Mensaje de Navidad y Año Nuevo

Y la opinión del Diputado de la República….

 

MIGUEL FANOVICH T.
omega3015@hotmail.com

 

‘Apareció la Bondad de Dios, Salvador nuestro y su Amor por nosotros. No se fijó en obras que pudiéramos haber hecho, sino que tuvo misericordia y nos Salvó’, (Tit. 3, 4-5).

Al iniciar este tiempo de preparación espiritual para la celebración de Navidad y Año Nuevo, que es la Fiesta del Alma que nos reconcilia con la Paz; bien común más útil entre los hombres de buena voluntad; con el amor, como el himno más hermoso de la vida; y la solidaridad, como el gesto que más nos acerca a un segundo corazón, deseo que en estas fiestas navideñas María, la madre amorosa que acogió y protegió al Niño Jesús, nos inspire gestos de profunda caridad.

Que estos nos animen a proteger a cada nueva vida y así celebrar en familia el nacimiento del Hijo de Dios. Que en cada hogar los niños sean nuestros guías y protagonistas de esta fiesta de Navidad con Jesús en nuestros corazones.

Exhorto particularmente, en esta fecha tan especial, a todos los que como yo hemos asumido funciones públicas para que, partiendo de los derechos que tiene cada niño y niña a la alimentación, educación, salud y a una vida digna, legislemos concretamente para que se les proteja adecuadamente y se asegure así el futuro de nuestra Patria.

Recordarle además, a cada panameño que lo importante no son los obsequios, las compras y los preparativos para la celebración de la Nochebuena y Año Nuevo, que lo más importante es mantener en el corazón y en el seno de nuestras familias a Jesucristo, dándole el lugar que se merece.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, son mis más sinceros deseos…

*

<> Este artículo se publicó el 21  de dicembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Nuevo Estadio Kenny Serracín

La  opinión  del Diputado de la República…

*

MIGUEL A. FANOVICH

Me dicen que para tener los mejores peloteros se necesita un excelente campo de juego o estadio; además una buena organización que involucre a figuras, dirigentes, patrocinadores y otros.  Como un sincero homenaje a quienes abrieron la trocha del deporte insignia de los chiricanos ofreceremos una pequeña reseña del béisbol y sus inicios.

Con la llegada de la compañía bananera Chiriquí Land Company al distrito de Barú en los años 20, inició la práctica del béisbol en nuestras tierras, a través de los norteamericanos y nicaragüenses que allí laboraban, formando los primeros equipos y competiciones.

En aquel entonces en David, solo se practicaban el soft ball y el indor ball.

Ya en 1930 en la Plaza de Sucre, donde se ubica hoy el Palacio Municipal, se celebraban juegos de pelota entre norteamericanos y latinos.

La Plaza de Sucre fue cantera de grandes y buenos peloteros. En el área vivían los Alvarado, Sanjur, Palacios, Silvera y otros. De la vecindad surgieron los primeros equipos, sus integrantes fabricaban con lona sus propios guantes.

De allí nacen los primeros jugadores chiricanos de calidad como: Emilio Sánchez, Fermín Estribí, Ramón Guerra, ‘Niño’ Silvera y otros, los que hicieron historia por su talento en grandes partidos, tanto en su cuadro como en la Plaza de Alanje.

Pero no fue hasta que don Manuel Roy, director nacional del Departamento de Educación Física; Arquímedes ‘Fat’ Fernández, miembro de la Federación Nacional; y Ramón Guerra, por Chiriquí,   se reunieron para considerar la realización del primer campeonato nacional, el cual finalmente se realizó del 27 de agosto al 3 de septiembre de 1944, y claro está, con la participación de Chiriquí.

De allí Norberto Navarro, ministro de Obras Públicas, con un comité, planteó la necesidad de un estadio, el cual fue planteado en la Plaza de Doleguita, con una partida de 90000 balboas.

Así se construyó el estadio 3 de Noviembre, hoy Kenny Sarracín, el cual inauguramos en 1950.

Hoy, después de 60 años, el Kenny Sarracín sigue ofreciendo espectáculos, a nivel deportivo, musical y social, a todos los chiricanos y nacionales que asisten a este estadio, que por el tiempo se está quedando obsoleto y chico para la cantidad de personas que asiste a sus eventos, sobre todo en época de béisbol.

Mi persona, autoridades, clubes cívicos y miles de personas que deseamos un nuevo complejo deportivo, les informamos que, a partir del próximo año, en los terrenos municipales que ofreció el alcalde Francisco Vigil por la Cooperativa José María Torrijos en Campo Alegre se estarán construyendo las nuevas instalaciones del nuevo Estadio Kenny Sarracín.

El nuevo complejo forma parte de las megaobras que impulsa el presidente Ricardo Martinelli, que consisten en tres nuevos estadios para las ciudades de Las Tablas, Aguadulce y David este último, a un costo de siete millones de balboas y una capacidad para 10000 personas.

Una Ciudad Deportiva se complementará con la construcción de esta magna obra anheladas por los chiricanos con pistas para atletismo, dormitorios, salón ejecutivo para seminarios o congresos; además se prevé una segunda etapa que involucraría un complejo adecuado a las exigencias de FIFA para la práctica del fútbol.

Esperamos, antes de culminar nuestro periodo, inaugurar junto con las autoridades del gobierno esta obra, que honrará a grandes dirigentes del béisbol chiricanos, como Ramón Guerra, Norberto Navarro, Carlos Alvarado, Camilo Gozaine; así como a jugadores que podrán tocar las grama del nuevo estadio, como Álvaro Cocoy Chavarría, Ernesto Fossaty, Enrique Sarracín, Lauren Flores, Virgilio Kaa, Rodolfo ‘Candelilla’ Aparicio, Bienvenido Cedeño, entre otros.

<> Artículo publicado el 27 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Gestión

La opinión del Honorable Diputado de la República…

MIGUEL A. FANOVICH T.

Desde que fui reelecto diputado de la República por el Circuito 4—1 de Chiriquí, en conjunto con mi suplente José Moreno, he dedicado mis esfuerzos a desarrollar programas que involucren las áreas legislativas, sociales y comunitarias.

Para esto he desarrollado, partiendo por la Asamblea Nacional, un ahorro significativo del presupuesto de la institución, modificación del Reglamento Interno, que incluye rebajas a las exoneraciones de autos, eliminación del cobro de dietas por las sesiones extraordinarias y la disminución de la comisión que me tocó presidir, la de Credenciales.

También presenté siete anteproyectos de Ley, entre ellos para incentivar el deporte, para las personas con discapacidad, para que los fondos de las notarías y consulados pasen al Erario Público para obras sociales. Igualmente, presenté una propuesta algo polémica, porque se trata de una especie de Ley Faúndes, con la cual se establecerá que las personas que laboran en el gobierno y tengan hasta 70 años de edad pasen al retiro, para permitir que jóvenes egresados de las universidades ocupen estos cargos.

En David, he procurado dar apoyo a la comunidad en diferentes áreas de asistencia social. Sueño con una mejor calidad de vida para mis conciudadanos del Circuito 4—1, con proyectos concretos y gestionados directamente ante el gobierno, como la construcción del nuevo Enrique Malek, la remodelación del INAC, mercados agrícolas y la construcción del nuevo Estadio Kenny Serracín.

Considero que también se debe ir hacia una descentralización del poder público, porque la distribución de las riquezas y recursos del Estado hacia los conciudadanos está mal.

Para este segundo año de gestión legislativa tengo como fin presentar un proyecto que fortalezca al sector agropecuario, porque se trata de un área que necesita estímulo.

Dentro de este esquema presentaré un anteproyecto de Ley que impida la introducción de alimentos y granos cuando sea temporada de cosecha de productos tradicionales, poniendo como ejemplo el arroz y el maíz. Creo en la seguridad alimentaria, porque los países que apoyan a sus productores tienen un mayor índice de progreso y creo, además, en que, para salir del subdesarrollo, tenemos que hacer planes para apoyar la reconversión con avances hacia la agroindustria.

<>
Este artículo se publicó el 26 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Celebremos estas fiestas en familia

.
La opinión de….
.

.MIGUEL ANGEL FANOVICH

.

“Apareció la Bondad de Dios, salvador nuestro y su Amor por nosotros. No se fijó en obras que pudiéramos haber hecho, sino que tuvo misericordia y nos salvó”, Tit. 3, 4-5.

Al iniciar este tiempo de Adviento, tiempo de preparación espiritual para la gran celebración de la Navidad y Año Nuevo, que es la fiesta del alma que nos reconcilia con la paz, bien común más útil entre los hombres de buena voluntad; con el amor, como el himno más hermoso de la vida; y con la solidaridad, como el gesto que más nos acerca a un segundo corazón.

Deseo que en estas fiestas navideñas María, la madre amorosa que acogió y protegió al Niño Jesús, nos inspire gestos de profunda caridad.

Que estos nos animen a proteger a cada nueva vida y así celebrar en familia el nacimiento del Hijo de Dios.  Creemos que en cada hogar los niños sean nuestros guías y protagonistas de esta fiesta de la Navidad de Jesús.

Exhorto particularmente, en esta fecha tan especial, a todos los que como yo hemos asumido funciones públicas para que, partiendo de los derechos que tiene cada niño y niña a la alimentación, educación, salud y a una vida digna, legislemos concretamente para que se les proteja adecuadamente y se asegure así el futuro de nuestra Patria.

Recordarle además, a cada panameño que lo importante no son los obsequios, las compras y los preparativos para la celebración de la Nochebuena y Año Nuevo, que lo más importante es mantener en el corazón y en el seno de nuestras familias a Jesucristo dándole el lugar que se merece.

Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo, son mis más sinceros deseos.

<>
Publicado el 18  de diciembre en el diario  La  Estrella  de  Panamá, a  quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Carrera de los productores por sobrevivir

La opinión del Diputado de la República….

MIGUEL A. FANOVICH

.

Carrera de los productores por sobrevivir

.

A partir de la publicación del DecretoEjecutivo, No. 62, del 3 de noviembre de 2007, que finaliza la vigencia del certificado de abono tributario (CAT) el 30 de septiembre de 2009, el cual lleva la firma de Martín Torrijos, se ha sumido el sector agro exportador en la más grande incertidumbre.

Como diputado de la República conozco el impacto que causa en el sector agropecuario, toda vez que este certificado fue creado con el objetivo de fomentar las exportaciones de productos no tradicionales y ha sido utilizado como mecanismo de financiamiento, que permite enfrentar las fluctuaciones o variantes en los índices de precios de venta, lo cual hace más competitivos a nuestros productores.

El presidente Ricardo Martinelli nos ha manifestado su preocupación por el futuro de los productores y agro exportadores panameños.

En una conversación que sostuviéramos con él afirmó su disposición de buscar el mecanismo de incentivo a las exportaciones de productos no tradicionales, como las cucurbitáceas y la carne bovina, como un instrumento que permita una aceptable condición para que nuestros productores subsistan.

Por otro lado, el ministro de Desarrollo Agropecuario, ingeniero Víctor Manuel Pérez, anda en búsqueda de las medidas que lleven a la solución de la problemática que enfrentan los productores de cebollas y papas en tierras altas.

Frente a las amenazas a muy cortos plazos de fenómenos de la naturaleza como El Niño, que traerán consigo sequías, lo que generará dificultades en la alimentación del ganado vacuno, ya el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) afirma estar listo para implementar programas de producción acelerada de forrajes.

Esto apenas es una pequeña muestra de que es la hora del cambio en el sector agropecuario, porque el presidente Ricardo Martinelli tiene muy claro que en la seguridad alimentaria está la tranquilidad del pueblo panameño.

.

<>
Publicado el 25 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.