La Corte de los Milagros

La opinión de…

 

Vitelio De Gracia Perigault

En la novela Nuestra Señora de París, Víctor Hugo se mofa de los desalmados del hampa parisina que se hacían pasar por ciegos, tullidos, sordomudos y locos; que durante el día se comportaban como pordioseros lastimeros, cerca del famoso mercado de Les Halles, y que por la noche, “milagrosamente”, recuperaban la salud y la plenitud de los sentidos, para convertir en alcohol y favores sexuales lo ganado durante el día con la mendicidad.

Con su fino humor, Víctor Hugo llamó a este inmenso reino del timo La Corte de los Milagros” (extraído textualmente del “saco sin fondo”, internet).

Nos gustaría mucho que Víctor Hugo no hubiese muerto y que hoy nos describiera la situación política y el gobierno que improvisa diariamente en la administración del país, en la recolección de la basura, la falta de agua, la agricultura y la salud, entre muchos otros temas.

Creo que su escrito, más que comedia, sería un drama–tragedia que nos conduciría a una depresión colectiva.

La violación a la Constitución, al injustamente cesar en sus funciones a la procuradora, así como la conculcación de sus derechos humanos, al decretar la prohibición de que ocupe cargos públicos durante cuatro años, son ejemplos de lo que se puede esperar de un gobierno autoritario, que no mide las consecuencias de sus actos; prueba de esto lo tenemos con el desgreño y corrupción judicial, desatada durante la administración de Bonissi “el breve”.

Anterior a esto, vivimos la orden dada a la honorable Asamblea Nacional para devolverle la ciudadanía al alcalde y facilitar su toma de posesión, transgrediendo normas de ética, moral y legales, pobre ejemplo para generaciones presentes y futuras.

Las improvisaciones, mentiras, engaños, medias verdades, demagogia, manipulación, amenazas, persecuciones, violaciones a la Constitución y las leyes de contratación pública, vía los 600 millones de balboas en contrataciones de “yo para ti”, promesas incumplidas (pregúntenle a Eladio), son la hojaldra de cada día.

Pero, las agresiones no terminan. Ahora nos quieren empujar un nuevo chorizo legislativo con las reformas constitucionales, parches para un cuerpo que no tiene espacio para más. Lo que necesitamos es una Constituyente, entendiendo que no es la panacea para los males que nos aquejan, pero sí un principio para remediarlos.

Una Constituyente que contemple y defina el nombramiento de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del procurador general de la Nación y del contralor general… Hay que sacar estos nombramientos del bolsillo del presidente de turno y devolverle la real independencia y honorabilidad que perdieron hace mucho.

La reelección presidencial es un tema de cuidado, cuando hay un presidente como el que tenemos hoy día, a quien no le importa un comino con la sociedad civil, quien nombra comisiones como la que nombró para investigar y aclarar el tema de Bocas del Toro y, luego, él mismo se encarga de demeritarla, porque el resultado no está de acuerdo con su voluntad; cuando despiden a la procuradora porque no sigue la línea; que nombra otra comisión para evaluar a los candidatos a magistrados de la Corte, pero luego la desautoriza, porque le dieron bola negra a su candidato; con un presidente así, la reelección pone en peligro de muerte a nuestra imperfecta democracia.

Gracias a Dios alguien entró en la sensatez y rechazaron la reelección inmediata.

Fíjense que mi percepción es que hoy día lo que mantiene al Presidente en su puesto es el Gobierno de Estados Unidos y Gustavo Pérez… Con el primero, los Wikileaks han puesto en evidencia lo delicado de las relaciones, pero sus intereses están por encima de esta revelaciones, con el segundo las relaciones son excelentes gracias a los continuos aumentos salariales.

Los aliados políticos ponen su barba en remojo, al sentirse amenazados con el tema de la reelección. Hacen bien en poner distancia; día a día se percatan de lo poco que tienen en común y del costo político que pagan por errores y locuras ajenas a su acción y pensamiento.

Nuestra profunda convicción democrática nos señala el camino… La salida (como principio de la solución) es la Constituyente. Así rectificamos nuestra imperfecta democracia y reorganizamos nuestro futuro político, por un Panamá, verdaderamente, para todos.

