Sala V: entre la validez y la eficacia

La opinión del Abogado…

ROBERTO RUÍZ DÍAZ
roberto_ruiz_diaz@yahoo.es

Ya es noticia vieja, aun cuando si hablamos de validez y eficacia todavía el fallo de la Corte Suprema, que declara la inconstitucionalidad de la derogatoria a la Ley que creó la Sala Quinta, no ha cumplido todos los trámites de rigor, para decir que el mismo tiene una validez formal y de ahí que entré la vigencia de la norma que había sido derogada.   Si bien una vez surtido aquellos requisitos de mero tramites, debemos sentarnos a ver que si bien la validez de la norma contenida en la Ley 32/99 vuelve a tener vigencia, se tiene que esperar que la misma entre en eficacia. ¿Como así? pues que la norma se ponga en práctica y sus efectos pueden ser exigidos. Tenemos antecedentes recientes, con la creación del Tribunal de Cuentas, donde la Norma tenía validez y se encontraba vigente, mas su eficacia no había sido exigida o puesta en marcha, toda vez que después de algún tiempo de su creación es cuando el Ejecutivo decidió proceder a nombrar a los Magistrados que compondrían este nuevo Tribunal. De ahí que para que la Sala Quinta tenga eficacia, debe el Órgano Ejecutivo proceder a realizar los nombramientos de rigor. Mientras esto no se dé, el Pleno de la Corte tiene la obligación de seguir conociendo de las acciones de Amparo, los Habeas Corpus y el tema de Habeas data, figura esta que nace en forma posterior a la creación de la Sala Quinta. Desde la discusión de la creación de la Sala Quinta he sido constante en mi planteamiento, requerimos un Tribunal Constitucional y desde el año 99 recomendaba el modelo español como manera de utilizarlo, solo que con una cantidad menor de Magistrados por cuestión presupuestaria. En si la reactivación de la Sala Quinta no limita y mucho menos amarra de manos al Órgano Ejecutivo, para que mediante reformas a la Constitución, se instale un Tribunal o Corte Constitucional, quien estaría encargado de revisar incluso la constitucionalidad o no de los fallos de las salas de la Corte Suprema actual.

Todo está en ver bien que mas beneficia a la Justicia, que por veces es cuestionada, dándole vida nuevamente con la entrada en eficacia de la Sala Quinta, o simplemente dejar dicha Ley como muchas otras que hay, que son letra muerta y embarcarnos en un tema que nos permita estar a un nivel jurídico internacional más elevado, al contar con un Tribunal Constitucional digno de apreciarse. Que a su vez para ser parte del mismo, exigir que sus miembros tengan como mínimo 55 años de edad y con experiencia en el ejercicio del derecho de más de 25 años; creo que con esos obtenemos jueces más comprometidos con la justicia y el derecho, que con su futuro económico.

Si lo observamos fríamente, esto si seria parte de un cambio en materia de justicia, pues el Tribunal Constitucional, tendría a su vez las facultades de conocer los habeas corpus, habeas data, las advertencias y demandas de Inconstitucionalidad y ser el único interprete de la Constitución, cuando se prevea conflictos entre la aplicación de sus normas. Incluso ser una vía alterna al Órgano Legislativo, en materia de consultas populares y referéndum

Este artículo se publicó el 1 de febrero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Yo también promociono el Ron Abuelo

La opinión del Embajador de Panamá en el Ecuador…

ROBERTO RUIZ DIAZ

Para aquellos que nunca han prestado servicio dentro de las estructuras del Estado, en cualquier posición, a veces es difícil afrontar críticas, las cuales en algunos casos no tienen sustento, pero de todas formas son apreciaciones en su momento de algunos ciudadanos que pagan impuestos, con los cuales se satisfacen los salarios de todos los funcionarios públicos. Por eso debemos recibirlas.

Pero en el caso que se hizo noticia, sobre la supuesta promoción que hacen los funcionarios diplomáticos en el exterior de determinada marca o producto, no queda más que meterme entonces dentro de ese grupo y aceptar, será, mi mea culpa, pues, yo también he cometido el error, según la apreciación de algunos denunciantes, no solo de promover el Ron Abuelo, sino a la empresa Varela Hnos., que, nos guste o no, es la única marca licorera con presencia real a nivel internacional y es la que representa al país en ese rubro. Si hay otra, que se nos acerque y también la apoyaremos.

Así como COPA es nuestro emblema aéreo, a la cual le damos el mayor apoyo posible, así estamos obligados, todos los funcionarios diplomáticos y consulares, a dar ese apoyo a cualquier marca registrada y panameña, para resaltar el comercio. En cuanto a licores, los mexicanos defienden su tequila, los rusos su Vodka, chilenos y argentinos su vino y entre disputas de quién es el dueño, hasta el pisco tiene su defensa comercial, por parte de sus autoridades.

De allí que no podemos quedarnos atrás al apoyar lo nuestro, pues, no quiero pensar que porque Juan Carlos Varela es ahora canciller se den estos ataques.

¿Quién no ha llevado una botella de Ron Abuelo o Seco Herrerano y ha dicho que esas son bebidas nacionales? Incluso, hay empresas que el sancocho de gallina enlatado lo comercializan. A veces como país no crecemos, pues estamos más pendientes de ver cómo fregamos a nuestros propios coterráneos.

Ecuador tiene actualmente su promoción de ‘Primero Ecuador’, dándole prioridad a lo nacional y así lo defiende sus embajadores, cada uno orgulloso del banano que exportan, que en algunos casos proviene de empresas de opositores al gobierno.

He apoyado desde este cargo a la Zona Libre, con lo cual se benefician muchas empresas, buscando la eliminación de medidas de salvaguardia, que, Dios primero, terminarán el próximo 30 de julio, pero eso no quiere decir que tenga preferencia por una de esas miles de empresas. A todas las ayudamos y por eso estamos preparando una Expo Panamá para finales de agosto en Quito, y así dar a conocer lo que tenemos y lo que somos, donde todos pueden participar, sin distingo de rubro ni de propietario, sea gobierno u oposición.

Si es un error o un delito promocionar a nuestras empresas panameñas, sin importar su dueño, tendré que aceptar que me equivoqué de función, pues lo primordial para mí es, aparte de la función diplomático de relación entre dos países, dar a conocer el mío, con sus beneficios y productos. Por eso me confieso que además de COPA, Zona Libre y otras empresas panameñas, también promocione el Ron Abuelo.

<>

Artículo publicado el 8 de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Sociedad civil?

La opinión del Embajador de Panamá en Ecuador…..

..

ROBERTO RUIZ DÍAZ

No se trata de un debate nuevo ni mucho menos de una figura recién creada, por años se ha hablado y escuchado del término sociedad civil. Pero, ¿qué representa la misma y quiénes son sus actores?, hacia allá va la interrogante, pues, en muchas casos hay personas que hablan y dicen representar a esta clase social, que normalmente no está enmarcada dentro de los partido políticos, pero sí participa activamente en las contiendas electorales, al emitir el sufragio y decidir los gobernantes que se eligen.

“Como concepto de la ciencia política designa a la diversidad de personas con categoría de ciudadanos, que actúan generalmente de manera colectiva para tomar decisiones en el ámbito público que concierne a todo ciudadano de su sociedad fuera de las estructuras gubernamentales ”.   En ese sentido, queda claro que se trata de la colectividad y aquí habrá otra interrogante, ¿esa colectividad de cuántas personas debe estar compuesta?   Pueden salir tres o cuatro personas a decir que representan a esa colectividad que se encuentra interesada en un tema.

Por otro lado, cuando vemos el término Sociedad Civil , la misma no puede ser la que trata un tema en especial, sino aquella que se preocupa por la totalidad de los problemas que nos aquejan.   Es decir, no podemos mirar la falta de carreteras, sin mirar la falta de seguridad ciudadana, no podemos solo criticar la corrupción, cuando tenemos a gente que no tiene empleo o pasa hambre.   La sociedad civil, esa que se manifiesta y se preocupa por temas gubernamentales, muchas veces se sustrae de la solución de los problemas, por enfocarse en un solo tema, que es el que le puede brindar mayores titulares.

Quizás equivocados en el concepto, algunas personas afirman representar a la sociedad.   Si miramos Panamá, cerca del 50% pertenece a un partido político y por algo se afilia, independientemente de si le resolverán sus problemas, creen que es el método y la forma de acceder a la solución de los problemas, el resto que se mantiene mirando desde la barrera, ¿puede llegar a llamarse sociedad civil?

Es cuestión de mirarlo ampliamente y no caer en sectarismos, pero lo cierto es que mucha gente, la gran mayoría que no participa en política, no le interesan los problemas nacionales y pasa olímpicamente de ser o formar parte de esa sociedad civil, pero sin querer, ve cómo personas dicen que los representa.

Ninguna democracia se sostiene ignorando la necesidad del pueblo, pero quienes consideren que tiene la legitimidad para representar a un sector, deben, por lo menos, tener un mínimo de legitimidad y representación, para decir que representa o es el vocero de la sociedad civil.   Pues, la sociedad civil igual la componen los clubes cívicos, las iglesias, las asociaciones de padres de familia, los comités de calles o barriadas y cada uno a su manera tiene las formas de escoger a sus dirigentes. Así, pues, no en vano que se exija representatividad a quien quiera autodefinirse como el representante o vocero de sectores de la sociedad.

No es que estemos en desacuerdo con la fiscalización ciudadana, eso es algo que se impone, pero sí debemos tener claro que como ciudadanos, igualmente con derecho a fiscalizar, también tenemos el deber de ayudar a nuestros gobernantes a encontrar la solución de los problemas y no estar tan solo con el saquito de sal, para echarse a la herida, con tal de sacar créditos.

<>

Este artículo se publicó el 15 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El problema son los que se quedan

La opinión de…..

.

ROBERTO RUIZ DIAZ

Hay síntomas de derrotismo, cuando las expresiones van en la dirección de no poder contener a sus aliados, amigos o copartidarios, algo así pasa en el Partido Revolucionario Democrático (PRD), que aún no sale, a casi un año, del letargo que le produjo la derrota electoral del 3 de Mayo de 2009.

Afirmaciones de sus principales dirigentes, tal como reportan los medios, dan paso a una fuga masiva de dirigentes electos y no electos, que buscan un discurso diferente y una hoja de ruta que los lleve a puerto seguro.

Sólo basta escuchar a las máximas autoridades del PRD decidir “que se vaya el que se quiere ir”, con lo cual tratan de apaciguar fuegos internos, muchas veces provenientes de amigos.

El PRD no ha sabido aprender de la derrota y prefiere seguir viviendo de ella, como un mea culpa permanente, decidió renovar, supuestamente en forma transitoria su CEN, pero cambiando para peor, es decir no renovó caras, por el contrario trajo a muchas de los responsables de las derrotas electorales, con lo cual aumento la llamarada de descontento posterior a Mayo del 2009.

De allí viene la pregunta de cuál es el problema, si es los que se van o los que se quedan?, pues a muchos no les causa gracia las constantes amenazas de revocatorias de mandatos, cuando tienen un partido sin brújula y sin un Capitán que de verdad pueda conducir esa enorme nave, que poco a poco han tenido que ir achicando para no hundirse cual titanic.

Los que se quedan y siguen siendo los ahuyentadores de adherentes, son los primeros que debieron dar un paso al lado, y dar oportunidad a la reingeniería, pero que va, son los mismos que no pueden estar lejos del centro de toma de decisiones.

No han sabido ser oposición y hoy se ahogan en un mar de llantos, por los que se van y no han sabido detener.

Al final el gobierno sigue su hoja de ruta trazada, que es resolver los problemas del país, con nuevos adherentes o sin ellos, con nuevas iniciativas que busca la generación de empleos y atacar los problemas de educación, con trasformación curricular y seguridad ciudadana, con la creación de instancias que se dediquen 100% a esa labor.

Mientras los demás siguen en el llanto de la leche que se sigue derramando, son muchos los que consideran consistente la gestión de gobierno, dirigidas a llevar a este Panamá a un nivel de inversión, para atraer poco a poco la generación de empleo.

De allí que a veces el problema no es los que se van sino los que se quedan y no saben hacer su trabajo.

<>

Este artículo se publicó el 11 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El difícil tema de los impuestos

La opinión del Abogado…..

.

ROBERTO  RUIZ  DIAZ

Hablar de impuestos es un poco complicado, más para quienes no tenemos claros todos los temas, pero aún se vuelve más complicado cuando se nos quiere explicar el porqué aumentan los mismos, sin darnos los detalles claros sobre los beneficios, para que como ciudadanos nos podamos sentir comprometidos y satisfechos con su implementación.

Por muchos años Panamá ha tenido una tasa del impuesto ITBMS, dentro de las más bajas de la Región, por no decir la más baja, al estar fijada en un 5%. Contrario a otros países que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es, como en Argentina, 21%, Bolivia 13%, Chile 19%, Colombia 16%, Costa Rica 13%, Ecuador 12%, Guatemala 12%, México 15%, Perú 19%, Uruguay 23% y Venezuela 15%. No es que venga a justificar el alza por el alza, por el contrario, como panameño igual me puede afectar, pues acostumbrados a modelos de tipo congelador, donde el impuesto no ha variado ni nadie se ha atrevido a modificarlo, vemos una nueva propuesta del Gobierno, la cual no es solo sobre ese tema, sino que hay que verla en toda su magnitud.

Las pasadas administraciones nos vendieron por un lado y nos impusieron por el otro, reformas que produjeron efectos en cascadas, que alteraron los precios de la canasta básica, pero en esta ocasión, si bien se apunta a un aumento del 5% al 7%, tenemos que hay sectores que no serán afectado; o sea, no se aplicará el aumento, como el alimentario, servicios básicos y los sectores más vulnerables utilizados o consumidos por la clase popular.

Ventajas de las reformas, comienza, aunque no lo entendamos de momento, en una reducción del impuesto sobre la renta que se paga actualmente, haciéndolo más justo y equitativo, donde quienes a mayor ingreso mayor tributo, dejando de lado esa carga que por años la clase media ha venido soportando.

Igualmente hay propuestas sobre la mesa, como las presentadas por el diputado Blandón de incluir el pago mensual de los colegios privados para que se puedan deducir del impuesto sobre la renta, e igualmente incluyo yo que los pagos de las pensiones alimenticias decretadas por tribunales o autoridades administrativas, sean igualmente deducibles del impuesto. Con esto se busca el atractivo, a los que cumplen con esa obligación, de que la misma sea reconocida como un gasto fijo, real y obligatorio. Así sea que se reconozca un porcentaje del mismo.

Hay que ser solidario con el propio Estado, amén de que los recaudos en tributos, van destinado a seguridad, salud, educación, vías de comunicación y a los planes de carácter social, como los bonos, el plan 100 para los 70 y las becas universales, con las cuales se acaba el relajo de tener que corretear a un político, para que te den algo que te mereces como panameño que eres.

<>

Publicado el 25 de febrero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Quién le metió candela al rancho?

La opinión del Abogado….

.

ROBERTO RUIZ DIAZ

Siempre lo he mantenido en anteriores artículos que he escrito, de los cuales no puedo ahora renegar, cuando aceptamos cargos públicos nos debemos someter al escrutinio ciudadano y especialmente al que se proyecta en los medios de comunicación. No puede ser que sea bueno algo cuando nos conviene y que al momento en que nos son adversos reneguemos de ello.

Panamá, visto desde afuera, y mirando por el ojo ajeno, se ha ido mezclando en una serie de posiciones e interpretaciones jurídicas, que van de lado y lado, pero detrás de todo esto tenemos que ver cómo nacen las cosas y quién realmente mantiene una mayor responsabilidad en las actuaciones que se han dado.  Ojo, trataré de ser objetivo y sabiendo de ante mano que muchos no coinciden conmigo, pero gracias a esa libertad de expresión que tenemos es que podemos hacerlo así.

¿El proceso contra la procuradora quién lo inició y en qué tiempo?    No había asumido el gobierno Ricardo Martinelli, cuando ya la Procuraduría de la Administración había asumido la investigación, producto de una denuncia presentada por un ex fiscal, que fue sorprendido in fraganti recibiendo una coima, eso dicen que aparece en el expediente principal.   El procurador Ceville, figura muy activa en el PRD, se declara impedido. Allí asume Nelson Rojas, que ha trabajado casi toda la vida con Ceville y solicita la separación del cargo de quien es la jefa del que ordenó la detención domiciliaria de Pérez Balladares (ex presidente PRD).

No fue Martinelli quien denunció a Ana Matilde Gómez y mucho menos solicita la separación, eso lo hacen los denunciantes.   Ahora bien, ¿quién ordena la separación?   Es el pleno de la Corte Suprema quien se pronuncia, con cuatro salvamentos, caso raro. Pero así es y son ellos mismos los que en el fallo indican u ordenan que el Consejo de Gabinete designe un procurador suplente. Si la orden viene de un Tribunal toca acatarla, sino estás en desacato. De allí que cualquier responsabilidad futura no se le puede exigir al presidente de la República, pues, es el máximo Tribunal del país quien está ordenando lo actuado.

Todos podemos tener una interpretación de la Ley, pero ojo, por disposición constitucional solo la Corte Suprema puede dirimir las controversias en esta materia, por esto siempre me he inclinado en la creación de una Corte Constitucional. De allí que la Institucionalidad de que tanto se habla comienza por acatar las leyes y los fallos de los tribunales. Que algunos fallos no nos gusten ni modo, pero sí debe existir un debido proceso, es necesario recordarlo siempre. Pero fue precisamente la Corte Suprema la que emitió un fallo que dio paso al posterior proceso contra la procuradora.

De allí la pregunta, ¿quién le metió candela al rancho?   El que lo hizo, que asuma su responsabilidad histórica, no busquemos culpables ni responsabilidades donde no las hay y que la Corte al final resuelva lo que ella solita han iniciado. Así veo las cosas y así las cuento.

<>

Publicado el 16 de febrero de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.