Mirando al 2014

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….

GUILLERMO ROLLA PIMENTEL
grollap@cableonda.net

Definitivamente es demasiado prematuro para pensar en elecciones. Sin embargo algunos aspirantes precoces adelantan los tiempos. Es el momento de trabajar con eficacia y concretar las promesas; entre otras permitir la participación ciudadana, cumplir los compromisos electorales partidarios, que el poder no es para mandar sino para servir, caminando y mandando con el pueblo (zapatos),  realizar los programas, ejecutar los proyectos, desmilitarizar la policía y mantener celosamente la democracia. Y los políticos que esperan otra oportunidad, prepararse para ofrecerle mas progreso al país.

Por lo demás desde las pasadas elecciones donde existía un partido con organización y masas, y otro con recursos y publicidad. Se aliaron con sus votos y organización nacional para elegir el presidente y hacer un buen gobierno, con el compromiso de darle continuidad con el otro candidato como el próximo presidente. Ya eso fue dicho y será cumplido, por la seriedad y honorabilidad de los participantes. Esto lo garantiza un buen gobierno. La credibilidad y la lealtad hay que sostenerla con hechos y no con jugar vivo (eso es de otros grupos).

El PRD continúa en su clásica indefinición de objetivos. Se publicita como social demócrata, naciendo de una dictadura fascista, y actúan como neoliberales.

Están con USA y con Cuba. Con los mas grandes capitalistas y con los que vienen del comunismo. Afuera se pintan de rojo.  Pero aquí son incoloros.

Su terrorífico pasado de narcodictadura con su continuada soberbia, aún no se han hecho la autocrítica para pedir perdón al país e indemnizar a sus víctimas.   Por su ingenuidad y entreguismo firmaron un tratado que nos volvió al nivel de protectorado (había sido eliminado en 1936 por Acción Comunal);    y que por sus torpes y particulares negociados de armas y drogas nos causaron una intervención militar extranjera. Pero hay que reconocer que han intentado corregirse, y difícilmente se pongan de acuerdo por que genéticamente son oportunistas.

Las fuerzas empresariales han intervenido tal vez con las mejores intenciones de promulgar un beneficio social que sea el excedente de un desarrollo económico.

Pero el libertinaje de mercado, el intrínseco objetivo de incrementar las ganancias no les permite asimilar la justicia social (impuestos, regulación de precios, mas empleos, mejores sueldos).   Hasta el momento la mayoría de las corporaciones y grandes empresas no han demostrado su responsabilidad social. La producción agropecuaria no nos garantiza una soberanía alimenticia, los intermediarios especulan, la canasta básica no disminuye… Se mantuvo a bajo costo hasta 1994 (Endara) pero al eliminarse el control de precios ha aumentado continuamente. La relación con el sector trabajador y la gente de la calle es inadecuada, los constantes piqueteos y cierre de calles lo demuestran…

Por otra parte, el partido del Cambio que originalmente era pequeño, ha utilizado sus ventajas, adquiriendo tránsfugas y ex militares, que ya antes no habían demostrado lealtad, ni eficacia en el partido de procedencia y con el riesgo además de la contaminación de malos hábitos. Las inteligentes advertencias preventivas deben ser serenamente valorizadas y no ser tomadas como un reto a la autoridad, eso sería autoritarismo. Algunas decisiones precipitadas e inconsultas con el pueblo han podido deteriorar la imagen del gobierno (Changinola Ley 30), habría que evaluar objetivamente su validez y el buen criterio de sus promotores, para no tropezar otra vez con la misma piedra.

En el pameñismo, desde que muy noblemente, para el bien del país declinó la presidencia, cosa que nunca había sucedido, causó un desánimo y frustración de sus miembros. El pensamiento fundamentalista analítico tiene que ser siempre positivo y optimista, pero objetivo y crítico constructivo.   Y esa debe ser la recta.   Intención.

El panameñismo con su organización a nivel nacional su trayectoria sacrificada, heroica y la riqueza ideológica nacionalista y de desarrollo y justicia social tienen que ser un motor que impulse la realización de esas metas. Con más eficaz protagonismo programático y una orientación de la alianza por derroteros democrático identificado con los trabajadores y campesinos y sus necesidades. Con todo el pueblo especialmente con los mas humildes, como rezan nuestros principios.   Ser proactivos y defensores de los derechos ciudadanos. El panameñismo es para todos los panameños, por eso la participación de todas las corrientes internas es básico como metodología para conseguir la Unidad indispensable de todo el partido. La presencia ponderada y proporcional de todos los sectores en la dirección es un antídoto para el sectarismo y la inacción; y entonces ir a la Acción y a los Cambios Revolucionarios (lema del partido). Cierto es que se han concretado propuestas como los 100 a los 70, las becas a los estudiantes dedicados. El apoyo de los 5,000 a las viviendas populares

Pero aún faltan darle soluciones reales al precio de la energía, la canasta básica, la educación y la seguridad. La capacitación de personal es una necesidad urgente que solicitan las empresas; esta y el empleo son las más humanas y efectivas medidas para eliminar la violencia y tener seguridad. Cuidar nuestra Policía para que no vuelva a desviarse por la violencia, la codicia, la soberbia y el militarismo. Que los ministerios sociales, reciban el apoyo técnico y económico para alcanzar el desarrollo y la justicia social que necesita el país, para un Panamá mejor.

 

*

<> Este artículo se publicó el  22 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Después del 9 de enero 64

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado…



GUILLERMO  ROLLA  PIMENTEL
grollap@cableonda.net

Esa fecha fue la culminación de tarea de años de preparación y permitió, el obligar a USA a renegociar un nuevo tratado del canal sin pre condiciones. Los primeros avances de los negociadores fueron los llamados ‘tres en uno’, que fueron rechazado por la comunidad, por no llenar los aspiraciones planteadas el 9 de enero del 64. Venia una elección presidencial, y que un candidato, Arnulfo Arias. USA sabía que era nacionalista, que ya lo había demostrado, y que no tranzaba ante sus presiones. No había permitido mas bases militares, ni artillar la marina mercante. Hicieron todo lo posible por robarle las elecciones, pero el panameñismo contaba con un inmenso apoyo popular.

Era la época en América de las dictaduras militares impuestas por USA para supuestamente combatir el comunismo. Ante el riesgo de negociar un nuevo tratado con el Dr. Arias y con un ciudadanía muy motivada a lograr la total soberanía. USA inventó la estrategia de derrocar al Dr. Arias y reemplazarlo por una dictadura militar que le fuera más flexible, con militares que ya los conocía y eran sus espías informantes.

Esto inclusive lo comunicaron en documentos confidenciales del Dep. de Ingienería del ejercito, mencionando al oficial Omar Torrijos como su elegido para esa misión. (publicado por Leopoldo Aragón). Despertaron las ambiciones, la codicia y la soberbia de los militares, y estos ingenuamente mordieron el anzuelo. No captaron que ante las negociaciones del canal, el país debería estar unido y con un gobierno democrático, estable y firme.

Dieron el golpe, derrocando al Dr. Arias a los 11 días de gobierno contando con todo el apoyo, diplomático y militar de USA, que intervino contra las guerrillas constitucionalistas de Chiriquí… Encarcelaron a todos los dirigentes panamañistas v a los izquierdistas, los torturaron, asesinaron y exiliaron.

USA logró sus objetivos. Eliminar a los nacionalistas y a su negociador duro. Y entonces poder negociar los tratados con un militar dúctil y su amigo, y un pueblo atemorizado, sin libertades, sin libertad de prensa. Como Torrijos no tenían apoyo ciudadano, recurrieron a la oligarquía, la banca y a todos los oportunistas que quisieran servirles.

Naturalmente no tenían, filosofía, ni programas, ni planes. Usurparon los programas que tenía preparado el panameñismo para su gobierno (mercados populares, salud, distribución de tierras a los campesinos. etc). Además temían la natural oposición de las izquierdas internacionales ante unos tratados que no fueran aceptados nacional ni internacionalmente.

Los tratados fueron aprobados en un evidente fraude con la participación de algunos familiares de Torrijos y contactos comerciales del canciller, consiguieron un entendimiento con los comunistas y Cuba, para que no se opusieran a sus nuevos tratados.

De esa manera el canciller fue a Washington a buscar la autorización de estas tácticas, para evitar oposiciones y conseguir alguna aceptación por el pueblo. Luego de 8 meses de cárcel y un año de exilio, trajeron a los comunistas del exilio en Chile, pero para apoyar a Torrijos y romper parcialmente el embargo a Cuba. Empresas panameñas hicieron negocio con Cuba.

Vino la otra etapa que era disfrazar a un dictador militar (igual que todos los otros dictadores) en una caricatura de luchador nacionalista. Se endeudaron con miles de millones. Les permitieron traficar con armas de USA. La dictadura creó su brazo político, con cuanto oportunista quisiera, por contradicción lo llamaron democrático? PRD. Utilizaron los colores patrios. Los militares, como todo panameño, definitivamente querían que los gringos se fueran.

El asunto es que para negociar unos tratados había que tener mucha autoridad moral, mucho prestigio nacionalista, el apoyo irrestricto del pueblo, y una imagen democrática y estable del gobierno panameño.- El que decidió realmente fue Torrijos.

Diógenes de la Rosa (q.e.p.d). insigne maestro y negociador me narró que los negociadores, habían logrado que USA aceptara que saliera de Panamá el Comando Sur y en una cena alcohólica Torrijos permitió que continuaran aquí.

Torrijos consiguió lo que pudo. Lo que los gringos quisieron darle. Sin la fuerza del pueblo, de los nacionalistas exiliados, sin una prensa libre, con el desprestigio de las dictaduras, con la falta de libertades, con la violación de los Derechos Humanos no tenía la solvencia ni la fuerza moral para exigirle a USA que cumpliera con todo lo que el pueblo exigió el 9 de enero del 64. El mismo lo aceptó, cuando nos dejó bajo el paraguas del pentágono y expresó que la lucha continuaba.

Fue una irresponsabilidad patriótica haber tomado esa misión en condiciones desventajosas para negociar. Como país. El disfrutar del poder con todas sus ventajas fue una motivación que deslumbró a los militares. Todo el Estado Mayor de la ex Guardia Nacional comparten responsabilidades de las consecuencias de ese tratado y de las violaciones de los Derechos Humanos.

Tuvimos que soportar a los gringos 20 años más de lo exigido, con sus bases militares. Le permitimos a perpetuidad, la posibilidad a su interpretación, de intervenir militarmente en el país (Acción Comunal lo había eliminado en 1936). A poner condicionantes que nos limitan la soberanía absoluta sobre la economía del canal.

Ambas cosas ya han sucedido. El tratado de neutralidad a perpetuidad nos convierte en protectorado y debe reemplazarse por un instrumento moderno de seguridad, dignidad y de una efectiva neutralidad del país que nos garantice, con el aval de la ONU, continuar funcionando, ampliando y perfeccionando el canal y su entorno para un Panamá mejor.

El MINSA ha expresado que los problemas epidemiológicos que podrían presentarse y que deben prevenirse, dependen de las condiciones sanitarias y sociales; con basura, sin agua y pobreza, los riesgos para la población son muy altos. La ciencia médica ha advertido de los factores que no controla, y que tienen que resolverse en sus niveles administrativos de responsabilidad económica, social y cultural.

*

<> Este artículo se publicó el  15  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Deuda patriótica con el 9 de enero 64

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….


GUILLERMO  ROLA  PIMENTEL
grollap@cableonda.net

La Patria recuerda con veneración heroica los sucesos del 9 de enero de 1964.   Conocida  y con amplia documentación, esta la histórica lucha generacional  de los panameños por alcanzar la plena soberanía sobre todo su territorio. El enclave colonialista de la Zona del Canal fue una afrenta permanente. Muchos intentos se hicieron por lograrlo.

En 1936 el presidente Harmodio Arias de Acción Comunal modificó los tratados de Bunau Varilla eliminando el derecho que tenía USA de ocupar militarmente el territorio nacional por algún peligro para el canal (en 1972 Torrijos lo volvió a incluir).    En 1957 el Frente de Reafirmación por la Soberanía siembra banderas en la zona.     Por 1964, existiendo un acuerdo para izar las dos banderas en los colegios de la zona y no cumpliéndose por parte de los zonian, los estudiantes panameños procedieron a cumplir el acuerdo e izar la bandera panameña.

La reacción bélica de USA ha sido detalladamente descrita. Con los muertos heridos etc.

Sin embargo muchos hechos han sido deliberadamente ocultos.   En Colón, informados de los hechos de Balboa, el pueblo se fue a las calles a protestar en Ave Bolívar frente al YMCA, intentamos llegar hasta las instalaciones de Cristóbal para izar nuestra bandera.    Era toda gente del pueblo.    Los detractores dijeron que eran maleantes.    Había de todo, los del partido del pueblo (comunista) no pudieron actuar porque se fueron a Pilón a meditar las estrategias, y los gringos cerraron el corredor y se tuvieron que quedar fuera de la ciudad.

La policía nacional inicialmente pretendió impedirnos el paso. Pero la población los sobrepasó. Cuando los policías vieron a los soldados ‘yankis’ con máscaras antigases y con bayonetas calada avanzar por la calle posterior al YMCA, HUYERON despavoridos, y se refugiaron en el cuartel central.

Nos enfrentamos a los soldados Varios de los nuestros cayeron con heridas en los muslos. Me rompieron la bandera, pero la sostuve, nos mantuvimos unos momentos y tuvimos que replegarnos a Ave Bolívar.

Se iniciaron los enfrentamientos. Los heridos fueron llevados al hospital (hay lista).   Los soldados disparando desde los edificios altos y la población en la calle. Se incendió el comisariato y parte del YMCA con bombas molotov artesanales.

La lucha duró varios días y quedaron varios muertos. Cuando ya en la ciudad de Panamá había calma, en Colón continuaba la lucha. La policía envió a su figura dura, el entonces capitán Omar Torrijos.   Este reprimió el movimiento y encarceló a varios dirigentes, entre otros a Andrés Galván. Nos persiguieron, expulsaron de instituciones, se dio una persecución por ordenes del Ministro Dominador Bazán.

En la capital también detuvieron a varios participantes. En esa época ya Torrijos era espía pagado por USA (documentos desclasificados del pentágono). La bandera rasgada y manchada de sangre muchos años después la entregué al Municipio de Colón, donde reposa.

