El valor de las ideas

La opinión de…..

.
Hugo Navarro

.

El valor de las ideas
.

A propósito de las declaraciones que sometió a la opinión pública, por medio de televisión, el señor presidente, Ricardo Martinelli Berrocal, considero oportuno analizarlas en este limitado espacio de opinión.

Según datos estadísticos, el jefe del Ejecutivo, que es un hombre de campo y negocios, conoce la situación social, económica, de seguridad, de justicia, de educación, del sector agropecuario, de las áreas urbanas y rurales, del deficiente uso y distribución de las tierras del país, de la mala distribución de los salarios e ingresos, de la baja productividad –particularmente en el sector gubernamental– a causa de componentes políticos y familiares que se convierten en un carga de Estado, de la falta de instituciones y, todavía, del juega vivo que mantiene su nicho sin producir nada.

Con toda la carga de arrastre que tiene sobre sus hombros, el Gobierno ha iniciado sus tareas con brío y con un equipo de hombres y mujeres dispuestos a mejorar la calidad de vida de los más pobres, medio pobres y pobres.   Algunos dicen que el cacareado cambio de maquillaje es para la exportación y que de ahí no pasará.

Sabemos que es una tarea difícil, que requiere de mucho sacrificio, dedicación y tenacidad para producir cambios profundos en la actitud de la población que sufre del “virus de la indiferencia”, causado por políticos del pasado que como buenos actores han sabido mentir y engañar creando un pueblo suspicaz.

El Presidente manifestó que la nueva política consiste en un cambio de enfoque, dando prioridad a los seres humanos que son la parte principal de nuestro país. Hay que mejorar la calidad de vida con la participación de toda la población y su gobierno. Hay que educar para cambiar la actitud del pueblo; y su gobernante mencionó que el dinero estaba esperando buenos programas y proyectos para que se realicen con tenacidad, sacrificio y honestidad.  Todo esto requiere una planificación a corto, mediano y largo plazo; sin la aplicación de esta valiosa herramienta se estarán lanzando dardos al espacio que, difícilmente, cumplirán los objetivos expresados en las presentaciones del Gobierno actual.

Decía Albert Einstein que “las ideas tienen más valor que el saber”.   Esta reflexión de un genio nos indica que la creatividad y la innovación base del cambio alimentan a los que saben ejecutar y realizar los cambios que esperamos se realicen en el país.

En las presentaciones que realizó el señor Presidente, llamó la atención su comprensión e interés en el problema de cómo servir a una población desintegrada y esparcida en todos los rincones de nuestro territorio, son aproximadamente 10 mil aldeas con una población promedio de 20 a 50 habitantes, indicó que era necesario llegar a ese sector de la población con todos los servicios que tiene el país disponible y que su gobierno tomaría las medidas necesarias para integrarlas; por medio de carreteras, educación, programas de agricultura, seguridad, salud y las oportunidades que sean necesarias para un desarrollo sostenible.   El movimiento de la población rural hacia el sector urbano va presionando la necesidad de servicios de salud, educación, transporte, seguridad, creación de nuevos empleos, entre otros, y las tierras rurales se van convirtiendo en lugares de reposos y descanso para los familiares que están envejeciendo y prefieren quedarse en el campo.

El problema rural se ha trasladado a la periferia urbana y además tenemos los asentamientos espontáneos que están creciendo como la faragua, sin control de ninguna clase.   Por tal razón, el planteamiento de atender las poblaciones de parte del señor Presidente es acertado, hay que tratar a este sector de la población con una planificación de tipo integral para que de los programas de servicios que presta el Gobierno, a un costo altísimo a esos sectores, se pueda obtener un resultado positivo y efectivo en el mejoramiento de esa población.

Con el equipo de pioneros que tiene el actual Gobierno o que forma parte del grupo que ha seleccionado el señor Presidente, que se han quitado el saco y la corbata para ponerse el sweater, jeans, las botas bajo la dirección de quien cree en el trabajo, como una herramienta para el progreso, y que su horario son los cinco años de compromiso con el país, se pueden esperar resultados positivos en la organización, planificación y ejecución de proyectos de barriadas amigables en el campo para reemplazar a las casitas individuales que se han regado por todo el país y los asentamientos que agravan la problemas de la nación.

Con todo el esfuerzo que realice el Gobierno por un cambio, siempre encontrará grandes obstáculos en su camino, la población seguirá aumentando geométricamente y los recursos disponibles para cada período tendrán que ser más productivos, si acaso aspiramos a un futuro sostenible para nuestros país.

.

<>
Publicado el 12 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: