Después del 9 de enero 64

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado…



GUILLERMO  ROLLA  PIMENTEL
grollap@cableonda.net

Esa fecha fue la culminación de tarea de años de preparación y permitió, el obligar a USA a renegociar un nuevo tratado del canal sin pre condiciones. Los primeros avances de los negociadores fueron los llamados ‘tres en uno’, que fueron rechazado por la comunidad, por no llenar los aspiraciones planteadas el 9 de enero del 64. Venia una elección presidencial, y que un candidato, Arnulfo Arias. USA sabía que era nacionalista, que ya lo había demostrado, y que no tranzaba ante sus presiones. No había permitido mas bases militares, ni artillar la marina mercante. Hicieron todo lo posible por robarle las elecciones, pero el panameñismo contaba con un inmenso apoyo popular.

Era la época en América de las dictaduras militares impuestas por USA para supuestamente combatir el comunismo. Ante el riesgo de negociar un nuevo tratado con el Dr. Arias y con un ciudadanía muy motivada a lograr la total soberanía. USA inventó la estrategia de derrocar al Dr. Arias y reemplazarlo por una dictadura militar que le fuera más flexible, con militares que ya los conocía y eran sus espías informantes.

Esto inclusive lo comunicaron en documentos confidenciales del Dep. de Ingienería del ejercito, mencionando al oficial Omar Torrijos como su elegido para esa misión. (publicado por Leopoldo Aragón). Despertaron las ambiciones, la codicia y la soberbia de los militares, y estos ingenuamente mordieron el anzuelo. No captaron que ante las negociaciones del canal, el país debería estar unido y con un gobierno democrático, estable y firme.

Dieron el golpe, derrocando al Dr. Arias a los 11 días de gobierno contando con todo el apoyo, diplomático y militar de USA, que intervino contra las guerrillas constitucionalistas de Chiriquí… Encarcelaron a todos los dirigentes panamañistas v a los izquierdistas, los torturaron, asesinaron y exiliaron.

USA logró sus objetivos. Eliminar a los nacionalistas y a su negociador duro. Y entonces poder negociar los tratados con un militar dúctil y su amigo, y un pueblo atemorizado, sin libertades, sin libertad de prensa. Como Torrijos no tenían apoyo ciudadano, recurrieron a la oligarquía, la banca y a todos los oportunistas que quisieran servirles.

Naturalmente no tenían, filosofía, ni programas, ni planes. Usurparon los programas que tenía preparado el panameñismo para su gobierno (mercados populares, salud, distribución de tierras a los campesinos. etc). Además temían la natural oposición de las izquierdas internacionales ante unos tratados que no fueran aceptados nacional ni internacionalmente.

Los tratados fueron aprobados en un evidente fraude con la participación de algunos familiares de Torrijos y contactos comerciales del canciller, consiguieron un entendimiento con los comunistas y Cuba, para que no se opusieran a sus nuevos tratados.

De esa manera el canciller fue a Washington a buscar la autorización de estas tácticas, para evitar oposiciones y conseguir alguna aceptación por el pueblo. Luego de 8 meses de cárcel y un año de exilio, trajeron a los comunistas del exilio en Chile, pero para apoyar a Torrijos y romper parcialmente el embargo a Cuba. Empresas panameñas hicieron negocio con Cuba.

Vino la otra etapa que era disfrazar a un dictador militar (igual que todos los otros dictadores) en una caricatura de luchador nacionalista. Se endeudaron con miles de millones. Les permitieron traficar con armas de USA. La dictadura creó su brazo político, con cuanto oportunista quisiera, por contradicción lo llamaron democrático? PRD. Utilizaron los colores patrios. Los militares, como todo panameño, definitivamente querían que los gringos se fueran.

El asunto es que para negociar unos tratados había que tener mucha autoridad moral, mucho prestigio nacionalista, el apoyo irrestricto del pueblo, y una imagen democrática y estable del gobierno panameño.- El que decidió realmente fue Torrijos.

Diógenes de la Rosa (q.e.p.d). insigne maestro y negociador me narró que los negociadores, habían logrado que USA aceptara que saliera de Panamá el Comando Sur y en una cena alcohólica Torrijos permitió que continuaran aquí.

Torrijos consiguió lo que pudo. Lo que los gringos quisieron darle. Sin la fuerza del pueblo, de los nacionalistas exiliados, sin una prensa libre, con el desprestigio de las dictaduras, con la falta de libertades, con la violación de los Derechos Humanos no tenía la solvencia ni la fuerza moral para exigirle a USA que cumpliera con todo lo que el pueblo exigió el 9 de enero del 64. El mismo lo aceptó, cuando nos dejó bajo el paraguas del pentágono y expresó que la lucha continuaba.

Fue una irresponsabilidad patriótica haber tomado esa misión en condiciones desventajosas para negociar. Como país. El disfrutar del poder con todas sus ventajas fue una motivación que deslumbró a los militares. Todo el Estado Mayor de la ex Guardia Nacional comparten responsabilidades de las consecuencias de ese tratado y de las violaciones de los Derechos Humanos.

Tuvimos que soportar a los gringos 20 años más de lo exigido, con sus bases militares. Le permitimos a perpetuidad, la posibilidad a su interpretación, de intervenir militarmente en el país (Acción Comunal lo había eliminado en 1936). A poner condicionantes que nos limitan la soberanía absoluta sobre la economía del canal.

Ambas cosas ya han sucedido. El tratado de neutralidad a perpetuidad nos convierte en protectorado y debe reemplazarse por un instrumento moderno de seguridad, dignidad y de una efectiva neutralidad del país que nos garantice, con el aval de la ONU, continuar funcionando, ampliando y perfeccionando el canal y su entorno para un Panamá mejor.

El MINSA ha expresado que los problemas epidemiológicos que podrían presentarse y que deben prevenirse, dependen de las condiciones sanitarias y sociales; con basura, sin agua y pobreza, los riesgos para la población son muy altos. La ciencia médica ha advertido de los factores que no controla, y que tienen que resolverse en sus niveles administrativos de responsabilidad económica, social y cultural.

*

<> Este artículo se publicó el  15  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: