La ’Cortesana’ nuevamente en la picota

La opinión del Periodista coclesano….

HADULFO VÁSQUEZ

El país se consternó cuando los medios informaron del absurdo engendro político elaborado en la llamada Corte Suprema de Justicia y en la cual una mayoría de magistrados, muchos señalados por la opinión pública por la comisión de actos dolosos y bochornosos, emitieron el fallo condenatorio contra la ex procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez, por el supuesto delito de ordenar pinchazos telefónicos para investigar un caso de corrupción en el cual se encontraba involucrado el ex fiscal Arquímedes Sáenz.

Estamos frente a un verdadero vértigo de infamia dentro de la justicia, donde no debe haber partido y en donde para una alma honrada no debe haber más partido que el de la justicia.

No hay justicia política; sino venganza política. La justicia tiene en sus manos una balanza, la política tiene un hacha que hiere, pero no pesa, mata, pero no juzga. Todo juez político es un verdugo, porque los atributos de la justicia son la imparcialidad y la verdad; y la política es ciencia de pasión y mentira.

La política es a la justicia lo que la magia a la ciencia, una farsa, pero una farsa sangrienta. Por ello vemos que cuando una sociedad, cree no tener otro medio de salvarse de la justicia política, esa sociedad está irremediablemente perdida, porque ella se ampara bajo la fuerza.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia en contra de Ana Matilde Gómez no es más que la culminación de la poca credibilidad, dignidad y entereza que le quedaba a la ‘Cortesana’, cuyas impúdicas vestales han quedado al descubierto.

<>
Este artículo fue publicado el  16 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

¿Qué pasa en la Junta Técnica de Coclé?

La opinión del periodista coclesano….
.
HADULFO VÁSQUEZ GÁLVEZ

.

¿Qué pasa en la Junta Técnica de Coclé?

.

Desde que se inició el actual gobierno del Cambio se han dado varias fallas y actos de irresponsabilidad en varios organismos provinciales y en las propias direcciones regionales del Estado que operan en la provincia de Coclé.

Recientemente el Consejo Provincial ha venido convocando mensualmente a los representantes de corregimientos y a los directores provinciales de cada ministerio o entidad autónoma, cumpliendo con una disposición que mana de una ley vigente y que fue aprobada hace muchos años.

Pero los miembros de la Junta Técnica, o sea, los directores regionales de instituciones gubernamentales, brillan por su ausencia o, en el mejor de los casos, va solo una minoría insignificante de dichos funcionarios, demostrando que no les importa con los temas que se traten en estas reuniones mensuales y en donde frecuentemente se invita a un ministro de Estado o a un alto funcionario, para tratar temas que conciernen a la buena marcha de la administración y al desarrollo y aligeramiento de proyectos que prácticamente se encuentran paralizados.

En estos consejos los representantes de corregimientos perciben una dieta de $100,   pero los miembros de la Junta Técnica no devengan ninguna dieta, lo que hace suponer que como no reciben dinero por asistir no les importan estas convocatorias.

Ya va siendo hora de que el gobernador, que es el presidente de la Junta Técnica y del Consejo de Coordinación, tome drásticas medidas contra esta irresponsabilidad y falta de respeto por parte de esos funcionarios, que reciben altos salarios por ejercer sus funciones, en la mayoría de los casos muy cuestionadas por la falta de capacidad, iniciativa y autogestión.

Es hora de que el que no rinde y no camina al ritmo del gobierno central se vaya apartando de la posición que ocupa, para darle paso a personas con deseos de trabajar y con la capacidad para llevar adelante una gestión fructífera.

<>
Publicado el 11 de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.


Ausencia de liderazgo en Coclé

La opinión del periodista coclesano…..
.
HADULFO VÁSQUEZ GÁLVEZ
.

Ausencia de liderazgo en Coclé

.

Con la entrada del gobierno del Cambio, el pueblo cifró sus esperanzas en que las estructuras políticas sufrieran una metamorfosis para erradicar viejas costumbres que le han hecho un terrible mal a la democracia panameña.

Todavía a muchas personas puede parecerles prematuro emitir un juicio imparcial sobre cambios estructurales, teniendo en cuenta que hay un bochornoso lastre de corrupción y saqueo de los caudales públicos que se ha venido acentuando en cada administración gubernamental, pero con el nuevo gobierno, y en el caso específico de Coclé, se está advirtiendo que la política está frustrando los planes de gobierno y las aspiraciones del presidente Martinelli, porque los dirigentes de los partidos que conformaron la Alianza del llamado “ Cambio ” han convertido los espacios políticos en una piñata para acomodar individuos sin capacidad y con antecedentes penales que desvirtúan los propósitos de reivindicación nacional que inspiran a Martinelli para adecentar el país.

Para nadie es un secreto el puja y repuja y las desavenencias políticas, el enfrentamiento abierto o solapado de los dirigentes políticos provinciales peleando posiciones para sus allegados y copartidarios, sin siquiera medir la escala de valores que ostentan lo recomendado por los dirigentes de los cuatros partidos que forman la alianza oficialista.

Esto demuestra a las claras que falta un liderazgo fuerte y respetable que ponga orden, para que no tengamos que presenciar el espectáculo circense que actualmente vive la provincia con las designaciones de los distintos directores regionales de las instituciones del gobierno. Un Cambio de actitud mental y política compromete a los actores principales del actual gobierno, por lo que se hace urgente y necesario la intervención directa de Martinelli para poner orden y respeto en Coclé, que atraviesa por una crisis de valores que es necesario solventar lo más pronto posible.
.

<>
Publicado el 5 de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿Águilas o bandada de cuervos?

La opinión del periodista coclesano….
HADULFO VÁSQUEZ GÁLVEZ
.

¿Águilas o bandada de cuervos?

.

La desesperanza, en donde la vergüenza y el repudio hunden al pueblo por hechos que le llenan de pavor y asombro todos los días por el panorama nacional, deja un golpe de muerte en el espíritu de los que un día fuimos estudiantes del Instituto Nacional o sentimos con orgullo el título de “Aguiluchos” en la primera y más renombrada institución docente del país.

Siempre la rebeldía juvenil, protestas por la corrupción, imposición y malos tratos de las gendarmerías dirigidas por chimpancés disfrazados de policías, que atropellaron a los institutores por ser la antorcha luminosa que clamaba por la justicia y la libertad en Panamá. Las calles eran nuestros centros de combate, donde aguerridos estudiantes salían henchidos de patriotismo y valor en defensa de la soberanía y de las reivindicaciones del pueblo, especialmente por la lucha inclaudicable por desterrar de nuestro suelo la vergüenza continental que era la llamada Zona del Canal.

Por ello se registraron muchos muertos, heridos y atropellos que hoy las presentes generaciones recuerdan con respeto y cariño patriótico. Desafortunadamente, para vergüenza de la Nación, las vibrantes águilas se han convertido en una bandada de cuervos, dispuestos a cometer toda clase de delitos y daños a la propia institución donde reciben sus estudios y han perdido el ímpetu del vuelo, porque no han sabido siquiera encontrar los ideales y objetivos que lleguen a la conciencia del pueblo, despertando las críticas y repudio colectivos ante sus hechos delictivos.

La indignación nacional, por los frecuentes actos de violencia desenfrenada en el Instituto Nacional, es unánime. Ya es hora de que las autoridades educativas adecenten ese colegio, sacando toda la pústula cancerosa que ha destruido la gloria y fama de un centro educativo “ en donde se forjan los hombres que han de ser cariátides de bronce de nuestra nación ”, como reza el himno del plantel.

.

<>
Publicado el 22 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

“El que a hierro mata…”

La opinión del periodista coclesano….

.

HADULFO VÁSQUEZ GÁLVEZ

.

“El que a hierro mata…”

.
Pese a los constantes operativos y estrategias policivas tomadas por las autoridades, tanto civiles como policiales, para mermar el alto grado de criminalidad en el país, especialmente en las ciudades terminales Panamá y Colón, el hampa organizado continúa retando al Gobierno y al pueblo indefenso.

Han convertido la Nación en una sangría interminable en las calles, comercios, empresas y las propias residencias de los panameños, acabando con vidas inocentes, sin que haya nada que hasta el momento dé resultados positivos contra la carrera criminal de los asesinos que andan sueltos robando, atracando, violando y matando.

Es por ello que ya el gobierno debe dejarse de contemplaciones y echar a un lado la pantomima de los derechos humanos, que tantos abogan a favor de los asesinos y delincuentes sin mirar sus acciones salvajes y que no respetan los derechos humanos del resto mayoritario del país, que vive en constante zozobra y sobresalto ante una orgía de sangre, luto, lágrimas y dolor.

Ha llegado la hora, señor presidente, en que se ordene a la Policía Nacional y a las instituciones encargadas de salvaguardar el orden, la vida las propiedades de los panameños, para que todos los ladrones y criminales que sean sorprendidos y que se dan a la fuga sean detenidos en la misma forma en que ellos actúan contra la gente indefensa que no tiene por qué estar padeciendo y sufriendo la pérdida de seres queridos sin que haya un momento de piedad ni de sentimiento humanitario por la vida del prójimo.

“ El que a hierro mata, a hierro muero ”, dice la sentencia bíblica, por lo que los defensores de los llamados derechos humanos de estos forajidos no son más que cómplices de sus andanzas criminales. “ Muertos los perros se acabó la rabia ”. ¿Hasta cuándo, señor presidente Martinelli, se derrama tanta lágrima, tanto dolor, tanto miedo, tanto terror en el corazón del pueblo panameño?

.

<>
Publicado el 24 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El cierre de los casinos en el interior

La opinión del periodista….

.

HADULFO VÁSQUEZ GÁLVEZ

.

El cierre de los casinos en el interior

.
El Gobierno Nacional, por conducto del Ministerio de Economía y Finanzas, anunció recientemente el cierre de varios casino, tanto en las ciudades terminales de Panamá y Colón, como en el interior de la República.

Esta medida definitivamente constituye un alivio para la economía de los hogares más humildes y empobrecidos, de donde surge la mayor parte de los clientes permanentes de estos juegos de suerte y azar, los cuales no son más que un espejismo para engañar incautos, quienes perciben que en los casinos pueden resolver sus problemas económicos y acumular dineros para sus necesidades prioritarias.

Sin embargo, se ha podido comprobar que las máquinas que se utilizan en los casinos vienen perfectamente arregladas, para que las empresas que explotan estas concesiones nunca tengan pérdidas y que por medio de engaños y atrayentes fantasías convierten a los jugadores en un mercado cautivo, prácticamente adicto al juego y a la chinguía; que en muchas ocasiones han llevado a los jugadores empedernidos a perder sus casas, automóviles y negocios, y, al extremo, muchos jugadores han perdido la vida, suicidándose por la deuda que han acumulado en una mesa de juego.

Lo peor de todo es que, en el interior de la República, los principales clientes adictos al juegos son personas de escasos recursos y de humilde condición social, quienes tratando de aumentar sus economías hogareñas se van al despeñadero perdiéndolo todo, en perjuicio de compromisos económicos y hasta la propia alimentación de la familia.

Es por ello que aplaudimos la decisión del Gobierno Nacional de regular la proliferación de los llamados casinos, sobre todo en el interior y en los barrios populosos de Panamá y Colón, porque los casinos al final de cada año registran millonarias ganancias a expensas de la miseria y necesidades del pueblo.

.

<>
Publicado el 18 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El caso de Belgis Castro

La opinión del periodista coclesano…

.
HADULFO VÁSQUEZ G.

.

El caso de Belgis Castro

.
La Nación sigue sumergida en un mar de sorpresas e indignación ante el bochornoso caso que ventila la Fiscalía Anticorrupción, en donde está implicado el ex ministro de Educación, Belgis Castro, acusado de peculado durante el periodo en que ejerció uno de los más importantes y sensitivos brazos del Gabinete, porque tiene que ver con los estudiantes, educadores y los padres de familia, que ponen en manos de la educación el futuro de la patria. El ejemplo pernicioso dado por el ex ministro Castro significa un baldón para el prestigió de la Nación, que debe ser castigado en forma ejemplar.

En el gobierno de Martín Torrijos se nombraron cuatro ministro de Educación, lo que sugiere que no se encontró la figura capaz y honesta para desempeñar un cargo de tan alta responsabilidad cívica y moral.

Por eso no es una sorpresa que se les lleve ante los Tribunales de Justicia, para que expliquen el desgreño administrativo y el pillaje que se entronizó en el ramo de Educación durante el pasado gobierno del PRD.   Y que también el ex ministro de Educación, Salvador Rodríguez, sea llevado a la cárcel, para que responda por todo el bandalaje que ambos funcionarios realizaron y apadrinaron.

Pero lo más sorprendente es que los llamados gremios magisteriales, que demuestran una sospechosa actitud de vigilancia, protestas, cierres de calles, paros, huelgas y asonadas callejeras no hayan tomado ninguna actitud beligerante para no esperar a que estas situaciones se registraran en el sector educativo con las escuelas en estado lamentable, los nombramientos de educadores paralizados, los pagos atrasados y las peripecias que pasan los maestros de áreas de difícil acceso. El silencio reinó durante estas dos administraciones.

Es de esperar que el gobierno de Ricardo Martinelli siga extirpando estos tumores cancerosos que estaban carcomiendo los cimientos de la patria de Justo Arosemena.

.

<>
Publicado el 9 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.