Pareja presidencial visita a beneficiados con “Operation Walk”

La nota informativa sobre actividades y obras  del Gobierno Nacional de Panamá  publicada por la Educadora y activista política…

JENNIE   GONZALEZ

Durante el recorrido, en el que también participó el ministro de Salud, Franklin Vergara, el mandatario agradeció al equipo de “Operation Walk” haber realizado de forma voluntaria las intervenciones quirúrgicas.

“Con estas operaciones le hemos cambiado la vida a esos panameños”, recalcó el mandatario.

Un total de 54 pacientes operados, a los que se les realizaron 76 reemplazos, incluyó este año el programa médico, que otorga a los beneficiados una nueva oportunidad de reincorporarse a una vida plena luego de haber perdido la capacidad de movilizarse por sí mismos.

La actividad, que se realizó por quinto año consecutivo en el Hospital Santo Tomás, es posible gracias a la coordinación del Despacho de la Primera Dama, el Ministerio de Salud y FUNDAYUDA, que canalizan exitosamente este programa.

Las cirugías consistieron en reemplazos de caderas y rodillas por prótesis que el equipo de “Operation Walk” de Denver suministró, con todos los medicamentos e insumos que se utilizaron durante y posterior a la intervención.

A María Valdés, una joven de 23 años y oriunda del Valle de Antón, la operación que le realizaron le permitió volver a caminar, ya que desde 2007 se movilizaba por medio de una silla de ruedas.

Antes de iniciar el recorrido en las diversas salas en las que estaban recluidos los pacientes operados, el presidente Martinelli, otorgó la orden nacional Manuel Amador Guerrero en el grado de Comendador a James Boyle, integrante del equipo de “Operation Walk”.

La misión estaba integrada por unos 60 miembros entre especialistas, enfermeras, instrumentistas y personal de apoyo, mientras que la contraparte panameña estuvo integrada por igual número de profesionales más los colaboradores del MINSA y del Despacho de la Primera Dama, que se encargan de la logística y la atención de los pacientes y sus familiares, que provienen de áreas distantes.

El costo promedio de este tipo de cirugía oscila entre los 15 mil balboas para las caderas y 10 mil para las rodillas. Ante esta valiosa y loable labor, el Gobierno Nacional dispone de los recursos necesarios para el éxito del programa, permite la introducción sin costo alguno de las prótesis que se utilizan en las cirugías, instala equipos y camas para los pacientes.

Desde que inició el programa hace cinco años,  más de 300 personas se han beneficiado con cirugías de caderas y rodillas; y debido al éxito alcanzado por este programa, cada año son más los que aspiran a ser operados.

Panamá es el único país en que “Operation Walk” se ha desarrollado continuamente y hasta dos veces por año.

VAMOS BIEN !!


GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

**
<>  Publicado el  Martes, 16 de noviembre de 2010 a las 14:43 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Más artículos sobre la obra del Gobierno Nacional en: https://panaletras.wordpress.com/category/gobierno-noticias-eventos/

Cuando lo mejor de nosotros no es suficiente

La opinión del Jurista,  Ex director de la Fuerza Pública,  Escritor  y Presidente de los diarios La Estrella de Panamá y Diario El Siglo…

EBRAHIM ASVAT

Desde hace unas semanas atrás la separación física de las gemelas Hannah Yinnet y Hannah Yannet entró a los espacios públicos para reflejar el avance de la capacidad médica panameña y los servicios quirúrgicos de la Caja de Seguro Social para realizar operaciones de alta complejidad y pericia.   En el camino, los resultados no fueron los esperados.   El cuerpo de una de las gemelas no pudo resistir los embates de la operación.

Hay que ser muy cuidadosos al llevar situaciones críticas a los espacios públicos, para que sean compartidos por la población en general.   El éxito se transforma en un éxito colectivo y el fracaso, igualmente, en un fracaso colectivo. La psiquis colectiva del país se ve afectada por estos sucesos y si bien los que resultan exitosos ayudan enormemente a levantar el espíritu nacional, los fracasos, al contrario, generan sentimientos de inferioridad, incompetencia, incapacidad o derrota.

 

Hace unos años atrás, en los Estados Unidos, una niña quedó atrapada en una tubería vertical.   El rescate se convirtió en tema nacional. Todos los medios produjeron noticias diarias sobre los esfuerzos por salvarle la vida.  Al final se logró el resultado.   La niña salió del tubo con su cuerpo lacerado.   El país entero festejó el éxito. Pocos meses después en un alud que se produjo en Colombia, otra niña quedó atrapada de los pies en el lodo.   Los medios cubrieron su suerte a nivel internacional.   El rescate no fue exitoso. Colombia no tenía la tecnología ni la capacidad técnica para salvar a la niña. El intento fracasó. La derrota la asumieron todos los colombianos como propia.

 

En Chile, hoy en día se mantiene a la población al filo de la noticia sobre la suerte de varios mineros atrapados bajo tierra. El rescate no está en manos de ingenieros y técnicos chilenos. Las respuestas la producen los ingenieros americanos Jeff Hart y Matt Staffel de la empresa Layne Christensen.   Hasta el momento, los esfuerzos han sido positivos y se espera un resultado exitoso.

 

En cada rescate, la psiquis colectiva interpreta el resultado de una manera u otra. En Colombia, la impresión fue traumática y reflejó la incapacidad colombiana para salvar a los suyos. En Chile, la impresión puede ser exitosa pero a la vez refleja la necesidad de otros países para que colaboren en el resultado exitoso. En el caso norteamericano, la percepción fue óptima. Los americanos se vanagloriaron de poder salvar a los suyos sin necesidad de acudir a la asistencia de otros.

*

<> Artículo reproducido del publicado el 14 de octubre de 2010  en el diario El Siglo,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/asvat-ebrahim/

Entrenamiento militar

La opinión de…

Carlos Guevara Mann

Una nota de prensa de la Cancillería, fechada el 16 de septiembre, informó acerca de la firma de “acuerdos de cooperación” (en plural) según los cuales Estados Unidos aportará a Panamá bienes y servicios “por un monto superior a los 10 millones balboas” para contribuir “a los programas de fortalecimiento de la seguridad en nuestro país”.

Sobre el particular, el vicepresidente Varela, ministro de Relaciones Exteriores, señaló: “Estos acuerdos permitirán contar con recursos de cooperación no reembolsables para apoyar acciones de capacitación, asistencia técnica y equipamiento en las áreas de reformas del sector seguridad [sic], lucha contra el crimen transnacional y fortalecimiento del estado de derecho”.

Según la Cancillería, el vicepresidente “añadió que la cooperación estará enfocada en los esfuerzos de seguridad marítima y fronteriza, y el equipamiento y capacitación para esas tareas, así como en el Proyecto para Mejorar el Entrenamiento en las Academias de Policías, desarrollado en el marco de la Iniciativa de Seguridad Regional Centroamericana (CARSI).” CARSI (no lo dice la nota) forma parte del Plan “Mérida”, un programa de cooperación de seguridad entre Estados Unidos, México y los países de América Central anunciado en 2007 y aprobado por el Congreso estadounidense en 2008.

Un análisis de los escasos datos suministrados por la Cancillería genera varias inquietudes. Primeramente, el Gobierno nacional debe proveer el desglose de la donación e indicarnos qué compromisos adquiere Panamá al recibirla y cuál es el cronograma de desembolso. Además, debe informarnos en qué consisten las “acciones de capacitación”, qué funcionarios panameños las recibirán y qué unidades del Gobierno de Estados Unidos las impartirán.

Este aspecto –relativo a entrenamientos– es sumamente importante, al menos por dos motivos. En primer lugar, el adiestramiento que Estados Unidos ofrece en materia de seguridad muchas veces se imparte por unidades de las fuerzas armadas de ese país, frecuentemente con un énfasis unilateral, belicista y de contrainsurgencia.

En ocasiones anteriores, los resultados de estos entrenamientos militares fueron deplorables para el desarrollo democrático y el respeto por los derechos humanos en América Latina.   Por ejemplo, los manuales de instrucción de la Escuela de las Américas (hoy llamada “Instituto de Defensa para Cooperación Hemisférica de Seguridad”) incluían la tortura como estrategia de seguridad nacional.

En segundo lugar, si los acuerdos suscritos el 16 de septiembre comprendieran el entrenamiento de personal de nuestra Fuerza Pública por militares estadounidenses, habría que oponerse firmemente a dicha cooperación. “La República de Panamá no tendrá ejército”, estatuye la Constitución vigente en su artículo 310.

Una república sin ejército no puede acceder a que su personal de seguridad reciba entrenamiento militar. “Pero ese adiestramiento viene dándose a miembros de la Fuerza Pública desde 1991 (Betty Brannan Jaén, La Prensa, 13 de agosto de 1995)”.   Entre 1999 y 2007, 2 mil 320 funcionarios panameños, supuestamente civiles, fueron entrenados bajo programas del Departamento de Defensa de Estados Unidos, según estadísticas del propio Departamento.

El tema tiene graves implicaciones. A los militares se los entrena para matar al enemigo en un contexto de guerra. El entrenamiento que corresponde a los cuerpos civiles de seguridad es muy distinto.   No se basa en liquidar al delincuente, sino en prevenir la delincuencia y someter a los criminales según lo establece la Ley.

¿Cuáles son los resultados del adiestramiento militar recibido por nuestra Fuerza Pública? Este es otro aspecto fundamental del asunto en consideración.

A pesar de la instrucción impartida por Estados Unidos (y otros países), la Fuerza Pública dista mucho de ser un organismo confiable que contribuye al desarrollo nacional.   Por el contrario: resulta evidente que no promueve adecuadamente la seguridad, está penetrada por la ineptitud y la corrupción y tiene en su personal un número importante de agentes abusivos, cuya norma de conducta es la violación de los derechos humanos de muchos ciudadanos conscientes, comprometidos con el bien común y respetuosos de la Ley.

Aunque abundan los ejemplos, vale la pena traer a colación el reciente caso de Carmen Tedman, defensora del medio ambiente en Chiriquí, brutalmente agredida por la Policía Nacional el 20 de septiembre último (La Prensa, 21 de septiembre).

A fin de evitar que la militarización de los servicios de seguridad, iniciada hace varios años, termine por reinstaurar un narcomilitarismo corrupto y vesánico en nuestro medio, hay que partir por entregar a la ciudadanía detalles precisos acerca de los programas de adiestramiento para los funcionarios de la Fuerza Pública.

<> Este artículo se publicó el 29  de septiembre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Programa “Promesa Continúa 2010” está en Panamá -Misión humanitaria viaja en barco hospital Iwo Jima-

Reportaje de la colaboradora y activista política…

Jennie Gonzalez–  –

Más de 4 mil pacientes bocatoreños han sido atendidos -hasta la fecha- como parte del programa “Promesa Continúa 2010” que desarrolla el gobierno de los Estados Unidos, en conjunto con el Ministerio de Salud de Panamá, con la visita del barco hospital Iwo Jima, anclado en las costas de Chiriquí Grande.

La embarcación que fue visitada por el presidente Ricardo Martinelli y la embajadora estadounidense Phyllis Powers, ofreciendo la bienvenida a este grupo humanitario.

El vicepresidente Juan Carlos Varela y el ministro de Salud, Franklin Vergara, también estuvieron en el acto de recibimiento –ofrecido este lunes 4 de octubre- a la misión de asistencia humanitaria que brinda cuidados médicos básicos, medicina preventiva y servicios de educación dental y de salud, además de servicio comunitario e ingeniería en las áreas de Chiriquí Grande y Rambala, en Bocas del Toro.

El recorrido incluyó una visita a la escuela de Punta Peña, en Rambala, el principal punto de atención de esta misión, sitio donde el presidente Martinelli manifestó que el Gobierno seguirá trabajando para mejorar la calidad de vida de los más necesitados, ya que no sólo se les brindará asistencia médica, sino que se harán reparaciones en infraestructura de caminos, se instalarán sistemas de tanque séptico, rehabilitarán parques, entre otras obras sociales.

El Presidente estacó que este programa “Promesa Continúa 2010”, que está en nuestro país del 27 de septiembre al 7 de octubre, es otro ejemplo de la amistad y cooperación existente entre los gobiernos de Panamá y los Estados Unidos.

xx

También agradeció la ayuda que presta el gobierno norteamericano con estos servicios y obras sociales en áreas apartadas de Bocas del Toro.

Por su parte, la embajadora de EEUU, Phyllis Powers dijo que su gobierno seguirá desarrollando este tipo de programas de cooperación con el Gobierno de Panamá, donde la ayuda -tanto médica como de asistencia social- llega a comunidades como Palma Real y Ciliko Creek, Comarca Ngobe Buglé, y Punta Peña y Malic, Bocas del Toro.

El ministro de Salud, Franklin Vergara, destacó que simultáneamente y en conjunto con este programa el MINSA realiza una Jornada de Atención Primaria Ambulatoria como apoyo a esta misión. Informó además que se han atendido hasta la fecha más de 4 mil pacientes.

“Promesa Continúa 2010” lo conforman más de mil 500 militares y voluntarios que -además de prestar atención médica y social en la provincia de Bocas del Toro- brindan su apoyo dentro del barco hospital USS Iwo Jima.

Además de personal médico militar y profesional, cinco organizaciones no- gubernamentales están apoyando esta misión con asistencia médica, veterinaria y servicios comunitarios.

Este programa incluye personal médico de Holanda, Canadá, Alemania, Paraguay, Francia, Chile, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Guyana y Surinam.

Finalmente, junto a medios de comunicación se realizó un recorrido por el barco hospital Iwo Jima que está equipado con todos los requerimientos para brindar atención médica como: salones de cirugías, laboratorios, rayos X, dentistas, entre otros.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<> Reportaje publicado el Lunes, 04 de octubre de 2010 a las 18:22 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Jerusalén para el mundo

La opinión de…..

x

David Djemal H.


En reciente visita a Israel nuestro Presidente hizo una declaración que generó una serie de reacciones en la opinión pública. Algunos dijeron que no fueron diplomáticas, otros dijeron que no sabía nada de historia, otros dijeron que si los panameños siempre hemos sido neutrales para qué meternos en asuntos que no nos competen. Martinelli declaró: “Panamá siempre estará al lado de Israel en aprecio por ser el guardián de la capital del mundo, Jerusalén”.

El viaje del presidente Martinelli fue con objetivos económicos y no políticos, en los cuales se buscó desarrollar iniciativas de cooperación que le permitirán a Panamá mejorar en campos como agricultura, aviación, turismo, educación y tecnología; se habló de un tratado de libre comercio, de la apertura de vuelos directos, tratados para evitar la doble tributación y hasta de la posibilidad de realizar una reunión conjunta de gabinetes como lo ha hecho Israel con Italia y Alemania.

Pienso que las declaraciones del Presidente fueron atinadas y de ninguna manera políticas, y voy a explicar por qué.

Jerusalén fue fundada por el rey David aproximadamente mil años a. C. y ha sido la capital judía desde entonces, aunque no siempre bajo dominio judío. A través de la historia Jerusalén ha sido destruida 2 veces, atacada 52 veces, capturada y recapturada 44 veces. Tiene una historia de múltiples imperios y países que han querido dominarla y siempre ejercer su influencia político-religiosa a los habitantes de la misma.

En 1967 se logra la reunificación de la ciudad y por primera vez en toda su historia Jerusalén logra aperturarse al mundo como nunca antes lo había hecho. Israel garantiza al mundo una libertad religiosa de la que nunca antes gozó la ciudad. Las tres grandes religiones monoteístas, cristianos, judíos y musulmanes tienen historia ligada a la ciudad. Durante la ocupación jordana los judíos no podían ir al Muro de las Lamentaciones.

Durante la ocupación árabe los cristianos fueron expulsados de la ciudad. Durante la ocupación de los cruzados los judíos y musulmanes fueron masacrados. Solo bajo la custodia de Israel todas las religiones han podido ejercer plena libertad de culto, respeto y protección a sus lugares santos. No existe hoy en el mundo país ni organización que pueda garantizar una mejor estabilidad a la ciudad.

Jerusalén es la capital de Israel, pero también es la capital del mundo entero.

Otro tema que se ha comentado es el récord de votación en la ONU que está llevando Panamá en los temas relacionados a Israel. Panamá tradicionalmente ha votado con el bloque de países latinoamericanos que eligen una posición cómoda de votar con la mayoría, no importa qué es lo que se esté debatiendo.

Como en la ONU existe una gran cantidad de países árabes y musulmanes siempre las resoluciones en contra de Israel son aprobadas. Esto incluye a los países que tienen políticas anti Estados Unidos y por Estados Unidos ser un aliado de Israel automáticamente estos países votan en contra de Israel. Por ende, Panamá en el pasado ha votado 100% en contra de Israel.

Me pregunto: ¿Esto es neutralidad? ¿Esta es la neutralidad que queremos los panameños? ¿Votar sin criterio?

Según nuestro embajador en la ONU, el presidente Martinelli decidió evaluar profundamente el contenido de las resoluciones antes de votar y tomar las decisiones de la forma más justa posible. En este periodo, 10 votos han sido a favor de Israel y 5 a favor de Palestina.

Debo decir que no soy fan de todo lo que hace nuestro Presidente; en muchas cosas estoy de acuerdo y en otras no, pero pienso que en estos dos temas el Presidente ha demostrado inteligencia, valentía, justicia y determinación.

<>

Este artículo se publicó el 3 de abril de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Contra el hambre y la pobreza

Contra el hambre y la pobreza

La opinión del pedagogo, escritor y diplomático…

PAULINO ROMERO C.

.

En los últimos años hemos conocido varias expresiones de colaboración internacional (sustantivas en el marco de las Naciones Unidas), en las que se han adoptado compromisos para mejorar la gobernabilidad mundial y lograr un desarrollo que pueda beneficiar más equitativamente a todos. Pero lo que ha faltado es una colaboración más vigorosa que se traduzca en acción tanto a nivel nacional como internacional. Es decir, las muchas iniciativas lanzadas para la acción contra el hambre y la pobreza, con el objetivo de identificar fuentes innovadoras de financiamiento no han prosperado ni avanzado en el campo de la realidad como se esperaba.

En Panamá, a nivel nacional, la crítica situación del hambre y la pobreza, debido principalmente a la inequidad en la distribución del ingreso, lo que no debiera darse de ninguna manera, puesto que Panamá cuenta con los recursos suficientes (que deben ser bien administrados), para evitar esos males sociales que diezman la calidad de vida de un alto porcentaje de la población mundial. El hambre y la pobreza, en alguna medida, también se relacionan con sistemas tributarios débiles, entre otros motivos, a la evasión tributaria a través de prácticas punibles e ilegales. Es un hecho grave que parte importante de la rentabilidad de los flujos financieros y de las ganancias de capital involucrados en la globalización financiera no estén gravados, o lo están insuficientemente.

La evasión tributaria involucra un aspecto ético, ya que castiga a los contribuyentes e inversionistas legítimos, transparentes, abiertos, sin secretos, que pagan sus impuestos, y beneficia a los que tienen malas prácticas, como el no pago de impuestos, el lavado de dinero y el financiamiento del crimen y el terrorismo, actividades que se financian con dinero derivado de prácticas ilegales o permitidas por vicios y errores de los sistemas tributarios.   Las políticas permisivas en condiciones de auge de los flujos financieros han facilitado esta falla de la globalización. Es preciso tomar decisiones para fortalecer nuestro sistema tributario mediante la adopción de medidas que impidan la evasión a través de cualquier medio, incluyendo el de los llamados paraísos fiscales.

La evasión tributaria es muy injusta con los contribuyentes honrados. El Ministerio de Economía y Finanzas puede, y pareciera estar interesado en desempeñar un papel importante para erradicar esta injusticia social, e ir avanzando hacia la adopción de medidas concretas contra la evasión tributaria en todos los órdenes.   En función de la necesaria participación ciudadana, debemos cooperar para apoyar toda iniciativa oficial que, en este sentido, tomen las autoridades gubernamentales. Los beneficios de un sistema tributario equitativo y bien administrado, contribuirá a desarrollar programas pilotos, tales como los destinados a reforzar la acción contra la desnutrición infantil, sin duda, una plausible iniciativa contra el hambre y la pobreza en nuestro país.

<>
Publicado el 3 de septiembre de 2009 en el diario Panama América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Cooperación, herramienta fundamental

Cooperación, herramienta fundamental

La opinión de…

Marisol Garrido de Hinds


.

La cooperación internacional como herramienta fundamental para nuestro desarrollo ha estado en permanente evolución, más aún con los retos impuestos en estos últimos años, la cooperación constituye el logro del objetivo máximo del mismo; la búsqueda de una mayor equidad social y mayor prosperidad.

La cooperación debe servir para apoyar los procesos y reformas, fortalecer y legitimizar cambios, complementar los presupuestos nacionales, actualizar y revisar las demandas nacionales buscando así la integración de los sectores marginados al proceso productivo, y fomentar la asociación entre el sector público, la sociedad civil, el sector educativo y el sector privado.

Uno de los retos que enfrentamos los que participamos en la cooperación internacional es la diversificación de los mecanismos de financiamiento para los proyectos y acciones en la materia, ya que cada vez resulta más claro que los roles tradicionales de oferentes en la gestión de los recursos es tener una administración transparente con rendición de cuentas para ganar credibilidad ante las agencias y países amigos. Para lograrlo, tenemos que revisar nuestros procedimientos y la forma de trabajo de las instituciones sectoriales y encargados de gestionar la cooperación. En este contexto, Panamá está ante un reto al que le urge hacer frente “entender los cambios en los esquemas que rigen la cooperación internacional y lograr adaptarse a ellos”.

No podemos seguir tratando la cooperación como se hizo en los años 80, no se puede seguir tendiendo la mano, tenemos la capacidad de convertirnos en socios privilegiados de los donantes tradicionales para la cooperación. Lo importante es pasar del asistencialismo a la verdadera cooperación.

Debemos aprovechar las ventajas comparativas que tenemos y ser capaces de incorporarnos a la nueva estrategia combinando el doble papel de receptor y donante.

La cooperación constituye uno de los campos en que nuestro país puede y debe asumir una posición de liderazgo en Centroamérica y el Caribe, para ello tenemos que modificar nuestra mentalidad y saber que cooperación no es solamente recibir sino dar y compartir.

Dentro del panorama antes descrito, Panamá no puede quedarse a la zaga, debemos asumir el reto de apoyar la inserción de nuestro país en esta nueva tendencia, como parte de la estrategia que nos permita ser nuevamente atractivos para las fuentes internacionales de cooperación.

<>
Publicado el 24 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que le corresponde