Qué es la carrera administrativa?

¿Qué es la Carrera Administrativa?

ALEJANDRO PÉREZ*

La selección correcta de los servidores del Estado, por su especialización, su consagración y en atención a sus derechos y deberes es lo que conocemos como Carrera administrativa. Se trata de un sistema de administración del recurso humano que permite la selección de miles de profesionales mediante la puesta en valor del mérito, la competencia, la ética y la eficiencia.

La Carrera Administrativa se fundamenta en dos ideas. La primera, es un sistema donde el funcionario público eficiente y con méritos, crece y permanece. La segunda, aún más importante: un funcionario público eficiente y que ha crecido en base a méritos, brindará un excelente servicio a todos los ciudadanos que atiende.

“Los funcionarios públicos están al servicio de la Nación y no al servicio de un partido o bando político” , dijo con mucho tino el excelso jurista José Dolores Moscote. Por ello no consideramos como justo el que algunos panameños, que por muchos años merecen respeto profesional en el servicio público, sean pisoteados cuando se les permite el ingreso a funcionarios mediante un mecanismo especial a la Carrera Administrativa.

Lo que ha sucedido, y esperemos que no suceda más, es que la administración anterior invirtió sus primeros dos años de mandato en destituir a una gran cantidad de funcionarios públicos, importándole poco que la inmensa mayoría de los servidores públicos tuvieran muchos años de servicio responsable y productivo al servicio del Estado, porque su único interés era nombrar en su lugar a los partidarios adeptos. Este comportamiento es natural para los políticos tradicionales que entienden la política como una oportunidad de servirse del gobierno, en lugar de servir al pueblo.

Pero el colmo se dio a finales del 2008 cuando el PRD, avizorando su derrota electoral, encontró la manera de favorecer a copartidarios y amistades incompetentes, realizando una reforma que pisotea el propósito real y el espíritu de la Ley de Carrera Administrativa.

Así se le coartó la posibilidad de ingreso a la Carrera Administrativa a un importante número de funcionarios públicos, con años de antigüedad, que fueron destituidos por el vaivén político.

De esta manera una ley buena y necesaria, que protegía a los servidores públicos, sobre todo a los buenos funcionarios, quedó ridiculizada cuando violaron la génesis de la ética y la moral al meter en la Carrera Administrativa a gente sin los méritos, mancillando la responsabilidad y la trayectoria de miles de panameños que realmente merecen estar dentro de un sistema que los respete como profesionales.

El servidor público ante todo es un ciudadano, y merece respeto a su persona y su profesión, porque realiza funciones que nos benefician o afectan a todos. Exigimos que el error se corrija y que podamos trabajar juntos, con una genuina igualdad de oportunidades para todos.

<>

Publicado el 17 de julio de 2009 en el diario la Estrella de Panama a quien damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios