Panamá sigue en el Parlacen

La opinión del Presidente del Parlacen…

DORINDO JAYAN CORTEZ M. 
jayan2258@gmail.com

Para el gobierno de Ricardo Martinelli, Panamá salió del Parlacen.   En realidad, lo que ha ocurrido, es que la presencia de los diputados panameños se ha fortalecido con el efectivo reconocimiento que los Estados parte, como las instituciones y organismos del SICA, le dan a Panamá (o a sus delegados) y a la Presidencia ocupada por un panameño.

La dinámica que ahora experimenta el organismo parlamentario se caracteriza por la necesaria coordinación con los actores y organismos involucrados en el proyecto integracionista. Una de las primeras tareas, llevada adelante por la Presidencia panameña y la Junta Directiva, fue el encuentro con el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, el 29 de noviembre de 2010. Los temas abordados con el canciller versaron sobre las nuevas facultades y papel que ahora le corresponde desempeñar al parlamento como foro político de la integración.

Hay conciencia de la necesidad imperiosa de abrir los espacios para que los Estados sustancien el trabajo conjunto, unan voluntades y compartan tareas estratégicas para el desarrollo sostenible de la Región. Así, y solo así, será posible obtener resultados acertados para las poblaciones que reclaman mayores atenciones a sus calamidades. Este nivel de coordinación se ha puesto en marcha con la reunión del 10 de diciembre de 2010 en El Salvador (país sede de la Secretaría General) entre SICA (incluida las secretarías técnicas) con una delegación de la Junta Directiva del Parlacen presidida por su presidente. En este encuentro se reconoció la urgencia de compartir esfuerzos y coordinar tareas como método para desarrollar plenamente lo normado en el Tratado Constitutivo. Estas preocupaciones fueron también objetos de reflexión entre el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, con el presidente del Parlacen y la vicepresidenta de la Bancada Nacional hondureña en audiencia llevada a cabo en la casa presidencial, el 18 de diciembre de 2011.

En fecha más reciente, 28 de enero de 2011, el presidente del Parlacen juramentó al nuevo secretario de SIECA, Lic. Ernesto Torres Chico, en acto que dio apertura a lo normado en el artículo 5 (literal f) del Tratado Constitutivo, que ordena juramentar, ante la Asamblea Plenaria, a las personas electas o nombradas para ocupar los altos cargos del Sistema. El presidente Cortez reconoció el ‘carácter histórico de ese acto, una fecha para no olvidar’.

Fortalecer el accionar de la integración, exige el tratamiento de los diversos temas desde la óptica del esfuerzo compartido de los ejes del sistema. La reunión entre el SG-SICA, la Presidencia de la Corte Centroamericana de Justicia y la Presidencia del Parlacen, en El Salvador el 31 de enero de 2011, está dirigida a motivar la labor de modernización de la estructura de funcionamiento de la integración centroamericana. Labor importante que se verá fortalecida en la Reunión de Vicepresidentes de las Repúblicas de Centroamérica y República Dominicana, a realizarse en El Salvador el 16, 17 y 18 de febrero de 2011. Evento en el que participará, por invitación como consigna el Tratado constitutivo, el Presidente del Parlamento Centroamericano.

Como puede constatarse, el Parlacen tiene ahora una mayor eficacia en las relaciones y ámbitos del sistema de la integración. No solo se reconoce la importancia de fortalecer los vínculos entre los ejes del sistema, sino que, además, hay pleno reconocimiento a la legalidad de la representación parlamentaria de Panamá y, en particular, de la Presidencia del organismo que ocupa un panameño. Es un buen síntoma de institucionalidad.

 

Este artículo se publicó el  13  de febrero   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Retos de la integración regional

La opinión del Ex Presidente del Parlacen y Primer Sub Secretario de Relaciones Internacionales del PRD….

.

JULIO E. PALACIOS SAMBRANO  .

Después de participar en la XIX Conferencia Centroamericana y del Caribe de Partidos Políticos, realizada en ciudad del San Salvador la semana pasada, puedo rescatar los siguientes aspectos para la consideración de nuestros ciudadanos y gobernantes.

En primer lugar, que el proceso de integración centroamericana es el camino para el desarrollo de nuestros países, porque somos pequeños estados, débiles y enfermizos, tan frágiles que colapsamos con el primer fuerte aguacero; somos estados que quedamos descuadernados con la baja del precio de sus productos en los mercados internacionales, como el del banano, el café, entre otros.

Cuando las crisis internacionales y el crimen organizado internacional, nos trastocan toda nuestra sociedad, es cuando no de bemos ver la integración como la acción de ceder nuestra soberanía o la repartición o pérdida del poder o el compartir el poder entre los estados vecinos; sino por el contrario, ver la integración como el camino para el progreso y desarrollo de nuestros países.

Las actuales autoridades no han comprendido lo vital y valioso que es el proceso de integración política para nuestro país, porque este gobierno cree que solo integrándonos económica y comercialmente es suficiente, obviando la integración política, lo cual es el más grande de los errores, pues, cualquier otro carácter que se le pretenda dar no se puede concretar sin el claro entendimiento de que se debe pasar por la integración política.

Nuestra integración aún no se percibe y cada día se pone en riesgos todo lo que se ha avanzado; porque los problemas regionales que más nos agobian son, la escuálida democracia, la pobreza y el crimen organizado, como las más importantes, están a la orden del día. Cuando el Derecho se rompe pasamos a una anarquía total; cuando no entendemos que las instituciones son más importantes que los hombres, cuando lo que se pacta o acuerda internacionalmente no se cumple, pasamos a un estado de desprestigio y a la puerta de un estado dictatorial.

‘O aprendemos a vivir juntos y con reglas claras, o perecemos como idiotas’, Martin Luther King.

En esta conferencia se declaró respaldar las denuncias que presentamos contra los Derechos Humanos que suceden en Panamá, sobre las persecuciones en contra de ex funcionarios y servidores públicos (Ex presidentes de la República, ex ministros de Estado de la administración anterior, diputados, alcaldes y representantes de corregimientos); así como nuestro contundente rechazo a las pretensiones de este gobierno de excluir a Panamá y a los panameños del más importante organismo de la integración regional, como lo es el Parlamento Centroamericano, por considerar que dicha acción, además de arbitraria, constituye una flagrante violación al ordenamiento jurídico internacional, regional y nacional.

El PRD, el cual me honré en representar, dejó en claro, ante más de 50 partidos políticos de la Región Centroamericana y el Caribe, su compromiso con el proceso de Integración Centroamericana y con sus instituciones fundamentales.

*

<>Artículo publicado el  3  de septiembre  de 2010 en el en el diario  La Estrella de Panamá a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Los Juegos Centroamericanos y la Integración

La opinión del Docente Universitario…..

.

Dorindo Jayan Cortez

Ya se efectuó la inauguración de los IX Juegos Centroamericanos. Bonito encuentro de integración del deporte regional. Miles de deportistas, de las seis naciones centroamericanas, se reúnen en nuestro país para medir su nivel competitivo en las más diversas disciplinas. Quien escribe este artículo, vivió la emoción de llevar en su pecho la tricolor cuando, en 1977, representamos a Panamá en los Segundo Juegos Centroamericanos celebrados en El Salvador. Igual emoción cuando logramos, para nuestra patria, una presea en los veinte kilómetros en marcha olímpica.

Los Juegos Centroamericanos, que iniciaron el 9 de abril y culminan el 19 del mismo mes, fortalecen los lazos de hermandad de aquellos países que nos identificamos por la geografía (hablamos del istmo centroamericano); que nos identificados por una cultura similar y una historia de destino parecido; pero identificados, además en el nuevo contexto, por las esperanzas en una economía que genere respuestas sociales gracias a la unidad de esfuerzos y a la solidez de una integración, ahora en crisis, que nos lleve a lograr negociaciones exitosas con otras realidades sociopolíticas. El esfuerzo, la voluntad, el deseo de triunfo –y el mismo triunfo, de cada atleta, en estos IX Juegos, deben transformarse en el más claro mensaje a los gobiernos de la región para que trabajen en voluntades y políticas compartidas que faciliten el triunfo de las metas integracionistas.

Cuando en 1977 asistimos a los Segundo Juegos Centroamericanos en El Salvador recordamos, como si fuese hoy, la inauguración de aquella jornada deportiva. En el Estadio Flor Blanca, escenario donde se llevaron a cabo los actos, desde una caseta ubicada en lo alto del estadio y con vidrios oscuros, el Presidente Carlos Humberto Romero, al frente de un gobierno militar, dio las palabras de bienvenida.

Me imagino que por seguridad, no fue posible ver claramente al General, por lo menos en mi caso no recuerdo haberlo visto salvo haber escuchado su discurso a través de un parlante. Eran momentos de conflictos armadas en la región, y la vía democrática estaba proscrita.

Hoy es distinto y en ningún país de la región se necesitaría semejante seguridad. El predominio de la estabilidad política y los mecanismos de diálogo que hoy predominan son ejes importantes para facilitar el éxito de las metas propuestas. Y no debe ser así solo en el campo de las jornadas deportivas sino que debe involucrar todos los espectros de la integración regional. Que sea así en los temas de los desastres naturales, en los temas de la salud pública, en los temas económicos y en cada una de los asuntos cuya solución atañe a facilitar una vida mejor a nuestros pueblos.

Desde aquella jornada competitiva han transcurrido treinta y tres años y celebrados siete juegos regionales. La comprensión de la importancia que tiene para la región la solidez de la hermandad así como la identificación de los objetivos comunes (y la necesidad de trabajar alrededor de ellos) no parece del todo comprensible.

Ojalá que estos IX Juegos Deportivos Centroamericanos sean un llamado a la conciencia a los que ostentan el poder para que los objetivos que buscamos con estos eventos se reproduzcan en todas aquellas actividades de interés nacional y regional.

<>

Este artículo se publicó el  11  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Amenazas del Lacayo

.

El punto de vista del Abogado….

.

Carlos Ernesto González Ramírez

.

Representa una prueba fehaciente de lo acertado de nuestro retiro del Parlacen, el hecho de que su Presidente, Sr. Jacinto Suárez Espinoza, tuviese la osadía y desvergüenza de venir a Panamá a decirle a nuestro país que no puede retirarse del Parlacen.

Osadía y desvergüenza porque este señor ha mantenido un silencio cómplice ante el enorme fraude electoral que su copartidario y jefe político llevó a cabo en Nicaragua en las pasadas elecciones municipales. También, se ha quedado completamente callado ante la manipulación partidaria de la justicia, el uso de turbas para atacar a manifestantes pacíficos, el posible asesinato del Alcalde de Managua, la violación de la hijastra del Sr. Ortega por él mismo, el acuerdo de reparto de poder entre Ortega y Alemán, y la larga lista de abusos y conducta criminal que adornan al líder de su partido político.

Este mismo señor, junto con sus colegas, se ha quedado callado ante el posible asesinato de estado de un ciudadano guatemalteco, que dejó póstumamente una acusación directa al Presidente de ese país en caso de que fuera asesinado, como en efecto sucedió.

Precisamente, son Nicaragua y Guatemala, países gobernados por personajes seriamente cuestionados en su honestidad y capacidad, los que se han opuesto a que Panamá se retire de esta organización inoperante que nació conceptualmente errada y que no tiene ninguna función relevante.

Ahora resulta que, incluso, se ha destapado una conexión de narcotráfico con los miembros de ese mal llamado parlamento, bajo cuyo amparo se refugiaban (¿refugian?) personas de calaña tal que han quedado involucrados en asesinatos por pleitos de drogas.

Y es que, no sólo el Parlacen no ha tenido ninguna función de importancia para la supuesta integración regional, sino que el concepto de Parlamento es un concepto ajeno a la organización política de sus naciones integrantes. Todas son repúblicas presidencialistas, con división de poderes. Encima, el propio Parlacen no se ajusta al concepto de Parlamento, ya que no tiene ninguna posibilidad (y no queremos que la tenga) de promulgar leyes vinculantes para las naciones que la integran.

Definitivamente yo no quiero que un personaje como el Sr. Suárez, que obedece a los designios políticos de un dictadorcito cleptómano, tenga la facultad de promulgar ni un reglamento de tránsito en mi país. Tampoco quiero que lo hagan algunos de los personajes que lo integran y que lo integrarán en el futuro, como el propio Sr. Ortega.

Panamá tiene interés económico y político en los países centroamericanos, pero ese interés no pasa por un proceso de integración político, sino por un estrechamiento de nuestras relaciones económicas y un fortalecimiento de instancias políticas legítimas que contribuyan a una relación armónica regional y a una defensa real de la democracia y el Estado de Derecho.

Para lograr lo anterior, no hace falta pertenecer al Parlacen. Incluso, un país con clara vocación de integración económica regional, como Costa Rica, nunca ha pertenecido al Parlacen (es curioso, pero no he escuchado que esto signifique que no podrá participar del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea).

