El tráfico en la ciudad de Panamá

La opinión de …..

.

María Dolores Medina


El reciente altercado en una fila para pagar peaje en el Corredor Norte entre Luis Powell y Daniel De Ávila es un vivo ejemplo del estado de ánimo de los conductores en la ciudad capital. No me extrañaría que este tipo de incidente se repitiera con frecuencia.

El tráfico en Panamá afecta en forma negativa a las personas que día tras día tienen que enfrentarlo. Demasiados vehículos circulan en las calles de la ciudad en una forma desordenada y poco cortés. Los taxis y autobuses hacen cualquier cosa por recoger un pasajero. Los mensajeros o repartidores de mercancía andan matándose por las calles, los conductores de camiones pesados y muchos dueños de vehículos 4×4 se creen los reyes de las calles. El resto de los conductores tenemos que manejar en forma defensiva, si no queremos tener un accidente.

Compadezco a las personas que, ya sea por motivo de trabajo, por llevar a los niños a sus actividades o por cualquiera otra razón, tienen que enfrentarse todos los días a este tráfico endiablado.

Hay que tener mucha paciencia y buen carácter para no dejar que nos afecte y no llegar a casa o al trabajo estresado y de mal humor.

Se tiene que reducir, imperativamente, el número de vehículos en esta ciudad. Con mucha frecuencia en los periódicos dan el número de vehículos nuevos que se suman a la circulación en el país, pero nunca he leído estadísticas sobre el número de vehículos que salen de circulación. A juzgar por la cantidad de chatarras contaminantes que se ven en las calles y carreteras de Panamá (no me explico cómo pasaron el revisado), no son muchos.

Es cierto que necesitamos un nuevo sistemas de transporte público en la capital, pero esto por sí solo no resolverá todo el problema del tráfico. Hay que disminuir el número de vehículos. Si tan solo se hiciera cumplir la ley, un gran número de carros saldría de circulación por su estado inapropiado, y otros, por no pagar el impuesto de circulación vehicular (la placa). También deben aumentarse los impuestos que pagan los vehículos nuevos. En países europeos se cobran taxes de circulación según el kilometraje anual del vehículo, o sea, entre más usas tu carro, más impuestos pagas.

Estas medidas y algunas otras, que no he pensado, no solo mejorarían la circulación en la ciudad de Panamá, también disminuirían la contaminación del aire producida por los emisiones de gas carbónico. De esta manera, Panamá contribuiría con su granito de arena en la lucha contra el calentamiento global, a la vez que mejoraría la salud mental y física del pueblo.

Pido, pues, al Gobierno, que haga un mayor esfuerzo por reducir el tráfico en la ciudad de Panamá tomando las medidas que sean necesarias.

<>

Publicado en 29  de diciembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios