APEC, objetivo estratégico

La opinión del Abogado – Analista internacional…

Roberto Montañez

Panamá se enfrenta a la urgente necesidad de dirigir la mirada hacia la pujante región asiática, el área económica de mayor crecimiento en el mundo. La condición estratégica en la interconexión del comercio marítimo con el Occidente a través del Canal y la consolidación como centro de trasbordo de carga hemisférica, incentiva al país a participar de la iniciativa del Foro Económico de Asia del Pacífico, cuyos miembros son clientes privilegiados en el tránsito por el Canal y en el desarrollo económico del país.

En efecto, el Foro de Cooperación Económica Asia–Pacífico (APEC) con la dimensión de un mercado de 2 mil 500 millones de personas, que mueve alrededor de un 50% del comercio mundial, se ha constituido en un mecanismo de consulta y cooperación gubernamental en el que participan las economías de 21 países con costas en el Pacífico. Además, APEC es la única agrupación intergubernamental en el mundo que opera sobre la base de compromisos no vinculantes, cuyas decisiones son adoptadas por consenso y compromisos voluntarios.

Una mirada retrospectiva en las experiencias chilena, peruana, mexicana y tica, nos indica la importancia de ampliar nuestra percepción frente a este escenario asiático y planificar acciones de política exterior a largo y mediano plazo, a través de una agenda pragmática que materialice con racionalidad negociadora, luego de la moratoria, la aspiración panameña de participar en este foro comercial.

Una visión estratégica impone la estrategia para ingresar al APEC, en momentos en que se promueve el comercio abierto y la cooperación pragmática entre las economías que lo integran. Es menester que los empresarios panameños conozcan las prácticas para hacer negocios con el Asia, respaldados por un esfuerzo conjunto entre gobierno, productores y exportadores. El sector privado podría participar en el Consejo Empresarial de Asia Pacífico (ABAC) con el propósito de generar confianza necesaria en negocios entre empresas panameñas y asiática, promoviendo ferias con las Cámaras de Comercio.

No se puede concentrar el capital diplomático en la aprobación del TLC con Estados Unidos, hay que voltear la mirada hacia otros escenarios. La dimensión del mercado asiático como las distancias geográficas y diferencias culturales ya no son excusas con la creciente competencia en la región de mercados emergentes.

Precisamos de una estrategia eficaz para no quedar rezagados frente a un conjunto de experiencias exitosas de algunos países de nuestro entorno vecinal como Costa Rica.

*

<> Este artículo se publicó el 2  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/montanez-roberto/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: