Un lugar privilegiado en Veraguas

La opinión del Ingeniero Agrónomo…

EDWIN SILVERA
easilvera24@gmail.com

Hace 23 h 20 min N o hay que ser Nostradamus para saber lo que le espera a la provincia de Veraguas en materia de desarrollo turístico y económico. El Hecho de que sea la única provincia, tal vez del mundo, con costas en dos océanos, la hace muy especial y atractiva.

Un caso inigualable es el de que a 40 kilómetros aproximadamente de la costa Norte de la provincia, se encuentra ubicada la población de Santa Fe, lo que le permite al viajero, en menos de una hora, sentir un cambio de temperatura entre los 32 y 18 grados centígrados; esta opción es difícil encontrarla en otro sitio del país; solo este detalle debe ser una valiosa justificación para incluir en un paquete turístico a Santa Fe y Calovebora.

A manera de comparación, imaginémonos que estamos en Boquete o Cerro Punta y queremos trasladarnos a las costas del Pacífico; ese viaje sería casi dos veces más largo que el de Santa Fe de Veraguas a las costas de Calovebora.

Desde luego que esto se dará en la medida en que se contemple la construcción de la carretera desde Santa Fe hasta las costas del Caribe veragüense; luego de construirse la carretera en consecuencia habrá que edificar centros turísticos en ambas localidades.

Esta alternativa se constituye en otro elemento más para que se construya el aeropuerto en Santiago de Veraguas, las ofertas turísticas del Sur de la provincia son ya conocidas (Santa Catalina, Bahía Honda, Playa Banco, Coiba, Torio, Quebro, Arenas).

El futuro es claro, por lo tanto, hay que ir incorporando los elementos necesario para su aceleramiento, como lo es el hecho de continuar las cuatros vías de la Interamericana por el Sur de la provincia, en donde la actividad agropecuaria y turística representan una gran fuente de generación de riquezas económicas; por algo la carretera nacional pasaba por Soná, Zapotillo, Puerto Vidal, Jorones hasta llegar a Guabalá, territorio chiricano.

La cuidad de Santiago de Veraguas de convertirá en el centro de acopio de todo lo que pueda generar la logística de operación y funcionalidad de esos grandes emporios turísticos, tanto en el Sur, como en el Norte.

La industria sin chimeneas es la herramienta más eficaz a través de la cual Latinoamérica podrá elevar su economía, porque sería inverosímil pensar que nosotros los latinoamericanos vamos a competir con Europa en construcción he instalación de maquinaria pesada, equipo quirúrgicos, robots computarizados, etc. Traigamos a los europeos a Panamá para que se tomen una chicha de guanábana, se coman un arroz con coco, se calcen unas buenas cutarras y caminen por los senderos de nuestros parques nacionales, se pongan un sombrero típico, bailen una curacha y disfruten de la brisa y el sol panameño.

Es importante que el pueblo santafereño se instruya sobre la temática, y se haga la pregunta: ¿Qué nos espera?, ¿qué acciones debemos tomar?, ¿cuál es el mejor camino para encontrarnos con nuestro destino? Los ojos del mundo están viendo a Santa Fe de Veraguas como una región de gran potencial para la inversión turística, hay que ser celoso, pero también dejar el egoísmo a un lado, pues no hay superación y progreso sin la llegada de inmigrantes, eso es inevitable.

El parque Santa Fe, con 72,636 hectáreas de bosques primarios que son el hábitat de un sinnúmero de animales y plantas, los ríos Santa María, San Pablo y San Pedro, que desembocan en el océano Pacífico. Otros son el Caté, Belén, Calovebora, Concepción, Caloveborita, Luis Grande y Veraguas, que desembocan en el Atlántico, hacen de esta región una de las más codiciadas para cualquier turista europeo y de cualquier otra parte del globo terráqueo.

Es importante la construcción de esta carretera hasta las costas de Calovebora; imagínense ustedes una carretera horizontal desde Bocas del Toro hasta Colón, lo que permitirá a un viajero trasladarse a Santiago de Veraguas desde estas dos provincias por esta nueva ruta totalmente diferente a la usualmente congestionada Interamericana.

Me atrevo a vaticinar que el hoy poblado de Santa Fe se convertirá antes de mediado de este siglo en un lugar exitoso, privilegiado y, sobre todo, de mucho empuje comercial y turístico.

 

Este artículo se publicó el 18 de febrero  de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Un humilde pesebre veragüense —A los peloteros de mi tierra—


La opinión del Artista veraguense residente en Florencia, Italia….


ARISTIDES UREÑA RAMOS
aristides_urena@hotmail.com

El encuentro fue marcado por una tímida sonrisa, con un rápido movimiento el cholo José agarró la gran chácara que María, su esposa, traía. Era una tardecita de un sábado de diciembre, en el mercado de Santiago y la chiva de pasajeros acababa de llegar desde la cordillera de Calobre.

—‘Corre, sígueme, que estoy apurado’—, fue lo único que supo decir José y la cholita María obedeció, siguiendo los rápidos pasos de su marido… ella, en silencio y rigurosamente en fila detrás de su hombre, seguía entre la multitud de paisanos bajados al pueblo para la preparación de la zafra anual. El mercado de Santiago era un hormiguero de gente apurada esa tardecita cercana a las fiestas navideñas.

Y subieron por la calle de los Guevara, hasta llegar al parque Central, frente al Municipio, colocándose bajo el viejo almendro, donde otros paisanos acampaban con sus familias.

—‘Compa, pase para acá, que acá también celebramos’.— Este no era un saludo, era la petición para pasar la botella de aguardiente que el pequeño grupo de indios hacía circular entre los machos… No se sabe cuánto tiempo había pasado, pero de repente, a plena noche, comenzó un vendaval, soplaba un viento caliente, como si la misma Tierra quisiera temblar, el grupito, asustado, buscó refugio donde pudo. José, que estaba borracho, junto a María, se puso a los pies del monumento a Juan Demóstenes Arosemena… José, pese a la cantidad de alcohol consumida, aún hablaba pareciendo lúcido. Y el extraño viento caliente no daba tregua alguna, aumentado su intensidad cada vez más y más.

De pronto, José saltó como un conejo y se encaramó en el monumento a Juan Demóstenes y desde allá, mirando a María, comienza a gritar, con los brazos abiertos:

—‘Yo que quería una mujer que fuera de pueblo… y mira mi maldita desgracia, contigo me vengo a amarrar’—… Y continua: —‘¡Aaaaah, mis males!, con una india me tenía que meter’. María, avergonzada, se pasaba la mano por sus cabellos y miraba con gran preocupación a su marido encaramado y balanceándose sobre el monumento. El violento viento le levantaba sus cabellos sobre su pálida cara.

‘Una mujer que se vista con pantalones y blusa de moda y no una chola como tú, eso yo quería’— y María réplica con voz fuerte, sobreponiéndose al zumbido del fuerte viento: —‘Si quiere, de pantalones y blusa me visto, si Ud. quiere, yo eso hago’—, acomodándose sus desordenados cabellos negros.

—‘Pero… ¿cómo haces, si estás gorda como un mono atorado?’. El vendaval aumentó su furia inaudita tapando casi lo aquí dicho y, mientras decía estas palabras, José comenzó a bajar lentamente del monumento, acercándose a su preocupada mujer. María estaba petrificada, inmóvil, delante de José… una inmensa tristeza sostenía las muecas de su joven carita y la silueta de su marido, derramándose de tanto viento en la oscuridad, se agachó junto a sus pies… y ese inesperado silencio, esa sensación de vacío, que traen los vendavales invadió la noche.

—‘!Yo me mato y me mato es ya!’— Gritó María. Junto al fuerte zumbido del caluroso viento.

José fue despertado por el grito de María que, envuelta en naguas al viento, había subido al monumento a Juan Demóstenes, repitiendo la inexplicable acción de su marido… y desde allí continuaba gritando:

—‘¿Querías mujer de pueblo?, pues consíguela, porque yo me mato ahorita mismo’.—

—‘¿Querías mujer con pantalones y blusa sexy?.., pues, lo dejo libre para que se la encuentre… porque yo me mato’.— Y el cholo José, asustado por las palabras decididas de María, trata de calmar la violenta reacción de su mujer: —‘Espera, espera… mira, que lo que yo decía eran cosas de borrachos y nada más’… y María, desconsolada, hace un gesto, como quien quiere lanzarse al vacío, y José le grita: ‘Espera, espera, si yo te quiero como tú eres, chola como yo… te lo juro, por Dios bendito’.— Y María, con las manos alzada, como quien quiere botarse al viento, dice: —‘No me quieres porque soy gorda… pero yo no estoy gorda… y antes de morir quiero que sepas que mi barriga es por causa de tu hijo que llevo dentro’.— Y diciendo eso se acerca al borde del bloque de granito del monumento… y, alzando un pie, hace un decisivo gesto de saltar… y José grita violentamente: —‘Espera, espera, espera, yo no sabía nada, ¿un hijo, un hijo mío?, yo no sabía’… y, con un rápido abrazo protector, apaña a la pobre María, que dulcemente se hace caer entre los fuertes brazos de su joven marido, quien la aprieta contra su pecho… y con suaves sollozos, sin dejar de abrazarla, le pregunta al oído: —‘¿Cuándo nacerá?, ¿cómo se llamará?, ¿cómo será?’—, y la cholita María, agarrada al cuerpo de José, contesta suavemente: —‘Nacerá en este mes, es un varón y tú le darás el nombre que quieras…’.— José, con su abrazo, trata de hacer un muro protector para su esposa y el fuerte y cálido viento, como por encanto, cesa… el brutal vendaval, así como llegó, desapareció. Y poco a poco volvió la calma.

Las dos solitarias figuras, sentadas y abrazadas al lado del monumento, acompañaban la llegada de la madrugada… y del cuchichear entre ellos solo se comprendía la voz de José, que decía; —‘Y de grande será pelotero y jugará para LOS INDIOS de Veraguas’… y María le contestaba: —‘para mí basta con que le gane a los chiricanos’… y José decía: —‘A Chiriquí le daremos una palera, como a los herreranos… los santeños ni una base tocarán y eso será jonrón detrás de jonrón’… y María respondía: ‘será mejor que Mariano Rivera y por 20 años Veraguas ganará el campeonato… ¿pero qué nombre le vas a poner?’… y tras esta pregunta llegó otra vez el silencio… luego de un buen rato, José, abrazado a María, seguía en silencio… hasta que los primeros rayos de luz de la mañana atravesaron la iglesia e iluminaron el parque… allí, en el monumento a Juan Demóstenes Arosemena, como en un pobre pesebre, apretando fuerte a su esposa contra el pecho, le respondió: —‘Lo llamaremos Jesús, en honor a nuestro Señor y a los buenos peloteros que han dado dura batalla bajo el uniforme de los Indios de Veraguas’.

*CUENTO ESCRITO ORIGINALMENTE EN 1980, MODIFICADO PARA SU PUBLICACIÓN EN LA ESTRELLA.

*

<> Este artículo se publicó el 25  de dicembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Una buena decisión

La opinión del Ingeniero Agrónomo…

 

EDWIN   SILVERA
easilvera24@gmail.com

Nuevamente se vierten comentarios sobre el aeropuerto de provincias centrales, valga la ocasión para esbozar algunas consideraciones valiosas para la decisión final.   Cuando se planifica un proyecto de cualquier índole hay que tomar en cuenta los siguientes elementos o aspectos:

Invertir millones de dinero pensando solo en lo que se tiene en el presente y no en lo que va a venir, se traduce en algo muy limitado, que más tarde que temprano estará obsoleto o desfasado. Las grandes inversiones se planifican de cara al futuro, ejemplo: la Escuela Normal de Santiago, el Hospital Santo Tomás.

El aeropuerto es para Coclé o para provincias centrales; en ese sentido hay que ubicar un punto equidistante entre las provincias para las cuales se diseña la obra.

Se está construyendo una vía de cuatro carriles hacia la zona de Azuero, se licitó la carretera de Soná al Tigre de San Lorenzo, de Soná hacia Guabalá, de Santa Fe hacia Guabalá en el Norte de Veraguas, zona con un potencial turístico envidiable, para luego conquistar el Atlántico.

Cada vez hay más interés en el desarrollo turístico del golfo de Montijo con sus islas de Cébaco, Gobernadora y, por qué no, Coiba, tomando en consideración todas las medidas de protección al ecosistema. Se contempla la unión de Arenas con Tonosí, zona eminentemente turística, lo que amerita localizar un área equidistante para solventar ese auge turístico que se aproxima en todo este sector central del país.

Pensar en un aeropuerto en Río Hato, Penonomé e incluso en Aguadulce, es simplemente pensar en una sola provincia y solo en el día de hoy y no en el mañana.

Al turismo de Coclé se le puede brindar servicio aéreo desde Albrook, porque la zona turística de Coclé está a no más de 1:45 en tiempo vía auto desde dicha terminal aérea.   Está más lejos desde Río Hato, Penonomé o Aguadulce hasta Santa Catalina o Pedasí, que desde esos tres puntos hasta Albrook.

El punto más equidistante se ubica muy cerca de Santiago, es decir, entre Santiago y el cruce de Ocú.

Concatenado a este proyecto del aeropuerto, la mayoría de los veragüenses están deseosos de que las cuatro vías, que hasta el momento están desde la capital hasta Santiago y debe construirse hasta David, vuelvan a proyectarse en territorio correspondiente a la provincia de Veraguas, por donde nunca debió cambiarse, es decir, por la antigua carretera nacional, pasando por Soná, Puerto Vidal, Sur de Las Palmas hasta llegar a Guabalá.

En este sector de la provincia es donde está el verdadero desarrollo turístico y agropecuario de la provincia. Actualmente se siembran en este sector 2000 ha de arroz, 250 ha de Cucurbitáceas (sandía y melón), el hato ganadero es de 60,000 cabezas, una población creciente tres veces mayor, que la que reside en la zona por donde pasa la actual carretera Interamericana; todo esto justifica que a los veragüenses y específicamente los río jesueños, sonaeños y palmeños del Sur de la tierra de Urraca se le devuelva lo que sus abuelos y padres vivieron, ser un punto o zona importante en la trayectoria de la principal vía que atraviesa el país de Este a Oeste y viceversa, la Interamericana.

Esperamos que este análisis contribuya al desarrollo de Veraguas y Panamá.

 

<> Este artículo se publicó el 26 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/silvera-edwin/

Chitra al descubierto y por conocer

La opinión de…

Alvis Rodríguez Ortega

Hay muchas formas de conocer nuestro precioso corregimiento de Chitra de Calobre, en Veraguas, pero para llegar hasta dicho lugar hay que pasar por situaciones difíciles como caminar largas distancias, transportarse en caballos, tomar un vehículo de doble tracción y cruzar el caudaloso río de Barrero Grande; muchas veces hay que esperar a que baje la creciente para cruzarlo nadando con soga,  o en tanque, al estilo balsas, durante el periodo de invierno que comprende prácticamente los meses de julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y parte de diciembre y enero, cuando todavía caen las lluvias, provocando que los caminos se tornen difíciles de transitar.

Como parte del trayecto hay que atravesar tres ríos caudalosos que conectan las diferentes comunidades como lo son: Loma Llana, Pacora, Pandura, Hondura, Cope, Media Luna, El Bajo, Pueblo Nuevo, Mielar y Loma Chata, entre otras.

