El vuelo 901 – 16 años de impunidad

La opinión de…

David Djemal 

Nunca es tarde cuando la justicia es buena. El 19 de julio pasado recordamos con tristeza a los 20 panameños que murieron en el atentado terrorista del vuelo 901 de Alas Chiricanas.

Era 1994, el avión hacía su vuelo de rutina entre Colón y Panamá transportando a empresarios y clientes de la Zona Libre.  Entonces ocurrió lo que nunca pensamos que podría ocurrir en Panamá. Un terrorista suicida detonó su bomba en pleno vuelo sobre las montañas de Santa Rita a cinco minutos de haber despegado del aeropuerto de France Field en Colón.

Mientras escribo se me vienen a la mente los recuerdos de ese día. Primero la impresión de la noticia de que el vuelo había desaparecido del radar, luego ver cómo salían los helicópteros de búsqueda, la espera de familiares y amigos que rezábamos por buenas noticias y finalmente el anuncio de que no había sobrevivientes. Vivimos la extraña experiencia de asistir a un entierro múltiple y los días siguientes fuimos a brindar nuestro pésame a una casa a otra y luego a otra y luego a otra…

No puedo evitar que se me agüen los ojos y me pregunto: ¿Para qué sirve el terrorismo? ¿A quién beneficiaron? ¿Qué positivo puede salir de algo así? La respuesta es: nada.

De las 21 personas a bordo 12 eran miembros de la comunidad hebrea de Panamá. El terrorista se registró con el nombre de Lya Jammal, su cuerpo nunca fue reclamado por nadie.   Todos los indicios apuntan a que el responsable del atentado fue Hizbulá, grupo terrorista chiita radicado en el sur del Líbano, financiado por Irán y dedicado a la destrucción de Israel.

El atentado de Alas Chiricanas está ligado al atentado ocurrido un día antes en Buenos Aires a la Asociación Mutual Israelita de Argentina en donde murieron 85 personas cuando un camión bomba fue detonado frente al edificio de la institución.

En marzo del 2003 el juez federal argentino Juan José Galeano remitió a Panamá documentación que acredita la vinculación de los dos atentados.   Envió una copia de la llamada “resolución internacional”, donde pidió una serie de capturas internacionales de ex funcionarios y diplomáticos iraníes, a quienes acusó de “conspirar” para la realización del atentado en Buenos Aires y del expediente No. 278 donde se recopiló información sobre el bombazo al avión panameño.

La República Islámica de Irán es la principal patrocinadora mundial del terrorismo. Su Fuerza Quds, una unidad de elite de la Guardia Revolucionaria de Irán, tiene una larga historia de apoyo a organizaciones terroristas. Irán ha suministrado fondos, ayuda material, entrenamiento y servicios de inteligencia a sus principales aliados: Hizbulá, Hamás, el Jihad Islámico Palestino y el Frente Popular para la Liberación de Palestina.

He escuchado a los diferentes gobiernos prometer que este hecho criminal sería investigado y que la justicia se encargaría de los responsables. Hasta el momento el caso no ha sido resuelto.   16 años son muchos para una investigación, pero son pocos para los que tenemos todavía el recuerdo de esos días horribles. Nunca es tarde cuando la justicia es buena.

<>

Este artículo se publicó el 22 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Jerusalén para el mundo

La opinión de…..

x

David Djemal H.


En reciente visita a Israel nuestro Presidente hizo una declaración que generó una serie de reacciones en la opinión pública. Algunos dijeron que no fueron diplomáticas, otros dijeron que no sabía nada de historia, otros dijeron que si los panameños siempre hemos sido neutrales para qué meternos en asuntos que no nos competen. Martinelli declaró: “Panamá siempre estará al lado de Israel en aprecio por ser el guardián de la capital del mundo, Jerusalén”.

El viaje del presidente Martinelli fue con objetivos económicos y no políticos, en los cuales se buscó desarrollar iniciativas de cooperación que le permitirán a Panamá mejorar en campos como agricultura, aviación, turismo, educación y tecnología; se habló de un tratado de libre comercio, de la apertura de vuelos directos, tratados para evitar la doble tributación y hasta de la posibilidad de realizar una reunión conjunta de gabinetes como lo ha hecho Israel con Italia y Alemania.

Pienso que las declaraciones del Presidente fueron atinadas y de ninguna manera políticas, y voy a explicar por qué.

Jerusalén fue fundada por el rey David aproximadamente mil años a. C. y ha sido la capital judía desde entonces, aunque no siempre bajo dominio judío. A través de la historia Jerusalén ha sido destruida 2 veces, atacada 52 veces, capturada y recapturada 44 veces. Tiene una historia de múltiples imperios y países que han querido dominarla y siempre ejercer su influencia político-religiosa a los habitantes de la misma.

En 1967 se logra la reunificación de la ciudad y por primera vez en toda su historia Jerusalén logra aperturarse al mundo como nunca antes lo había hecho. Israel garantiza al mundo una libertad religiosa de la que nunca antes gozó la ciudad. Las tres grandes religiones monoteístas, cristianos, judíos y musulmanes tienen historia ligada a la ciudad. Durante la ocupación jordana los judíos no podían ir al Muro de las Lamentaciones.

Durante la ocupación árabe los cristianos fueron expulsados de la ciudad. Durante la ocupación de los cruzados los judíos y musulmanes fueron masacrados. Solo bajo la custodia de Israel todas las religiones han podido ejercer plena libertad de culto, respeto y protección a sus lugares santos. No existe hoy en el mundo país ni organización que pueda garantizar una mejor estabilidad a la ciudad.

Jerusalén es la capital de Israel, pero también es la capital del mundo entero.

Otro tema que se ha comentado es el récord de votación en la ONU que está llevando Panamá en los temas relacionados a Israel. Panamá tradicionalmente ha votado con el bloque de países latinoamericanos que eligen una posición cómoda de votar con la mayoría, no importa qué es lo que se esté debatiendo.

Como en la ONU existe una gran cantidad de países árabes y musulmanes siempre las resoluciones en contra de Israel son aprobadas. Esto incluye a los países que tienen políticas anti Estados Unidos y por Estados Unidos ser un aliado de Israel automáticamente estos países votan en contra de Israel. Por ende, Panamá en el pasado ha votado 100% en contra de Israel.

Me pregunto: ¿Esto es neutralidad? ¿Esta es la neutralidad que queremos los panameños? ¿Votar sin criterio?

Según nuestro embajador en la ONU, el presidente Martinelli decidió evaluar profundamente el contenido de las resoluciones antes de votar y tomar las decisiones de la forma más justa posible. En este periodo, 10 votos han sido a favor de Israel y 5 a favor de Palestina.

Debo decir que no soy fan de todo lo que hace nuestro Presidente; en muchas cosas estoy de acuerdo y en otras no, pero pienso que en estos dos temas el Presidente ha demostrado inteligencia, valentía, justicia y determinación.

<>

Este artículo se publicó el 3 de abril de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.