Nuestra juventud, ¿divino tesoro?

La opinión de….

Javier Castillo Salgado

Para el desarrollo de todo país, es fundamental que los jóvenes tengan oportunidades de progreso y sean capaces de aprovecharlas ejerciendo responsablemente sus libertades.   Según el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, son ellos quienes tienen “la buena voluntad, el talento y el idealismo” necesarios para “erradicar la pobreza, contener la difusión de enfermedades, luchar contra el cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Ban Ki-moon, en el lanzamiento del Año Internacional de la Juventud, en Nueva York, enfatizó los efectos desproporcionados que ha tenido la crisis económica mundial en los jóvenes.

La juventud enfrenta una situación no muy alentadora. El informe Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2010, dado a conocer el pasado 12 de agosto, indica que a fines de 2009, de los 620 millones de jóvenes económicamente activos entre 15 y 24 años, 81 millones estaban sin trabajo, lo que representa el número más alto en la historia.

Mientras, el informe de la Organización Internacional del Trabajo advierte que el índice de desempleo entre las personas de 15 a 24 años pasó de 11.9% en 2007, a 13% en 2009, y en 2010 llegaría al 13.1%. Señaló sobre el “riesgo de un legado de la crisis en términos de una ‘generación perdida’ de jóvenes”. La situación no mejorará hasta 2011, año en que se espera que el índice de desempleo de jóvenes descienda al 12.7%, una tasa todavía más sensible que la que registrará el desempleo entre adultos.

Un estudio del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en 2008, con el apoyo de la ONU, sostiene que la juventud que no trabaja ni estudia representa el 15.4% de los 821 mil 662. Los jóvenes representan el 25% del total de la población del país.   Panamá tiene el compromiso de lograr el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos, incluidas las mujeres y jóvenes, como parte de los objetivos, metas e indicadores del milenio.

Hay muestras de interés gubernamental. El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral implementa programas dirigidos a la población joven como: el Programa Inserción Laboral, el Servicio Público de Empleo, Mi Primer Empleo; y el Mides, con el Programa Padrino Empresario. La Fundación para el Desarrollo Sostenible, el Consejo Nacional de la Empresa Privada, el Ministerio de Trabajo y la Presidencia, tienen una alianza estratégica para mejorar las oportunidades de inserción laboral de los jóvenes al sistema.

En el Año Internacional de la Juventud, hay que señalar que el empleo juvenil debe ser abordado de forma decidida entre Estado y sector privado, de modo que este período actual de crisis se convierta en una oportunidad para incorporar la perspectiva del empleo productivo y el trabajo decente de jóvenes en las políticas nacionales.

<>Artículo publicado el  2  de septiembre de 2010 en el diario La Prensa,   a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios