Servicio “debido”= usuarios satisfechos

La opinión de la residente en San Miguelito…..

.

MARICARMEN  M.  DE  DÍAZ

Hace un tiempo, molesta, más bien, molestísima, por el mal servicio, decidí que si no me atendían como era debido, no tenía por qué pagar.  Mi definición de atenderme como “es debido” es: si pago $7.50 mensuales para que recojan la basura, espero que eso sea exactamente lo que hagan, y que no me vea en la necesidad de dar “salves” porque pongo —bien ordenaditos, aclaro— un mueble viejo y unas ramas junto a la canasta de la basura dentro de la cual pongo —otra vez, muy ordenadita— la basura —papeles, cajetas, botellas, etc.— en bolsas negras cerradas y sin exceso de contenido, para que no se rompan cuando las levantan.

Sin embargo, tras discutir con mi esposo por el tema, me convenció de pagar, para tener derecho, entre otras cosas, a reclamar, así que.. fui a pagar hoy (ayer) —ya había hecho abonos en noviembre y diciembre, pues, no soy tan rebelde en realidad, sé que tengo que pagar y en realidad soy muy responsable con mis compromisos—, ¿pero qué sucede?, ah!

Me dice la joven, medio falta de manejo con los clientes, por cierto: “ Pero, usted no tiene arreglo de pago ”; “ Joven ”, le dije, “ estoy pagando hace dos meses voluntariamente más de lo que ustedes me exigen en un arreglo de pago, mes corriente más un buen abono al saldo ”; “ Pero es que si no hace el arreglo de pago la van a meter en.. (no recuerdo el término legal)”; “ ¿Pero.. cómo me van a meter en “eso”, si yo estoy pagando? ”. “ Aunque realmente en este momento no le puedo hacer el arreglo de pago, porque no tengo impresora , pero le puedo aceptar el abono ”; “ ¿Y cuándo tendrá impresora? ”; “ Eso no es decisión mía ”. “ Tengo una queja ”, “ le doy el número.. ”, mismo al que ya he llamado antes.. y nada.

Molesta, pero con el pago efectuado, me retiré pensando en que nada cambiará, pague o no.   Hago constar, muchos residentes no pagan precisamente porque están insatisfechos con el servicio, no por malapagas, pero nadie nos defiende, raro, ¿no?

<>

Publicado el 29 de enero en el diario  La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios