Crimen organizado y estrategias

La opinión de…

JERÓNIMO RAMÍREZ URRIOLA

Setenta y dos inmigrantes que querían alcanzar el sueño americano fueron asesinados por sicarios en México,   hecho que provocó el repudio generalizado de varios gobiernos, planteando la necesidad de revisar qué están haciendo los organismos de seguridad encargados de luchar contra las operaciones del crimen organizado.   La lucha interna de las bandas por el control del mercado de la droga ha sido el detonante de un fenómeno social que afecta a todos los países de América Latina, pero sobre todo a Centroamérica, por ser una ruta de distribución y custodia de estupefacientes.

El último informe sobre desarrollo humano de las Naciones Unidas para América Central 2009-2010: ‘Abrir espacios a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano’, plantea que las principales estrategias están orientadas a desmontar el negocio ilícito del narcotráfico, disminuyendo su rentabilidad económica.

Pese a las dificultades económicas de los gobiernos por erradicar todo tipo de violencias, nunca habrá un ‘presupuesto ideal’ que frene al crimen organizado; sin embargo, es válida la adopción de políticas de Estado dentro de las mismas estructuras de justicia y seguridad.   Por ejemplo, implementar medidas para la protección de testigos claves, usando inteligencia policial y adiestramiento con una adecuada especialización a los policías encargados de perseguir y capturar a los delincuentes.

El informe recomienda fortalecer los procedimientos especializados para el juzgamiento de los delitos asociados, frenando el crecimiento de las maras, pandillas y bandas organizadas que tienen tentáculos de largo alcance en todas las esferas de la sociedad, reclutando a niños y niñas en barrios marginales por unos cuantos dólares.

La lucha contra la corrupción e impunidad dentro de los organismos de seguridad, porque con frecuencia se filtran informaciones antes de una operación encubierta. Esta situación pone en peligro la integridad física de los cuerpos policiales y sus familiares, por lo que el informe enfatiza en la necesidad de aumento de penas y la no excarcelación de los delincuentes en caso de reincidencia.

Otro elemento a considerar es el tema de la violencia contra la mujer, pues se trata de un delito silenciado o privado en hogares. Mientras existan más estadísticas sobre maltratos y femicidios en esa medida se podrán buscar soluciones a corto plazo.

Panamá registró un repunte en la tasa de homicidios con 24 por 100000 habitantes hasta agosto de 2010, ranking liderado por Honduras (61), El Salvador (52), y Guatemala (45).

Si bien estamos por debajo de los otros países vecinos, la tendencia indica que las organizaciones criminales se han tomado las calles.

Afortunadamente, el gobierno del presidente Ricardo Martinelli hizo cambios puntuales, como la creación del Ministerio de Seguridad Pública, aglutinando a todos los componentes de la Fuerza Pública en un solo organismo, de manera que cuenten con un mayor presupuesto de funcionamiento, equipos y herramientas para el intercambio de información de inteligencia.

En 2009 se incautaron 56 toneladas de cocaína en todo el territorio nacional y se espera que la cifra aumente luego de la instalación de bases aeronavales en puntos estratégicos de trasiego, sobre todo en áreas fronterizas con Colombia, donde se mueven grupos irregulares por el área del Darién.

<> Artículo publicado el 28 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

¿Quién tiene la culpa de la acumulación de la basura?

Reproducimos el artículo de opinión de….

.

Jerónimo Ramírez U.

Vemos basura en cada esquina, en las paradas de buses, afuera de los colegios. “La culpa es del Alcalde”, es lo que resaltan los medios. Pero objetivamente, ¿quién es el verdadero culpable de practicar la “cultura de la cochinada”?

Indudablemente nosotros mismos que cuando vamos en el vehículo lanzamos latas, envases, papeles, etc. por la ventana. El que está en la parada y prefiere tirar los desperdicios en la calle sin importarle que al lado hay un tinaco de basura. Producto de esta irresponsabilidad cada vez que llueve las calles de la capital se convierten en lagos y es común ver carros flotando y personas atrapadas.

Recientemente colapsó el sistema de drenaje en la entrada de Condado del Rey, lo que provocó que las primeras lluvias torrenciales inundaran un terreno cercano. Esta situación causó la interrupción del tránsito vehicular obligando a los residentes a tomar una vía alterna. El ministro de Obras Públicas, Federico José Suárez, informaba que las empresas constructoras vertían sus desechos en ese punto, sin embargo, a 200 metros se encuentra una subestación de la Policía Nacional –es un paso expedito de las unidades de los linces– lo que demuestra el poco importa de estos malos ciudadanos.

Como morador del área he visto cómo los carros de acarreo vierten sobre la vía principal piedras, cemento, baldosas, etc., sin embargo, ninguna autoridad hace cumplir las disposiciones administrativas.

Aquí los corregidores deben ejercer su misión y sancionar como se ha hecho en el interior del país donde se han impuesto multas de 200 a 500 dólares a los que han sido sorprendidos in fraganti. ¿Por qué en la capital es diferente?

Si bien existe una crisis en la recolección de la basura, los panameños debemos ser conscientes de que tirar basura en la calle puede provocar focos epidémicos y la proliferación del mosquito Aedes aegypti.

