La pelea es contra el hambre

” Siento que el señor alcalde de Panamá está equivocado. “Pelea tu beca” es una campaña tan ridícula como ofensiva. La pelea de los niños es contra el hambre y la deuda social con ellos se paga con políticas institucionales aplicadas con imaginación.” Conozcamos más sobre los planteamientos que nos hace en su interesante artículo de opinión el autor….

Jorge Iván Mora

La mañana que el niño Celestino Pelenchín Caballero, con rabia y desespero decidió llegar a la Arena de Colón para servir de sparring, ante un llamado que escuchó por altoparlante, se impuso la sagrada misión de regresar a su casa con el desayuno para sus cuatro hermanitos y su madre. Perdió la prueba, recibió unos cuantos golpes y cinco dólares, pero sintió que ese día había vencido.

En condiciones dramáticas no menos distintas, Demetrio Pambelé Ceballos, con 12 años apenas, aceptó un trato a escondidas de sus padres con un expendedor de carnes, a la sazón promotor local de boxeo, para que fuera a entrenar a cambio de unas libras de carne de cerdo para llevar a su hogar y un par de dólares. A lo largo de todas las Américas, los boxeadores se parecen por el origen de sus historias, la miseria, así como en varios casos, por sus finales tristes.

Al alcalde Vallarino no hay que señalarlo por ser quien ha sido, un creativo al servicio del mercadeo de productos.   Es legítimo.   Los temas de Estado son otro asunto. “Pelea tu beca” es un intento improvisado de mejorar la imagen del mandatario capitalino, que confunde la caridad con los derechos.

La promoción de su deteriorada imagen, no revela el éxito de la asistencia, como aseguró el comentario de un vocero oficial de la Alcaldía, sino la cruda realidad de la gran mayoría de la niñez panameña, que habita en la marginalidad.

Aquí estamos frente a la disyuntiva de construir políticas de Gobierno o políticas de Estado al servicio de la niñez, o administrar los asuntos públicos con pálpitos del corazón. Estamos frente al derecho a existir, que empieza con la garantía y obligación del Estado de proteger y velar por la niñez.

Siento que el señor alcalde de Panamá está equivocado. “Pelea tu beca” es una campaña tan ridícula como ofensiva.   La pelea de los niños es contra el hambre y la deuda social con ellos se paga con políticas institucionales aplicadas con imaginación.

Apelando a la imitación sugiero un verdadero programa de Estado, “Panamá sin hambre”, con presupuesto de la ciudad, recursos del nuevo Programa de Ayuda Nacional (PAN) y las grandes fundaciones empresariales panameñas, que pueden aportar capital y pulcritud administrativa, y entonces, alcalde, institucionalice los comedores sociales al lado de las escuelas públicas, en centros neurálgicos del área metropolitana, para que los padres puedan ir a rebuscarse la vida sin el dolor del vacío en el estómago y los niños puedan superar la escolaridad sin hambre.

Así también unos serán mejores padres y los hijos mejores deportistas. El modelo existe y fue creado por el ex alcalde de Bogotá Lucho Garzón y lo ha continuado el alcalde actual Samuel Moreno.

No es política partidista ni gestos del corazón. Son políticas de Estado. Así noquea la miseria y de paso dignifica la pobreza. Le garantizo que ganamos todos.

<>

Este artículo se publicó el 1 de agosto de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.