Las sanas divergencias políticas

La opinión de….

.

Daniela Martínez

.

Las sanas divergencias políticas
.

La política debe garantizar, fundamentada en el derecho y en la norma jurídica, un orden y seguridad total que le dé estabilidad a la sociedad en medio de las diferentes opiniones e intereses que predominen.

Para que esta política pueda ser ejercida debe haber un poder, pero este poder, a su vez, debe emanar del derecho y, así mismo, el derecho debe generar poder, pero sin someter a nadie ni muchos menos pasar por encima de los intereses de la colectividad. Directamente de aquí sale el concepto de “ideología” que, básicamente, son ideas fundamentabas en principios específicos de los cuales se basan o se orientan los diferentes partidos en su función política.

Estas diferencias de ideologías en vez de destruir o limitar deben beneficiar a la sociedad, porque se formulan en su máxima expresión las diferentes perspectivas y opiniones de todos representadas en ideologías específicas. Se debe respetar el pluralismo político con el fin de que todos tengamos las mismas posibilidades de participar y ser tomados en cuenta.

En Panamá está presente el sistema multipartidista que considero muy importante, porque ayuda y permite que las minorías, que se sienten ignoradas, puedan participar. Pero, a pesar de que tenemos la cultura de un sistema multipartidista dentro de la variedad de partidos políticos que existen, la gran mayoría funciona únicamente durante los procesos electorales. Es decir, se preocupan por estar presentes durante las elecciones más que por tener membresía, dirigentes y metas concretas.

Mediante las elecciones es que la colectividad logra la expresión de su libre voluntad de elegir a quienes los dirigirán o representarán. Este sufragio universal en determinados momentos de la historia fue omitido, no tenía valor alguno, era ignorado. Hoy en día gozamos de una democracia basada en un sufragio universal, en donde somos libres de elegir y de participar. Tomando en cuenta la historia de Panamá, no debemos olvidar lo que nos ha costado poder llegar a un sistema democrático en que todos podemos participar por igual. En resumen, con el sufragio universal se dejan atrás todos los sufragios limitados. Hoy gozamos de la posibilidad de expresar nuestra voluntad a través del voto secreto

.

<>
Publicado el 10 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios