Respeto a la Constitución

La opinión del Catedrático de Derecho Constitucional…..

.

Raúl González R.

El polémico proyecto sobre el récord policivo, hoy Ley 14, debió referirse únicamente a ese tema.   En el segundo debate, en el Pleno, se introducen dos temas ajenos al proyecto, el de las sanciones por cierre de calles, regulado por el Código Administrativo y el de la Revocatoria de Mandato, por el Código Electoral.

De acuerdo al artículo 164 de la Constitución, las leyes se clasifican en ordinarias y orgánicas, incluyéndose en estas últimas -orgánicas- a los Códigos Nacionales.

En su artículo 165, la Constitución señala que los diputados por sí solos, no tienen iniciativa legislativa en materia de leyes orgánicas.

Aprobado el proyecto con estas reformas en segundo debate, se introducen cambios al Código Penal, ya que se eleva a rango de delito, acciones que esta el momento son sancionadas con medidas administrativas y consagradas por el Código Administrativo, al igual que al Código Electoral.

Ambos proyectos de reforma de los códigos en mención, fueron presentados por diputados, quienes sólo pueden presentar proyectos sobre leyes ordinarias. Basándonos en dicho análisis, la ley 14 debe ser declarada inconstitucional.

La Constitución, en su artículo 166 señala claramente que todo proyecto de ley debe pasar por tres debates en días distintos, para que pueda ser ley de la nación.

El proyecto sobre el récord policivo fue aprobado en primer debate, por lo que pasó a segundo debate. Es en el segundo debate donde se introduce reformas a los códigos nacionales, por lo que se ha soslayado el primer debate sobre esos temas. Una nueva violación a la Constitución.

La sanción de la ley 14 por parte del Presidente de la República y su posterior promulgación, constituye una nueva violación a nuestra Carta Magna por quienes, por mandato constitucional, están llamados a respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes.

Dicha ley no debió ser sancionada por el Ejecutivo por violaciones claras a nuestra Constitución, tanto de forma como de fondo, incluyendo violación a derechos humanos reconocidos por Convenios y Pactos Internacionales.

El Presidente pudo objetar el proyecto total o parcialmente, o pudo considerarlo inexequible, es decir, inconstitucional, enviándolo a la Corte Suprema de Justicia, para que esta determinara la constitucionalidad o no de dicho proyecto.

Ahora sólo le resta a la parte afectada, que somos todos los panameños que queremos un estado democrático y de derecho, presentar un recurso de inconstitucionalidad ante la Corte, la cual debe fallar en estricto derecho, para proteger la integridad de la Constitución y salvaguardar los derechos fundamentales consagrados en nuestra Carta Magna y en Convenios y Pactos Internacionales de Derechos Humanos.

De declararse la constitucionalidad de dicha ley, se puede recurrir en materia de derechos humanos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde el Estado panameño ha perdido todos los casos en los que ha sido acusado de violación de derechos humanos.

<>

Este artículo se publicó el  17  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

A respetar la Constitución

La opinión de…..

,

Raúl González R.

En los últimos días, la Asamblea Nacional se ha convertido en el centro de la atención por los llamados camarones legislativos, de los que deseo expresar las siguientes consideraciones:

El proyecto en discusión es el que se refiere al récord policivo, por lo que se debe referir exclusivamente a este tema. Es en el segundo debate, en el pleno, cuando se introducen dos temas ajenos al récord policivo, el de las sanciones por cierre de calles, que pertenece al Código Administrativo, y el de la revocatoria de mandato, que es del Código Electoral. Planteada así la situación, debemos recordar que la Constitución Política de la República de Panamá señala en el Capítulo 2, Formación de las leyes, del Título V, el procedimiento a seguir para elaborar las leyes del país.

De acuerdo al artículo 164, las leyes se clasifican en ordinarias y orgánicas, incluyéndose en estas últimas –orgánicas– a los Códigos Nacionales.

Por su parte el artículo 165 señala quienes tienen iniciativa legislativa, es decir, quienes están facultados para presentar proyectos de leyes. De ahí, que en materia de leyes orgánicas, tienen iniciativa legislativa: Las Comisiones permanentes de la Asamblea, los ministros de Estado por autorización del Consejo de Gabinete, la Corte Suprema de Justicia, los procuradores cuando se trata de expedir o reformar los códigos nacionales y el Tribunal Electoral, en materia electoral.

El polémico proyecto sobre el récord policivo implica reformar dos códigos nacionales, el Código Administrativo y el Código Electoral. Ambos proyectos de reforma de los códigos en mención, fueron presentados por diputados, los cuales sólo pueden presentar proyectos de leyes ordinarias. Basándonos en dicho análisis, ambas reformas deben ser declaradas inconstitucionales.

En estricto derecho, debemos considerar otro elemento importante. El artículo 166 de la Constitución señala claramente que todo proyecto de ley debe pasar por tres debates en días distintos, para que pueda ser ley de la Nación. El proyecto sobre el récord policivo fue aprobado en primer debate, por lo que pasó a segundo debate. Es en segundo debate donde se introducen reformas a los códigos nacionales, por lo que no se ha cumplido con el debido proceso que señala la obligatoriedad de llevar todo proyecto a primer debate. Una nueva violación a la Constitución.

Sobre la posibilidad de que sea devuelto a segundo debate porque el Presidente de la República considera que la pena es demasiado alta, y no por iniciativa propia de la Asamblea Nacional, sería una injerencia del Órgano Ejecutivo en los asuntos propios del Órgano Legislativo. Otra violación a la Constitución.

Lo ideal es que la propia Asamblea corrija sus errores o que el Presidente de la República objete el proyecto, total o parcialmente, o por inexequible, es decir, por considerarlo inconstitucional, enviándolo a la Corte, la cual debe fallar en estricto derecho, para proteger la integridad de la Constitución y salvaguardar los derechos fundamentales consagrados en nuestra Carta Magna.

<>

Este artículo se publicó el  13  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El PRD ya es gobierno

El PRD ya es gobierno


La opinión de…

Raúl González R.

.

Los medios le han dado amplia divulgación a la posible expulsión de la señora de Calcagno, de reconocida trayectoria en el PRD, acusada de traición al partido fundado por el general Torrijos,  porque abiertamente apoyó al candidato de la Alianza del Cambio, Ricardo Martinelli, Presidente de la República, además de aceptar el cargo de ministra en el gobierno que derrotó ampliamente al partido de donde ella procede.

El Tribunal de Honor del PRD rechazó la solicitud de expulsión,  lo que significa que un importante órgano de gobierno del partido acepta que no hubo tal traición, dejando claro que es normal que se apoye a un candidato adversario.  Se acepta además que se puede ser miembro de un gobierno contrario al de su partido, ya que no hay ideologías ni programas, todos los partidos son iguales, por lo que no hay diferencia alguna entre uno y otro.   Incluso, algunos de los miembros de dicho Tribunal son funcionarios del gobierno del señor Martinelli.

Es decir, el PRD, partido neoliberal, forma parte de un gobierno neoliberal, por lo que no es oposición.

Considero que no tiene sentido alguno la solicitud de expulsión si la medida va dirigida exclusivamente contra ella, ya que no fue la única ni mucho menos la primera en brindar su apoyo al señor Martinelli.   En cuanto a la participación en un gobierno adversario, recordemos que prestantes figuras del PRD ocupan cargos importantes en el nuevo gobierno.

El embajador ante la ONU es el señor Thalasinos,  quien ejerció el cargo de ministro de Educación en el gobierno de Pérez Balladares;  Pedro Pereira, reconocido vocero del PRD, ha sido designado embajador de Panamá en Venezuela. ¿Los van a expulsar a ellos también?

La acusación implica la supuesta violación a los estatutos y programa del partido.  El gobierno del general Torrijos creó un modelo económico diferente al vigente.  Bajo su conducción se crearon empresas estatales como el IRHE, Intel, Cemento Bayano, los ingenios, también los puertos, entre otros.

Ese modelo mixto de economía le dio cierto margen de libertad para tomar algunas decisiones políticas, entre ellas la lucha por la soberanía y el Canal y la política exterior tercermundista.   El gobierno PRD de Pérez Balladares privatizó esas empresas, imponiendo incluso con violencia el modelo que hoy rige nuestro país.   ¿No constituyen esas acciones, violaciones graves a la plataforma ideológica, política o programática del partido?