Debemos aprender de nuestro vecino país, Costa Rica donde sus principales avenidas siempre están limpias. Somos un país que queremos atraer inversión extranjera, grandes transnacionales, incentivar la industria turística y no podemos solucionar este problema.

Por otro lado, la designación de Harmodio Montaner como jefe de la nueva Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario como ente adscrito al Órgano Ejecutivo es una decisión acertada, pues ha sido un funcionario que ha demostrado vocación de servicio. Siendo la Dimaud una entidad con problemas tan complejos, empezando por su recurso humano, necesita una reingeniería total.

Y es que el problema no solo es de recursos, los camiones que se utilizan hasta 16 horas o más al día.

Hay que ver la parte humana, las hormiguitas que bajo sol y la lluvia limpian los desechos de las calles. Justo y merecido el aumento que recientemente el alcalde les otorgó.  Las circunstancias se dieron por un problema de arrastre y que correspondía a otra administración, pero que afortunadamente a corto plazo dieron fin a esta tragicomedia.

La verdad no había otra alternativa. El Gobierno no podía esperar a que todos los panameños canceláramos la deuda por tasa de aseo para poder financiar la compra de los camiones.

Queda la esperanza de que al convertirse en autoridad cuente con los recursos suficientes para que la ciudad vuelva a ser “la tacita de oro”.   Creo que esa es la idea del presidente Ricardo Martinelli y si algún otro municipio del país requiere de ayuda gubernamental se le pueda ofrecer sin condiciones ni apasionamientos políticos.

Esperaremos a ver si en los próximos seis meses mejora radicalmente el servicio de recolección de basura por el bien y la salud de los capitalinos.

<>

Este artículo se publico el 5 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Extradición y cobertura mediática

La opinión de…..

ccc

Jerónimo Ramírez U.

La noticia sobre la extradición de Manuel Antonio Noriega a Francia, acusado por lavado de dinero, se regó como pólvora ese martes 27 de abril. Diversas fuentes de información y canales de televisión transmitían las incidencias desde Estados Unidos, agentes del US Marshal conducían al ex hombre fuerte de Panamá al aeropuerto para tomar un vuelo de Air France y enfrentar la justicia.

Nunca pensé que vería luego de 20 años a un Noriega con problemas para caminar, pasado de peso y cansado. Lo primero que pasó por mi mente fue recordar allá por 1989, cuando en un recorrido por Amador -comiéndose un mango junto a la plana mayor de las Fuerzas de Defensa- le declaró la guerra al ejército más grande del mundo.

Una guerra que nunca debió darse, pero tres días después con una ciudad sitiada de tanquetas, él huía sin rumbo fijo. Pasó por la urbanización Chanis en una Land Cruiser con vidrios oscuros escoltado por un pequeño sedán y tres soldados, presumo que con rumbo a la Nunciatura Apostólica. Recuerdo el rostro pálido y de angustia de uno de sus hombres que llevaban subametralladoras en sus manos.

Casi 21 años después, la atención se ha centrado en la suerte del ex general. Si lo juzgarán en Francia o lo enviarán a su patria para enfrentar la justicia. Al hacer un análisis mediático sobre las informaciones aparecidas en los medios durante los primeros 15 días del mes de mayo podemos destacar que los medios impresos de Francia ni siquiera resaltaron el hecho de la extradición, a los editorialistas no les interesó este tema. Por el contrario, en Panamá el medio que más cobertura dio, en su versión web, fue La Prensa con 25 impactos noticiosos, seguido de Panamá América (21), La Estrella (20) y TVN-2 con 19.

Entre los medios internacionales que dieron más cobertura y mayor cantidad de noticias sobre Manuel Antonio Noriega podemos distinguir: BBC News, BBC Mundo y Terra.com. Palabras o expresiones clave de interés noticioso fueron la cárcel La Santé y el abogado del ex general, Yves Leberquier. Para los periodistas era un hecho notorio que existía gran preocupación por conocer dónde quedaría confinado Noriega y en quién recaería su defensa. Los principales titulares en este periodo: “Francia rechaza excarcelar a Noriega”, “Martinelli siente lástima por Noriega”, “El narco Carlos Lehder quiere volver a Colombia”.

Lehder, extraditado a Estados Unidos en 1987, aprovechó la oportunidad mediática para enviar una carta a las autoridades colombianas denunciando que la justicia norteamericana incumplió el pacto de una pena negociada por testificar contra Noriega. Todo relacionado con sus actividades de narcotráfico.

Los panameños también han opinado acerca de cuál consideran debería ser la mejor salida para Noriega. Por lo que se ha publicado, pareciera existir un rechazo a que regrese, pues argumentan que a Noriega se le beneficiaría con una medida de casa por cárcel.

Otros piensan que sí debe pagar las condenas pendientes por crímenes y otros delitos. Lo cierto es que de llegar a Panamá, la competencia entre los medios de comunicación por buscar esa “primera reacción” de parte del ex general será una guerra sin cuartel.

<>

Este artículo se publicó el 25 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.