Asuntos de pobreza o la pobreza es un asunto

La opinión del economista…..

Marcel Salazar

.
Asuntos de pobreza o la pobreza es un asunto

.

Es interesante la participación de especialistas en los foros, conferencias, congresos, etc., que tratan de denunciar la baja calidad de vida por la que atraviesan los pobres del mundo, y qué decir de los preocupados por todo el ambiente, pero ¿es su prioridad el ser humano?

En el párrafo anterior, trato de permitir que tu imaginación calcule o enumere los efectos de no disponer de mecanismos de defensa por unos días, imagina ahora ese sufrimiento cuando es permanente.

El vivir en el área urbana te convierte en cliente potencial de los servicios públicos como mínimo, pero también te convierte en cliente potencial de la oferta de los vicios que pululan por años en un área geográfica determinada.

Podrán creer apreciados lectores que en las áreas de pobreza, la oferta de drogas y sexo son presentadas desde los mismos puntos domiciliarios, ¿usted cree que un representante político o un corregidor o comisario de policía debe o no saber desde dónde se ofrece droga en su área de influencia? Repito ofrece, no necesariamente se vende a todos, esta es una mercancía apropiada para el trueque. Al hacerle vueltas al vendedor al detal, el cliente sin capacidad adquisitiva tiene un depósito a su favor para que le descuente las entregas a futuro.

Te imaginas en qué consiste el trueque, drogas por mandados, donde estos, incluyen hasta la muerte de algún señalado.

Más suerte parecen tener los perros, las lagartijas y los árboles de mi país que los muchachos de barrios donde se les quiere defender diciendo que en los lugares pobres hay mucha gente honrada, y claro que los y las hay, quién se va a atrever a decir que no los hay, sí hay. Defendiendo a los honrados, implícitamente acusan de sinvergüenzas a los de malvivir, sin buscar el origen de su situación.

No se engañe, también hay personas que trabajan todo el día y al regreso se detienen a comprar su dosis. El problema es que el ambiente no les procura la oferta de oportunidades en iguales condiciones, y por ello, les deja la otra trocha, ni siquiera a la otra opción se le puede llamar camino, es más, ni siquiera es trocha es páramo (por qué creen ustedes que cuando la pasa mal, la gente dice:  fulano está pasando páramo).

Para que empecemos a procurarle una mejor vida a esta población tendremos que decir que se va a construir una mina a cielo abierto y así ellos tendrán a su servicio un conjunto de organizaciones preocupadas por sus problemas, mientras tanto, nada, no son de importancia.

Ese asunto de la pobreza ¿debemos asumirla y aceptarla como natural? ¿O será que para estos grupos la pobreza es un asunto y no un problema ambiental?

.

<>
Publicado el 15 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios