La prevención de la depresión

*

La opinión de la Comunicadora Social…

 

Elodia Muñoz

Ya en otras colaboraciones mencionamos lo tocante al trastorno de la depresión y cómo afecta el entorno laboral. Por lo que al ponderar que este siglo muy bien llamado del conocimiento, es un componente que realmente constituye el eslabón que une la civilización, la tolerancia y la libertad.    Hoy día el sistema globalizado que involucra las grandes organizaciones que decidieron gerenciar por objetivos, donde el renovarse y manejarse por procesos continuos exige el diseño y ejecución de estrategias, garantizándonos un recurso humano con una salud mental capaz de asumir los compromisos y retos que impone transformarse y diversificarse.    En este sentido, consideramos inverosímil la negligencia, indolencia e indiferencia que los gerentes o jefes evidencian al resistirse ante el padecimiento, sufrimiento y todas las secuelas de la depresión que se patentiza en alguno de sus colaboradores.

 

En Panamá, tras la administración de la ex presidenta de la República, Mireya Moscoso, y gracias a la posición visionaria del Ministerio de Salud y del apoyo de un equipo multidisciplinario, compuesto por trabajadores sociales, Psicólogos y presidida por la PS. Lourdes Ulloa, pues en su momento reconocieron lo imperativo de aglutinar a las instituciones públicas encauzándolas hacia una estrategia de prevención, es así como se interesan en la salud mental de su recurso humano, organizan y visibilizan lo que otrora se conoce como La Red Interinstitucional de Prevención de la Depresión, movimiento que integró a las organizaciones tanto del sector público y algunas empresas privadas, identificadas con los propósitos de esta red, como fuera el de desterrar la discriminación y prejuicios hacia el paciente depresivo en el entorno laboral; no obstante, la materialización de este proyecto generó sus frutos, organizó a los profesionales de la salud en el logro de un objetivo, permitió concienciar a la administración gubernamental sobre las bondades de esta iniciativa, cambió la actitud del entorno laboral y sobre todo mostró la aceptación y beneplácito de la ciudadanía.

Desde esta tribuna, enviamos un llamado a las autoridades de salud, y a todo aquél identificado con la prevención de este trastorno que afecta a pobres y ricos, tanto a organizaciones públicas o privadas, a aunar esfuerzos y en un haz de voluntades sumar conocimientos y experiencia y retomar la vigencia de La Red Interinstitucional de Prevención de la Depresión.

De hecho con esta iniciativa se promoverá una administración gubernamental más justa, equitativa y consciente que el capital de toda institución es su recurso humano, el que tiene un valor incalculable e irremplazable dentro de las instituciones, es el factor determinante en el progreso y desarrollo de una nación.

 

*
<>Artículo publicado el  2  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la autora  en: https://panaletras.wordpress.com/category/munoz-elodia/

¿Qué celebramos en las Fiestas Patrias?

La opinión del Educador….

*

ROGELIO  HERRERA  GONZÁLEZ
rogelio1944@hotmail.com

Al llegar al Centésimo séptimo Aniversario de haber iniciado nuestra evolución hacia la República, es importante retroceder hacia fechas y hechos significativos, que hicieron posible lo que somos y seremos en el futuro.

Comenzamos por aclarar que la Constitución aprobada el domingo 13 de noviembre de 1904, por la Convención Constituyente, estableció los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

En 1903 hubo cuatro actas de independencia, la auténtica fue sancionada a las tres de la tarde del miércoles 4 de Noviembre de 1903. ¿Nuestra separación debe ser el 3, 4 o 5 de Noviembre?   A propósito de Independencia o Separación, existe la opinión de Ricardo J. Alfaro, extraordinario hombre público de Panamá, quien llegó a ser magistrado de la Corte Internacional de la Haya; nos dice el Dr. Alfaro que el medio fue la separación y que el fin fue la independencia.

Hay quienes piensan que es un homenaje al presidente de turno, pero en realidad de verdad es un reconocimiento a eso que llamamos Patria. Unidad histórica a la que estamos vinculados.

Seguidamente destaquemos los días del mes de noviembre, considerado el Mes de la Patria:

1. Uno de Noviembre, Día de Todos los Santos y hasta el 2004, Día de los Niños.   Fundación de la Villa de Los Santos. Día del Himno Nacional (Ley Nº 71 del 11 de noviembre de 1955).

2. Dos de Noviembre día de los Santos Difuntos.

3. Tres de Noviembre, Día de la Patria, conocido como la separación o independencia de Colombia, desde 1903.

4. Cuatro de Noviembre, Día de la Bandera Nacional, diseñada por Manuel E. Amador y cosida por doña María Ossa de Amador con ayuda de su cuñada Angélica de Bergamota.   El color rojo de la bandera simboliza a los liberales y el azul a los conservadores, partidos políticos existentes en la época.   El color blanco representa la paz.   La estrella azul simboliza la pureza y la honestidad que habría de normar la vida cívica de la Patria y la roja la autoridad y la Ley.   Remedios en Chiriquí proclama la independencia de 1903.

5. Cinco de Noviembre, celebración de la separación o independencia, sellada en Colón en la fecha, Día Nacional desde 2004. Fundación de Antón.

6. Cinco de Noviembre, Natá y Aguadulce, ambos presentan su proclama de independencia en 1903. Aguadulce lo decidió el 4, pero lo comunicó el 5.

7. Cinco de Noviembre, Antón y San Carlos, se adhieren a la independencia de 1903.

8. Seis de Noviembre, Penonomé, proclama de independencia de 1903.

9. Siete de Noviembre, Bocas del Toro reconoció la independencia de 1903.

10. Ocho de Noviembre, Las Tablas celebra una tradición de emancipación (no comprobada con documentos), en relación a la independencia de España en 1821. Adhesión a la separación de Colombia en Soná, provincia de Veraguas.

11. Nueve de Noviembre, adhesión a la separación de Colombia, por parte de los municipios de Chitré y Santiago.

12. Diez de Noviembre, primer y único Grito de Independencia dado en la Heroica Villa de Los Santos el sábado 10 de Noviembre de 1821.

13. Once de Noviembre adhesión a la separación de Colombia en Cañazas, provincia de Veraguas.

14. Doce de Noviembre adhesión a la separación de 1903, Pocrí, provincia de Los Santos.

15. Trece de Noviembre Día del Periodista, homenaje a Gaspar Octavio Hernández.

16. Catorce de Noviembre de 1903, se adhieren a la independencia los distritos veragüenses: Montijo, Cañazas, Calobre, Río de Jesús y Las Palmas.

17. Dieciséis de Noviembre fundación de la provincia de Bocas Del Toro. Santa Fe en Veraguas, adhesión a la separación de Colombia.

18. Veinte de Noviembre, Día Universal del Niño.

19. Veintiocho de Noviembre, Día de la Independencia de Panamá de España y Fundación del Cuerpo de Bomberos de Panamá (1887)

20. Uno de Diciembre de 1821, Santiago de Veraguas se adhiere a la Independencia de España.

*

<> Este artículo se publicó el  2  de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en:   https://panaletras.wordpress.com/category/herrera-rogelio/

Un diamante en bruto

La opinión de…

Paco Gómez Nadal

Yo debo ser muy bruto para no haber entendido nunca cómo se mata o se gasta por unas piedras. Pero el hecho es que así es.    En Sierra Leona murieron 200 mil personas y otros dos millones fueron desplazadas en una de las conocidas como Guerras de Diamantes.

A pesar del conocido como Proceso Kimberly, que ha impuesto un certificado de origen light a los diamantes para intentar que no procedan de zonas de guerra, lo cierto es que los diamantes siguen siendo gasolina para las guerras en África y triste demostración de poder económico de aquellos que los compran y los pavonean.

Imagino, sin embargo, que debemos estar orgullosos porque ya estamos casi a punto de abrir en Costa del Este la primera Bolsa de Diamantes de Latinoamérica.

Estamos muy contentos porque el edificio va a tener forma de diamante (cada día Mafiópolis se parece más a un parque temáticos de nuevos ricos) y porque en Panamá se moverán cada año unos 5 mil millones de dólares de este mercado manchado de sangre y de la peor de las especulaciones. Esta buena noticia hay que agradecerla al “superP99” que fue hasta Israel hace justo un año para convencer a la mafia del diamante de que Panamá era el mejor lugar para seguir ampliando su red de comercialización.

La verdad es que el país no va a tener desperdicio dentro de unos años. Será un queso gruyere gracias a la minería de oro y cobre, venderemos diamantes como locos (¿Dije locos?),   los centros comerciales estarán interconectados por el metro, los carros transitarán por decenas de puentes elevados que harán más difícil aún caminar la ciudad, la población originaria hablará inglés y estará muy agradecida por poder trabajar en una mina inmunda o en un hotel bien “pinchao” y Ciudad Utopía (léase Costa del Este) estará protegida de los harapientos por un check point, al estilo de la narración magistral de Héctor Abad Faciolince en Angosta.

A cambio de este hermoso panorama de desarrollo y prosperidad sólo hay que renunciar a algunas cosas que, en realidad, sólo son caprichos de ñángaras y amargados, como el que suscribe.

A saber: Perderemos la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad para el Casco Antiguo gracias a la costanera que los gorilas del desarrollo construirán para orgullo patrio y mayor grandeza de la Navidad del Pueblo; será difícil distinguir el mar desde el Cerro Ancón por culpa de los cientos de edificios crecidos como setas en la Cinta Costera y en toda la franja marina de la ciudad; ya no podremos poner la foto de los indígenas en los posters publicitarios de la ATP porque no encontraremos a uno sólo dispuesto a sonreír o a vestirse con esos trajes desfasados y mugrientos con los que ahora subsisten; concentraremos la población del interior en cuatro ciudades estratégicas, porque es un desperdicio eso de llevar prosperidad a lugares tan remotos y caprichosos;   el Darién será una gran plantación de maíz o de palma aceitera para poder abastecer de biocombustibles un desarrollo tan ecológico como el que se nos viene (eco porque todo –cobre, oro y diamantes– sale de la viuda tierra),   y habremos dejado en suspenso la democracia para darle más celeridad a los procesos de decisión y no enredarnos en la tan cansona burocracia del Estado (en eso pueden asesorar de forma gratuita los próceres de la Fundación Libertad).

Considero que las pérdidas no son tan graves y que, a cambio seremos diamantes tallados y no unos brutos, como yo, incapaces de darnos cuenta de que sí es oro todo lo que reluce.    Por ejemplo, los periódicos y las televisoras reconocen –y aceptan– perfectamente los dólares de Minera Panamá y su megacampaña de imagen (aunque sepan que es publicidad engañosa), así como la plata del Gobierno cuando dice que vamos bien aunque no tenga una sola prueba para seguir con la tonadilla.    Es decir, hay ya mucha gente preparada para reconocer el valor de lo bueno, aunque lo bueno pueda llegar cargado de veneno. Lo importante es tener el antídoto para unos pocos y un discurso creíble –que no cierto– para la mayoría.

<> Este artículo se publicó el 2  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/gomez-nadal-paco/

La Francia sabia

*

La opinión de…

Virgilio  Correa 

El miércoles 27 de octubre fuimos a la estafeta de correos del boulevard de belgas en Aix-en-Provence, para enviarle una caja de puros hondureños a un amigo de Grasse.

El oficial del Correos, que confundió nuestro apellido con los correos, muy gentilmente nos confesó, que enviarían los paquetes hasta más tarde que las 7 de la noche, porque al día siguiente tendrían una huelga.

Cuando terminamos de pagar el envío, la computadora aceptó el encargo y este entró al sistema, con la ayuda del pdt. En el sistema de ¨tracking¨ de los correos, todo parecía estancado, pero no fue así. Un golpe bajo a la huelga.

El viernes 29 pasado, nuestro amigo nos llamó a las 9:45 de la mañana para darnos las gracias por tan magnifico regalo.

Moraleja: La mayoría de los funcionarios franceses ya no creen en los sindicatos y las organizaciones se las ingenian para darle la vuelta a las huelgas. Los sindicatos están obsoletos. No tienen propuestas válidas.

El editorial de hoy del diario de izquierda, Ouest-France, que se intitula: ¨Democracia social¨, es el reflejo de que los sindicatos están pasando por un periodo de decadencia.   Según ese diario populista, los sindicatos son necesarios para escuchar la voz de los más necesitados, no obstante el problema, es que, el sistema moderno democrático, considera que los sindicatos obstruyen el progreso social real.

Es mejor trabajar más y ganar más para educar mejor a sus hijos, que trabajar menos y ganar menos para después vacacionar sin dinero!

Las vacaciones, la educación, el trabajo, etc. pasan por el dinero, incluso el sindicalismo y los sindicatos viven de el.   En Panamá hubieron 10 muertos por eso, en Francia, pronto, habrán más muertos que en Panamá, si los sindicatos no deponen sus actos nefastos en el hexágono.

La izquierda francesa está pérdida, buscando un rumbo, entre dos ex maridos, que no se entienden.   Con rencillas del pasado. ¿Cómo podrán gobernar una Francia angustiada? O desgastada por los movimientos sociales, orquestados por el ¨establisment¨ populista, heredero de la Comuna de París.

