¿Quieren leer el mejor chiste?

La opinión del Comunicador Social…..
.
RENÉ HERNÁNDEZ GONZÁLEZ
.

No lo encontré en sitios de Internet dedicados a esos menesteres. Tampoco lo saqué del programa de entretenimiento que nos brinda Televisora Nacional, Canal 2. No se trata de los relatos que nos hacen las macarronadas de Código Cuatro y Al Descubierto. Si piensan que es otra ¡Qué Locura!, La Cáscara, o Dervez en Cuando, o que me encontré con un Mario Moreno “Cantinflas” resucitado, les confieso que están lejos del chiste.

Lo que me ha hecho reír, hasta no parar, lo acabo de leer en nuestra Constitución Política. Ese documento que fue aprobado en 1972 y que ha sido modificado por los Actos Reformatorios N° 1 y N° 2 de 5 y 25 de octubre de 1978, respectivamente; por el Acto Constitucional aprobado el 24 de abril de 1983; por los Actos Legislativos N° 1 de 1993 y N° 2 de 1994; y por el Acto Legislativo N° 1 de 2004.

El artículo 73 de nuestra Carta Magna dice: “ Se prohíbe la contratación de trabajadores extranjeros que puedan rebajar las condiciones de trabajo o las normas de vida del trabajador nacional.   La Ley regulará la contratación de Gerentes, Directores Administrativos y Ejecutivos, técnicos y profesionales extranjeros para servicios públicos y privados, asegurando siempre los derechos de los panameños y de acuerdo con el interés nacional ”.

Desde hace tiempo escucho los lamentos de periodistas nacionales calificados, quienes se sienten vejados y avasallados por colegas de otras latitudes.

Hacen menos que los nuestros; algunos no llegan a la calidad de los locales y, sin embargo, reciben tratos preferenciales.   ¡Y ni hablar de los salarios! Pareciera que hemos vuelto a la discriminación que nos impusieron los estadounidenses con motivo de la construcción del Canal.   La ley nuestra habla de igual remuneración por igual trabajo, pero, eso es letra muerta.

Advierto que no sufro de xenofobia alguna, pero, siento que es mi deber hacer público el dolor y sufrimiento de mis colegas.    Ellos, por temor a ser despedidos, no se atreven, no lo dicen.

Los sentimientos de frustración se pierden en la intimidad del hogar o en los lugares sacrosantos de sus trabajos.   Le hago un llamado a los accionistas y dueños de medios: “ respeten los valores nacionales; no los menosprecien y pónganlos en el sitial que se merecen ”.

A los extranjeros que han sido acogidos con la calidez panameña, les expreso que aquí existen hombres y mujeres calificados.   El periodismo de investigación lo hacemos desde hace mucho tiempo. Lo ejercí en mis años mozos, en televisión, radio, periódicos, suplementos, revistas y agencias internacionales. No se estimula al profesional con estas prácticas deleznables.

Por fortuna, para aquella época, el periodismo lo ejercíamos los del patio y con orgullo lo digo, Canal 4 ó RPC-Televisión, era el líder en todo.

Si usted, señor propietario de medios, desea contratar personal extranjero fíjese, primero, si el personal que tiene lo puede hacer.   Analice lo que le paga a los nacionales versus lo que devenga un extranjero y si ve que por el mismo trabajo el de afuera gana más, entonces, usted está frente a una bomba de tiempo.

Es posible que no le explote pronto, pero, ha propiciado el caldo de cultivo para que la calidad de su empresa sea minada de manera silenciosa.   Será como un cáncer que al no detectarse a tiempo termina acabando con el esfuerzo y dedicación de muchos años.
.

<>
Publicado el 30  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Los afectos, mis afectos!!!!!

.

 

La nota publicada en Facebook, por la Abogada…..
.
PRISCILLA   DELGADO
.
LOS AFECTOS
Como recuerdo cuando nos sentíamos morir de amor y el amor llegaba muchas veces sin preguntar, escondiéndose detrás de puertas y nos daban besos a empujones que sentíamos muy raros porque algo desconocido también nos tocaba la piel del alma.

 

Ahora el amor nos llega con la impronta del adiós de inmediato, con el desacato de un después o un quizás, sin el compromiso de un lazo. Los amigos son de plásticos que se derriten al sol. Cuando encontramos ese corazón de acero nos quedamos con el para siempre y alumbramos la vida a paso lento al ritmo del sentir de este nuevo arco iris que se convierte en una acuarela de colores que son nuestros afectos permanentes.

Que distintos eran los afectos a los 15 que ahora!!! Gracias a dios que la vida nos dio la mano para pensar mejor y aprender sobre lo desandando y las experiencias que nos van erosionando la inocencia hasta calcular hacia donde debe conducirnos el corazón que la mayoría de las veces late sin pensar y por un sentir equivocado.

Que regalo es encontrar por este viaje de la vida, gente sincera, que te mira a los ojos y sin medirse te dice que puedes contar con ella. Que la palabra incondicional no está en extinción y que aun la belleza interna es más intensa y linda que la externa. Que nos perdemos de tener maravillosos recuerdos cuando nos sumimos solo en el pesimismo y muchas veces en odios enconados que no acaban nunca. Que bueno que aun nos sonreímos ante la hermosura de un atardecer y somos capaces de agradecer a la vida los dones recibidos.

Que bueno, que bueno, tener tanta gente para querer y tan poquitos para prescindir de ellos.

Priscilla Delgado

.
<>
Publicada el 27 de noviembre de 2009  en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

¿Qué es el Opus Dei?

.

La opinión del Ingeniero….

.

CARLOS FELIPE LAUDAU R.

.

Hace un par de viernes escuchaba un programa radial donde se comentaba con cierto tono morboso, “al menos son cuatro los miembros del gabinete miembros del Opus Dei”. Luego que un par de panelistas trataron de ampliar la noticia, un tercero dijo: “Y después de todo, ¿qué es el Opus Dei?” Acto seguido se dio un silencio sepulcral, ya que ninguno de los presentes supo contestar. Lo anterior me confirmó lo que venía sospechando.

La actual “opusfobia” (aversión obsesiva o temor irracional al Opus Dei), no sólo es producto de la fantasiosa película “el Código Da Vinci”, sino que tiene que ver además con el desconocimiento mayúsculo sobre esta organización. Así las cosas, intento aportar un grano de arena para llenar el vacío informativo.

¿Qué es el Opus Dei? El Opus Dei es una prelatura personal de la Iglesia Católica. Fue fundado en 1928 por San Josemaría Escrivá de Balaguer. La frase latina “Opus Dei” significa “Obra de Dios”. La “Obra” difunde el mensaje de la llamada a la santidad de todos los bautizados, en el cumplimiento del propio trabajo y de las obligaciones personales de cada uno.

¿En que consiste una prelatura? La organización tradicional católica es la de otorgar jurisdicción espiritual a un obispo sobre los fieles de cierta área geográfica. Así, en Panamá, Monseñor Dimas Cedeño es la máxima autoridad eclesiástica en la provincia de Panamá; pero en Chiriquí lo es Mons. Lacunza y así en las demás áreas.

En el caso de la prelatura, el prelado (máxima autoridad en la prelatura) ejerce jurisdicción independientemente del área en que se encuentren los fieles adscritos a la misma.

En cuanto al mensaje fundamental o “espíritu del Opus Dei”, S.S. Juan Pablo II resume diciendo que San Josemaría “recordó al mundo contemporáneo la llamada universal a la santidad y el valor cristiano que puede adquirir el trabajo profesional, en las circunstancias ordinarias de cada uno”.

En palabras de su fundador, “el objetivo único del Opus Dei ha sido siempre ése: contribuir a que haya en medio del mundo, de las realidades y afanes seculares, hombres y mujeres de todas las razas y condiciones sociales, que procuren amar y servir a Dios y a los demás hombres en y a través de su trabajo ordinario” (San Josemaría, Conversaciones 10).

Naturalmente, tal mensaje –oración, espíritu de sacrificio, formación, práctica de las virtudes cristianas, búsqueda de la santidad- resulta incómodo para la actual sociedad en la que prima el relativismo moral, donde cada quien quiere decidir lo que es bueno, según le satisfaga. Por tanto no faltan los dedos acusadores: que si el Opus Dei es elitista, que si tiene influencia en el Vaticano, etc.

Mi experiencia en la Iglesia Católica, es que todos los movimientos y agrupaciones tienen sus detractores. Personas insatisfechas por uno u otro motivo. Lo importante es que en la Iglesia hay una gran diversidad de organizaciones y espiritualidades, donde cada quien libremente puede escoger participar o no.

<>
Publicado el 29 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Educación, presente y futuro de Panamá

La opinión del Abogado…..
.

Alberto E. Fadul N.

Si nos imagináramos un triángulo isósceles, representando el desarrollo económico y social; sin duda, la primera plancha, en su base, estaría integrada por salud y seguridad. La siguiente, hasta su cúspide: por educación y desarrollo.

 

Los catetos del triángulo representarían: democracia representativa, responsabilidad social gubernamental y corporativa. Su iluminación: la transparencia del buen gobierno.

Es fundamental señalar que la excelencia de la educación, pública y privada, representa la mayor garantía de un desarrollo económico y social equitativo; sin ella, los que poco o nada tienen, se estancan y sólo podrán andar dentro de la burbuja dañina de la criminalidad.

De allí la relevancia de tratar el tema de una educación pública inefectiva y deficiente en todos sus niveles. Así, la administración del Ministerio de Educación, requiere de mediciones y planes correctivos que permitan desarrollar sus objetivos, ejemplo:

inventario de la composición profesional del personal docente.

Registros de su auto desarrollo. Un sistema efectivo de rotación del personal al cabo de un tiempo especificado.

Reexaminar un plan de jubilaciones especiales que permitan la salida oportuna del personal docente, abriendo paso a nuevas generaciones de educadores.

Establecer una metodología de actualización de los docentes en manejo tecnológico.

El potencial empleo de personal docente extranjero, en determinados niveles educativos.

Un plan de reconocimiento por productividad docente y actualización periódica de éstos.

Establecer una escala salarial cónsona con la visión y misión del Ministerio de Educación. Anualmente otorgar ajustes salariales en base al crecimiento inflacionario.

Requerimientos formales para alcanzar la estabilidad (TENURE).

Formar un Comité Asesor Permanente, conformado por personal docente público y privado jerarquizado, en todos los niveles del proceso educativo.

Actualización de los programas educativos en la pre escolar, la primaria, la media, universitaria y carreras especializadas en el corto, mediano y largo plazo.

Como profesionalizar a estudiantes graduados de secundaria sin deseos o capacidades de ingresar al estudio de carreras universitarias tradicionales.

Como maximizar el empleo de graduados por parte de la empresa privada, mediante estímulos fiscales o tributarios

¿Cuáles son los defectos y soluciones del otorgamiento de préstamos estudiantiles?

En base a qué, es el desarrollo educativo más efectivo en los Estados Unidos, Europa y Medio Oriente.

Traer expositores en materia de administración y docencia en todos los niveles. De pensadores que han estudiado la temática en diversos países exitosos y deficientes.

Se me ocurre que en los centros educativos públicos y privados, deberían establecerse, a nivel ministerial, mediciones del índice académico general promedio, en cada institución, determinantes de la potencial participación o no, de cada centro en los eventos de fiestas patrias.

Hacer patria no es sólo marchar al tenor de las bandas. Es, también el prepararse académicamente.

.
<>
Publicado el 29 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

La niña que mora en el Club de Yates

.
La opinión del abogado…..
.

ROLANDO  ANGUIZOLA

.

El Club de Yates y Pesca de Panamá, no es un ente jurídico, es la unión de 680 familias, que por estatuto no realizan actividades de lucro.

Sin embargo, desde inicios del proyecto Cinta Costera, construido encima del club, los socios hemos recibido granizadas de críticas que han tenido el efecto de provocar nuestra demonización.

Mucha gente nos aborrece, ignorando el sacrificio de una organización que aceptó la destrucción de sus bienes patrimoniales en beneficio de Ciudad de Panamá.

De tanto ver figuritas repetidas, hemos aprendido a identificar la lista corta de los adversarios y detractores, nombres que frecuentemente se repiten y por simple asociación deductiva permiten ver en la penumbra, retratos hablados de gente ambiciosa, sin mayores escrúpulos para traicionar a sus allegados de ayer (o del presente) y que no hacen diferencia entre destruir al competidor que estorba o perseguir un club, que no posee caja registradora.

Para las sombras, el nuevo relleno del club sobre el que están nuestras lanchas, arracimadas a la intemperie, en sabias manos (de ellos), puede ser transformado en utilidad de cientos de millones de dólares como el (sic) anfiteatro, un centro comercial exclusivo en el mejor estilo de Bayside y refugio para yates o veleros extranjeros en beneficio de la alta clase internacional, etc.

Para las familias del club, el fondo de mar que de manera precaria ocupamos en el presente, solamente es una estación que facilita la operación de nuestras embarcaciones y las actividades deportivas, sociales y altruistas a las que nos hemos dedicado por más de cincuenta años.

Al pastel envenenado que hoy día es el club, los “ tycoons ” (apelativo que les encanta), le han bautizado con el nombre clave “ La Niña ”, sueñan que es una hija en proceso de adopción, que ansían agregar a la prole de sus muchos negociados.

La Niña también es el nombre de la última “ nao ” del Gran Almirante, una carabela rebelde, con velas cuadradas y sin rizos, que por lo difícil de obligarla con golpes de timón, al navegar necesitaba un piloto muy avezado en las artes marineras.

La Niña nuestra también es rebelde, difícil de conquistar, porque cumplió 53 años enfrentando mares tormentosos y con esa edad tiene suficiente experiencia para no caer en manos de cualquier capitán de industria que le haga caritas.

.

<>
Publicado el 29  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Sancho de la Mancha y Don Quijote de la Panza

.

La opinión del Economista

.

FRANCISCO  BUSTAMANTE

.

En mis clases de español con Elisa Zetner, Instituto Nacional, acostumbrábamos a leer semanalmente 5 capítulos de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote. En una clase nos preguntaron qué día de la semana llegó el Ingenioso Hidalgo a la venta. Nos miramos a la cara, y alguien, tímidamente, dijo que el libro no lo decía. La profesora nos aclaró que no lo expresaba claramente, pero sí por otros medios. Pensando, un compañero levantó la mano, y dio la respuesta correcta.  Fue un viernes. Y la explicación es que el día que llegó el Quijote, le sirvieron de cena el menú de los viernes. Simple verdad? Bueno, eso se llama enseñar a pensar, no a repetir librescamente lo que leíste. Y esa era la diferencia que hacía del Instituto de entonces, una escuela distinta.

Pero esa no es la historia que te quiero contar. Quiero compartirte que ese tipo de enseñanza me motivó a leer. Tanto, que por mi cuenta leí la segunda parte del libro, así como muchos otros más. Del Quijote aprendí algo notable, para mis escasos 15 años que tenía en la época. Hoy cuando cuadruplico esa edad (no como las tarjetas de teléfono que te cuadruplican…el costo de los minutos quedando al final en lo mismo), todavía me trae recuerdos entrañables, como diría mi amigo Rafael Millán, hispano – catalán de tuerca y tornillo.

Aprendí que una cosa es la percepción, y otra es la realidad. Hasta donde lo que vemos es lo que existe? Obviamente nuestras visiones están condicionadas por la super estructura de pensamientos, ideas, conocimientos, valores, y deformaciones mentales y espirituales que tengamos. Así, donde el Quijote, con su mente obnubilada por las tupidas lecturas caballerescas, tal vez por una crisis de medianía de edad (andropausia le dirían ahora),  o por una ansia irrefrenable de darle sentido a una vida que veía extinguirse, distinguía gigantes, donde había molinos, caballeros donde había rufianes, bellas damas, que para otros eran apenas zafias mujeres,  etc.  Y su alter ego, Sancho? Este, dentro de su rusticidad, limitado desarrollo intelectual, no tenía capacidad para interpretar. Era tan simple y llano como las nubes, las colinas, los rebaños de ovejas o las naturales funciones fisiológicas del cuerpo. Pero aquí ocurre, como con los alquimistas, una transmutación, no del plomo en oro, sino de la mente y el espíritu.

Mientras el Quijote, a golpes, caídas, maltratos desciende de las montañas de su mundo irreal y de ensueños, y acercándose al final de su vida empieza a ver hacia atrás, sin falsos oropeles lo que había sido su vida,  recobra la cordura, si es que existe tal estado de mente.

Entretanto, Sancho, el fiel escudero, empieza a soñar. A pensar que hay un mundo que va más allá de la percepción cruda y simple de lo que siendo evidente, no necesariamente es el Todo. Con quien me quedo? Creo que con Sancho de la Mancha, que aprendió a soñar, que empezó a creer en cosas posibles, aunque no evidentes. Por eso, todavía voy a votar, y me atrevo a escribir, a creer que merece la pena luchar por lo que se cree. Los invito mis amigos, a imitar a Sancho de la Mancha.

Enviado a Panaletras el 11/27/2009 a las 07:27 a.m.  para su publicación por el autor a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Mudanza

La opinión del Sacerdote  Jesuita…..
.
ROSENDO  TORRES
.

Es decir cambiar las referencias topográficas del país, dentro de las ciudades algo que a muchos les ocurre. A veces y no se cuándo, es agradable por las expectativas que se crean, a veces cuesta por los años de haberse acostumbrado a la rutina del pasaje diario.

Hace tiempo, un slogan que decía “Con mi misma gente en el mismo ambiente” y causaba hilaridad porque a pocas personas les complace cambiar de vecindario, de panadería, supermercado, farmacia, todo lo que está al alcance de la mano y cuando te mudas a ver dónde hay una parada de buses, dónde queda la estación de policía, etc… dónde está el templo católico, si hay.

Queda demostrado de que el hombre es un animal de costumbres, la costumbre se define como repetición de hábitos, el hábito es modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes u originado por tendencias instintivas. Así se explican muchas descripciones que hacemos de los seres humanos en general y de los de algún país en particular. Las buenas costumbres no se improvisan como tampoco las malas. Ambas son resultado de la repetición de actos. Vencer una costumbre o adquirir una buena costumbre la expresamos nosotros coloquialmente diciendo que equivale a “ensillar un gallote”.

Hay situaciones en que hay que mudarse y así en nuestra ciudad desde el punto de vista de las estructuras físicas de colegios oficiales y particulares se han dado mudanzas o cambios, el Bolívar, Saint Mary’s, la ESNO, María Inmaculada, Las Esclavas, San Agustín y otros. Ahora le toca al famoso Colegio Javier. Este colegio desde su fundación ha funcionado primero en el Casco Viejo junto al mar, luego en Perejil (Perry’s Hill) y ahora desde el mes de abril funcionará en las áreas revertidas en Clayton.

Esto supone una traumática mudanza. ¿Qué va a suceder con las estructuras que albergaron la primaria y la secundaria? Los nuevos dueños por compra de los terrenos, decidirán, pero todo indica que desaparecerán. Con los escombros y caliches se irán tantos recuerdos de esfuerzos por disciplinar académica, religiosa y humanamente a aquellos miles de estudiantes de Panamá que alegraron las aulas con su niñez y juventud y que sudaron las reválidas y los que protagonizaron encuentros futbolísticos, baloncesto, soft ball, y por qué no, confrontaciones boxísticas.

Pasen las cosas antiguas y que sea todo nuevo. Reza un himno de Santo Tomás de Aquino. Entraremos en otra fase histórica de la vida colegial. Nuevos nombres de rectores, directores y directoras, profesores y maestras. Muchos repiten algo que suena a perogrullada: “Ya el colegio no es lo mismo”, pero ni siquiera uno es lo mismo. No solo el Javier, ni tampoco los otros colegios. Caben discusiones, pero los ideales son los mismos, distintos los actores, variables las épocas.

.

<>
Publicado el 29 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.