Panamá debe enfocar su relación con Centroamérica en materia económica. Lograr el acceso a un mercado más amplio para nuestros bienes y servicios. Integrar un sistema de infraestructuras que beneficien a todos nuestros pueblos, como lo son las carreteras, la electricidad y la eliminación de las aduanas. Es decir, una integración económica con libertad de decidir nuestro destino económico según nos convenga, libertad por la cual hemos luchado por varios siglos y que no ha sido hasta fecha muy reciente que la hemos logrado.

Es por esto que Panamá ha acordado con los países centroamericanos un Tratado de Libre Comercio, lo que es cónsono con nuestros intereses y nuestra visión económica como Nación. También pertenecemos a instancias como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Sistema de Integración de Centro América (SICA). Esta última institución es una instancia política, por lo que debemos analizar con detenimiento si continuamos participando, ya que en Panamá no existe una vocación política para integrarnos con Centroamérica (en especial si nuestros vecinos insisten en tratar de amarrarnos al Parlacen).

El Canciller ha propuesto crear una instancia distinta que suplante al inoperante Parlacen. La idea me parece atractiva, si se trata de una instancia en las que los verdaderos detentores de la soberanía nacional se sientan a debatir asuntos de interés regional. No obstante, debemos asegurarnos que proseguir en esa dirección, no permitirá volver a caer en una situación que permita que el lacayo de un dictador venga a decirle al pueblo panameño qué puede o no puede hacer.

<>
Publicado el  6  de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Información, un antídoto contra la manipulación

Información, un antídoto contra la manipulación


La opinión del periodista….

ABDEL FUENTES

.

En un mundo donde la desinformación parece imperar, con la consecuente distorsión y manipulación de los hechos, el intercambio de información se convierte en una especie de antídoto o salvavida de la verdad.

.
Quienes escriben una columna, dirigen un programa de opinión o intentan ejercitarse en esta modalidad del periodismo, tienen el ineludible deber de confrontar los efectos de esa malsana desinformación, a través del conocimiento y un manejo adecuado de la verdad no distorsionada.

.
Según los Objetivos del Milenio, trazados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el 2010, Panamá debe reducir los niveles de pobreza en un quince por ciento (15%).


Otro objetivo global de este organismo, es reducir las dos terceras partes de la mortalidad infantil.

.
En los últimos cinco años en Centroamérica, los homicidios se incrementaron en un 11%. De acuerdo a sondeos de percepción, la población centroamericana, casi unánime, ubica al tema de la seguridad como el de su mayor preocupación.

.
La gobernabilidad en la Región no solo se mantiene amenazada por el derrocamiento del presidente hondureño Manuel Zelaya, sus propios cimientos históricos se forjaron sobre una base débil, por existir una autoridad frágil, encarnada en las luchas de clases y la discriminación de nuestras etnias.

.
La información referida fue analizada en el taller denominado: ” integración centroamericana y los generadores de opinión: una visión común para el desarrollo humano ”, que se realizó en nuestro país, gracias a la iniciativa de la oficina de representación para Centroamérica de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y otros entes integracionistas de la Región.

.
Otro aporte del citado taller fue el expuesto por la actual secretaria general de la Secretaría de Integración Centroamericana (SIECA), la también ex ministra de Economía de El Salvador, Yolanda Mayora de Gavidia, quien considera que la integración permite a los países centroamericanos mayores ventajas en el comercio y los perfila con mejores atractivos para las empresas globales.

.
De acuerdo a la información suministrada por la secretaria general de la SIECA, 6 mil 300 millones de dólares anuales ingresan al mercado centroamericano y mientras ello ocurre,  Panamá se mantiene ausente.

.
Todos los estados que han decidido integrarse a un bloque, pensemos en la Unión Europea, (UE), o el Mercosur, han dado el paso, porque han visto en ello una oportunidad de interés nacional.

.
Foros como este contribuyen a reforzar los conocimientos de quienes día a día influyen en la opinión pública. Este taller en particular, a mi juicio, se transformó en una oportuna ventana informativa, aprovechada por periodistas y forjadores de opinión. Semejante batería informativa no debería pasar inadvertida ante un mundo sometido a cambios y donde el interés de los ciudadanos que nos leen y escuchan, es que esos cambios también lleguen a ellos.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde