Las verdades ocultas

La opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….

GUILLERMO ROLLA PIMENTEL
grollap@cableonda.net

Las realidades tal vez se puedan ocultar, disfrazar o disimular por algún tiempo con demagogia, publicidad o dinero. Pero los hechos, sus consecuencias, sus repercusiones y contradicciones dan signos claros de falsedad, los fraudes, corrupciones y entreguismos. La diplomacia, las relaciones públicas, los lobbies, los medios de comunicación masivos son los campos en que generalmente se tratan de encubrir acciones o intenciones para favorecer intereses militares o económicos de algunos países, empresas, programas o personas.

Lamentablemente, por lo general, la luz de la verdad llega tardíamente, cuando ya los hechos fueron consumados y quedan las víctimas, las funestas consecuencias, los negociados ya pagados, los contratos o tratados ya firmados, las guerras ya perdidas con su estela de dolor y destrucción. Los clavos pasados. Todo en nombre de egoístas propósitos mimetizados de patriotismo, libertad, democracia, religiones y otras múltiples razones para justificar la codicia, la agresividad, la competencia y la carencia de humanismo, de justicia y amor al prójimo.

WikiLeaks ha destapado ahora algunos tamales. Pero el sistema establecido se defiende y encarcela al mensajero por haber divulgado las verdades, artificialmente ocultas por la coartada de confidencialidad, el secreto de Estado, la seguridad nacional o las estrategias diplomáticas.   Todo fríamente calculado. Pero… siempre aparece un pero. No contaban con la astucia de la Verdad.

Los documentos sobre las guerras de Vietnam, contra Irak con la falsa excusa de que poseían armas de destrucción masiva, cuando ellos sabían que estas no existían, pero que la verdadera razón era el control del petróleo del Medio Oriente. Y que el presidente Bush es dueño de la Texaco. El mundo tiene que conocer la barbarie de las guerras, que dista mucho de la cultura occidental, como las atrocidades en Afganistán. La intención de control económico mundial de la OCDE.

Esos datos revelados, es cierto que lastiman a países que se llaman civilizados, pero que por políticas movidas por intereses económicos los llevan a violar los Derechos.

¿Cuánta información clasificada contienen los archivos de Noriega que se llevaron los gringos, porque ellos también están metidos en el concolón de las ilegalidades y las violaciones de los Derechos Humanos? ¿Cuánta información ya desclasificada por extemporánea ya se ha conocido, como la tipificación de espía del pentágono de Omar Torrijos o la documentación y correspondencias sobre la intervención de USA para generar militar, económica y diplomáticamente el golpe de Estado del 68 y lograr que la dictadura le aprobara unos tratados que les permitieran a perpetuidad tener control militar y derecho a intervenir en todo el país, como de hecho ya lo hicieron? Para ello tenían que despojar del poder al panameñismo, que esgrimía la propuesta que aprobó el pueblo panameño en el Congreso de la Soberanía del 9 de Enero del 64.

En esos archivos están las desapariciones, los asesinatos, las torturas, los arrojados al mar desde helicópteros. Y todo esto matizado con sobornos y entreguismos, cubiertos con un manto de fatuo nacionalismo, silenciando periódicos, exilando a los auténticos nacionalistas. Allí deben estar los verdaderos asesinos de Torrijos, cuyo tráfico de armas con las guerrillas era conocido por USA. Y que fue también la excusa para la intervención de USA, al mantener Noriega un arsenal de armas, pero de diferentes procedencias (con Torrijos antes eran solo de USA), lo que USA consideró un riesgo a su seguridad.

La globalización de las informaciones nos llevará a conocer en detalles de los delitos del CEMIS, el FIS, los Casinos y de las licitaciones manipuladas y las compras directas que con el objetivo de la ejecución acelerada se corre el alto riesgo de tolerar la corrupción y la impunidad. Es preciso redoblar las investigaciones y prevenciones sobre posibles corrupciones por parte de las oficinas de anticorrupción, porque muchos corruptos han vuelto a mandar.

Entre otras, evitar radicalmente la influencia del dinero en las campañas electorales. Limitando el tiempo y costos de las mismas, así como propiciar la equidad entre todos los candidatos y partidos; que no sea la inversión económica el factor decisivo, sino las ideologías, programas, méritos, currículum, valores y liderazgo lo que los electores evalúen con su voto. Sin embargo, al parecer ni los partidos, ni el Tribunal Electoral atienden estas medidas preventivas, tal vez porque no confían en sus propios valores y se quiere mantener el control del poder por las fuerzas económicas, continuando la marginación de los elementos populares.

Otra fórmula elemental es la educación cívica masiva entre los ciudadanos y padres de familia. El MEDUCA tiene el informe de la Comisión de la Verdad, pero los encubridores no han ejecutado su divulgación en el estudiantado.  Siendo el problema general, es preciso un medio de proyección de alta cobertura, y esa es la radio y la televisión, que siempre deben efectuarla, manteniendo la objetividad, la imparcialidad y el carácter técnico docente. Esta es una vía científica y sociológica para lograr un Panamá Mejor.

*

<> Este artículo se publicó 11  de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: