistas, y dejando a nuestros ciudadanos ante los ojos de los otros jefes de Estado como unos mala pagas, que no queremos por capricho pagar lo que se adeuda a esa institución.

Otro aspecto a destacar fue ausencia del más importante y antiguo gestor de lo que es hoy el SICA, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el cual es el decano de todos los presidentes de la Región, gestor y cofundador del Sistema de Integración, y firmante de los acuerdos de paz de Esquipulas I y II, los cuales fueron la base que sustenta la pacificación de la Región y que creó el Parlamento Centroamericano como la institución más importante del SICA; al igual que el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, que con su ausencia dejó manifiesta su clara inconformidad y un sinsabor en dicha cumbre, lo cual demuestra la falta de convocatoria que tiene nuestro presidente y nuestra Cancillería, que persistió en la cumbre aun a sabiendas de que los acuerdos de la misma solo se toman por consenso y la ausencia de uno solo de los jefes de Estado imposibilita la toma de decisiones.

Sin contar que otros jefes de Estado que sí participaron se manifestaron en contra de la postura de Panamá en muchos de los temas.

Este gobierno, que en el pasado era duro crítico de los gastos innecesarios, hoy realiza ostentosos eventos sin ningún beneficio para el pueblo panameño y mucho menos para la región centroamericana, ni siquiera considero fue de beneficio para los hondureños, que con nuestros recursos se les dedicó este evento para consolidar la ignominia que en ese hermano pueblo se realizó contra el presidente constitucional José Manuel Zelaya.

He participado de manera activa en la organización de este tipo de eventos y he sido también partícipe de muchas de estas cumbres y estoy convencido de que esta ha sido la cumbre del SICA más costosa e improductiva que se haya conocido; donde el único objetivo ha sido el desmembramiento del Sistema de Integración, al atentar contra sus instituciones fundamentales.

Ojalá en el futuro se pueda enrumbar de forma debida la política exterior de nuestro país, y estas ‘autoridades’ dejen de comportarse como verdaderos neófitos en el desarrollo de la relaciones internacionales.

<>

Artículo publicado el x de julio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Control a la delincuencia en Panamá

La opinión de…

JULIO PALACIOS  S.

La seguridad es un tema ‘Emergente’ y, ante los últimos acontecimientos, un tema urgente, del cual participa una serie de disciplinas científicas. En Panamá, desde principios del pasado siglo, se produce una explosión urbana que destruye antiguas y tradicionales formas de asentamiento, dándose el dilema que se vive entre el desarrollo y la pobreza, entre la modernidad y la tradición, es cuando nos ha ganado terreno la inseguridad.

La distracción en el debate, no previó que bajo la implementación de determinados modelos de desarrollo, se estaba conformando un cuadro de desequilibrio social con altas tasas de cesantía, marginación, drogadicción y caos general. La violencia en Panamá ahora tiene distintas expresiones, que generan diversos grados de inseguridad, y una multifactorialidad de elementos que explicarían su origen y desarrollo, en lo socioeconómico, cultural, medioambiental, psicosocial, etcétera. En términos amplios la violencia la podemos conceptuar como ‘la imposición interhumana de un grado significativo de dolor y sufrimientos evitables’. No debemos dejar de considerar que la violencia es un fenómeno histórico, relacionado estrechamente a condiciones sociales particulares como: el desempleo, la pobreza, la desigualdad, el autoritarismo y, en algunos casos, las guerras.

La violencia delictual es la principal preocupación en la ciudadanía, la cual está en aumento y esto lo reconocen todos los sectores, esta modalidad genera un daño físico, pecuniario y un sentimiento de inseguridad en la población al verse expuesta en cualquier momento a un acto de violencia. La filosofía que me inspira es aportar con mi experiencia y conocimiento como especialista en investigación criminal, inteligencia y seguridad del Estado, en la erradicación de la violencia, la cual consta de aspectos fundamentales: Que las Instituciones de seguridad hagan cumplir las leyes, sin ignorar las pequeñas faltas, delitos o conductas antisociales, que deben ser corregidos y combatidos apenas se manifiesten, para que no se conviertan en grandes delitos. Las conductas permisivas, que hoy manifiestan las autoridades civiles y policiales, ayudan a crear una sensación de desorden, impunidad e inoperancia de las leyes, esto puede incentivar a otros a cometer delitos mayores. Existe un crecimiento cada vez más violento de la delincuencia, mas no estamos en disposición de permitir abusos o excesos en caso de que las autoridades pierdan la tolerancia y empiecen a limitar las libertades individuales de las minorías o grupos marginados, con brutalidad policial.

Otro aspecto es lograr un mejor control en la utilización de las armas de fuego que entran legal e ilegalmente al país, las usadas por las empresas de seguridad, comerciantes y ciudadanos en general, sin el debido adiestramiento, salvo un permiso otorgado por la D.I.J., institución regente, con grandes limitaciones, donde no han podido optimizar sus Gabinetes Balísticos. Es también conocido que son los principales proveedores de armas para la delincuencia.

Esto es resultado, en parte, de la invasión militar, que desmanteló las Fuerzas Policiales, produciendo un gran caos colectivo, incentivando a la delincuencia a deambular sin control; lo que motivó a la ciudadanía a buscar protección. Ahí nace un mercado negro de armas, todo el que pudo se agenció de una o buscó protección de quienes las portaban; acrecentando el negocio de la seguridad privada y la posterior armamentización de civiles. Hoy, debemos cambiar la estrategia y la política para el control y erradicación de la violencia, especialmente la temida violencia delincuencial; iniciando una batalla sin cuartel, pero no atacando la ‘violencia con más violencia’, o convirtiendo las calles en zonas de combate.

Debemos hacer un decisivo esfuerzo para controlar o eliminar todo el armamento civil y militar de las calles, toda posesión de armas de fuego, legal o ilegal. Tomar la irremediable y necesaria determinación de considerar la creciente ola de criminalidad como un asunto de Estado y proponer mediante ley el decomiso de las armas registradas en la D.I.J., instituciones del Estado no especializadas, empresas de seguridad privada, comercios, particulares, etc. Siendo solo las instituciones del Estado, involucradas directamente con la seguridad, las únicas autorizadas para portar armas de fuego, con la respectiva indemnización a empresas privadas y particulares.

<>

Artículo publicado el 12 de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.