Minería y Gobierno

*

La opinión del Periodista…

MELQUIADES   VALENCIA
melquiadesvalencia@yahoo.com.

La minería como cualquiera otra actividad económica debe regirse por normas legales claras que vayan en beneficio de la colectividad y no en detrimento de ella. Ese es el principio que creo es el meollo del asunto en esto de la explotación minera en Panamá. Tema que ha puesto sobre la mesa el gobierno de Ricardo Martilli y por la cual salen a rasgarse las vestiduras los sempiternos ambientalistas que se oponen a todo y no proponen nada.

No soy ducho en la materia, pero observo otras naciones, desarrolladas o no, que explotan sus recursos naturales que Dios les ha puesto en su suelo, sin destruir otros o afectar humanos.

No tengo nada en contra de los “ambientalistas”, que es una especie que se ha propagado por todas partes oponiéndose a todo, en muchos casos con justificada razón ante la gula insaciable de empresarios , que exprimen los recursos de países pobres y los dejan mas pobres que antes.

Es por ello que creo que el gobierno del Sr. Ricardo Martinelli, en atención a estas preocupaciones, ha iniciado un largo recorrido por los pasillos de la Asamblea de Diputados con un proyecto de ley nuevo, moderno y consultado y consensuado, para iniciar la explotación minera razonable, responsable y de cara al bienestar futuro del país.

El responsable de este renglón, el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Roberto Henríquez, manifestó que una minería “responsable”, utilizando la tecnología más avanzada a la mano y que atienda a las poblaciones, es beneficiosa para ese país. Henríquez dijo que las autoridades han estudiado las experiencias de otros países como Perú, Chile, Colombia, Brasil, Canadá, Francia Alemania, donde se ha podido comprobar que las actividades mineras son factibles.

El movimiento en tal dirección se dio en junio pasado, cuando el presidente Martinelli recibió al mandatario de Corea del Sur, Lee Myung-bak, como invitado especial durante la cumbre del SICA. Corea del Sur es el tercer mayor comprador de metales en el continente asiático y Panamá tiene reservas enormes de cobre que se pueden traducir en miles de millones de dólares para el desarrollo de la nación.

Los precios actuales del mercado sugieren que el cobre se mantendrá en un nivel elevado por los próximos años, y si los surcoreanos participan con el Estado panameño en la explotación minera de cobre, hablaríamos de miles de millones de dólares en movimiento.

Pero como siempre; en Panamá todo lo que pretenda hacer el gobierno será examinado con lupa y un poco de suspicacia; como decía el célebre filósofo británico Sir Francis Bacon “En materia de gobierno todo cambio es sospechoso, aunque sea para mejorar”. Ya veremos.

*
<>Artículo publicado el  30 de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/montes-gomez-rafael/
Anuncios

Inequidad política de la mujer

La opinión del Periodista….

MELQUIADES  VALENCIA
melquiadesvalencia@yahoo.com

¿Cómo le hacemos… cómo logramos elevar el número de mujeres en la Cosa Pública, que su presencia se logre a través de la participación política, pasando por el tamiz de las elecciones generales que se verifican cada cinco años?

Desde hace tiempo vengo escuchando las voces y susurros de que la mujer panameña está rezagada, que no tiene los mismos derechos del hombre, que no se le da participación, que es discriminada, que el maltrato masculino y los homicidios pasionales han aumentado y hace unas semanas atrás vi cómo el Tribunal Electoral se esfuerza en hacer docencia sobre el tema de la presencia política del género en el foro nacional.

A decir verdad, yo no creo que el papel de la mujer hoy, comparado con hace 10 o 20 años, es el mismo. Desde que el Dr. Arnulfo Arias Madrid le concedió el derecho al voto a la mujer mucha agua ha pasado debajo del puente de la historia y las mujeres han ido avanzando sin tapujos, tropezando eso sí, cargando con su naturaleza de género, que se encarga de reproducir la población, cuidar la prole y a la vez superarse personal y profesionalmente.

No veo bardas, obstáculos o prohibiciones insalvables para que la mujer panameña avance y se situé al lado del hombre en todos los campos. Es más; ya hemos tenido una mujer en el solio presidencial, presidentes de la Cámara de Diputados, presidente de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Electoral, ministras de Estado, sobresalen en la banca, negocios comercio, entre las más relevantes de las actividades.

Quizás lo que hace falta es realizar docencia, un trabajo ideológico y conceptual, con la finalidad de cambiar algunos prejuicios y discriminaciones que todavía haya contra la mujer en la política, en especial en ellas mismas.

Las mujeres panameñas han allanado el camino en todas las profesiones y áreas del conocimiento, desde las técnicas, docentes hasta las intelectuales. Incluso superaron el volumen de hombres en las universidades del país, y para ello no han necesitado un decreto o una ley.

A eso iba. Por allí está la corriente de que hay que hacer una ley para establecer una cuota obligatoria de postulaciones de mujeres en los partidos políticos, que garantice efectivamente la igualdad de oportunidades a mujeres y hombres en las elecciones y en el acceso a cargos de elección popular.

El argumento es que en Panamá solo el 9% de las mujeres es elegido en cargos de elección popular, mientras que la masculina está por el orden del 91%. El alto funcionario electoral dijo que existe inequidad en el acceso al poder entre ambos sexos, ubicando a la mujer en una situación de inferioridad y de desventaja política. Apocalíptica sentencia… por lo que la sociedad peligra… deduzco yo… a ver.

No creo que sea la solución. Usted puede ceder hasta el 60 u 80% de su espacio al género femenino, pero si ellas no hacen política, no se desarrollan en el sector, no militan, no se promueven, no serán elegidas. Y esto no se logra con decretos ni leyes, si no con la participación activa, como lo han hecho cientos de mujeres en el país y en el mundo. Y que no me digan que las mujeres en Panamá no mandan.

*

<> Este artículo se publicó el 23 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/valencia-melquiades/

El Parlamento ordena la casa

La opinión del Periodista…

MELQUIADES VALENCIA

Durante dos meses de administración del nuevo periodo de la Asamblea de Diputados se nota movilidad, gerencia, administración y la intención de desperezar este órgano del Estado anquilosado y atrofiado por las desviaciones de sus deberes originales, como foro de discusión de leyes y controversias del país.

Y no será fácil.   Los diputado añejos, que tienen las manijas de la administración de las comisiones y sobre todo varios periodos reelegidos, que se me antoja dañina, no dejarán fácilmente que la nueva administración les recorte lo que argumentan derechos inalienables y que les resten prebendas y sus ratos de solaz y esparcimiento.

La nueva administración anunció que los viajecitos al exterior pagados por el Estado serán recortados. Que pretende llevar la Asamblea al pueblo panameño, a través de giras de trabajo al interior del país. Que someterá los proyectos de ley a consideración de la población y que serán discutidos entre gobierno y oposición. O sea, reordenar el Parlamento y dirigirlos al servicio de la comunidades y el país. Decía…

Durante estos primeros dos meses de gestión de la casa de Justo Arosemena se han presentado un total de 53 anteproyectos de Ley. De estos 52 anteproyectos, 26 han sido presentados por la bancada de gobierno; 21 por la bancada de oposición; 1 por la bancada panameñista y PRD; 1 por la bancada CD y PRD; y 4 a través de la oficina de Participación Ciudadana. Como acción pura y simple del deber de este órgano del Estado.

Entre las principales leyes aprobadas de mayor impacto nacional están: La que regula el Programa de Beca Universal. La que dicta el Presupuesto de la Autoridad del Canal de Panamá. La que oficializó los acuerdos de Changuinola y suspendió la vigencia de tres artículos de la Ley 30. La que reconoce la Profesión de Terapia Ocupacional, lo cual era una aspiración de un importante número de profesionales. La que aprueba el Convenio Constitutivo del Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe. La que declara el 9 de agosto como Día Nacional de los Pueblos Indígenas.

Desde el arranque de la nueva administración intuí que algo iba a cambiar en la Asamblea de Diputados con la nueva administración y al parecer el Congreso busca su origen, su génesis, su razón de ser cuando el presidente de la Asamblea, José Muñoz, dijo: ‘Ahora los viajes tendrán que ser a nivel nacional para escuchar el sentir del pueblo panameño’, con miras a promover la verdadera participación ciudadana y la consulta popular.

Faltará ver en el tiempo, si los esfuerzos de la nueva administración logran sobrepasar las barreras de la indolencia, miopía política, intereses personales y la mezquindad, para llevar el orden a la Asamblea de Diputados venida a menos.

<> Artículo publicado el 28 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Visión de estadista

La opinión del Periodista….

Melquiades Valencia

Me detuve a escuchar atentamente el último discurso del Presidente de los Estados Unidos Barak Obama, en Milwaukee (Wisconsin), sobre la economía y el empleo con motivo del celebración del Día de Trabajo, ligando la recesión que han sufrido y que aun no salen de ella, por lo que la fecha no era muy feliz por la falta de empleo para 4 millones de ciudadanos, por lo que propuso un amplio programa para mejorar las infraestructuras del país e impulsar el empleo a un coste de 50.000 millones de dólares durante los próximos seis años.

Está decidido a invertir masivamente en la construcción de nuevas infraestructuras con dos propósitos: generar plazas de empleos y tener las mejores infraestructuras del mundo. Esta inversión permitirá construir 241.401 kilómetros de carreteras, 6.437 de ferrocarril y cerca de 300 kilómetros de pistas de aterrizaje, además de un nuevo sistema NextGen que mejorará el control de salidas y aterrizajes y contribuirá a reducir los tiempos de espera.

Eso me retrotrajo al país en la que el Gobierno se empeña en construir nuevas vías, continuar con la obra sanitaria más grande de América Latina como es el saneamiento de la bahía, ampliar la autopista Arraiján La Chorrera. Soterrar el sistema eléctrico de las principales ciudades, renovar barrios enteros como el de Curundú, ampliar la vía Divisa-Las Tablas, la construcción del metro, entre otras, que generan mano de obra masiva.

Escuché en una ocasión al Presidente mencionar la posibilidad de construir otro puente sobre el Canal de Panamá, que avanza en su ampliación. Deberíamos enfrentar de una buena vez la construcción de un tren veloz que parta desde la ciudad de Colón, pase por Panamá, haga paradas en las principales ciudades del interior del país y llegue hasta la frontera norte con Costa Rica. Las vías férreas siempre han sido el preámbulo mas eficiente y barato para el desarrollo de una nación.

Retomemos aquella idea lanzada por el General Omar Torrijos Herrera en la década del 70, la llamada “conquista del atlántico”. Un paraíso y riqueza aún no incorporado al desarrollo de la nación panameña. Construir una vía que vaya desde la ciudad de Colón hasta Bocas del Toro y un ramal que vaya hasta puerto Obaldía, en la frontera colombiana y nos pegamos a la red vial del coloso suramericano, que nos conectará con el resto de Sur América. Esto es pensar en grande y con visión de futuro. Sugiero el sistema de tren rápido como los españoles conocidos como ave- o RENFE, que une todas las ciudades, incluso, con países vecinos como Francia con un servicio rápido, eficiente y barato.

El tren es uno de los medios de transporte público más utilizados de todos los que se ofrecen ya que implica una serie de ventajas como la comodidad, bajo costo y rapidez. Realizar viajes en tren es bastante asequible para el bolsillo si lo hacemos en un tren de gama media. En consecuencia, por qué en nuestro país no podemos abordar esta posibilidad y dar un salto enorme en busca del pleno desarrollo…. Pensemos en grande ya es tiempo. Los gobernantes que actúen con visión de estadistas y no de políticos miopes.

<> Artículo publicado el 24  de septiembre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

*

En la ruta de un autobús moderno

La opinión del Periodista….

Melquiades Valencia

Cada día que pasa y veo a los “diablos rojos” que aun sobreviven circulando por la ciudad de Panamá desafiando las leyes de la mecánica, me pregunto ¿cuándo será el día que desaparecerán y los citadinos tengamos un transporte colectivo masivo digno de la noble ciudad?
El Gobierno anuncia que se comprarán mil buses a la Volvo y 200 a Mercedes Benz, y que el nuevo sistema Metro Bus arranca el 18 de diciembre con 120 buses nuevos.
Un total de mil 200 buses reemplazarán a los mil 500 de los denominados “diablos rojos” de las calles, mil serán de la marca Volvo y el resto podrían ser Mercedes Benz. Al final operarán 1,000 buses en rutas de todos los corregimientos de la ciudad de Panamá.

El responsable es el consorcio Transporte Masivo de Panamá y es dirigido por la empresa colombiana Grupo Fanalca, propietaria de operadoras de buses en varios países latinoamericanos y representa uno de los más grandes clientes de Volvo.   El chasis de estas unidades se fabricará en Borás, Suecia, mientras que las carrocerías serán manufacturadas en Colombia por la compañía Superpolo, una asociación entre Marcopolo y Grupo Fanalca.

De acuerdo al gobierno, el añorado día está cerca.   La Secretaría del Metro Bus ha llevado a buen puerto el paso de licitación de la gerencia del proyecto y como paso siguiente se anota la llegada de los primeros autobuses, que a manera de exorcismo, le han cambiando el color rojo a naranja.

Yo he sido un escéptico; como periodista he visto a la población tragar sin saliva miles de promesas, y después renovar la fe en nuestros políticos pese a las palabras incumplidas, pero debo aceptar que el gobierno actual, a tomado en serio la tarea más importante de la ciudad de Panamá… modernizar el sistema de transporte colectivo.

El camino no es, ni será fácil, pero creo que cuando iniciemos el pueblo panameño se abocará a apoyar con todos sus ánimos el esfuerzo que ningún gobierno, por el mal cálculo político, se atrevió a iniciar, lamentablemente y para sufrimiento de los miles de trabajadores que cada día arriesgan y pierden la vida en los temidos diablos rojos.

Como todo en Panamá, la gente se resiste al cambio aunque sea para mejor, es por ello que le pedimos al gobierno , una campaña de divulgación masiva que explique, que haga conciencia sobre su uso y conservación, horarios, compras de pasajes y sobre todo el apoyo de la población para que el nuevo sistema de transporte colectivo de la ciudad de Panamá sea un éxito y dejemos atrás la terrible experiencia de los “diablos rojos”.

<>Artículo publicado el 2  de septiembre de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor,   todo el crédito  que les corresponde.

Abrumadoras inversiones de Estado

La opinión del Periodista….

MELQUÍADES VALENCIA

De abrumadoras, por utilizar un término, podemos calificar las inversiones públicas multimillonarias anunciadas por el gobierno del presidente Ricardo Martinelli Berrocal, que llaman la atención y a la reflexión, una vez que palpamos la pobreza, la falta de empleo, el aumento constante de los alimentos, la inseguridad, la deuda social educativa y de salud.

Todos los panameños soñamos con que los dirigentes de la Cosa Pública se manejen con transparencia, apegados a la Ley, con humildad y buena disposición al trabajo. Que cada gobierno alcance las promesas y que el país avance hacia su pleno desarrollo, con el concurso de todos, sin distinción o condición, pero sin dejar atrás a los débiles y siempre desposeídos de la sociedad.

El gobierno actual ha hecho gala de conocer el manejo de economía, de banca, de dinero, de bolsa, de negocios al grado que ha logrado las ansiadas calificaciones positivas de riesgo país internacional, colocando en ventaja, para los que adoran el billete, y quizás para el país en su manejo de su impagable deuda externa.

En nuestra nación todo cuesta millones de dólares. Estamos acostumbrados a que nos digan cada día sobre inversiones millonarias, como el Metrobús, la extensión de la Cinta Costera, la compra de los corredores viales Norte y Sur y sus ampliaciones, la construcción de un nuevo y moderno palacio de convenciones, la ampliación de las autopistas, las hidroeléctricas, la millonaria renovación urbana del barrio pobre de Curundú, el proyecto de construcción del Aeropuerto Internacional Enrique Jiménez en la provincia de Colón por B/60 millones. Dos macroproyectos de riego, a un costo de 600 millones de balboas el próximo año, que estarán ubicados en Santa María en Tonosí y en Veraguas.

El Gobierno ha empezado a desarrollar proyectos grandes de infraestructura, como la construcción de cinco hospitales, ocho mercados públicos, el ensanche de la carretera Divisa—Las Tablas y la ampliación de la carretera David a Boquete, las cuales ya han sido licitadas y otorgadas. Estos proyectos y otros más que el Gobierno tiene en proceso, permitirán el mantener la industria de la construcción ocupada. Y no hay que olvidar los trabajos de la ampliación del Canal. Pero el gobierno nos sacude cada día con anuncios que asombran.

El último anuncio de esta naturaleza multimillonaria es la enorme inversión de 830 millones de balboas para la construcción de hospitales en todo el país. Contando los 386 millones de balboas ya asignados para la edificación o remodelación de cinco hospitales en el interior del país, ahora se suman otros 450 millones de balboas que se proyectan para la construcción de una ciudad hospitalaria, que se edificará en un área de 31.9 hectáreas, ubicada en el antiguo campo de antenas —cerca del Parque Camino de Cruces—, donde se construirán instalaciones médicas, tanto de la Caja de Seguro Social como del Ministerio de Salud, que resolverán las necesidades de atención médica de los próximos 100 años, de acuerdo a sus opiniones.

Hay mucho dinero sobre la mesa, como nunca antes en nuestra historia. Jamás un gobierno había tenido semejante cifra de 13000 millones de dólares para gastárselo en un año y tamaña responsabilidad recae sobre los hombros del señor presidente de la República, que es al final de línea quien deberá responder por su buen uso.

Hay escepticismo en torno a la capacidad de ejecución de los proyectos y el buen uso de los fondos multimillonario. Los panameños esperamos más divulgación sobre el desarrollo de los proyectos que parecen más de un nación plena que de un país en desarrollo. Concuerdo plenamente con que son obras necesarias, que de concretarse todas ellas daremos un salto cualitativo y cuantitativo hacia el desarrollo.

Pero el tiempo será el que nos dará la respuesta, si esta velocidad y volumen de inversiones es en beneficio del país o, como siempre, para los negocios de los amigotes o la ilusión banal de los políticos tradicionales que caen en la trampa de las promesas incumplidas. Un consejo, libérese de los pequeños problemas que le roban tiempo, lo distrae, lo jalonea y que pueden dar al traste con estas abrumadoras y millonarias pretensiones que todos esperamos se cumplan…

<>
Este artículo fue publicado el  20 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Panamá enredada en los cables

La opinión de….

Melquiades Valencia  

Panamá está enredada en los cables,  una frase popular para dibujar la situación revuelta, confusa, caótica, enmarañada, intrincada en que nos han  envuelto los malos políticos del patio, que mantiene confundida y  turbada  a la sociedad panameña con sus pifias y yerros que nos costará muy  caro.

Pero en esta ocasión no se trata  del folklorismo criollo que nos tiene aterrados. Se trata de los cables  enmarañados del sistema eléctrico, de teléfonos, fibra ópticas, cableado de televisión, circuitos cerrados de videos y sabrá Dios de que son los demás, que cuelgan como lianas a lo largo y ancho de la ciudad de Panamá afeándola.

Basta con alzar un poco la vista, cuando se transita por la ciudad, para comprobar que sigue el desorden.

A propósito de ello el gobierno ha anunciando pomposamente que se iniciará la primera fase del proyecto de soterrados del cableado en la ciudad de Panamá y otras ciudades importantes del país, con el ánimo de eliminar parte de la contaminación visual que ello significa, con una inversión de 38 millones de dólares en un lapso de 4 años

Esto lo vengo escuchando desde el gobierno de  la señora Mireya Moscoso, durante el Gobierno de Martin Torrijos incluso se le adjudicó a una empresa el trabajo en el centro de la ciudad , iniciando por el centro bancario pero nunca se hizo trabajo alguno, ¿quien sabe?.

Los panameños nos olvidamos de todo…

Miren, inmediatamente que fue inaugurada la cinta costara que le ha dado   un nuevo rostro a la ciudad de Panamá, la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), señalo 21 defectos que habría que corregir, deficiencias de una  obra de $189.1 millones de dólares.  El gobierno pasado   le pidió a la empresa  Odebrecht-Cusa.   que los subsanara y no he visto que lo hayan hecho.

Solamente en el acceso a la cinta costera por la Avenida de los Mártires debieron corregir la alineación  de la vía…un distraído, un visitante o cualquier turista se la pasa… está en un recodo, que bastaba con correr la cerca de la Asamblea de Diputados unos dos metros y se solucionaba el problema.

La empresa  debería darle mantenimiento por no sé cuantos años y no lo hace…pero acá no hay ley ni autoridad para las empresas  grandes,,,se persigue y arrincona al pequeño y así  sigue nuestra  amnesia colectiva en los proyectos públicos.

Regresando a la madeja de los cables aéreos que adornan nuestra ciudad, el tema nos es nuevo, desde  1959, a través del ministerio de obras públicas y su JUNTA TÉCNICA DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA viene promulgando que el sistema sea bajo tierra.

Basados en la Ley 15 de 26 de Enero de 1959, dictaron la  Resolución No. 413 De 27 de Junio de 2001“Por la cual se adiciona el Artículo 300-5A al Reglamento para las Instalaciones Eléctricas (RIE) de la República de Panamá, para la instalación de Líneas Eléctricas Soterradas”. Que   RESUELVE: 300-5-A Instalaciones Bajo Tierra en Áreas de Uso Público (Soterradas). a) General.

Todas las líneas eléctricas, de telefonía y de comunicaciones instaladas bajo tierra en áreas públicas y de servidumbre, únicamente deberán instarse con conductos rígidos metálicos o no-metálicos, protegidos por un forro de concreto de un espesor mínimo de 5 cm y así  continua una lista de especificaciones técnicas que todas las empresas, con la benevolencia de los distintos gobiernos ,la desconocieron dando por fruto los enjambres enmarañados de cables aéreos por todas la ciudad-

Hay estudios científicos que indican que el cable soterrado evita la radiación que fluye del campo electromagnético. Los transformadores producen mucha radiación electromagnética , que a largo plazo  los residentes de las ciudades con cables y transformadores expuestos pueden sufrir cáncer y tumores por la radiación. Los transformadores son bombas en potencia que ya han cobrado varias vidas. Si el transformador sumergido explota, los daños son menores,

Otra ventaja de los cables enterrados es que hay menos posibilidades de robar electricidad. Anualmente el robo de energía deja un saldo aproximado de seis muertes y otras 20 personas mutiladas o quemadas al año.

El cableado soterrado disminuye las interrupciones eléctricas por causas atmosféricas, evita que los animales se trepen en el alambrado y se produzcan apagones. También se hacen imposibles los choques de autos contra los postes.

Los tendidos eléctricos, telefónicos y de la televisión por cable, junto con los transformadores, provocan un impacto sicológico en el comportamiento de las personas y hacen que la ciudad sea hostil. Aparte de esto, los postes colocados sobre las aceras impiden el libre tránsito de los discapacitados en muletas y sillas de ruedas, y de los ciegos.

Los bueno hoy es que La capital no será el único lugar donde se reducirá la congestión visual. También se soterrarán cables en la avenida central de Santiago de Veraguas  a un costo de 1.8 millón de dólares, la calle cuarta de David, Chiriquí  con una inversión de 836 mil 443 dólares y en la Zona Libre de Colón  con otros 16.9 millones de dólares, La inversión total asciende a 38.2 millones de dólares .Y que dicten la norma que a partir de hoy no me cuelgan un cable mas

El plazo inicial era de 30 días de la tan ansiada descontaminación, pero la Autoridad de los Servicios Públicos  concedió luego dos meses más a petición de las empresas, que se vencieron el 1 de julio. Veremos en los próximos días si la ciudad de Panamá al fin podrá deshacerse de  este enredo de cables y otras  hierbas que nos enloquecen.

<>

Este artículo se publicó el  12  de julio de 2010 en el diario digital  Hora Cero , a quienes demos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.