Así lo percibo, así lo escribo.

<>
Este artículo se publicó el 10  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

El cascabel del gato eléctrico

La opinión de…

Vitelio de Gracia Perigault

Escuchamos, con mucha preocupación, una advertencia que hizo en días pasados el ingeniero Juan Urriola, secretario de Energía, señalando la intención de las generadoras de energía eléctrica de aumentar el costo de venta del kilovatio hora.

Vemos en Urriola a un panameño angustiado por las repercusiones de tal acción en el acontecer nacional, su denuncia es oportuna, responsable y todos debemos apoyarla. Pensamos que otros acontecimientos del mundo jurídico político nacional, y la celebración de pascuas, desviaron la atención de la comunidad de este importante y vital tema.

No podemos permitir que el gato camine sin cascabel. Es nuestra responsabilidad que así sea, porque el cascabel es cada uno de nosotros los usuarios, de frontera a frontera del país.

Las empresas generadoras de energía eléctrica son concesionarias de una responsabilidad que va más allá de la mera producción de energía. Algunas son usuarias de un recurso hídrico que le pertenece al país, y los dueños de este país somos nosotros; sin embargo, dichas empresas utilizan ese recurso sin costo alguno, mientras nosotros pagamos el petróleo al precio de exóticos diamantes.

En otras palabras, es hora de que el Gobierno tome medidas para cobrar el agua que utilizan las hidroeléctricas, quizás brindándole el beneficio de exonerarlas de dicho pago por los 8 ó 10 primeros años de operación, pero al cabo de los mismos deben pagar sin aumentar el costo del kilovatio hora a los usuarios. Con esta fórmula las hidroeléctricas que, al día de hoy, excedan los años señalados deben pagar por el galón de agua que utilicen.

El Gobierno debe velar por la promulgación de leyes con beneficios fiscales y de otra índole, que promuevan la implementación urgente de proyectos de generación de energía eólica. Esta nueva tecnología requiere de apoyo gubernamental, con el fin de poder competir, porque los grandes intereses de la plantas de generación térmica, que utilizan petróleo para generar energía eléctrica, manipulan el mercado con el fin de mantener la hegemonía de venta de energía eléctrica. Es interesante averiguar cuántos vendedores de petróleo tienen intereses económicos (acciones) en estas empresas térmicas… Esa tarea se la dejamos a la Acodeco.

Volviendo al tema de energía eólica, esta es 99.9% libre de contaminación y, por lo tanto, se hace acreedora de los beneficios de bonos carbono. Su impacto en las comunidades de las regiones en donde se pudiese implementar es mínimo y su tiempo de construcción es mucho más rápido. Es oportuna, eficiente, con costos de producción predecibles y constituiría el fiel de la balanza para los otros productores.

Con los excedentes de agua recibidos en los últimos días, es irónico, rayando en burla, la intención de las empresas hidroeléctricas de aumentar el precio del kilovatio hora para el año 2011, en algunos casos hasta 150% arriba del costo de referencia del año 2010.

Reitero que está en nosotros convertirnos en el cascabel del gato y no permitir los aumentos… Si por razón de la tragedia que vivimos por las inundaciones, sobrevivimos a los problemas con el suministro de agua, creo que podemos muy bien sobrevivir si aplicamos un boicot a las generadoras de electricidad. Es decir, podemos, muy bien, organizarnos para un apagón nacional y para una suspensión de los pagos. Así enviaríamos un mensaje claro: No al aumento de la energía.

Guardar silencio es pagar más no solo por la canasta básica, sino que por todo aquello que utiliza energía eléctrica para su operación: las bombas de agua del Idaan, las bombas de las estaciones de gasolina… la lista es casi infinita.

Está claro que no tenemos control sobre los aumentos en el precio del petróleo, pero sobre el uso de nuestras aguas sí tenemos control.

Así lo percibo, así lo escribo.

*

<> Este artículo se publicó el 29 de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Demencia lúcida

La opinión de…

Vitelio De Gracia Perigault

En la versión cinematográfica de El amor en tiempos de cólera, de Gabriel García Márquez, el tío León, recibió una carta en la cual se le señalaba de tener demencia lúcida; solicita a Florentino Ariza le explique el significado del señalamiento… El tío queda feliz con la explicación y manifiesta que esta era producto de herencia familiar. Creía que a esa demencia obedecían sus infinitos deseos sexuales, y los de su sobrino Florentino, cosa que alentaba con regocijo.

Leo en entrega de The New York Times (La Prensa, 26/9/2010) que el “Éxito es cosa de locos”.   Cito “muchos emprendedores exitosos tienen cualidades y peculiaridades que, si estuvieran contenidas en mayores proporciones en su psiques, calificarían como verdaderas enfermedades mentales”.    Continúo con la cita: “Es una cuestión de grados”, dijo John D. Gartner, sicólogo y autor de The Hypomanic Edge (La ventaja de la hipomanía).   “Si eres maniaco, crees que eres Jesús. Si eres hipomaniaco, crees que eres un don de Dios para la inversión en tecnología”.

Percibo que nuestros poderes Ejecutivo y Judicial, y hasta la Alcaldía, están impregnados de la demencia lúcida citada, así como de cierto grado de hipomanía. Cómo justificar al ex ciudadano norteamericano Bosco cuando dice que él es un enviado de Dios para solucionar los problemas sociales.    Hay que estar demente para justificar la condena a la procuradora así como la detención de Paco Gómez Nadal en el aeropuerto.

El colmo de la demencia lúcida es la condena a Sabrina Bacal y Justino González con un año de cárcel y la inhabilitación por igual periodo de ejercer su profesión, es decir, si sus hijos dependen de su trabajo que se mueran de hambre junto con su padre y madre. Todo por divulgar, como noticia, los nombres de funcionarios que formaban parte de una investigación que llevaba a cabo el Consejo de Seguridad, entidad que atestiguó que era cierto lo de la investigación y la mención dentro de esta de los funcionarios señalados por González, por lo tanto, no hubo calumnia ni injuria.

Él fue declarado inocente de los cargos de calumnia e injuria en dos ocasiones… Entonces sucede que un tercer acto de insensatez e injusticia, inconstitucional y violatorio del derecho al trabajo, muy similar al ejecutado contra la ex procuradora, pretende amedrentar al periodismo nacional, censurarlo y callarlo para que no divulgue lo malo y lo feo, que en nombre de la democracia acontece en el Gobierno.

Hoy entiendo más a Juan Carlos Tapia, a Sánchez Borbón, a Gómez Nadal y a muchos otros que merecen nuestro reconocimiento y respeto, porque no se entregan ni se rinden, no hay fuego que consuma su brújula, y perseveran ante las adversidades y persecución a las que son sometidos.

Contra ellos no hay demencia lúcida, ni declaración de locura que los intimide. Su lucha es el imperio del derecho y la verdadera justicia social. A unirse para rechazar este nuevo ataque del imperio de la oscuridad.

Así lo percibo, así lo escribo.

<> Este artículo se publicó el 7 de octubre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Ha muerto la justicia

La opinión de…

Vitelio De Gracia Perigault

La condena a la procuradora general de la Nación a seis meses de cárcel o cuatro mil balboas de multa no sorprende, pero lacera la conciencia ciudadana. Las circunstancias que rodean esta condena son absurdas e incomprensibles, tanto en lo legal como en materia de derechos humanos, además constituye un golpe certero a la democracia, que ya no peligra… está gravemente herida y su muerte es segura.

Creemos en la inocencia de Ana Matilde Gómez y nos solidarizamos con su frustración y desencanto con la justicia. Tiene suficientes argumentos, todos sustentados legalmente, para declarar su inocencia, lo que no tiene es el poder. Ese poder que en el pasado reciente tenían “los hierros”, hoy lo tiene “el miedo”.

Al testigo Zambrano, origen de esta tragicomedia, le niegan comparecer, dando espacio a todo tipo de especulaciones.   Siendo él quien, buscando justicia para su hija, puso la denuncia de solicitud de coima en la Procuraduría y pidió que se escucharan sus conversaciones con los individuos que le pedían dinero a cambio de beneficios para su hija.   Aunque aun con su testimonio no hubiera cambiado el curso del veredicto, sí hubiera logrado dejar en evidencia el lado oscuro de los veredictos la Corte.

Pero no nos distraigamos con cosas pequeñas, lo más dañino es el papel que han jugado algunos miembros la otra hora honorable Corte, a la que percibimos usada por la política y los intereses creados que rodean al Ejecutivo.  El mensaje que envía la Corte es que no hay justicia y que sobre esta prevalecen los intereses políticos.

Esto da miedo. ¿Será que vamos rumbo a una dictadura, sin pesos y contrapesos?   ¿Qué quieren los que gobiernan el país?   ¿Qué necesidad hay de caer en estas honduras, si teniéndolo todo cometen gansada tras gansada?   Quizás la pregunta no es ¿qué quieren? si no ¿de qué adolecen?   Me temo que la respuesta no les gustará y meterán más miedo y manipularán hechos y justicia, condenado y apresando a quien se oponga a sus intereses y arrebatos para gobernar.

Lo peor es que como creyentes y defensores de la democracia como único instrumento para administrar un país, nos los aguantaremos hasta cumplir su periodo constitucional.

A los políticos en Gobierno y a los hacedores de justicia es oportuno recordarles el pasaje bíblico que dice “Con la misma vara que midas serás medido”, “y una cuarta más”, añade el pueblo.   La justicia está de luto, porque ha muerto. Así lo percibo, así lo escribo.

<>

Este artículo se publicó el 18 de agosto de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Hugo Chávez, otra vez

La opinión del Empresario….

VITELIO DE GRACIA PERIGAULT

Observamos en CNN la denuncia del gobierno de Colombia ante la OEA, en la cual con pruebas irrefutables señala los campamentos que la narcoguerrilla de las FARC y FLN mantiene en territorio venezolano. Está claro que la existencia de estos campamentos de la muerte no puede darse sin el apoyo del gobierno de Hugo Chávez y sus acólitos. La información de las coordenadas geográficas de la ubicación de los campamentos, así como hora, fecha, número de vuelo de entrada vía Caracas de conocidos narcoguerrilleros, es una prueba más de la complacencia del gobierno de Chávez con la guerrilla colombiana.

La respuesta del embajador venezolano ante la OEA rehúye referirse a las pruebas y con sorna propia de quien no tiene argumento por razón de haber sido agarrado con las manos en la masa, se burla de las acusaciones y pruebas presentadas por Colombia. Creo que el gobierno de Venezuela, que no es representativo de la voluntad de la mayoría del hermano pueblo venezolano, con su absurda actitud perdió su única oportunidad de salir de estas acusaciones con dignidad.

Para ponerle sal a la herida Chávez rompe relaciones diplomáticas con Colombia y ordena movilización en la frontera con el hermano país, persistente en su maldad como Satanás, Chávez, el usurpador del mensaje del Libertador Simón Bolívar, no se atreve a tomar el reto de una inspección ocular de las aéreas señaladas como campamento de las guerrillas, opta por la salida más fácil.

En un punto y aparte, considero oportuno señalar que nuestro ministro de Seguridad desde su inicio ha hecho lo correcto en la protección de nuestra frontera con Colombia y si bien es cierto que su dura postura no es del agrado de algunos, es lo que necesitamos para enviar un mensaje a las guerrilla, narcotráfico, tráfico de armas y de seres humanos. ‘En Panamá no hay espacio ni complacencia con ninguno de ellos’. Al señor ministro le reitero lo que le señale personalmente. ‘Es mejor un león conduciendo un rebaño de ovejas, que una oveja conduciendo una manada de leones’, está de más solicitarle que continúe por ese camino, seguro estoy que la mayoría silenciosa se lo agradece.

De vuelta a Chávez, su distorsión de la realidad latinoamericana y el papel que él juega en ella tiene profundos ribetes melodramáticos y mesiánicos, por decir lo menos. El pueblo venezolano está acercándose vertiginosamente a lo que llamo ‘el factor Bocas del Toro’, esto degenerará en una gran explosión, con una guerra civil de incalculable consecuencias para Venezuela y también tendrá sus consecuencias en el ámbito mundial por razón de los problemas que genera la restricción de producción petrolera ante una grave crisis interna.

¿Por qué Chávez no acepta la inspección de los embajadores de la OEA en las áreas señaladas por Colombia como ocupadas por la guerrilla? Porque los videos, mapas, coordenadas geográficas, fotos, testimonios de guerrilleros desmovilizados, son una realidad irrefutable, imposible de explicar y ocultar, son una vergüenza, ausente de todo pensamiento e ideal bolivariano, constituye un golpe bajo a la democracia, que pone en evidencia al verdadero Hugo Chávez Frías, otra vez.

Así lo percibo, así lo escribo.

<>

Este artículo fue publicado el  5 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor o autora, todo el crédito que les corresponde.

Venezuela sí, Chávez no

La opinión de…

Vitelio De Gracia Perigault

Valoramos la tolerancia de culto, ideología, raza y preferencia sexual. Pero esta filosofía tiene su límite… La invitación realizada por el Ejecutivo al dictador Hugo Chávez Frías es injustificable en su aspecto moral y ético.   Así como el Ejecutivo predica cero tolerancia con la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, también debe tener cero tolerancia con quien conculca los derechos humanos de miles de venezolanos, y ampara a las guerrillas de la FARC y FLN, que tantas muertes y dolor causa a nuestros hermanos de Colombia.

El dictador que impone socialismo salvaje a los hermanos venezolanos no puede ser homenajeado por quien se considere democrático. Esto envía un mensaje al mundo de que en Panamá se aplaude su nefasta gestión gubernamental y peor aún que estamos de acuerdo con su afán de exportar su socialismo salvaje al resto de Latinoamérica.

Percibo que esta invitación es estrategia para apaciguar a Frenadeso y al Suntracs, rindiéndole pleitesía a Chávez. Esta visita en nada cambiará la actitud ni la predisposición del Suntracs y Frenadeso, a la confrontación y reto a la democracia, con fines claros de debilitarla y demostrar que no es una ideología válida para resolver los problemas sociales; lo suyo es y será la imposición del socialismo que promueve Chávez.

Escucho recién al Canciller reiterar la invitación, y la respuesta histérica de Chávez acusando a Panamá de ser parte de un complot para terminar con su vida. El mundo se ríe de nosotros. Cancillería prácticamente de rodillas solicitando por favor ven y el enajenado Chávez sentado en su trono diciendo no voy porque me matas.

Por cierto, no es la primera vez que el perturbado dictador nos acusa de ser parte de un esquema para derrocarlo. En 2001, al celebrarse los ejercicios Panamax encaminados a la defensa del Canal con la participación de 25 países, la trastornada personalidad del dictador nos acusó de estar gestionando el Plan Balboa, dirigido a promover su derrocamiento. Pobre mente enferma.

Sin embargo, ante los hechos irrefutables presentados por Colombia en la OEA, con fotos, grabaciones, coordenadas y mapas no debemos subestimar la capacidad de Chávez y sus seguidores, la dirigencia de Suntracs y la extrema izquierda local, que aspira a gobernar el país a cualquier costo. No dudamos de que agentes venezolanos estén abanicando poblaciones tradicionalmente ausentes de soluciones gubernamentales, y donde este falla el espacio lo ocupan agentes bolivarianos que promueven el odio y la venganza como método para llegar al poder.

Recuerden los Círculos Bolivarianos que fueron promovidos por Juan Jované durante su periodo como director de la Caja de Seguro Social; empleó a cientos de ellos como “promotores de la salud”, ¿y dónde están hoy día?

Señor Presidente, señor Canciller: a pesar de los múltiples problemas sociales que nos aquejan, Panamá es eminentemente democrática y atraviesa una época muy delicada de crecimiento y fortalecimiento de la democracia. La invitación a Hugo Chávez Frías es a todas luces inoportuna, antidemocrática y envía el mensaje equivocado al mundo y a todos los panameños que creemos firmemente en la democracia. Retiren esa invitación y envíen un mensaje alto y claro: Sí a Venezuela, no a Chávez. Así lo percibo, así lo escribo.

<>

Este artículo se publicó el 28 de julio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.