Entre semáforos y calles congestionadas

La opinión de…..

Carla Tovar Palomo

.
Entre semáforos y calles congestionadas

Desde hace unos meses, hemos visto cómo paulatinamente nuestra ciudad se ha ido llenando de semáforos en cada esquina.   No veo ningún inconveniente en que se reemplacen los semáforos ya existentes en las distintas intersecciones con nuevos semáforos inteligentes y coordinados, mi inquietud emana de los semáforos que se han colocado en calles en las que nunca ha existido necesidad alguna de semáforos, o bien semáforos que literalmente se encuentran a no más de 10, inclusive cinco metros unos de los otros.

Como ejemplo de está situación un botón: Calle 50. Después de la intersección con la Vía Brasil se ha colocado una hilera de semáforos en una vía que su rapidez radica precisamente en la falta de los mismos.

De hecho, se está realizando un doble trabajo, dado que en los próximos meses dichos semáforos tendrían que desaparecer para dar paso al puente que atravesaría por encima la Vía Brasil, el que busca precisamente evitar el uso de semáforos.

La situación se plantea de manera sencilla, son las mismas calles, y cada año hay más carros, ¿Es la solución llenar la ciudad de semáforos por más inteligentes que sean o promover la construcción de nuevas vías y puentes?   ¿De qué sirve la inversión de millones de dólares en nuevas vialidades como la cinta costera, si ahora toda la ciudad estará atrapada entre semáforo y semáforo? y ante todo, ¿Qué lógica existe en la colocación de semáforos uno tan cerca del otro?

Sin embargo, dentro de todo lo que más me pone a pensar cada vez que atravieso la ciudad, es que la concesión tanto para el estudio y diseño, como para la instalación, operación y mantenimiento de estos nuevos semáforos inteligentes se la otorgaron en la pasada administración a la misma empresa.   ¿Si soy yo la persona encargada de hacer el estudio de viabilidad correspondiente, y aparte seré el encargado de la instalación, operación y mantenimiento, no surgiría un conflicto de intereses?

No soy ingeniera, ni mucho menos sé de construcción, lo único que busco como ciudadana, al igual que los varios panameños con los que he comentado este tema, son respuestas lógicas a la instalación en serie de semáforos; pero ante todo espero resultados positivos de la inminente puesta en marcha de este proyecto.

.

<>
Publicado el 28 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Superando las ideologías políticas

Superando las ideologías políticas

.
Carla Tovar
.

Desde el inicio de la campaña electoral, los analistas políticos discuten respecto a la tendencia ideológica de nuestro presidente Ricardo Martinelli. Algunos hablan de un político de derecha; otros lo catalogan como un populista de derecha, inclusive, en su discurso de elección nuestro Presidente habló de liberar a Panamá del péndulo que domina Latinoamérica, dando una nueva imagen para los países de América Latina.

¿Respecto a su oposición? En noticias recientes se indicó que la izquierda de Panamá, liderada por Juan Jované, será la oposición más fuerte, incluso que el PRD. ¿De qué hablamos: derecha, izquierda, centro? Yo propongo una nueva postura; más allá de encasillar a nuestro Presidente en tal o cual ideología, propongo un “por Panamá”, que tanto lo necesita.

Nuestro Presidente, sin importar el tema de la ideología, en estos primeros días de gestión ha demostrado con hechos una sola cosa: deseos de cumplir y trabajar. Prometió un aumento de sueldo a nuestras autoridades de seguridad nacional y está cumpliendo; prometió 100 dólares más a nuestros ancianos y está cumpliendo. ¿El metro? Ya creó su secretaría. ¿Cadena de frío?, también creó una secretaría.

Bajar la energía eléctrica, auditorías a los corredores, eliminación de exoneraciones en la Asamblea, reducción de sueldos a los altos rangos como presidentes y vicepresidentes de la Asamblea, eliminación de equiparación de las concesiones, útiles escolares y becas para la niñez, modificación de la responsabilidad penal a los menores… prometió un cambio y lo estamos viendo.

La oposición debe entender que debemos dejar de ver nuestra política como oposición y oficialismo. Hay que superar esa mentalidad retrógrada de “ir en contra de”, por el simple hecho de no ser yo la persona que está en el poder. Con ello no estoy diciendo que, en su momento, se deban hacer las críticas correspondientes, pero sí pido una oposición sensata.

Todos vivimos en este país, ya sea que estemos en la oposición, en el oficialismo o simplemente seamos independientes, y nuestra meta debe ser la misma: trabajar por Panamá. Propongo trabajar en conjunto, mejorar nuestro país, no importa si seamos de derecha, izquierda o centro, dejar a un lado el interés del partido y anteponer el del país.

Ricardo Martinelli ha llamado a gobernar a los mejores, y los mejores pueden estar en diferentes ideologías; pero no por ello vamos a dejar de trabajar por nuestro país. Llamo a hacer lo necesario para afrontar como un país unido la crisis económica que se nos avecina, y si tenemos un Presidente de derecha que está demostrando con hechos querer trabajar por Panamá, ¿qué tiene de malo? Superemos las luchas ideológicas y trabajemos juntos por un mejor país.

<>

Publicado el  9 de julio de 2009 en el diario La Prensa; a quien, al igual que al autor, les damos todo el crédito que les corresponde.