Mi pedido al niño Dios

La opinión del Ingeniero…

Carlos Eduardo Galán Ponce

Con el costo tan elevado del transporte, hay que procurar la mayor eficiencia al momento de llevar a cabo cualquier traslado.  Aunque el Niño Dios esté exonerado de estas minucias terrenales, podemos darle una mano y, en vez de solo pedirle que nos traiga regalos, pedirle que nos complete la alegría navideña, llevándose de paso –en su saco de regalos– algunas cosas sin las cuales la vida en este país sería más agradable.

Puedes comenzar por llevarte a ese caballero que funge como director de la Autoridad del Tránsito, entusiasta de practicar la explotación de la industria de las multas. Tráenos a un funcionario conocedor del verdadero concepto de orden vehicular y que no se dedique a salir a la calle solo a recoger plata.

Que promueva programas de educación vial por los medios de comunicación, la correcta señalización de vías, la colocación de puntos reflexivos en las divisiones de carriles. La prohibición de desconectar vagones y dejarlos donde sea.

No marcar las paradas de buses sobre las vías, como se hace en David. Tantas cosas que son un absoluto desorden. Que pida un espacio para educación dentro de esos programas millonarios de publicidad, en los que se anuncia a toda la cartelera del Gobierno.   Entonces, veríamos orden en nuestras vías y se podría justificar el cobro por las infracciones.

Llévate a los genios que alimentaron la base de datos del pele police, plagado de faltas absurdas. Y tráenos un programador que le ingrese los delitos de saco y corbata, como a los que se hayan mandado a hacer una ley para pagar menos impuestos con las ventas de sus acciones, y a cualquier procurador que le haya salido la casa gratis, por “vivo”, dejando prescribir su deuda, por no haberla pagado nunca. Burlándose, así, de los que pagan puntualmente sus deudas.

Llévate a todo el elenco de la Oficina de Ingeniería Municipal de mi ciudad y tráete, aunque sea prestado por pocos días, a un funcionario de ordenamiento urbano de una comunidad como Las Condes en Santiago de Chile o San Marino en California, Estados Unidos.    Entonces, podríamos aspirar a ver un entorno urbano hermoso y amigable. Y podríamos caminar por amplias aceras, como antes lo hacíamos en la ciudad de David. Obra de dos caballeros sin ínfulas académicas. Don Camilo Franceschi y don Arístides Romero.

Llévate al ministro y a los “cuatro michos” que se etiquetan de “los mineros somos más” y de paso, para ocupar la dirección de la Anam, nos traes a un profesional que valore las bellezas naturales del país y que crea y practique la protección del ambiente. Lo contrario, tener un yes man, al que de no aprobarle cualquier capricho al Ejecutivo lo botan, es como poner a la zorra a cuidar el gallinero.

Llévate a los que van vendiendo el territorio nacional a trozos, a cuanto extranjero, deseable o indeseable, se aparezca con una bolsa de plata, no importa su origen. Y tráenos unos funcionarios con la mentalidad que ya se aplica en algunos países como Brasil, Perú, Uruguay, quienes viendo el peligro que se cierne sobre su territorio están legislando para ponerle fin a su pérdida paulatina a manos de extranjeros.

Tráenos a funcionarios que valoren y conserven los hermosos edificios de una época que forma parte de nuestra historia y te llevas, de paso, a aquellos que los destruyen, para darle paso a torres monstruosas que solo servirían para saciar su ego con el dinero ajeno e incomodar a toda la población.

Tráenos de regreso a la nacionalidad a todas las empresas emblemáticas de nuestro país y te llevas de vuelta a sus lugares de origen a todos esos consorcios extranjeros que nos han dejado sin personalidad empresarial propia.

Llévate a los generadores de energía que nos explotan descaradamente con nuestros propios recursos hídricos y devuélvenos a nuestro añorado y soberano Irhe. Tráenos de regreso a nuestro Intel y echas en tu saco de vuelta a esos explotadores de la telefonía que se llevan para su país el dinero de nuestros hogares.

Llévate a un sitio muy inhóspito a los inventores de la globalización, que no es más que un sinónimo del dicho sabio de nuestros abuelos: “El más grande se come al más pequeño”. Y ya sabes quiénes somos los pequeños y cuán grandes son los nuevos propietarios. Que cada día viene más y cada día nos dejan menos.

Por último, llévale algo de cultura y respeto a aquellos que quieren desvirtuar el verdadero significado de la Navidad, con ese mensaje de “felices fiestas”. La Navidad es la más grande celebración de la comunidad cristiana, conmemorando el nacimiento del hijo de Dios. Y todo aquel que llegue, sin pertenecer a la religión bajo la cual este país se formó, tiene el privilegio de no compartirla, pero ninguno tiene el derecho de demeritar su verdadero significado, refiriéndose a ella como a una fiesta cualquiera.

*

<> Este artículo se publicó el 30 de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Caos en el transporte público mantiene incómodos a los usuarios

Ecos de Chiriquí Oriente.  La opinión de….

RODRIGO  QUIJANO

La semana pasada visitamos la provincia de Chiriquí, en función de varias gestiones cívico-sociales. En nuestro activo periplo, tuvimos la oportunidad de compartir con diversos grupos, tanto en Remedios centro, Tolé, Quebrada de Piedra, Veladero, San Félix, Silimín, Las Lajas, El Porvenir, El Puerto, Escodú, Santa Lucía y algunas áreas indígenas de la región.

En cada uno de estos encuentros, la queja uniforme, unánime que nos exteriorizaban y que pudimos comprobar por motu proprio con los diferentes moradores de estas comunidades es el pésimo servicio de transporte público que se ofrece a los miles de usuarios.

Marcado maltrato, groserías, apiñamiento en los buses y el clásico no voy de los prepotentes conductores de taxis es la tónica no solo en nuestra región oriental, sino en todo el interior del país.

Nos permitimos resumir, brevemente, los problemas sobresalientes que han convertido en verdadero calvario, sin que ninguna autoridad del tránsito ni los actuales ni los anteriores gobiernos den respuestas contundentes a esta odisea que padecen los usuarios del transporte individual y colectivo.

1. Los buses que hacen el traslado de pasajeros (ida y vuelta) de los distritos de Tolé, San Félix, Remedios, San Lorenzo y las comunidades vecinas (indígenas fundamental mente) a David transportan abarrotados, como animales a niños y mayores, ancianos, totalmente de pie unos encima de otros, producto de un absurdo, ilegal y troglodita monopolio que por muchos años no ha permitido la democrática apertura de modernas empresas que presten un servicio de transporte público de calidad al panameño de a pie.

2. En el servicio de taxi que se concentra en el centro de San Félix se presentan serias irregularidades que es urgente y necesario que la dirección regional del tránsito tome cartas en el asunto y entre a ordenar, regular, adecentar y terminar con los esquilmos y precios prohibitivos, con que se cobra a humildes usuarios que se ven en la necesidad de utilizar su pésimo servicio. Por ejemplo, las carreras colectivas (6 pasajeros) las cobran con precios exagerados como si fuera una carrera individual.

3. Después de las seis de la tarde los dueños de los busitos de rutas internas los sacan de servicio y tanto los estudiantes nocturnos (Universidades, y el nivel medio. Inadeh) quedan totalmente al garete víctimas de malandrines, raterillos y otros malhechores que ya abundan en el área.

4. En la temporada alta del movimiento de pasajeros a la ciudad de Panamá, y viceversa (festividades patronales, patrias, semana santa, fundaciones y carnavales) el monopolio principal de transportes se opone a que las rutas alternas ofrezcan el servicio a la región que ellos no están en capacidad de brindar.   Resultado: centenares de usuarios tienen que estar pidiendo el tradicional aventón o bote para que humanos vehículos privados los lleven o conduzcan a Santiago. Esto, además de naturales incomodidades, lesiona y encarece los presupuestos familiares cuando ellos con justicia hacen turismo interno o visitas a sus ancestros.

Siempre en estos casos se impone el juega vivo, predominando la descarada coima, quien sale con la peor parte es el desprotegido usuario.

Podríamos continuar enumerando las peripecias y demás desmanes que se cometen acá en casi todas las comunidades de los cuatro distritos orientales, pero no nos alcanzaría el espacio del periódico para presentarlos todos.

Finalmente, solicitamos respetuosamente al señor Ricardo Fábrega, Director General de Tránsito y Transporte Terrestre, que realice una sorpresiva visita a estos pueblos del Oriente Chiricano y se quede una semana de manera encubierta o visual que lo estime conveniente compartiendo y viviendo con nuestra gente humilde para que se convenza por vía propia y expedita de la gravedad de estas justas quejas y anomalías.

*

<> Este artículo se publicó el 22 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Van tres asesinatos de ganaderos en Chiriquí

*

La opinión del  Educador…

Bertilo Mejía Ortega

Tres ganaderos de la provincia de Chiriquí han sido asesinados en los últimos dos años, lo que genera preocupación en esta área de la República. El primero en caer víctima de las balas asesinas portadas y descargadas por delincuentes fue el señor Teófilo Santos, comerciante y ganadero del área de Tolé, quien fue ultimado a balazos por quienes lo despojaron del dinero que cargaba en el momento del crimen.
En las proximidades de la población de Alanje, área central de la provincia, fue asesinado recientemente el ganadero Clemente Sánchez, sin duda alguna, a manos de quienes buscaban el producto de su esfuerzo cotidiano. El tercero, y más reciente, acaba de ocurrir en la población de Tolé, donde en manos de maleantes desalmados quedó la vida del también comerciante y ganadero José María (Chema)) Reyes Castrellón.

Don Chema Reyes, como popularmente era conocido, fue visitado por los delincuentes a las 11 de la noche del pasado 2 de diciembre, cuando pasaba por el natural descanso, junto su esposa, la educadora jubilada Yolanda Russo de Reyes, después de su acostumbrada jornada en un pequeño comercio. Para cometer este crimen atroz y condenable, como todos, los facinerosos –comentan residentes del poblado—cortaron una de las verjas de su residencia, se introdujeron, y en el momento que escuchó ruido y se dirigió al lugar de donde éste procedía, fue golpeado salvajemente en el rostro y la cabeza, lo que le produjo la muerte. Su esposa fue atada por los intrusos que le robaron joyas y otros bienes materiales, pero, afortunadamente, no fue objeto de consecuencias fatales.

Este horrendo crimen ha llenado de luto y dolor a la población de Tolé, y más allá, pues don José María Reyes Castrellón era un ciudadano probo, amigable, laborioso y accesible para familiares, amigos y conocidos.

Su juventud la dedicó a la ganadería y cuando llegó a sentir que sus fuerzas no daban para la exigente actividad, pasó a retiro conservando el producto de sus encomiables esfuerzos, con natural satisfacción. Pasó después a un pequeño comercio donde disfrutaba la oportunidad de reunir y conversar con sus amigos de siempre. Fue Presidente del capítulo local de la Asociación de Ganaderos, y fue también suplente en la representación del corregimiento de Tolé, en los años 70.

El oriental distrito pierde a uno de sus buenos hijos, lamentablemente en circunstancias muy difíciles y preocupantes, ya que está demostrado que el hampa ya rebasó los linderos de las ciudades terminales para llegar a las poblaciones del interior donde son su objetivo los hombres y mujeres que han dedicado su vida al trabajo en procura de mejores condiciones de vida.

Hasta el momento, nadie sabe en el oriente chiricano quién le quitó la vida a José María Reyes. Se comenta que en la tarde previa al asesinato un auto sin placa circulaba por algunas calles de la población, tal como suele ocurrir en diversos puntos del país, y acompañados de la gran suerte de que hay policías que se hacen los de la vista gorda ante estas violaciones a la ley del tránsito.   Ya es hora de acabar con este relajo, particularmente en las poblaciones del interior, ya que hay pruebas fehacientes de que están en la mira de los egresados de la universidad de las maras.   ¡Vamos muy mal!

*
<>Artículo publicado el  14 de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Comunidades rurales en el olvido

*

La opinión del  Educador…

Bertilo Mejía Ortega 

Los habitantes de las comunidades de San Francisco, La Esperanza y Quebrada Llana, en el occidente de la provincia de Chiriquí, se sienten defraudados por la presente administración, ya que a más de un año del presente quinquenio no han recibido la más mínima atención en materia de caminos de producción, una sentida necesidad en estos hombres del campo.

 

La vía que conduce de San Francisco a Volcán, pasando por la comunidad de La Esperanza, constituye la más elocuente indiferencia estatal en un sector que se expresó en las urnas a favor del prometido cambio. Se lamentan de los buscadores de voto que se han olvidado del área que tanto visitaban durante la pasada contienda electoral. Según ellos, se han congelado los Diputados y el Representante del corregimiento de San Andrés que, a decir de algunos, la tienen atado por pertenecer a un partido de oposición.

Estas son las actitudes que restan respaldo y simpatía a los gobiernos; las que promueven el voto castigo, y las que saben aprovechar los líderes locales que aspiran a buscar una representación popular en las contiendas venideras. Pero en las altas esferas gubernamentales pareciera que esto no preocupa, y más se han interesado por sumar ocasionales adherentes, en vez de atender a los genuinos electores en el civilismo, dignos de respuestas que, aunque extemporáneas, aportarían grandes remedios a grandes males.

Conmueve observar las dificultades por las que atraviesan quienes no tienen otra alternativa que transitar a pie y caballo por empinados caminos obstaculizados por la piedra, los derrumbes y el lodo y, por tanto, convertidos en potenciales peligros para ganaderos y agricultores. Peor cuando una mujer embarazada se dirige a los distantes centros de salud, y cuando hay que sacar a un enfermo que requiere de atención médica.

Parece inverosímil que en pleno siglo 21 esta sea la triste realidad de éstos y otros campesinos que a lo largo de la geografía nacional pasan por las mismas dificultades en el diario acontecer. Los voceros de estas comunidades están en la obligación de cumplir con la misión encomendada desde las urnas. Deben asumir la responsabilidad de atender los naturales deseos de la población a mejores niveles de vida, y corresponder, con sentido de equidad, al salario que devengan. Aunque humildes, nuestros hombres y mujeres del campo, no entienden cómo en un Estado donde se paga muy bien a los representantes y Diputados, y en el que abundan los asesores con jugosos salarios, el progreso comunal está estancado en recodos de la Patria dignos de mejor suerte. Nada es tan conveniente para la oposición que la abulia gubernamental, y quienes la promuevan consciente o inconscientemente, están contribuyendo a que se repita en nuestro país el tradicional rechazo en las urnas a los equipos de gobierno. ¡Recapaciten!

*
<>Artículo publicado el  2  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
*

Barú, repunte de un área conflictiva

La opinión del Periodista….

FEDERICO J. GUILLERMO
fjosetejada@hotmail.com

Barú, tierra de hombres y mujeres laboriosos, luchadores, en donde se cultivaba el mejor banano del mundo, hoy, en medio del caos económico, unos nueve millones de dólares se pagarán a los empleados de Coosemupar antes de fin de año.

La Ley 29 de 8 de junio de 2010 crea el régimen legal, fiscal, laboral, migratorio y de negocios especial para el establecimiento y operación denominada Área Económica Especial de Barú, en Chiriquí.

Con ello se propicia el flujo y movimiento libre de bienes, servicios y capitales, para atraer y promover las inversiones y la generación de empleos decentes, hacer a la región más competitiva con énfasis en la actividad agroindustrial de cultivos diversificados. Ya varias empresas internacionales han manifestado su interés de tener presencia en el área.

Administraciones pasadas ensayaron diversos paliativos que, en resumen, podría decirse que creó un gran problema, pues los baruenses, lejos de buscar otras alternativas a su situación, esperaban pacientemente cada quincena para que el Gobierno les pagara.

Se les ‘daba el pescado en vez de enseñarlos a pescar’, lo que motivó una gran confusión entre lo que era administrar una cooperativa como lo era Coosemupar y el sindicato, dado que esta última no tenía razón de existir, luego de que la empresa Chiquita Brand abandonó el negocio del banano en esta región.

Era una pujante actividad de la que, según los mismos trabajadores, obtenían grandes beneficios para ellos y sus familias, pero se dejó caer por la mala dirección de los dirigentes y de sus seguidores, que no previeron la situación que se les venía encima.

Vienen buenos tiempos para esta región. Los trabajadores podrán tener sus recursos antes de diciembre, inyectando recursos a una región tan necesitada de esto y más, según dicen autoridades gubernamentales, y para el próximo año otra cara será la que veremos en esta población tan necesitada de apoyo estatal, porque se ensayan otras alternativas económicas más viables, siendo así el repunte de un área muy productiva como Barú.

*

<> Este artículo se publicó el 21 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

La hospitalidad de Renán Esquivel

La opinión de la Periodista….

ELVIA ALVARADO DE AMADOR
elviadeamador@gmail.com

Esperando, vimos a funcionarios del hospital entrando y saliendo de la Dirección Médica, parecían abejas y sobre archivadores, una batea con frutos de su finca de Sonsonate, que fueron desapareciendo poco a poco en manos del que quería.   Llegó mi hora de entrevistar al paisano José Renán Esquivel. Con su bata blanca, nos recibió con una sonrisa franca y se dejó entrevistar, no sin antes pedirme que le acompañara a un recorrido por el Hospital del Niño, y al final a la sala donde estaban los quemados.   Confieso que hice el simulacro de ver a los niños, distrayendo la mirada hacia los barrotes de la cuna, porque de haberlos visto me hubieran tenido que recoger del piso, desmayada.

Así surgió mi interés especial por lo que estaba ocurriendo en materia de salud en el hospital y el país, al mando de JR (JOTA ERRE) como se le conoció en algunas esferas del poder en Panamá. Panamá le debe a su empeño y a su equipo multidisciplinario de trabajo la sectorización de las salas de niños por corregimientos, distritos y provincias, el Banco de Leche Materna, las bibliotecas y las salas de capacitación para padres, porque ‘el padre que conoce la enfermedad y sus síntomas, puede ayudar mejor a sus hijos, durante y después en el hogar’.

Con el mismo respeto y cariño, atendía a todos, no diferenciaba ni excluía a nadie. Fue descomplicado, afable y convencido de sus logros, se hizo grande, sin ser soberbio. El Hospital del niño y sus triunfos le dieron brillo a Panamá, dentro y fuera de nuestras fronteras. Suiza, Brasil, Alemania y muchos países del mundo rindieron honores en vida a ‘un campesino ilustrado’, como solía decirse, porque eso siempre fue lo que le gustó. Sembrar en la tierra, ver, podar, abonar y cosechar los frutos de ella.

Tras la invasión, y habiendo vivido los desmanes de la turbamulta de panameños y la intromisión extranjera, que le cercaron en su residencia y no le dejaban circular hacia el Hospital, que tanto amó, llegó la hora de jubilarse como director, pero voluntariamente llevó salud al Centro de Potrerillos Abajo todos los jueves que pudo.   Sus consultas se llenaban, así como su residencia de Bajo Mono, en Boquete, donde con sus manos sembró de todo y la recorría, recibiendo a las visitas con la misma sonrisa de siembre, sin su bata blanca de médico, pero con sus botas de caucho de agricultor.

Grandes tertulias pudimos disfrutar en Bajo Mono, con familiares y amigos. Su preocupación permanente fue darle al hombre su valor pleno, enseñarle a vivir con dignidad, a reclamar el respeto y el espacio que como tal merece y allí fue siempre enfático, al reiterar ‘Al hijo de la vaca, le dan una hectárea para que viva, ¿cuánto le dan al hijo del hombre?’. José Renán Esquivel, como digno agricultor chiricano, orgulloso de suelo, liptos blancos y sus cosechas, así como de la piedra volcánica de su cocina que ‘de día enfría y de noche calienta’,   terminó sus días en el Hospital Regional Rafael Hernández, mandando el mensaje de que siempre creyó en las instituciones del Estado.

El ‘gran paisano’, aquel de la bata blanca, la cabeza calva y su grandes ojos azules, ya no lo veremos más ni por las salas, ni por las fincas, pero sí sus mensajes y quienes lo recuerdan con cariño serán muchos, dentro y fuera de Panamá.

*

<> Este artículo se publicó el 6 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la   autora  en: https://panaletras.wordpress.com/category/amador-elvia-a-de/

Presidente Martinelli envía mensaje de solidaridad con panameños de la zona fronteriza con Costa Rica

Gobierno nacional toma medidas para atender afectados por las inundaciones. A continuación la nota informativa que nos comparte la educadora y activista política…

Jennie  Gonzalez 

El presidente Ricardo Martinelli anunció este viernes -5 de noviembre- que el Gobierno está tomando todas las medidas necesarias para atender a los afectados por las fuertes lluvias que azotan comunidades de la provincia de Chiriquí y la zona fronteriza con Costa Rica, dejando como saldo al menos una víctima y varios damnificados, cuyas cifras determinan las autoridades de emergencia.

“Hemos enviado el helicóptero Presidencial para las labores de rescate y estamos tomando todas las medidas que amerita el caso para atender a los afectados. Le enviamos un mensaje a los chiricanos que estamos con ellos. Hubo un muerto en Chiriquí que lamentamos, en Costa Rica también hay muertos producto del cambio climático”, expresó el mandatario Martinelli.

Reportes del Sistema Nacional de Protección Civil indican que un deslizamiento de tierra se registró este viernes en la carretera Panamericana, específicamente en el distrito de Tolé, provincia de Chiriquí lo cual ha impedido el tránsito de los vehículos. Ya el Ministerio de Obras Públicas trabaja para reanudar el acceso vehicular lo más rápido posible.

Entre otras comunidades, las precipitaciones han provocado inundaciones en Puerto Armuelles, en el distrito de Barú; las lluvias y la crecida del río Chiriquí Viejo han afectado una de las bases del puente que comunica a las comunidades de San Grillo y San Bartolo. Igualmente en Bugaba y Alanje se han visto afectadas varias vías de acceso.

Entre tanto, Panamá, a través del SINAPROC, ha ofrecido asistencia a la hermana nación de Costa Rica en donde se han reportado más de una veintena de muertos tras un deslave. El director de SINAPROC, Arturo Alvarado ha informado que en cumplimiento de protocolos centroamericanos, un equipo panameño está listo para colaborar en las tareas de rescate en la comunidad de Lajas, en San Antonio de Escazú, 10 kilómetros al oeste de la capital costarricense, azotada por un alud.

Aclaró Alvarado que lo anterior únicamente puede realizarse a través de una solicitud del país afectado, que maneja la emergencia con sus propios grupos de socorristas y especialistas, por los efectos colaterales del huracán “Tomas”, que en su etapa previa, como tormenta, influyó sobre la zona de convergencia intertropical.

En Panamá, de acuerdo a informes preliminares, hay más de 2000 afectados por las fuertes lluvias, se están estableciendo más de 100 albergues temporales, y se coordinan diversas instituciones de seguridad para brindar la ayuda necesaria. Las autoridades continúan sobrevolando las áreas afectadas para contabilizar los daños por las precipitaciones que, se estiman, podrían continuar hasta este domingo.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<> Reproducido de la nota publicada el Sábado, 06 de noviembre de 2010 a las 0:56 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito que le corresponde.
Más notas sobre las obras y actos del Gobierno Nacional en: https://panaletras.wordpress.com/category/gobierno-noticias-fb/