Correctivos urgentes a la educación

.

Correctivos urgentes a la educación

.

REYNALDO NÚÑEZ MONTOTO – Periodista

.
Las administraciones, desde el 2004 hasta el 2008, han destinado recursos por B/. 8,963.1 millones al sector educativo. Sin embargo, los problemas que hacen crisis en ese sector, no solo persisten, sino que se agravan, lo que indica que hace falta buena fe, iniciativa y espíritu de colaboración entre la dirigencia de esa cartera, los educadores, los padres de familia y la comunidad, para superar la debacle en que está sumida.

Parte del problema radica en el deficiente programa enseñanza-aprendizaje, que no descalifica a educadores académicamente mal formados, lo que propicia estudiantes con muchas deficiencias. Ello explica las enormes dificultades de muchos estudiantes que viajan al exterior a concluir estudios superiores.

.
Corresponde poner el dedo en la llaga para evitar más estigmas en la educación.

En lo administrativo, se impone revisar en manos de quién están las Coordinaciones Regionales, las supervisiones y las direcciones de los colegios. Hace mucho tiempo se viene aplicando el Decreto 257, que permite que educadores ocupen interinamente la dirección de un colegio, aunque no cumplan con los requisitos del cargo. Esta práctica le ahorra mucho dinero al MEDUCA, porque no paga el salario que corresponde a un director, pero también priva a muchos planteles de una dirección efectiva y comprometida con la administración de la escuela.

.
Por otro lado, el director encargado surge de un consenso entre los mismos maestros, que luego es avalado por la Coordinación Regional, lo que afecta la toma de decisiones, la aplicación efectiva de medidas disciplinarias y la implementación de nuevas acciones a nivel colegial, debido a que surgen los compromisos de cancelar deudas de gratitud. Un director sin autoridad, entorpece la buena marcha escolar.

A lo anterior se suma la visita periódica, sorpresiva, pero sistemática de supervisores idóneos, el incumplimiento con la entrega de planes de trabajo diarios o semanales, la supervisión con acta que registra lo que realmente hace el educador en su horario de trabajo y se confirma con los estudiantes el grado de aprovechamiento de los mismos. El FECE ha venido trasegando recursos cuantiosos a cada colegio, por lo que no se explica que muchos de ellos se encuentran en estado deplorable.

.
Someter a concurso todas las direcciones donde se esté aplicando el Decreto 257, exigir a los Coordinadores Regionales el cumplimiento efectivo de sus funciones, evaluar académicamente al personal docente en todo el país y exigirle que cumpla con sus horarios de trabajo, y emplazar a los clubes de padres de familia, orientándolos hacia su rol, son medidas inmediatas y sencillas que pueden adoptarse para que la educación comience a encaminarse por mejores derroteros. De lo contario, el dinero que se invierta y todo esfuerzo que se haga en esa dirección, serán en vano.

.

<>

Publicado el 1 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios