A respetar la Constitución

La opinión de…..

,

Raúl González R.

En los últimos días, la Asamblea Nacional se ha convertido en el centro de la atención por los llamados camarones legislativos, de los que deseo expresar las siguientes consideraciones:

El proyecto en discusión es el que se refiere al récord policivo, por lo que se debe referir exclusivamente a este tema. Es en el segundo debate, en el pleno, cuando se introducen dos temas ajenos al récord policivo, el de las sanciones por cierre de calles, que pertenece al Código Administrativo, y el de la revocatoria de mandato, que es del Código Electoral. Planteada así la situación, debemos recordar que la Constitución Política de la República de Panamá señala en el Capítulo 2, Formación de las leyes, del Título V, el procedimiento a seguir para elaborar las leyes del país.

De acuerdo al artículo 164, las leyes se clasifican en ordinarias y orgánicas, incluyéndose en estas últimas –orgánicas– a los Códigos Nacionales.

Por su parte el artículo 165 señala quienes tienen iniciativa legislativa, es decir, quienes están facultados para presentar proyectos de leyes. De ahí, que en materia de leyes orgánicas, tienen iniciativa legislativa: Las Comisiones permanentes de la Asamblea, los ministros de Estado por autorización del Consejo de Gabinete, la Corte Suprema de Justicia, los procuradores cuando se trata de expedir o reformar los códigos nacionales y el Tribunal Electoral, en materia electoral.

El polémico proyecto sobre el récord policivo implica reformar dos códigos nacionales, el Código Administrativo y el Código Electoral. Ambos proyectos de reforma de los códigos en mención, fueron presentados por diputados, los cuales sólo pueden presentar proyectos de leyes ordinarias. Basándonos en dicho análisis, ambas reformas deben ser declaradas inconstitucionales.

En estricto derecho, debemos considerar otro elemento importante. El artículo 166 de la Constitución señala claramente que todo proyecto de ley debe pasar por tres debates en días distintos, para que pueda ser ley de la Nación. El proyecto sobre el récord policivo fue aprobado en primer debate, por lo que pasó a segundo debate. Es en segundo debate donde se introducen reformas a los códigos nacionales, por lo que no se ha cumplido con el debido proceso que señala la obligatoriedad de llevar todo proyecto a primer debate. Una nueva violación a la Constitución.

Sobre la posibilidad de que sea devuelto a segundo debate porque el Presidente de la República considera que la pena es demasiado alta, y no por iniciativa propia de la Asamblea Nacional, sería una injerencia del Órgano Ejecutivo en los asuntos propios del Órgano Legislativo. Otra violación a la Constitución.

Lo ideal es que la propia Asamblea corrija sus errores o que el Presidente de la República objete el proyecto, total o parcialmente, o por inexequible, es decir, por considerarlo inconstitucional, enviándolo a la Corte, la cual debe fallar en estricto derecho, para proteger la integridad de la Constitución y salvaguardar los derechos fundamentales consagrados en nuestra Carta Magna.

<>

Este artículo se publicó el  13  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: