Fusión ATP – INAC

RAÚL LEAL

Gran revuelo en el ámbito intelectual y cultural del país ha causado el anuncio del presidente electo Ricardo Martinelli de fusionar los entes Autoridad de Turismo y el Instituto Nacional de Cultura (fusión ATP-INAC). Hecho posteriormente reafirmado por el designado en Turismo, Salo Shamah.

El tema cultura-turismo no es nuevo, data del auge turístico a partir de los años 50 y que después se llamó turismo cultural. Solo que hay que aclararle a las autoridades que sociológicamente el turismo cultural no es cultura ni hace cultura en ningún país.

En Panamá la idea se acaricia desde hace rato por aquellos que tienen la concepción de hacer dinero con una macro postal: insertar al país, sus costumbres, su folklore y su patrimonio histórico en una máquina de hacer dinero.

No tiene nada de malo hacer dinero, pero ¿dinero para quiénes?, ¿se beneficiarán nuestras comunidades? Bajo esa mismo perspectiva del vil metal, ya se está destrozando el patrimonio histórico en el Casco Viejo bajo las narices de las autoridades que se van y para complacencia de otros.

Ninguno de los asociados a los grupos organizados de cultura cree que deben convertir el Casco Antiguo en un enorme museo, pero tampoco debe ser la caja registradora de nadie, a costillas de invalidar el verdadero patrimonio nacional, cambiando su rostro por uno distinto al legado cultural de nuestros antepasados.

En nuestras comunidades para que estas puedan aprovechar al máximo su potencial turístico, no se necesita una fusión de dos instituciones distintas una de otra y con diferente fin (ATP-INAC), sino pregúntenle a nuestras indígenas de las cuencas del Canal, que ya están disfrutando cierta bonanza por esfuerzo propio y organizadamente.

“Los locos somos más” , está bien, pero no mezclemos el agua con el aceite. Y les digo una genialidad más: en todo el continente a nadie aún se le ha ocurrido fusionar los entes de cultura y turismo, porque entienden que no hay ningún problema en crear las condiciones para una armónica colaboración entre ambos.
<>

Publicado el 26 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Anuncios