¿Serán expulsados del PRD todos aquellos que se han aprovechado de los cargos públicos para enriquecerse engañando al pueblo panameño? ¿Correrán la misma suerte todos aquellos altos personajes de ese partido involucrados en los escándalos públicos que tanto daño le hacen a la sociedad panameña?

Independientemente de las acciones que se tomen, el PRD está herido de muerte y el partido que fundó el general Torrijos encontró en su hijo, Martín Torrijos, a su mejor sepulturero.

Al pueblo sólo le toca organizarse y construir una verdadera alternativa política para darle a este país lo que nunca ha tenido: una real y auténtica democracia, donde sea el pueblo el único dueño de su destino.

.

<>
Publicado el 26 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Adiós a un amigo

Adiós a un amigo

.
RAÚL GONZÁLEZ R. -Catedrático de Derecho Constitucional / Egresado de la Universidad Patricio Lumumba, Moscú, Unión Soviética.

.
El golpe de Estado del general Paredes contra el presidente Aristides Royo tenía, entre otros objetivos, acabar con el torrijismo, porque aspiraba a ser el candidato de consenso de la burguesía para las elecciones de 1984, para lo cual era necesario complacer a los sectores económicamente dominantes. Los ataques de los sectores conservadores, desde dentro y fuera del nuevo gobierno, contra el movimiento popular y sus representantes, incluyendo su intelectualidad, no se hicieron esperar.

.
Contra los profesionales egresados del campo socialista se desató una campaña de desprestigio, por el solo hecho de haberse graduado en países con sistema político diferente al de Panamá. Cuando la mayoría de los medios de comunicación se hicieron eco de esa campaña anticomunista enfermiza contra ese selecto grupo de profesionales de diversas áreas del saber, surgieron voces solidarias que, a su manera, rompieron ese cerco, permitiendo a los afectados comunicarse con el resto de la sociedad panameña y en un debate de altura demostrar que las acusaciones infundadas tenían ribetes políticos, en detrimento de la nación.

.
En los medios impresos no se había alcanzado logro alguno, hasta que en El Siglo , en la contraportada, ocupando gran espacio, se informa de la visita del rector de la Universidad Patricio Lumumba de Moscú, Unión Soviética, Dr. Stanis, y de las actividades organizada por los egresados de los centros de estudios superiores de los países socialistas. La noticia, firmada por Joaquín Maizón, periodista a quien solo conocía por su participación en la radio, llenó de regocijo y entusiasmo a quienes tuvieron oportunidad de leerla, pues, era objetiva y hacía justicia a ese grupo de panameños al cual se le había negado en otros medios incluso el derecho a réplica.

.
Una mañana, estando en la cafetería de Humanidades de la Universidad de Panamá, un señor muy amable se me acercó y me preguntó mi opinión sobre la noticia y le expresé mi alegría y satisfacción por la misma, así como de mis compañeros, al igual que mi agradecimiento al periodista a quien no tenía el placer de conocer personalmente. Se sonrió, se presentó y a partir de ese momento donde nos encontramos nos saludamos cordialmente y en diversas ocasiones, en ejercicio de su profesión, me entrevistó como periodista de El Siglo y luego de TV-2.

.
Joaquín Maizón nos extendió la mano sin esperar nada a cambio, hizo lo que su conciencia le dictó. Creyó en su profesión y se dedicó a buscar la verdad independientemente de las consecuencias. Con tristeza recibimos la infausta noticia de su repentina desaparición, por lo que aprovechamos la ocasión para públicamente expresar a sus familiares nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de quien nos brindó su apoyo y ejerció con devoción su profesión, para ejemplo de las nuevas generaciones de comunicadores.

.
Con su desaparición, el periodismo panameño ha perdido un baluarte de la profesión y la comunidad panameña, a uno de sus voceros. Paz a su tumba.

<>

Publicado el 22 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos,  igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Este artículo se volvió a publicar el 1 de agostode 2009 en el diario El Panamá América