Esta odisea empieza desde La Yeguada (donde culmina la carretera ya terminada) hasta Chitra, con un total de 20.35 Km construida de asfalto. Es por eso que, como morador y productor del corregimiento de Chitra, le hago un llamado a todas las autoridades competentes, tanto al presidente Ricardo Martinelli, como al ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, también al diputado de nuestro circuito 9-3,   Francisco Brea Clavel, y al representante de nuestro corregimiento para que nos organicemos, los transportistas, comerciantes y usuarios, para juntos buscar una alternativa viable para nuestro pueblo.

Dentro de nuestro ecosistema climático, boscoso, ecológico, turístico y productivo, contamos con rubros como café, cítricos, productos hortícolas, una ganadería sana y sostenible con buenas fincas para la producción, con programas agro–silvopastoriles, que sustentan la inversión de dicho proyecto carretero y que asciende casi a 18 millones de dólares, porque tenemos producción y contamos con profesionales de diferentes especialidades que pueden aportar mucho al progreso y bienestar de todos, enfrentando las demandas de un mercado competitivo.

Como llamado prioritario, apelamos a que nos den una pronta respuesta para solucionar las penurias que pasamos a diario con personas mordidas por culebras, mujeres embarazadas, y otras situaciones adversas de la naturaleza.

Ya que en la licitación para un proyecto carretero tres empresas quedaron empate y hasta la fecha no se sabe cuál es la que construirá el proyecto, pedimos que al menos se le dé mantenimiento o se arreglen los pasos de más difícil acceso a los caminos de producción y a los puentes peatonales, que por las crecidas de los ríos se están deteriorando poco a poco.   Esto es con visión de ofrecer una educación más sana y próspera a la niñez que asiste a las diferentes escuelas y debe caminar largas distancias para emprender un mejor futuro.

*

<> Este artículo se publicó el 20  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Proyecto Familias Legalmente Unidas – 516 parejas de Veraguas legalizan su vida matrimonial

Coordinada por el Ministerio de la Presidencia a través de Participación Ciudadana, se realiza  boda  civil  colectiva.

El reportaje de…


JENNIE  GONZALEZ

En un acto que busca fortalecerá a la familia panameña, unas 516 parejas veragüenses decidieron legalizar su vida matrimonial, en una boda civil colectiva que contó con la participación del ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu.

Este evento reunió a la mayor cantidad de matrimonios civiles colectivos que se ha realizado en nuestro país, y fue coordinado por el Programa de Participación Ciudadana del Ministerio de la Presidencia, como parte del proyecto “Familia legalmente Unidas”, que tiene como finalidad  la unión conyugal para así brindar una mayor seguridad jurídica a la familia panameña.

El “Proyecto Familias Legalmente Unidas” le ofreció a parejas de la provincia de Veraguas la oportunidad de legalizar su unión y celebrar su matrimonio -sin gasto alguno- brindando el servicio de tramitación de documentos, a través de una red de servicios conformada por más de 13 instituciones gubernamentales.

El evento también es coordinado por con la Gobernación de Veraguas, Alcaldía del distrito de  Santiago, el Ministerio de Salud (MINSA), Caja de Seguro Social (CSS), Ministerio de Trabajo (MITRADEL), Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) el Centro Regional Universitario de Veraguas, Órgano Judicial, Notaría de Veraguas, Registro Civil y juntas comunales de los 12 corregimientos del distrito de Santiago.

¡ VAMOS BIEN !

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<>  Reportaje publicado el 16 de octubre de 2010 a las 23:21 en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

¡Panamá!

*

La opinión de…

Luis Alberto Castrellón Oller

Narran los libros escolares de historia de Panamá que el origen del nombre de nuestra nación tiene varios significados, uno porque había muchos árboles frondosos en esta región a los que los aborígenes le llamaban Panamá; el segundo, porque en la época que se descubrió Panamá, el mes de agosto, había abundancia de mariposas, lo que en lengua indígena se denomina Panamá y, finalmente, porque había una aldea de indígenas pescadores y ello significa “abundancia de peces”.

En años recientes, a los visitantes a nuestra ciudad y país les llama la atención la cantidad de árboles que aquí existen y lo han denominado “Panamá la Verde”, por tener bosques y flora que producen precipitación pluvial y, con eso, nuestras quebradas, riachuelos y ríos tendrán abundancia de agua. Sin embargo, en las últimas décadas propios y extraños han generado una corriente devastadora para realizar desarrollos comerciales, habitacionales e industriales que, si bien es cierto son buenos, sus efectos de mitigación del impacto de la deforestación, pareciera que no son los adecuados.

Además, cuando se sobrevuela el territorio de las provincias de Darién, Panamá, Veraguas y Chiriquí se observa la deforestación de nuestra flora y bosques naturales por actividades de pastoreo extensivo y lo más impactante es que en parte de las provincia de Veraguas y Coclé –donde se han realizado o realizan explotaciones mineras desde hace más de dos quinquenios– la deforestación es rampante y los caudales de los ríos cerca de las explotaciones mineras se tornan rojos, como si les hubieran arrancado un tajo a las entrañas de la nación, producto de la erosión de los suelos al quedar carentes de vegetación y bosques.

Los hechos indicados son ciertos e irrefutables y conducen a las siguientes preguntas y respuestas. ¿Tiene nuestra nación vocación minera como Chile, México o Perú, cuyas explotaciones mineras en su mayoría están en áreas desérticas? No.

¿Qué beneficio sustancial inmediato obtenemos como nación, si permitimos que se destruyan nuestros bosques, vegetación, flora y se alteren los ecosistemas? Ninguno.

¿Vale la pena devastar nuestros bosques, vegetación, flora y alterar los ecosistemas, so pretexto de todo el cobre, plata u oro del mundo? La respuesta es, un rotundo no.

Lo que debemos hacer para mitigar la deforestación es revisar las normas legales que brindan incentivos tributarios para reforestar, y las que establecen políticas y planes para mejorar el ordenamiento forestal y del ambiente.

Por ello, es de suma importancia que nuestro país adopte una política de Estado para continuar con los planes, programas, actividades de reforestación y mejoramiento ambiental de manera ordenada, buscando repoblar el territorio con especies nativas que permiten un cultivo adecuado y comercial de los bosques en todo su ciclo, con especies nativas como el cedro espino, cedro amargo, caoba; con especies ornamentales o de sombra como el espavé, corotú, guayacanes, y con especies frutales como mangos, marañón, guanábana o cacao. Todo esto permitirá que tengamos mayor precipitación pluvial, abundancia de agua, flora de un verde exuberante, fauna, peces y árboles, eso es Panamá, protejámoslo.

 

<> Este artículo se publicó el 3  de octubre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Un ‘Ferragosto’ ítalo—veragüense

Reproducimos el artículo de opinión del artista veraguense residente en Florencia,  Italia….

ARISTIDES UREÑA RAMOS

El estereotipo se construye en el imaginario colectivo, a través de la proyección de los juicios, sobre aquellos comportamientos repetitivos que identifican personas, grupos y muchas veces naciones… estos a su vez, en la mayoría de los casos, resultan ser aproximativos, alimentadores de prejuicios (pre—juicios), que construyen clichés identificativos de fuerte aprobación y concorde participación, tal vez porque colman dentro del sentimiento colectivo, aquellas respuestas a nuestras inseguridades y necesidades remotas:   ‘El negro es flojo’,   ‘el cholo es ignorante’,   ‘el colombiano es traficante’,   ‘los presidente son locos’,   ‘el judío es tacaño’, etc., etc., etc.

‘Italiano mafioso, macarrones y mandolino’

—Un cliché para un Ferragosto ítalo—veragüense—

—Florencia, 7 de agosto.— Bajo la sombra de la enredadera de una viña de uva blanca, comparto una copita de vinillo estío,   me acompaña Vincenzo, alias Bearzot,   impecablemente vestido en traje blanco colonial,   en su boca una pipa, aromatizada con tabaco de miel de acacia.   Don Vincenzo es un joven florentino de 83 años, su parecido con Enzo Bearzot —ex entrenador de la selección de fútbol italiana— es increíble, de allí el apelativo dado.

Hombre locuaz y de sutil inteligencia, habla un español aproximativo,   diría un Itañol,   pero logra comunicar bien sus pensamientos, creando en mí la complicidad en no corregirlo nunca en sus enredos lingüísticos.   Tiende a complacerme con demostraciones de afecto hacia la tierra que me vio nacer, Panamá, con frases donde exalta nuestra música.   A su entender, de milongas y sambas, tocadas con marimba, flautas, quenas, charango, platillos y maracas,   pero yo comprendo la esencia de su afectuosa manera de manifestarme su noble y generosa complacencia hacia mi país.

Hace mucho calor, don Vincenzo con voz firme y mirada distraída, me pregunta:   ‘¿Existe el Ferragosto en Panamá?’… la pregunta me sacó de mi perezoso meditativo, y pienso:   ‘En Panamá no existe el Ferragosto, esa celebración no la conocen en mi país’.

El Ferragosto es una típica fiesta italiana,  inexistente en los demás países europeos, celebrada el 15 de agosto, donde las familias abandonan las ciudades y se retiran a localidades balnearias y de montaña, a hacer picnic. La terminología Ferragosto deriva de Ferian Augusti  (Reposo de Augusto), indicando una antigua festividad instituida por el emperador romano Ottaviano Augusto en el 18 A.C, para dar justo reposo del largo periodo laboral.

Para el mundo campesino, el confín que delineaba la culminación de las faenas fatigosas, y el día, para dedicarse a la celebración y agradecimiento a las divinidades.   El 15 de agosto también se celebra la Madonna Assunta in Cielo (La Asunción de la Virgen María al Cielo),  que muchos devotos celebran en importantes localidades italianas, es así que este día es oficialmente festivo desde tiempos remotos y para cada italiano asume un valor único de su profunda identidad.

Vincenzo, regresa con su pregunta: ‘¿En Panamá no se celebra el Ferragosto?’…, yo no sabía qué responder, y él me insiste, sorprendido— ‘No es posible que en Panamá no haya una fiesta parecida al Ferragosto’ —Yo rápidamente le respondo que sí, que hay algo parecido, que en Semana Santa hacemos comidas, dulces y vamos a la playa…, pero Vincenzo me contraataca con que también en Italia se celebra la Semana Santa y que es igual,   pero lo que él me preguntaba era que si el 15 de agosto se celebraba la fiesta como en Italia.   No sé por qué, no sé el motivo, si era por las copitas de vino, si era por complacer a mi amigo Vincenzo o simplemente por revancha nacionalista de que Panamá no se quedara atrás de Italia y le respondí que sí, que en Panamá hay algo parecido,  y lo celebran en Veraguas.

Vincenzo se puso contento y sirviéndome otra copa de vino, me dice: ‘Me parecía raro que no hubiera Ferragosto en Panamá.   ¿Y cómo se celebra?’,  y me disparé diciéndole lo siguiente:   ‘En Veraguas hay una fiesta parecida que se celebra, allá dentro de los cañaverales, cuando terminan las zafras, con mis paisanos que se afilan los dientes con hojas de chumico, se come sopa de gallina y se bebe ron de caña como el carajo… y al atardecer la gente se reúne en juntas para recibir milagros, y miles de Madonnas Assuntas bajan en apariciones a dar bendición, y los más dichosos reciben sus milagritos’— Y Vincenzo estaba contentísimo, le brillaban los ojos de alegría y me pregunta: ‘¿Y la música, tocan música, milongas y sambas?’… y, sin hacerme rogar, con voz firme, le dije: ‘¿Cómo, música?… Panamá tiene los mejores cantantes y músicos de ‘milongas y sambas’ del mundo… Rubén Blades, Omar Alfano y Pedrito Altamiranda’… (…y que el Buen Dios me perdone).

<>

Este artículo fue publicado el  14 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.