*

<>Artículo publicado el  2  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/correa-virgilio/

Por sus frutos los conoceréis

La opinión del Empresario….

 

RAFAEL   CARLES
rcarles@cableonda.net

La historia está llena de falsos profetas que han llevado a muchos a la ruina espiritual. En la Biblia, por ejemplo, se hace referencia a los malos pastores que engañaron y desorientaron al pueblo de Israel, descarriándolo con mentiras y jactancias. En la actualidad, también existen estos llamados falsos doctores y se les encuentra sembrando malas semillas, causando desconcierto, creando peligro, y ocupando altos cargos públicos y de prestigio.

Pues, hay que tenerles cuidado, porque se acercan con piel de oveja y por dentro son lobos rapaces. Además, causan mucho daño en las mentes y las conciencias de las personas, y los que se acercan a ellos en busca de luz encuentran oscuridad, y los que buscan fortaleza hallan incertidumbre y debilidad.   No en vano desde los tiempos antiguos nos dicen que tanto los verdaderos como los falsos enviados se conocerán por sus frutos: ¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos?

Por eso hay que estar vigilantes de las doctrinas engañosas de estos profetas falsarios, pues no siempre será fácil distinguirlos. Mi sugerencia es que cada persona fortalezca su conciencia, practique una vida ejemplar, quiera la verdad sobre todas las cosas, comprenda y atienda al prójimo, y sea gente de bien. Una vida así, de abundancia espiritual, siempre trasciende en beneficio de los demás.

Si por alguna razón, este estilo de vida se descuida y las personas se descarrilan, sus corazones se reducen a nada y sus frutos se tornan amargos e indignos de ser compartidos. No es suficiente entonces dar consejos ni profesar doctrinas vacías, cuando en el fondo el mensaje anda a ras de tierra y carece de fundamento.   Cuando las personas no practican los principios de honestidad, convivencia y esperanza, y carecen de fe, por ejemplo, su piedad personal desaparece y no producen las obras buenas que se esperan de cada una de ellas.

Así como el hombre que excluye de su vida a Dios se convierte en árbol enfermo con malos frutos, la sociedad que pretende desalojar a Dios de sus costumbres y de sus leyes produce males y gravísimos daños para los ciudadanos que la integran. Sin una vida interior rica en valores es imposible que sean buenas las costumbres de un Estado. Surge al mismo tiempo un fenómeno parecido al paganismo que quiere suplantar la moral basada en principios trascendentales, por ideales y normas de conductas meramente humanos, que acaban siendo infrahumanos y descabellados.   A la vez, tratan de relegar a Dios al interior de las conciencias y se ataca, con agresividad y rabia, a la Iglesia, al Papa y a quien sea que huela a bueno.   Y es en este contexto que florece una corriente de aprovechadores, cuya manifestación negativa siempre la disimulan en torno a una doctrina de supuesta salvación o liberación.

No es raro entonces que en estos tiempos muchos políticos descarados, doctores resentidos o dirigentes frustrados queden dando discursos o escribiendo mensajes, y logren sustraer al hombre, a la familia y al propio Estado del influjo regenerador de un Poder Superior.   No es de extrañar entonces que aparezcan señales cada vez más evidentes de la corruptora falsedad del viejo fanatismo. Esas señales son contundentes también en muchas familias de gran tradición y raigambre religioso, que reflejan un apego a lo insano a través del aumento alarmante de divorcios, abortos, agresividad, desprecio de la moralidad pública, corrupción, consumismo, etc. Y ni hablar de aquellos que al salir del armario, exigen aceptación e igualdad, cuando en la realidad lo que buscan, Natura no se los puede dar.

Al entrar en este círculo vicioso incontenible, el hombre y la sociedad se deshumanizan y se degradan hasta lo más hondo de la inmoralidad, apartándose del amor y de todas las leyes que sirven para la conservación de la naturaleza humana.  Antes frutos tan amargos, nuestra responsabilidad es responder a la llamada de un Dios y convertirnos en sal y luz allí donde estamos, por pequeño que pueda ser o parecer el ámbito donde se desenvuelven nuestras vidas. Esa es la única forma en que vamos a encontrar nuestra propia dignidad y alcanzar el fin para el que fuimos creados.

*

<> Este artículo se publicó el  2  de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/carles-rafael/

Panamá ha vuelto a la Edad Media

La opinión de…

Roberto Quintero

Octubre fue un verdadero mes de brujas. ¿Será posible que en pleno siglo XXI en Panamá sigamos discutiendo si se debe o no festejar Halloween, como si fuese urgente no dejar la decisión al libre albedrío, criterio y costumbres de cada panameño? Peor aún cuando se saltan la discusión y aparece un diputado que exige a la ministra de Educación un decreto para prohibir “los disfraces diabólicos” en los colegios en alusión a la fiesta de la calabaza.

Como si con prohibiciones y censuras pudiesen cambiar los códigos de valores, la pluralidad de opiniones y costumbres de tres millones de personas.

Lo que me asusta, y lo digo genuinamente, es que cuando se den cuenta de que las leyes no son efectivas para controlar el Halloween o cualquier costumbre que no aprueben, buscarán la forma de meternos presos o eliminarnos. Porque entre católicos y cristianos están instaurando en Panamá una dictadura fundamentalista religiosa, bajo el silencio de la gente pensante y la celebración triste y ruin de aquellos que no duermen de solo saber que existen otros que no pensamos como ellos ni vivimos bajo su moral.

Yo ya estoy un poco harto de este Estado que cree que tiene potestad para decirme si puedo o no disfrazarme de bruja o pintarme el pelo, y salir así a la calle a pedir pastillas con mi familia y amigos, y luego ir a bailar, como si yo no fuese ya mayor de edad y responsable de mis actos. ¿Acaso sospechan que los panameños somos una manada de ovejas a las que hay que decirles por donde andar?   O lo que es peor, ¿una sociedad tonta que por sí misma no puede decidir lo que le conviene?

Es tan grave este tema del Halloween en Panamá, que hasta intentaron, o lo lograron no sé, crear una Ley Anti Halloween. So pretexto de que es “pecado”, claro, y de que hay que exaltar las fiestas patrias.   ¿No hay otra forma de estimular el desarrollo de la identidad panameña y promover la discusión en torno a quiénes somos y cuál es el país que queremos construir?  Porque eso sí que es vital y urgente hacerlo. ¿Pero una ley contra los disfraces diabólicos? Es que parece un chiste.   ¡Con la cantidad de problemas reales que tenemos!

No quiero dejar de comentar que los organizadores de la Caminata Zombie 2010 en San Felipe, días antes de obtener los permisos, fueron amenazados por autoridades del área y la policía,  con que irían presos ellos y todos los que se aparecieran disfrazados.   Presos, sí, porque parece que es lo mismo disfrazarse de muerto viviente que ser asesino.   Es inaudito y reprobable. Pensar que usan mis impuestos para amedrentarnos y atentar contra las libertades que nos otorga la Constitución. Y sí, a mí también me parece ridículo defender el derecho a que los panameños se disfracen. Pero jamás renunciaré a mi derecho a ser ridículo y a caer en la tentación.

<> Este artículo se publicó el 2  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Libertad de Expresión

*

La opinión de la Periodista…

Judy  Meana 

Me sumo a la campaña en defensa de la libertad de expresión y dedico este periodicazo a todos los periodistas y los responsables de la comunicación del Gobierno.

La libertad de expresión en un derecho fundamental. Este derecho incluye el de “no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.” (Artículo 19 de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”).

En este juego democrático, gobierno y medios buscan satisfacer las expectativas de los ciudadanos. El gobierno aspira a cumplir todas sus promesas de campaña y los medios, al servicio de la verdad, están vigilantes de cada una de las acciones de quienes nos gobiernan.

Los ciudadanos tienen el “derecho a estar informados de todo lo que sucede en Panamá. Derecho a saber cómo se utiliza el dinero que paga en impuestos. Derecho a conocer realmente quiénes gobiernan. Derecho a tener voz frente al poder. Derecho a saber si los gobernantes cumplen sus promesas. Derecho a reclamar justicia. Derecho a exigir mejores servicios públicos”, señala la nueva campaña.

Nuestra joven democracia, quiere sentirse plena y segura. Nada debe amenazarla. Defenderla es responsabilidad de todos, aunque sólo sean sospechas y no haya tales amenazas.

Me consta que el Gobierno del Presidente Martinelli ha dado la cara. Voceros de las instituciones acuden a la televisión y la radio. En cada acto o con cada avance de proyectos se envían los comunicados a los medios.

Por el bien del país, vale la pena que se analicen las causas de este cortocircuito.   Estoy segura que existe buena disposición entre las partes.   Debe prevalecer el respeto, que se comunique fielmente la versión del Gobierno y que los medios sigan investigando.

*
<>Artículo publicado el  2  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/meana-judy/