Como corolario de esta gesta se efectuó el ‘Primer Congreso por el rescate y defensa de la soberanía’ con la presencia de más de 300 organizaciones de todos los estratos desde las monjas hasta los comunistas, empresarios y sindicatos. Sin banderías políticas. Todos los resueltos fueron difundidos (aún se conservan ejemplares).

Sí revisamos los tratados de Torrijos, según la interpretación de USA,   estos le dan derecho a USA a intervenir militarmente en todo el país, cosa que ya ocurrió en 1989.   En ninguna propuesta del Congreso se solicitó o aceptó el derecho a USA a intervenir militarmente en el país.   Los peajes y el manejo financiero del canal (ACP) están condicionados a una serie de pautas que dificultan, limitan y no permite a Panamá ejercer la absoluta soberanía y total decisión nacional para fijar los peajes. Solo tomando en cuenta la lógica competencia. Esto nadie lo presentó en el Congreso. Si se dijo: NO, a las bases militares y devolución de la zona y el canal en 15 años.

En el tratado, Torrijos aceptó bases militares y entrega del canal 20 años más (el tiempo de la dictadura). Torrijos no participó del Congreso, tampoco la policía.

En 1967 Leopoldo Aragón develó un documento del Departamento de ingienería del canal, planteando que la única forma de aprobarse un tratado favorable a USA era con un gobierno militar inclusive mencionaban a Torrijos.

El 22 de Febrero de 1977 antes de aprobarse los tratados el New York Time, el Comando de Liberación de Panamá desde Suecia, denunció que Torrijos como dictador y dependiente de USA no tenía los valores humanos, políticos, legales, ni el nacionalismo y la moral para negociar tratados. Sin libertades y con los nacionalistas exiliados. La aprobación de los mismos fue un descarado fraude.

Los comunistas (PP, hoy con el PRD) que fueron apresados, asesinados y exiliados a Chile, se entregaron, porque no soportaron ni un año de exilio. Coincidentemente a Cuba se le permitió romper el embargo mediante empresas panameñas; y el canciller viajó a Washington, y luego a Cuba para silenciarlos ante los entreguista tratados.

La izquierda de América guardó silencio. El tratado de Neutralidad contiene cláusulas que nos convierten en un protectorado. No se han cumplido todos los objetivos del 9 de enero del 64.

Ahora que el NUEVO CANAL será ampliado y ya no se lo debemos a USA, porque será pagado por Panamá con nuestros préstamos, es el momento de revisar y preparar oportunamente estrategias y una política diplomática internacional que nos permita modificar ese tratado a términos más soberanos, más seguros para el canal, más dignos y más realmente neutrales.

Ahora que ya no hay dictadura. Tal vez en coordinación con el Consejo de Seguridad de la ONU, para así alcanzar un Panamá Mejor.

 

*

<> Este artículo se publicó el  8 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

2011

La opinión de….


GUILLERMO  ROLLA  PIMENTEL
grollap@cableonda.com

Buenos días 2011. Panamá quiere recibirte con optimismo. Vamos bien… en el crecimiento económico, por la orientación del MEF. Y eso es positivo. Bienvenidas las inversiones que utilizan nuestra posición geográfica. Estas deben contribuir a engrandecer y perfeccionar este pueblo y esta tierra, que les da la oportunidad de crecer empresarialmente. Pero tenemos que crecer todos juntos. Es decir, deben panameñizarse. Reinvertir con sus ganancias en su mayor crecimiento, pero también en el crecimiento social y general del país, que al final enriquece a la sociedad que somos todos. Seguridad, cultura, salud, paz y felicidad.

El PIB debe traducirse en desarrollo humano y justicia social. No puede ser mala distribución y exportar los beneficios recibidos y creados aquí. El cambio tiene que ser en actitudes, objetivos y métodos. Concretarse en valores sociales, que al final incrementan y valorizan sus inversiones y la calidad del mercado. Educación, capacitación, modernización, tecnificación, honestidad, austeridad, creatividad.

No solo salarios y reparaciones. La política tiene que obedecer a los beneficios comunales y no a sectores que se quieran aprovechar de los recursos del Estado, despilfarros y endeudamiento. La codicia es la madre de la cadena y red de corrupción. Las ansias de especulativas ganancias conducen, a los ineficientes mercantilistas, a promover las comisiones, coimas y otras variantes. Las compras directas, las licitaciones, las concesiones, las exoneraciones y otras decisiones oficiales y aún particulares están expuestas a estos vicios. Y los funcionarios comprometidos, cómplices o pagadores de aportes electorales, siguen la cadena en diferentes niveles. Esto no solo se da en el gobierno, también en el sector privado con otras connotaciones.

La lealtad a los objetivos ideológicos debe primar en la aplicación de los programas.

La protección de lo nacional y todos sus avances debe tener especial prioridad, porque están en juego los avances económicos del país, la OCDE, la banca internacional, nos ven como unos emergentes competidores que quieren eliminar. Las presiones fiscales y arancelarias internacionales, las listas discriminatorias siguen siendo una amenaza para nuestra economía. En la competencia siempre resulta un vencedor y un quebrado, y a veces monopolios. Por eso hay que tener la actitud nacional o regional de proteger lo nuestro en el terreno que sea. La participación, colaboración, con dignidad y sin dependencias es una práctica que ha definido con experiencia la conducta panameñista desde 1931 (Acción Comunal). Otras corrientes, en 1968, han querido copiar esas posiciones, pero patéticamente han resultado caricaturas dictatoriales y en la práctica entreguistas y demagógicas con avances a medias y frustraciones históricas (Tratados de Neutralidad).

En 1964 el pueblo definió claramente sus metas en el Congreso de la Soberanía. En esa época no existía el PRD y sus fundadores, los militares, no participaron, más bien persiguieron y encarcelaron a los luchadores nacionalistas. El Frente por la Reafirmación de la Soberanía mantuvo la lucha por recuperar la Zona del Canal. La lucha del 64 aún continúa, para eliminar los riesgos a perpetuidad de invasiones armadas y condicionamientos a la soberanía económica sobre los peajes.

Además de este compromiso histórico y generacional, hoy tenemos otras banderas de progreso que tiene que concretar el pueblo. Superar la calidad de vida de toda la población, incluyendo a los nuevos panameños. El crecimiento monetario presupone más liquidez de la ciudadanía, pero eso incrementa el consumismo y el despilfarro de parte de la población, además de encarecimiento del costo de la vida, lo que es una desventaja internacional.

Más eficaz es disminuir ese costo de la vida especialmente alimenticia, provocar el desarrollo y la justicia social con medidas concretas de apoyo a la producción, mediante reducción de sus costos, intervención en las tarifas de la energía, promover cambios en los servicios sociales transporte, educación, salud, regulación de los precios al consumidor de la canasta básica alimenticia y medicamentos. Pero sobre todo en crear una conciencia nacional con sensibilidad social entre empresarios comprometidos con su responsabilidad social y en la población su superación cívica cultural y en valores humanos. Que se elimine el individualismo, el egoísmo, la codicia y el juegavivo. Aquí tenemos que participar todos.

Los partidos políticos abandonando la distorsión de mercantilizar la política y convertirla en un negocio de explotación de los recursos que aportan los empresarios y trabajadores (impuestos). Que la Justicia ciega no permita la impunidad que ha provocado que la endemia de la corrupción persista. Que todas las críticas del pasado hasta el 2010, sean tomadas en cuenta para no repetirlas en el 2011. Que se den las motivaciones concretas en la calle y en las promociones mediáticas para la efectiva participación ciudadana de los independientes y trabajadores. Donde no existan reservas por excesos dictatoriales ni riesgos a la producción económica para beneficio general. Pero estas actitudes y conductas no pueden quedar en los buenos propósitos, sino en hechos reales, en acciones concretas en motivaciones efectivas para movilizar y despertar el amor panameñista por el país. Estas pueden ser las medidas que el panameñismo y la sociedad aporten para que el 2011 sea para un Panamá Mejor.

*

<> Este artículo se publicó 1 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Unión, acción, revolución

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado…


GUILLERMO ROLLA PIMENTEL 
grollap@cableonda.net

La política debemos entenderla como la fórmula civilizada de producir el bienestar para toda la sociedad. Utilizar el poder que nos dan los ciudadanos para servir a la comunidad organizada. Con esa perspectiva, formular ideologías y métodos de gobierno que sean aceptados por las mayorías, manteniendo una serie de valores cívicos, éticos, sociales, de producción y económicos que nos permitan convivir en sociedad con libertad.

Dentro de este esquema sociológico muy elemental, las realidades inmediatas, las relaciones con el mundo y la historia marcan etapas, definen las metas y los objetivos. El Nacionalismo por defender nuestras riquezas naturales, geográfica y humanas han marcado las luchas de muchos años. Un siglo nos ha tomado, pero aún no alcanzamos la absoluta Soberanía. Al Dictador que se le apagaron las luces nos dejó a perpetuidad con los riesgos de intervenciones militares que nos convierten en protectorado. Y que dejó cláusulas que condicionan nuestra soberanía económica sobre el usufructo del Canal en los peajes.

Con la ampliación que financia el país, es el momento de prepararse para revisar los Tratados de Neutralidad. Esa es una posición muy panameñista que expresó el pueblo desde 1964. Ante el mundo globalizado por el capitalismo salvaje, las pequeñas naciones tenemos que defendernos de la voracidad de la competencia desigual de las grandes potencias. Los controles de los mercados, la tecnología y el dinero nos ponen en desventaja.

Ahora con las listas discriminatorias nos quieren presionar para entregar nuestra ventaja geográfica a la 0CDE, y a los poderosos centros financieros del mundo. Está en juego nuestro futuro.

El pensamiento panameñista es proteger a nuestros trabajadores, nuestros productores, nuestro bancos, nuestra economía. Y esto dentro de la dignidad, la libertad, la honestidad y el respeto mutuo. Las oligarquías económicas locales, patéticamente, siempre han claudicado ante las presiones internacionales. Así ha ocurrido cada vez que ven amenazados sus intereses. Para dar ejemplos: corrieron a solicitar el regreso de los gringos en el 64. No apoyar al Dr. Arias, cuando se negó a entregar más bases militares a USA y mantener la neutralidad en la Segunda Guerra Mundial, a no artillar los barcos mercantes panameños.

En el 68 apoyaron la intervención militar de USA, para imponernos una dictadura para aprobarles sus tratados entreguistas. Patéticamente, oportunistas e ingenuos militares se han prestado siempre para servir a esos intereses oligárquicos y de USA. ‘Pobre de los partidos que no soportan los zarpazos de los intereses creados’, Dr. Arnulfo Arias.

Estamos viendo la mercantilización de las posiciones. El transfugismo que es reciclar los vicios del pasado. Meter manzanas podridas. Jugar con alacranes. El amiguismo adulador puede que no sea honestidad ni eficacia, ni siquiera lealtad. La política y fuerza del panameñismo son su ideología y trayectoria. Nunca ha sido el dinero ni las dádivas, ni las rifas. Ese no es nuestro terreno. Y no podemos caer en el juego monetario ni publicitario, porque ese no es nuestro estilo tradicional. Nuestro programa es Crecimiento económico para el Desarrollo y la Justicia Social, en Libertad.

Los métodos democráticos, el respeto a los Derechos Humanos, las Libertades, la Honestidad y la Eficacia en lograr el bienestar de todo el pueblo especialmente de los más humildes. Esta en nuestros estatutos y principios. Y estos valores y contenidos son los que tiene que mantener, hacer respetar y llevar adelante el partido en todas sus acciones con hidalguía y valor.

No es antagonismo ni intenciones de promover conflictos, ni rivalidades. Insistimos en que el país y el gobierno necesitan del pensamiento panameñista. Y el panameñismo de base quiere el éxito del gobierno en que participa.

En la Alianza es importante que el partido con carácter ejecutivo y de organización aporte sus valores ideológicos y metodológicos, para el éxito de una gestión de gobierno que se está viendo desviada por la infiltración de antiguos métodos dictatoriales y la marginación del actuar panameñista, que ya le están provocando críticas, que no son compatibles con nuestra doctrina.

Los obreros son nuestra gente, nunca hemos atentado contra los trabajadores. El autoritarismo debe dar paso a la coordinación con toda la sociedad y en esa función el partido tiene experiencia.

Es bueno el momento para pensar en el País y no solo en intereses electoreros. El crecimiento económico no se está reflejando en Desarrollo Social y eso tiene que ser corregido por la responsabilidad social de los inversionistas y por el humanismo futuro inmediato del país. Así como electoralmente el panameñismo es eficaz, así también, con sus programas y contactos populares, el partido es realmente valioso. Tradicionalmente los panameñistas hemos sabido ganar el apoyo popular, no solo por su nacionalismo radical, sino por su sincera identificación con el pueblo.

No solo es los 100 a los 70 ni las becas, ni los 5000 para habitaciones. Es la práctica vivencial por la educación y superar la violencia, ayudar al productor para reducir los costos de la canasta alimenticia, adoptar posiciones nacionalistas inflexibles.

Hoy, el partido requiere la participación de todos los panameñista sin sectarismos ni colores. La Unidad es lo que hace la eficacia. Estatutos revisados con tiempo. La Acción con comunicación, dedicación de los directivos, el cumplimiento de los programas, la beligerancia y actitud ejecutiva, honesta y digna de sus funcionarios, cambios revolucionarios reales y el cumplimiento de los compromisos contraídos, son las fórmulas fundamentalistas del panameñismo para un Panamá Mejor.

<> Este artículo se publicó el 25 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Homenaje a los héroes panameñistas del 68

 

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….

GUILLERMO ROLLA PIMENTEL
grollap@cableonda.net
El 27 de noviembre de 2010 en Volcán, Chiriquí, en el monumento en memoria de los combatientes panameñistas del 68, se efectuó un acto cultural recordatorio de lo héroes panameñistas vivos y los fallecidos en defensa de la libertad y el Orden Constitucional del Dr. Arnulfo Arias en 1968. Esta Jornada —Recordatoria del 42 aniversario—, nace en las bases del partido y fue coordinada por Fernando Francisco, con asistentes locales y de la capital. La presentación estuvo a cargo de Félix Eduardo Sitton y el Prof. Fernando Santamaría. Estuvieron presentes, entre otros combatientes guerrilleros vivos:  Medardo ‘la llave’ Espinosa, Evelio ‘Titico’ Quintero, Pedro Rivera, Alberto Lescure, Alcibíades Santamaría y Elías Suira.

En intervenciones de un profundo pensamiento nacionalista, de desarrollo y justicia social se hizo énfasis en la heroica historia del partido Panameñista y en la necesidad de que se mantenga activa la Doctrina panameñista para el bien del país. Manteniendo viva la ideología para continuar actuando administrativamente, solo en pro del pueblo al margen de otros intereses. Asumiendo el liderazgo de los campesinos, trabajadores con la unidad y la acción. Se insistió en exigir justicia contra la impunidad por las violaciones de los Derechos Humanos de la dictadura. Un borrón de hecho, sin enmienda por los graves daños a la patria, sería la falsa historia que ofende a todas las víctimas y al país. Fueron oradores Eurea Sitton y el legislador Pablo Vargas, Fernando Francisco y el Prof. Ángel Sánchez de la Escuela del Panameñismo. Se recordaron las luchas permanentes del partido por la Libertad y el beneficio de los más humildes. Destacando el valor de los caídos en Piedra Candela, Breñón, Siogui, río Sereno en enfrentamientos con los soldados de la dictadura, quienes fueron apoyados por el ejército de USA, con participación aérea. Finalmente se entonó el himno de Acción Comunal, dirigido por el Prof. Antonio Pérez.

Víctimas de la Dictadura (Tomado de la Comisión de la Verdad — listado incompleto).

Panameñistas desaparecidos: 14

Marcos Rosas, Alonso Sabin, Luis Castro, Javier Sánchez, Juan Villarreal, Luis Quiroz, Ariel Saldaña, Justo Samudio, Juan Araúz, Benjamín Miranda, Cecilio Serracín, Javier Guerra, José Pimentel y Cesar Tejada.

Panameñistas muertos: 14

Cruz Mojica, Daniel Espinoza, Macho Mojica, Ariosto González, Candelario Torres, Manuel Díaz, Leopoldo Allen, Ernesto Castillo, Alfredo García, Diomedes González, Humberto Manzo, Dorita Moreno, Rafael Ortíz y Daniel Heart.

Indígenas desaparecidos: 4

Ignacio Salinas, Rubén Morales I., Alberto Morales y Tomas Palacios.

Muertos Brigada Victoriano Lorenzo: 2

Jorge Galván, Tomás Rojas.

Muertos democristianos: 4

Hipólito Quintero, Bernardo Castillo, José Coloma y Ever Quintanar.

Muerto del Suntracs

Yito Barrantes

Muertos PRD: 4

Hugo Spadafora, César Cajar, Silverio Brown.

Muertos comunistas: 2

José Tuñón y José Medrano.

Muertos del VAN: 4

Belisario Gante, Encarnación González, Félix González Santizo.

Muertos del MUR: 3

Floyd Britton, Heliodoro Portugal, Narciso Cubas.

Muertos del FER-29:

Jorge Camacho, Demóstenes Rodríguez.

Muertos extranjeros:

Gerardo Olivares (Chile), Walter Sardiña (Uruguay) y Alfredo Aguilar (Costa Rica).

Otros desaparecidos:

Kimber Guerra, José Morales, Eulogio Rivera, Carlos González, Manuel Candanedo, Carlos Araya, Rita Wald, Juan Lakas, Alcibíades Bethancourt, Teodoro Palacios.

Otros muertos

Daniel Simne, Rubén Miró, Waldemar Osorio, Nicolás Van Klief, Eduardo Carrera, Efraín Guzmán Baules, Alexis Guerra, Román Rivera.

Lista de exilados panameñistas de 1968 (incompleta):

Arnulfo Arias, Mireya Moscoso, Abraham Crócamo, Guillermo Rolla Pimentel, Gilberto de Arco, Gilberto Arias, Gonzalo Menéndez Franco, Alonso Jurado, Tare de Arco, Julian Niño, Lelis Rodríguez, Jacobo Salas, Hidelbrando Nicosia, Carlos Young, Jorge Weeden, Humberto Zappi, Bolívar Rodríguez, Humberto Calamari, Roberto Arias, Luis Martinz, Harmodio Arias, Rodolfo de la Guardia, Adolfo Franceschi, Enrique Moreno, Serafín Achurra, Diógenes Sagel.

Cuente en balboas. Por un Panamá Mejor.

 

*

<> Este artículo se publicó el 18  de  diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Las verdades ocultas

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….

