El Cemis y los nuevos magistrados

.

La opinión del Abogado…..

.

Neftalí Isaac Jaén M.

“Estaría satisfecho si algunos de los aspirantes manifestara su compromiso con emprender acciones legales a efecto de que el caso Cemis, uno de los mayores escándalos de corrupción en Panamá, se aclare de una vez por todas, y se sancione con prisión a los que tuvieron algún grado de participación.  No debe importarle al nuevo magistrado (a), si releyendo algunas de las fojas del expediente se encuentra con relatos sobre ‘supuestos hechos’ denunciados por algún ex legislador (1999–2004).   Lo que queremos los profesionales serios del derecho y muchos ciudadanos es que algún día se logre la reapertura del caso y se castigue a los corruptos”.

Con el precitado párrafo, concluía mi artículo de opinión publicado el día miércoles 5 de diciembre del año 2007 en este diario. El título del entonces artículo, es el mismo que el de ahora.

No importa el camino recorrido ni el tiempo pasado, ha llegado el momento de conocer a fondo todo lo acontecido con el famoso caso Cemis. La máxima corporación de justicia ha ordenado su investigación en dos direcciones. Felicitaciones, señores magistrados.

Como quiera que debo ser consecuente con la posición adoptada hace dos años, debo ceñirme al escándalo de la aprobación del proyecto, en donde resulta difícil y hasta imposible olvidarnos de las acusaciones que se hicieron, por allá a inicios del año 2002, los entonces legisladores de gobierno y oposición, referente a frases como: “aquí hay mameyes”; “fulano, tú no eres ningún puro”; “aquí están los dos mil dólares que me entregaron”; “que se investigue si en la casa ubicada en el Cerro Ancón estaba la cajeta con los sobres amarillos”; etc.

Todavía persiste la esperanza en gran parte de la sociedad panameña de que se encuentren los responsables y se sancione ejemplarmente a los que tuvieron participación en actos deshonestos, ya que con sus actuaciones refrescaron sus bolsillos con dinero proveniente de empresarios inescrupulosos, dispuestos a “comprar” la conciencia de algunos directivos del entonces y nuevamente partido político de oposición, entiéndase PRD, lo cual produjo que el proyecto para la ciudad de Colón y para todo el país no pudiese cristalizarse, debido a toda la trama corrupta en la cual quedó envuelto.

Señores fiscales, no defrauden a la sociedad panameña. Empínense ante el reto y lleven al banquillo de los acusados a todos los corruptos del caso Cemis.

El interés general de la nación tiene siempre que estar por encima del interés particular de cualquier ciudadano, empresario o político, independientemente del cargo pasado ostentado.

Eso no lo exime de su participación y conducta negativa, porque cierto es y será que: “los problemas se saben cómo comienzan, pero no cómo terminan” . Estamos ahora orientados a terminar dicho escándalo.

Justicia, exigimos muchos abogados quienes al no pensar, ni mucho menos actuar como ellos, pagamos un precio por no ser corruptos.

<>

Publicado el 5  de enero de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios