Valorando el rédito de los recursos naturales

La opinión de…

Hugo Navarro

Panamá tiene condiciones muy especiales: una superficie de 77 mil km2, y una población aproximada de 3.3 millones de habitantes, de características heterogéneas que forman parte de este pequeño istmo, bañado por dos mares, con mil 500 km de costas, con riquezas marinas, hídricas, tierras altas y llanuras.

Investigadores científicos catalogan a nuestro país como el centro que reúne las condiciones naturales y humanas para la investigación por su flora, fauna, abundancia de agua y riquezas minerales bajo su cubierta.

Las condiciones mencionadas se han convertido en una canasta abierta para los que nos miran desde afuera con deseos de aprovechar las condiciones extraordinarias para explotar y comercializar muchos de nuestros recursos que no aprovechamos, por ejemplo el mango, una fruta a la que poco atención le hemos dedicado y que se extiende por toda la campiña; para mi sorpresa en Rotterdam me sirvieron un té de mango.

Nuestro sistema de gobierno presidencial (autócrata) no ha permitido un desarrollo sustentable. Los gobiernos tienen un período de cinco años y la población que participa en los partidos políticos aspira a un puesto gubernamental “cuando gane mi partido”. El Presidente se mantiene ocupado con tareas menores que no le permiten pensar en el futuro del país.

Bajo estas condiciones no se han podido determinar las riquezas del país y su verdadero valor.   Se han creado varias instituciones estatales con el propósito de informar y promover “nuestras necesidades” para que el capital extranjero se entusiasme con nuestras riquezas inexploradas, facilitando el camino para la inversión.

En el camino de la estructuración y organización de estas instituciones es natural que se cometan errores, por ejemplo, contradicciones en las leyes que permiten exceso de protección para el inversionista y poca garantía para los propietarios que sacrifican sus fincas para permitir el llamado desarrollo económico, pero que olvida lo social–humano.

El papel de juez y parte resalta como una solución “de acción forzosa” o “puede calificarse como de interés social”, que es una burla para los afectados que no han querido ceder sus propiedades a precios ridículos, que desean imponer los que invierten perjudicando a los que son afectados por estas acciones ilegales e injustas. Además de nuestras contradictorias leyes administradas por funcionarios que se atribuyen el papel de “juez y parte” interesada en proteger al inversionista que se aprovecha para inundarnos con falacias de riquezas que nunca llegarán a las arcas del país, debido a que son transferidas hacia el exterior.

Como siempre son los pequeños agricultores y granjeros los que quedan desprotegidos cuando se entrega la riqueza natural del país.

Nuestra corta visual no ha permitido ejecutar los inventarios de nuestra riqueza y el impacto económico–social–ambiental y su impacto a corto, mediano y largo plazo.

Los procedimientos de “acción forzosa” utilizados para satisfacer las aspiraciones de empresas en los ámbitos nacional e internacional tienen que ser manejados con mucha cautela e investigación que permitan analizar caso por caso considerando el verdadero valor de la intromisión que se está cometiendo al partir, clausurar, desviar lo que la sabia naturaleza ha construido por miles de años.

Con el interés que ha despertado en el país, es necesario un “plan maestro” para el desarrollo social económico–ambiental (sustentable). Lo importante es que hombres con visual lo puedan llevar a cabo, no importa sus afiliaciones, lo que interesa es su capacidad, integridad, y honestidad comprobada.

<>Artículo publicado el 10 de septiembre de 2010 en el diario la Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Semillero de ideas y cambio

La opinión de…

Hugo Navarro

Un grupo de alcaldes y funcionarios gubernamentales se reunió en Washington por invitación del WBI (World Bank Institute) para dialogar sobre la pobreza urbana mundial. Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, grupo que se espera suba a dos millardos en los próximos 20 años. Alcaldes y administradores aceptan que la dirección y administración son la clave para el funcionamiento de ciudades amigables.

Modelos urbanos como el de Marikina, en Filipinas, pueden servir como plataforma de aprendizaje para alcaldes y gerentes que luchan con el hacinamiento, la migración rural-urbana y la sustentabilidad ambiental, la idea detrás del diálogo global lanzado el mes de julio por el WBI y las unidades de desarrollo urbano y unidad de gobierno local.

Los alcaldes y administradores de varios países describieron cómo han hecho para que sus ciudades sean más atractivas, tanto para los hombres de negocios como para lograr un equipo de trabajo mejor preparado, como un resultado de los intercambios. Los diálogos van dirigidos a destacar los retos, oportunidades y logros importantes en administración urbana. De acuerdo con Keshav Uama se pretende cosechar y compilar las experiencias adquiridas para futuros intercambios de esos conocimientos.

En su presentación, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, Shaun Donovan, comentó cómo se invierte en crecimiento urbano, reconstruyendo ciudades más fuertes e inteligentes. Agregó que las áreas metropolitanas deberán verse como semilleros de ideas de innovación y laboratorio en el sector urbano pobre. Una ciudad amigable ofrece una buena calidad, eso incluye servicio de primera clase. En el caso de Panamá, tenemos que trabajar en equipo; el problema es complejo y necesita un tratamiento cauto para lograr los éxitos en comunidades como las que nos presenta el WBI.

Los modelos son importantes para analizarlos y ajustarlos a nuestra situación en seguridad (en Panamá hay 226 pandillas); en el uso y reglamentación del suelo; en educación para incorporar a las familias a la economía del país por medio de sus conocimientos, experiencia y productividad. Nuestras ciudades deben funcionar como “máquinas incubadoras” para beneficio de la población. En el corazón de la reforma social y económica se refleja el liderazgo. No podemos pensar en el liderazgo único, se requiere una distribución del mismo en donde los autores son empoderados en diferentes sectores, sea Gobierno, empresa privada o sociedad civil. Si no ponemos atención a este aspecto, será difícil innovar y hacer los cambios que nos recomienda WBI.

<>

Este artículo se publicó el 1 de agosto de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El asesor de los asesores

La opinión de…

Hugo Navarro  

En los últimos años el país ha estado en pleno florecimiento, por lo menos en el campo inmobiliario, que se ha elevado por encima de los pronósticos y cálculos proyectados por los expertos.

Esta inesperada situación ha creado un campo fértil para la improvisación de medidas y acciones que requieren más cautela para su ejecución.

Paralelo a ese crecimiento han surgido los asesores sabelotodo, conferencistas y todos lo que aceleradamente se han formado en las múltiples universidades a “tutiplén” con costos elevados que muchos pagan para convertirse en doctores y magisters al por mayor.

Estos expertos han encontrado en Panamá una plataforma de ignorancia promovida desde los años 1960 hasta la fecha que ha permitido ubicar con excelencia en el “país de los ciegos donde los tuertos ven”. Los curriculum vitae son valorados por la cantidad de títulos y no por sus conocimientos y experiencias.

Las campañas publicitarias permean a toda la sociedad y con anuncios engañosos y colores florecentes muy bonitos adornan y respaldan todas las mentiras y falsedades que se quieran presentar.   El consultor de los asesores adquiere prominencia debido a que nuestra estructura administrativa gubernamental es débil y la partidocracia se dedica a la repartición de los puestos.

La mayoría de los jóvenes recién graduados en universidades extranjeras y locales está interesada en formar parte del gobierno, ya que reconoce que es ahí donde puede iniciar su carrera y adquirir la experiencia para su próximo ascenso.

Son pocas las personas que teniendo la oportunidad de ser general antes de haberse iniciado como soldado raso se nieguen a asumir una posición sin haber ganado una batalla.

Recomendamos que el gobierno nuevo utilice a profesionales idóneos y experimentados en las posiciones donde se manejan grandes sumas de dinero y millones de dólares en costosas decisiones que a veces resultan inútiles para el desarrollo del país.

Estamos cansados de contribuir con nuestro esfuerzo y trabajo con muchas personas que si resultan excelentes en el entrenamiento que les brinda el gobierno, se van para el exterior en busca de mejores posiciones y salarios y, nuevamente, los contribuyentes tienen que cargar con los que se quedan, porque no pueden realizar las tareas que tienen bajo su responsabilidad.

Si tienes un padrino de alta posición política estás en el camino de los asesores, otros pueden surgir con base en su habilidad de conquistar por medio de su participación en campañas electoreras y estar cerca del ganador.   La formación del asesor es reafirmada por el paradigma: “Lo importante es mantenerse dentro de la estructura gubernamental no importa el partido y sus ideologías, lo importante es que te mantengas cerca de los que manipulan y mantienen el poder a toda costa”.

<>

Este artículo se publicó el 18 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El valor de las ideas

La opinión de…..

.
Hugo Navarro

.

El valor de las ideas
.

A propósito de las declaraciones que sometió a la opinión pública, por medio de televisión, el señor presidente, Ricardo Martinelli Berrocal, considero oportuno analizarlas en este limitado espacio de opinión.

Según datos estadísticos, el jefe del Ejecutivo, que es un hombre de campo y negocios, conoce la situación social, económica, de seguridad, de justicia, de educación, del sector agropecuario, de las áreas urbanas y rurales, del deficiente uso y distribución de las tierras del país, de la mala distribución de los salarios e ingresos, de la baja productividad –particularmente en el sector gubernamental– a causa de componentes políticos y familiares que se convierten en un carga de Estado, de la falta de instituciones y, todavía, del juega vivo que mantiene su nicho sin producir nada.

Con toda la carga de arrastre que tiene sobre sus hombros, el Gobierno ha iniciado sus tareas con brío y con un equipo de hombres y mujeres dispuestos a mejorar la calidad de vida de los más pobres, medio pobres y pobres.   Algunos dicen que el cacareado cambio de maquillaje es para la exportación y que de ahí no pasará.

Sabemos que es una tarea difícil, que requiere de mucho sacrificio, dedicación y tenacidad para producir cambios profundos en la actitud de la población que sufre del “virus de la indiferencia”, causado por políticos del pasado que como buenos actores han sabido mentir y engañar creando un pueblo suspicaz.

El Presidente manifestó que la nueva política consiste en un cambio de enfoque, dando prioridad a los seres humanos que son la parte principal de nuestro país. Hay que mejorar la calidad de vida con la participación de toda la población y su gobierno. Hay que educar para cambiar la actitud del pueblo; y su gobernante mencionó que el dinero estaba esperando buenos programas y proyectos para que se realicen con tenacidad, sacrificio y honestidad.  Todo esto requiere una planificación a corto, mediano y largo plazo; sin la aplicación de esta valiosa herramienta se estarán lanzando dardos al espacio que, difícilmente, cumplirán los objetivos expresados en las presentaciones del Gobierno actual.

Decía Albert Einstein que “las ideas tienen más valor que el saber”.   Esta reflexión de un genio nos indica que la creatividad y la innovación base del cambio alimentan a los que saben ejecutar y realizar los cambios que esperamos se realicen en el país.

En las presentaciones que realizó el señor Presidente, llamó la atención su comprensión e interés en el problema de cómo servir a una población desintegrada y esparcida en todos los rincones de nuestro territorio, son aproximadamente 10 mil aldeas con una población promedio de 20 a 50 habitantes, indicó que era necesario llegar a ese sector de la población con todos los servicios que tiene el país disponible y que su gobierno tomaría las medidas necesarias para integrarlas; por medio de carreteras, educación, programas de agricultura, seguridad, salud y las oportunidades que sean necesarias para un desarrollo sostenible.   El movimiento de la población rural hacia el sector urbano va presionando la necesidad de servicios de salud, educación, transporte, seguridad, creación de nuevos empleos, entre otros, y las tierras rurales se van convirtiendo en lugares de reposos y descanso para los familiares que están envejeciendo y prefieren quedarse en el campo.

El problema rural se ha trasladado a la periferia urbana y además tenemos los asentamientos espontáneos que están creciendo como la faragua, sin control de ninguna clase.   Por tal razón, el planteamiento de atender las poblaciones de parte del señor Presidente es acertado, hay que tratar a este sector de la población con una planificación de tipo integral para que de los programas de servicios que presta el Gobierno, a un costo altísimo a esos sectores, se pueda obtener un resultado positivo y efectivo en el mejoramiento de esa población.

Con el equipo de pioneros que tiene el actual Gobierno o que forma parte del grupo que ha seleccionado el señor Presidente, que se han quitado el saco y la corbata para ponerse el sweater, jeans, las botas bajo la dirección de quien cree en el trabajo, como una herramienta para el progreso, y que su horario son los cinco años de compromiso con el país, se pueden esperar resultados positivos en la organización, planificación y ejecución de proyectos de barriadas amigables en el campo para reemplazar a las casitas individuales que se han regado por todo el país y los asentamientos que agravan la problemas de la nación.

Con todo el esfuerzo que realice el Gobierno por un cambio, siempre encontrará grandes obstáculos en su camino, la población seguirá aumentando geométricamente y los recursos disponibles para cada período tendrán que ser más productivos, si acaso aspiramos a un futuro sostenible para nuestros país.

.

<>
Publicado el 12 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.