GUILLERMO ROLLA PIMENTEL
grollap@cableonda.net

Las realidades tal vez se puedan ocultar, disfrazar o disimular por algún tiempo con demagogia, publicidad o dinero. Pero los hechos, sus consecuencias, sus repercusiones y contradicciones dan signos claros de falsedad, los fraudes, corrupciones y entreguismos. La diplomacia, las relaciones públicas, los lobbies, los medios de comunicación masivos son los campos en que generalmente se tratan de encubrir acciones o intenciones para favorecer intereses militares o económicos de algunos países, empresas, programas o personas.

Lamentablemente, por lo general, la luz de la verdad llega tardíamente, cuando ya los hechos fueron consumados y quedan las víctimas, las funestas consecuencias, los negociados ya pagados, los contratos o tratados ya firmados, las guerras ya perdidas con su estela de dolor y destrucción. Los clavos pasados. Todo en nombre de egoístas propósitos mimetizados de patriotismo, libertad, democracia, religiones y otras múltiples razones para justificar la codicia, la agresividad, la competencia y la carencia de humanismo, de justicia y amor al prójimo.

WikiLeaks ha destapado ahora algunos tamales. Pero el sistema establecido se defiende y encarcela al mensajero por haber divulgado las verdades, artificialmente ocultas por la coartada de confidencialidad, el secreto de Estado, la seguridad nacional o las estrategias diplomáticas.   Todo fríamente calculado. Pero… siempre aparece un pero. No contaban con la astucia de la Verdad.

Los documentos sobre las guerras de Vietnam, contra Irak con la falsa excusa de que poseían armas de destrucción masiva, cuando ellos sabían que estas no existían, pero que la verdadera razón era el control del petróleo del Medio Oriente. Y que el presidente Bush es dueño de la Texaco. El mundo tiene que conocer la barbarie de las guerras, que dista mucho de la cultura occidental, como las atrocidades en Afganistán. La intención de control económico mundial de la OCDE.

Esos datos revelados, es cierto que lastiman a países que se llaman civilizados, pero que por políticas movidas por intereses económicos los llevan a violar los Derechos.

¿Cuánta información clasificada contienen los archivos de Noriega que se llevaron los gringos, porque ellos también están metidos en el concolón de las ilegalidades y las violaciones de los Derechos Humanos? ¿Cuánta información ya desclasificada por extemporánea ya se ha conocido, como la tipificación de espía del pentágono de Omar Torrijos o la documentación y correspondencias sobre la intervención de USA para generar militar, económica y diplomáticamente el golpe de Estado del 68 y lograr que la dictadura le aprobara unos tratados que les permitieran a perpetuidad tener control militar y derecho a intervenir en todo el país, como de hecho ya lo hicieron? Para ello tenían que despojar del poder al panameñismo, que esgrimía la propuesta que aprobó el pueblo panameño en el Congreso de la Soberanía del 9 de Enero del 64.

En esos archivos están las desapariciones, los asesinatos, las torturas, los arrojados al mar desde helicópteros. Y todo esto matizado con sobornos y entreguismos, cubiertos con un manto de fatuo nacionalismo, silenciando periódicos, exilando a los auténticos nacionalistas. Allí deben estar los verdaderos asesinos de Torrijos, cuyo tráfico de armas con las guerrillas era conocido por USA. Y que fue también la excusa para la intervención de USA, al mantener Noriega un arsenal de armas, pero de diferentes procedencias (con Torrijos antes eran solo de USA), lo que USA consideró un riesgo a su seguridad.

La globalización de las informaciones nos llevará a conocer en detalles de los delitos del CEMIS, el FIS, los Casinos y de las licitaciones manipuladas y las compras directas que con el objetivo de la ejecución acelerada se corre el alto riesgo de tolerar la corrupción y la impunidad. Es preciso redoblar las investigaciones y prevenciones sobre posibles corrupciones por parte de las oficinas de anticorrupción, porque muchos corruptos han vuelto a mandar.

Entre otras, evitar radicalmente la influencia del dinero en las campañas electorales. Limitando el tiempo y costos de las mismas, así como propiciar la equidad entre todos los candidatos y partidos; que no sea la inversión económica el factor decisivo, sino las ideologías, programas, méritos, currículum, valores y liderazgo lo que los electores evalúen con su voto. Sin embargo, al parecer ni los partidos, ni el Tribunal Electoral atienden estas medidas preventivas, tal vez porque no confían en sus propios valores y se quiere mantener el control del poder por las fuerzas económicas, continuando la marginación de los elementos populares.

Otra fórmula elemental es la educación cívica masiva entre los ciudadanos y padres de familia. El MEDUCA tiene el informe de la Comisión de la Verdad, pero los encubridores no han ejecutado su divulgación en el estudiantado.  Siendo el problema general, es preciso un medio de proyección de alta cobertura, y esa es la radio y la televisión, que siempre deben efectuarla, manteniendo la objetividad, la imparcialidad y el carácter técnico docente. Esta es una vía científica y sociológica para lograr un Panamá Mejor.

*

<> Este artículo se publicó 11  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.