Problemática actual de la reforma educativa (II)

La opinión del Profesor de Música….

.

Albin Nelson Cedeño Araúz

Los bachilleratos que propone este nuevo gobierno pueden ser clasificados de la siguiente forma: Bachilleratos comerciales: Bachillerato en Comercio; Bachillerato en Contabilidad; Bachillerato Marítimo y Bachillerato en Turismo. Bachilleratos Industriales o técnicos: Bachillerato Industrial en Refrigeración y Aire Acondicionado ¿?; Bachillerato Industrial en Electricidad; Bachillerato Industrial en Electrónica; Bachillerato Industrial en Metalmecánica; Bachillerato Industrial en Construcción; Bachillerato Industrial en Autotrónica; Bachillerato en Tecnología e Informática y Bachillerato Agropecuario. Por último, los bachilleratos humanísticos, científicos o pedagógicos: Bachillerato en Ciencias; Bachillerato en Humanidades; Bachillerato en Gestión Familiar e Institucional y Bachillerato Pedagógico.

Una vez hecha esta sencilla clasificación, podemos notar que la mayoría de los bachilleratos propuestos están diseñados de tal manera que el resultado educativo final será una gran masa obrera con poca o ninguna formación humanística, cultural o crítica.

Una masa de seudo esclavos que estará a disposición del “libre mercado”. Una masa de obreros con bajos salarios, una masa de personas alienadas de por vida, subyugadas y condenadas a ser eternamente los sirvientes de los hijos de las naciones poderosas.

En este orden de ideas, me llega a la memoria una anécdota que experimenté cuando trabajé en el Proyecto de Desarrollo Educativo, PRODE, del Ministerio de Educación, en donde un alto funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo me decía lo siguiente:  “lo que pasa es que los países de Latino América no necesitan universitarios, ni licenciados, ni magísters, tampoco Doctores.   Lo que ustedes necesitan es gente educada hasta el nivel medio”. (Pero resultaba que mi interlocutor tenía un Doctorado) ¡Interesante propuesta, interesante análisis!

Pues eso es lo que se pretende hacer con nuestra juventud, abramos los ojos y no permitamos que el gobierno -de una forma acelerada e intransigente-implemente una reforma claramente mercantilista y neoesclavista.

Así las cosas, es definitivo que debe haber una reforma educativa, pero una reforma profunda y progresista que plantee soluciones de fondo y a largo plazo. Una revolución educativa que incluya reformar todas las áreas: en lo curricular, reformar la infraestructura de los planteles y hacer nuevas escuelas; una reforma que le brinde capacitaciones verdaderas y de punta para nuestros educadores y que les brinde respuesta en el ámbito salarial. Y para que se dé esa reforma, es necesario abrir el compás para el debate de todos los sectores involucrados: los padres de familia, la sociedad civil, el gobierno y los educadores.

Pero dicha reforma no debe ser hecha esperando la mirada aprobatoria de ninguna institución financiera internacional, no debe esperar aprobación de ninguna nación poderosa. Dicha reforma debe ser diseñada e implementada en base a los mejores y más prístinos intereses de nuestra Nación.

Necesitamos una reforma que íntegra que contenga todas las herramientas necesarias para que la juventud pueda desarrollarse en el ámbito que así lo desee; que exhorte al estudiante a la indagación y a formarse su auto criterio. Esto es lo que necesitan nuestros estudiantes, no la imposición de una educación limitada y prefabricada basada en los intereses políticos y económicos del gobierno de turno y de las clases dominantes.

<>

Este artículo  fue publicado el 19 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Problemática actual de la Reforma Educativa

La opinión del Profesor de Música….

Albin Nelson Cedeño Araúz

He estado siguiendo el tema de la polémica reforma curricular en el Ministerio de Educación y me han llamado la atención varios aspectos:

I. La forma como los medios de comunicación han proyectado la postura de los gremios magisteriales ante la implementación del Decreto 944.

2. Las críticas del Sindicato de Industriales a dichos gremios.

Por una parte, en los medios de comunicación se critica a los gremios magisteriales de tal forma que los han convertido en el los hazmerreír de la opinión pública. También se habla de los representantes gremiales como si fuesen una lacra que debe ser execrada en nuestra sociedad. Y es que los profesores -según nuestros gobernantes y los medios de comunicación- no deben realizar ningún acto de presión en contra de medidas que lesionan sus intereses gremiales o los intereses de la educación nacional. Por otro lado, la empresa privada apuntala dichas teorías, orquestando así las tenazas con las que se pretende silenciar a los docentes e implementar medidas meramente mercantilistas en la educación nacional.

Paulo Freire, en su obra “Carta a quien pretende enseñar”, plantea que en los últimos tiempos, los gobiernos, en su afán por zafar sus responsabilidades sociales con la educación y como una forma de neutralizar los movimientos magisteriales, han vendido la ¡dea de que los buenos maestros son entregados, abnegados y no protestan -igual que un tío o una tía- de modo que siempre están dispuestos a ceder -incluso a sus aspiraciones-en pro de la educación.

Estos argumentos siempre utilizan al estudiante como escudo para evitar que los docentes protesten. Pero como dice Freire en la obra arriba citada: “al hacer huelga, los maestros y maestras están enseñando, están dando a sus estudiantes lecciones de democracia (de la que tanto precisamos en nuestros países en estos momentos) a través de su testimonio de lucha.

Ésta también es una función de los maestros, enseñar a sus estudiantes a ser críticos y a oponerse a las injusticias y a las medidas que afectan la nación. Hay que admitir que muchos docentes han perdido estas perspectivas. Pero esto de ninguna forma invalida al movimiento magisterial.

Basándonos en esta oscura perspectiva, nuestros gobernantes y la empresa privada pretenden imponerle al país una reforma educativa que no contribuye en nada al desarrollo de nuestra nación.

Pues el Decreto Ejecutivo 944 del de 21 de diciembre de 2009, es simplemente una reforma de corte mercantilista que pretende instaurar una era de obreros listos para responder a las exigencias de las naciones ricas y de sus instituciones financieras internacionales.

Una reforma que no tiene nada de integral, es una reforma que lleva a la pauperización intelectual de nuestras nuevas generaciones, pues se pretende eliminar del currículo educativo -con una doble intención: economizar dinero y neutralizar la conciencia crítica- materias que son de suma importancia para la formación integral y crítica del estudiantado.

Lo único de integral que tiene esta reforma, es dicha palabra escrita en el decreto.

(Continúa mañana).

<>

Este artículo  fue publicado el 18 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Los retos del alcalde capitalino

Los retos del alcalde capitalino

*
Por:  Albin N. Cedeño A.
*
Luego de finalizar la lucha encarnizada por el triunfo sobre la Alcaldía de Panamá, el alcalde entrante tiene por delante un gran reto de gobierno municipal. En primer lugar debe cumplir con sus promesas de campaña de manera íntegra.

También le espera un gran reto que es el reordenamiento de la infraestructura citadina. Por un lado, detener el crecimiento desordenado de la ciudad de Panamá, en donde cada quien hace lo que le da la gana sin importar que con su actuar se perjudique a la colectividad. Por ejemplo, si a alguien se le ocurre tener un taller de automóviles, resuelve su carencia de estacionamiento ubicando los vehículos en las aceras; cuando alguien tiene tres o cuatro autos en su casa, la solución de estacionamientos también es la acera. En ambos ejemplos vemos que el peatón o la colectividad resultan perjudicados.

Observamos un desorden similar en la ubicación de quioscos de negocios al por menor que se han tomado las aceras de la ciudad capital, sumándose a éstos la exhibición de mercancías sobre las aceras por parte de los almacenes. En este sentido, Bosco Vallarino debe dar un paso en firme con la remoción y reordenamiento de estos quioscos en toda la ciudad, principalmente en el centro, como es el caso de Calidonia.

El nuevo alcalde debe remover toda aquella infraestructura que obstaculice la visibilidad y el libre tránsito peatonal y vehicular. También debe decretar prohibir la exhibición de mercancías en las aceras por parte de los dueños de almacenes. A cambio, la Alcaldía debe ofrecer a los humildes panameños que se dedican a la buhonería una alternativa que los beneficie a ellos y, también, a la ciudad de Panamá. Una alternativa es estandarizar la construcción y distribución de los quioscos y que sea la Alcaldía la que ofrezca dicha infraestructura. También se debe reglamentar el volumen de estos puestos de venta por cuadra. Con esta medida se lograría el desahogo de las aceras, permitiendo el libre tránsito de los peatones.

Una solución a la aglomeración de automóviles mal estacionados en las calles y aceras se puede dar, si la Alcaldía de Panamá incentiva la construcción de edificios de estacionamientos en toda la ciudad.

Es tiempo de que tengamos a un alcalde que se ponga los pantalones y que solucione de manera permanente estos dos problemas. Espero que nuestro nuevo alcalde tenga la valentía de tomar las decisiones correctas, aunque éstas no resulten ser las decisiones más políticas.

Publicado el 4 de junio de 2009 en el diario La Prensa.