La evolución de la educación en Panamá y el medio ambiente

La opinión del Profesor…

Ernesto Quintero 

Para 1904, se da el inicio de la nueva república y, por ende, se trabaja para crear las primeras leyes relacionadas con la educación. Se crea entonces, la ley 11, con el que se fundamenta el sistema educativo panameño. En esa ley, se enfatiza el carácter obligatorio y gratuito de la instrucción pública. Y se divide la educación secundaria en cuatro etapas, que incluye profesional e industrial.

Pasados muchos años, se crea el Instituto Nacional, que constituye un centro educativo de mucho significado e importancia ya que allí se forman los grandes personajes intelectuales y políticos que luego de egresar del Instituto han logrado brindar su aporte al desarrollo del país.

Con el transcurrir de los años, cada gobierno contribuyó con el mejoramiento del sistema educativo, al implementar varias disposiciones legales a fin de ir ampliando el campo de estudios a través de la creación de nuevas escuelas primarias públicas y privadas mediante reglamentos supervisados por la Secretaría de Instrucción Pública de esa época.

Hoy día vemos los frutos de esta labor ardua de los primeros pioneros de la Educación Nacional como por ejemplo Octavio Méndez Pereira, Moisés Chong y José Dolores Moscote entre otros, quienes contribuyeron al fortalecimiento de las bases del sistema educativo panameño, pues sirvieron como educadores y, desde luego, dieron su aporte para la formación académica y cultural de la juventud panameña.

El 7 de octubre de 1935 se crea una serie de disposiciones legales para ampliar el sistema educativo. Se establece la base legal para fundar la Universidad de Panamá que se ubicaría en sus inicios, en el Instituto Nacional.

¿Por qué debemos proteger el medio ambiente? Se entiende por el término medio ambiente al entorno que nos rodea y que afecta a todos los seres que allí conviven. Por ello, abarca el desarrollo biológico de los seres vivos y los elementos que lo integran como la energía solar, el agua, el aire y el suelo.

La atmósfera que cubre a la tierra, está conformada por una delgada capa de ozono, que constituye un filtro protector, que ayuda a que la radiación ultravioleta proveniente del sol, no nos afecte.

Uno de los recursos de vital importancia es la luz solar, que ayuda al proceso de formación de los carbohidratos en el desarrollo de la fotosíntesis de las plantas que, además, necesitan del agua y del dióxido de carbono, necesarios para su crecimiento.

La contaminación del medio ambiente con sustancias tóxicas también constituye un factor de riesgo para la salud humana. Estos productos químicos producen concentraciones y efectos secundarios en el suelo, en el agua, en el aire y en las cosechas, lo que ha dado como resultado defectos congénitos en los seres humanos y muertes de animales y peces.

Por ello, debemos tener conciencia de que, al contaminar el medio ambiente, estamos poniendo en peligro nuestro futuro como especie humana. Todavía estamos a tiempo de evitar el colapso del sistema ecológico de nuestra tierra.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Agricultura Orgánica

.

La opinión del profesor…..

.

Ernesto Quintero

En los últimos años, hemos notado que en la República de Panamá, poco a poco se está educando al pueblo para que implemente a gran escala la agricultura orgánica. Los elementos químicos que se utilizan en otros países, han causado efectos secundarios y repercusión negativa en la salud de las personas.

Es importante destacar que los individuos que integran en diversas sociedades deben de aprender a manejar los suelos, los abonos naturales, las semillas apropiadas y así también sepan controlar las plagas y las enfermedades mediante la aplicación correcta de los insecticidas y los fungicidas naturales. Además, se ha comprobado que estas mismas sustancias afectan al organismo humano.

De acuerdo con los estudios realizados, la agricultura orgánica ha tenido mucho éxito en países como Estados Unidos, produciendo alimentos nutritivos para el bienestar de la comunidad.  Por ello es menester que los agricultores reciban orientación adecuada sobre esta temática para lograr mejores resultados.

<>

Publicado el 6 de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Teatro

.
La opinión del Profesor….
.

Ernesto Quintero

Podemos afirmar que el teatro es una expresión donde se desarrolla teatralidades. Está integrado por signos verbales, visuales, gestuales y auditivos que se presentan en variados espacios ante un sinnúmero de personas.

El teatro es como un lugar para contemplar el arte cuyo término en griego, significa lugar para ver.

Asimismo, tiene mucha relación con la actuación donde se incluye espectáculos, música, discursos y sonidos.

Por otro lado, conceptuamos que en Iberoamérica, el teatro empezará la búsqueda de una dramaturgia propia, con rasgos distintivos en cada país; en este sentido, destaca la experiencia llevada a cabo por el Colombiano Enrique Buenaventura.

En el teatro latinoamericano sobresalen Egor Wolf, Jorge Díaz, Vicente Leñero, Rodolfo Usigli, entre otros, que realizaron aporte intelectual para enriquecer la vida cultural y social del pueblo, de nuestro continente.

En nuestro país, creemos que todavía no existe un teatro netamente panameño, porque está en proceso de inicio, pues falta mucho para que alcance su perfeccionamiento, sin embargo, ha habido algunas representaciones de ciertos espectáculos que son considerados propios de una esencia a través de los años.

Por ello es indispensable incluir el teatro en los programas de estudio a nivel secundario como una asignatura, ya que los jóvenes son capaces de desarrollar sus destrezas y el talento para que en Panamá haya en un futuro cercano artistas de alto perfil, a fin de levantar nuestra cultura teatral a nivel internacional.

<>

Publicado en 30 de diciembre de 2009 en el diario El Panamá America, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.