El 2011 y la Defensoría

La opinión del Abogado…..

.

JAVIER A. RIVERA CEDEÑO

Desde que removieron al defensor del Pueblo en 2006 hemos utilizado todos los canales para encontrar la justicia.   Solicitamos una solución amistosa al gobierno, esperando el cambio que todo el pueblo espera con hechos y acciones, no palabras.

Uno de los pilares fundamentales en todo Estado de Derecho son los Derechos Humanos. Cuando solicitamos una solución amistosa ante este gobierno es porque el caso, que se está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, está por pasar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Costa Rica; y la Asamblea Nacional de aquél entonces, que pisoteó el Debido Proceso, no será quien haga frente a esta condena, sino todos los panameños.

El periodo del defensor del Pueblo, Liborio García C., comprende de 2006 al 2011, cosa que debemos recordar. Seguimos esperando por el cambio en las instituciones, en los Derechos Humanos, en el respeto a los Convenios y Tratados Internacionales. Me pregunto si deponemos los intereses por el pueblo y vimos en una TV como a un ser humano no le permitió defenderse una Asamblea de Diputados que tenía mayoría; y ahora la oposición tiene mayoría por qué no cumplir con sus promesas de campaña.

Si a un defensor del Pueblo no le resarcimos daños causados por un gobierno anterior en una actuación solapada de un Jueves Negro; entonces, me pregunto ¿qué esperamos los demás ciudadanos? El Artículo 4 de nuestra Constitución dice que Panamá acata las normas del Derechos Internacional. No permitamos que una Asamblea Nacional bajo la administración de Elías Castillo haga posible una condena contra Panamá. Como hombre de Derecho y Jurista que soy miro con cautela que ya es hora de que como pueblo exijamos nuestros Derechos. Votamos por una coalición que nos prometió un cambio y luchar por los intereses del pueblo. No queremos más promesas, sino hechos por eso les exhorto a que le hagan justicia al defensor del Pueblo, Liborio García Correa.

<>

Publicado el 17 de febrero de 2010 en el Diario   La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Defensoría: un error subsanable

La opinión del Abogado….
.
JAVIER  A.  RIVERA C.
.

Defensoría: un error subsanable

.

Esta administración tiene la oportunidad de reivindicar una de las más grandes violaciones de los Derechos Humanos (DD.HH) dadas aquí, hablo de cuando la Asamblea Nacional pasó por encima de la Constitución y las Leyes, el Debido Proceso y sacó de su cargo al defensor del Pueblo (2006-2011), Liborio García.

Solicitamos una solución amistosa, creyendo que en una Institución tan noble y prístina íbamos a poder tener un cambio, como nos aseguraron promesas de campaña; pero aún vemos dentro de la Institución a dos personas que asumieron la Defensoría siendo testigos perennes de una violación a los DD.HH y que de manera acomodaticia, conociendo el Derecho y lo que se había cometido, asumieron sus cargos de defensores del Pueblo; la primera al perder una elección se quedó de Adjunta, avalada por otro que fue trasladado de lo que hoy es el Servicio Nacional de Migración.

Panamá ha sido condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por muchos casos y todavía no aprendemos que para enrumbar la Democracia debemos comenzar por respetar los Derechos de los ciudadanos, el Debido Proceso, la seguridad jurídica, institucionalidad y el orden público.

Cuando vi la unión de diferentes partidos, afirmando que deponían sus intereses por los del pueblo y en sus promesas de campaña hablaban de un cambio, creí y creo que todavía puede ser posible; sin embargo, solicité ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos justicia para un defensor del Pueblo para que todos los panameños, y gracias a esta administración, pudiéramos evitar una posible condena.

Sin embargo, veo con tristeza que no hemos aprendido nada de los empleados del IRHE (afectados por la Ley 25), de Heliodoro Portugal, de Rita Wall y de otros casos que han creado precedentes funestos para Panamá.

No es por un gobierno en el cual yo he puesto mi norte como abogado, sino en un principio humano, puro y constitucional, como es el derecho a defenderse, a ser oído, a que se le brinde a un ser humano un Debido Proceso.

No es por Liborio García que interpuse esta Denuncia ni en contra de un partido político al cual siempre he respetado y en el cual todavía creo que puede reconstruirse, porque cuando pequeño veía por televisión al general Torrijos enseñándonos nobleza, calidad humana y rodeándose de las mejores personas para ver cómo se levantaba el país.

Igual que hace más de un mes vi cómo el pueblo aplaudía las obras del presidente Guillermo Endara; entonces vino a mi mente cómo quedarán recordados los que ahora tienen el timón de la Nación, porque son el tiempo y los hechos los que hablan por un pueblo.

<>
Publicado el 11 de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Defensoría y Comisión Interamericana

.

Defensoría y Comisión Interamericana

.
JAVIER A. RIVERA CEDEÑO

.
Hemos solicitado en consenso en el caso del defensor del Pueblo 2006-2011 una solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, nada más nos resta esperar la decisión del Estado panameño, como parte en el conflicto. A manera didáctica, una solución amistosa, es un mecanismo establecido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que establece un procedimiento de conciliación, para lograr dentro de un marco de respeto a los Derechos Humanos la satisfacción de las demandas de los peticionarios, evitando tener que recurrir al pronunciamiento de una instancia jurisdiccional; que en este caso es ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en San José, Costa Rica.

.
Debemos resaltar que al Dr. Liborio García aún no se le ha acabado el periodo por el cual fue electo por la Asamblea de Diputados como defensor del Pueblo; y que tanto la Asamblea como el Nuevo Gobierno saben que el defensor del Pueblo actual y su Adjunta asumieron y se han mantenido en el cargo conociendo plenamente que es un Debido Proceso y de las violaciones a los Derechos Humanos de las cuales fue víctima en el 2006 mi representado, como abogados que son. Nuestra nueva administración estatal demostraría con hechos que viene a hacer justicia, proponiendo como estandarte el respeto y valor a los Derechos Humanos, Convenios Internacionales, Constitución y Leyes; que es lo menos que esperamos de la consolidación de un Estado de Derecho.

.
El nuevo gobierno con este caso podrá demostrar con hechos su eslogan de campaña en que no son más de lo mismo y que viene a enmendar lo que hicieron mal gobiernos pasados. El espíritu de este procedimiento, es permitir una especie de salida político-diplomática con el fin de evitar una decisión jurisdiccional sobre los méritos de la denuncia, así lo establece el Literal F del Artículo 48 de la Convención Americana de Derechos Humanos.
*

<>

Publicado el 25 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor del artículo, todo el credito que les corresponde.

Futuro de los Derechos Humanos en Panamá

Futuro de los Derechos Humanos en Panamá

.

JAVIER A. RIVERA CEDEÑO

.

La pasada administración le dejó muchas cosas sin resolver a este nuevo gobierno y una de las cosas pendientes es enmendar esta Nación, para que pueda consolidarse como un Estado de Derecho, en el cual tenga como norte el respeto a los Derechos Humanos, la Constitución, las Leyes y los Convenios Internacionales.

Actualmente solicitamos de manera voluntaria acogernos a una solución amistosa conforme al Artículo 41 del Reglamento Interno de la Comisión Interamericana de la Organización de los Estados Americanos y el Literal F de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Somos el primer país a nivel mundial e Iberoamericano que sacamos, violando los Derechos Humanos y el ordenamiento jurídico, a nuestro defensor del Pueblo.

Esta Administración tiene la oportunidad de oro de elevar a Panamá en la más alta posición a nivel de los Derechos Humanos, devolviendo la credibilidad a la Defensoría del Pueblo, toda vez que la misma Institución recibió ataques solapados por personas que querían el control absoluto para que la misma estuviera silenciosa, dependiente y sin credibilidad, que es lo que debemos cambiar.

El 1 de julio de 2009 Panamá despertó con un país renovado y una Asamblea Nacional de Diputados de principios, justicia y equidad. Siempre conservaré en mi mente y corazón cuando, el jueves 29 de junio de 2006, un hombre honorable se levantó diciendo de manera valiente, alta y clara: “déjenlo defenderse, denle un Debido Proceso al Defensor del Pueblo”, en medio de la bancada del PRD, que era mayoría. Este señor, que hoy es presidente de la Asamblea Nacional, y el H.D. Vladimir Herrera demostraron lo más importante para los Derechos Humanos: independencia, justicia, valentía, calidad humana y principios; por eso pedimos ante la Comisión Interamericana y a este nuevo gobierno que nos permitan terminan el trabajo que comenzamos por el futuro de los Derechos Humanos en Panamá haciendo justicia en la Institución: Defensoría del Pueblo de Panamá.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

La función de un Ombudsman

La función de un Ombudsman

*

JAVIER ALEXIS RIVERA CEDEÑO-  Abogado

*
La función de un defensor del Pueblo es la de controlar de modo no jurisdiccional los actos de la Administración Pública, garantizar la protección de los Derechos Humanos y todos los demás derechos previstos en nuestra Constitución y los convenios internacionales.

El HD José Luis Varela se ha estado haciendo eco del sentir de muchos ciudadanos, debido a que la Defensoría del Pueblo se ha mantenido inoperante, muda, acomodaticia desde julio del año 2006 hasta nuestros días. Un defensor del Pueblo no puede estar sentado en una banca sólo por un salario, debe tener una vocación real e independencia total para buscarle solución a las necesidades de nuestra ciudadanía y ser un ente velador, porque a todos los panameños se nos respeten nuestros Derechos Humanos.

¿Cómo un defensor del Pueblo puede ser la voz de los que no tienen voz, si al asumir su periodo entra en elecciones de días y es testigo fiel de una de las más remarcadas violaciones al principio del debido proceso, piedra angular de todos los Derechos Humanos, Constitución, Convenios y Leyes para destituir al Ombudsman electo 2006-2011?

Opino que si las cosas nacen mal, ¿cómo pedirle independencia? No considero que se necesite cerrar la Institución, más bien se requiere respetar nuestra Constitución, Leyes y Convenios Internacionales, y situar a los Derechos Humanos en el lugar que se merece; y para ello la Asamblea Nacional de Diputados venidera no puede cerrar los ojos, porque si no hacemos algo pronto por una acción con la cual muchos diputados, como el diputado Vladimir Herrera ni el mismo diputado José Luis Varela, estuvieron de acuerdo en ese momento cuando solicito que se le permitiera hablar o tan sólo ser escuchado al Dr. Liborio García Correa, lo que todos los juristas llamamos el principio del defensa o debido proceso, el cual fue cercenado y hoy debemos resolver y reivindicar las actuaciones del Estado, a través de un órgano como la Asamblea Nacional de Diputados.

<>

Publicado el 12 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá