¿Zona histórica o ‘parking lot’?

La opinión de…..

.

Yoli de Fábrega


Los residentes del Barrio de San Felipe (Casco Antiguo) vivimos con pasión e interés el desarrollo de esa zona, que estuvo abandonada como vividero de precaristas y que ahora se transforma en área valorizada, como centro de interés turístico de primer orden.

Desde mi balcón tengo una vista privilegiada del desfile diario de turistas que visitan al Casco Antiguo y mi alegría y curiosidad son grandes al observar sus caras sorprendidas ante la belleza del barrio. Los veo entonces disparar sus cámaras fotográficas y capturar toda esa belleza que existe –y que los nacionales tardíamente están aprendiendo a apreciar–, en las edificaciones coloniales, las plazas, las iglesias, las estrechas calles, así como en las edificaciones gubernamentales y las remodelaciones de residencias privadas.

Esta frenética actividad me mueve a pensar que vamos bien encaminados. Sin embargo, soy de la opinión que se debe poner coto a los abusos que se cometen debido a la ignorancia sobre el tema de la valorización del barrio de San Felipe.

En este escrito quisiera apuntar mi crítica al desorden y al relajo que hay con el tránsito vehicular en este sector. El atractivo más grande que tiene el Casco Antiguo es poder caminar sus calles. Pero ahora resulta que esto no se puede hacer porque los dueños de automóviles se estacionan donde les venga en gana. Y así lo hacen encima de las estrechas aceras, por donde se podría caminar. ¡Además de impedir que caminemos por las aceras, las están destruyendo!

Los autos los estacionan en cualquier lugar, impidiendo la circulación de otros automóviles. El Casco Antiguo se ha convertido en un gran parking lot de camionetas 4×4.

Yo solamente pido a las autoridades dos cosas: La primera, que la Autoridad de Tránsito ponga severas multas y que retire con grúa los carros mal estacionados, sobre todo los que se estacionan en las aceras. Que devuelvan la circulación peatonal que el barrio se merece y que organicen racionalmente la circulación de autos, buses y camiones de gran tamaño por las calles, ahora mismo bastante deterioradas del Casco Antiguo.

La segunda: Siempre he pensado que fue un error haber cerrado la circulación vehicular por la Avenida Central. Esta vía era el principal acceso al Casco Antiguo. Pregunto: ¿por qué no recuperarlo? Muchos consideramos que fue una equivocación haber convertido la Avenida Central en un mercado de buhoneros y de venta de verduras, disminuyendo la importancia de tan importante arteria de circulación hacia el Casco Antiguo.

Resumiendo: Hay que tomar acciones para impedir el estacionamiento de automóviles sobre las aceras en el Casco Antiguo, y volver a hacer de la Ave. Central un área de circulación vehicular.

<>

Este artículo se publicó el  13  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios