PRD: entre oportunismo y la mística

PRD: entre oportunismo y la mística

*
Por:    MABEL ARIADNA DEL CID ACOSTA – Licenciada  en Comercio Internacional, Escritora..
*

Hay que reconocer que a través de la gestión del actual gobierno se alcanzaron muchas metas y se hicieron grandes transformaciones en el país, pero también que se cometieron muchos errores que al final pesaron más que los logros, lo que quedó demostrado el 3 de mayo de 2009.

El PRD como partido responsable debe analizar con profundidad esta balanza de aciertos y desaciertos. Esto no se logra sólo con una Comisión Ad Hoc y con la directriz de que “los trapos sucios se lavan en casa” , sino con una verdadera convicción, de todos los miembros y principalmente de la cúpula, de desapego a los intereses particulares y de la priorización de los ideales PRD en pro del bienestar del colectivo y del país.

Cada miembro del partido tiene derecho a expresar su posición sobre los grandes desaciertos de quienes lo lideran y hacer público este derecho no sólo es democrático, sino necesario cuando la dirigencia sólo responde selectivamente a los intereses de una minoría y es incapaz de hacer un verdadero “mea culpa” de sus actos.

Hablo con la propiedad de quien ha sido víctima de uno de esos grandes desaciertos. Puse a disposición mi cargo en el gobierno sin conocer que Panamá había perdido los beneficios del Sistema de Preferencias Arancelarias de la Unión Europea SGP Plus por no haber presentado a tiempo la solicitud de renovación y mucho antes de que se hiciera pública esta situación, pero fui señalada como una de las responsables, gracias a un comunicado ministerial escueto y por las declaraciones públicas de una ministra, quien mintió con ligereza sobre los motivos reales de mi renuncia y el cargo que ocupaba oficialmente en su momento, con una evidente carencia de objetividad e influenciada por un entorno de “amigos”.

Esto fue un acto inmoral que etiquetará a sus gestores y a los verdaderos culpables, quienes sin éxito intentan pasar desapercibidos, por el resto de sus días. No analizaron sus consecuencias y no tomaron en cuenta una gran premisa: “nadie es dueño eterno de los hilos del poder”.
Los verdaderos PRD, con un alto sentido de lo que es la patria, la equidad, los valores y el ideal de un país con justicia social, para quienes la educación es la mejor herencia y el trabajar con compromiso un principio fundamental, no necesitamos mucho esfuerzo para determinar lo que está afectando al partido: “oportunismo político versus la mística PRD”.

Omar Torrijos, un verdadero líder que inspiró a muchos, entre ellos John Perkins en su best-seller “Confesiones de un Gángster Económico” , fue claro: “Cuando el jefe sólo toma decisiones equivocadas, sus subalternos le siguen obedeciendo, pero pierden fe en él”. “La falta de comunicación es el mejor ingrediente para el distanciamiento”.
Los líderes natos escuchan a todos por igual, inclusive a quienes los adversan, no invierten tiempo ni recursos para vanagloriar sus logros; por el contrario, se enfocan en la solución de los problemas que persisten y en corregir errores, pues su principal frente es la satisfacción del deber cumplido. El reconocimiento llega solo y, lo más importante, viene del pueblo y perdura en el tiempo.

La reestructuración del PRD es un trabajo de todos sus miembros, principalmente de las bases que son la mayoría y de aquellos muchos panameños, que sin estar aún inscritos, se sienten comprometidos con sus ideales socialdemócratas y con la democracia de nuestro país.

<>

Se publicó el 5 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá

Anuncios