Una alternativa para el avance educativo

.

La opinión de……

.

ÉDIL  A.  GARCÍA  A.

.

En los últimos días, la opinión pública se ha escandalizado por el resultado de Panamá en las pruebas del Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo de la calidad de la educación en América Latina y el Caribe, pruebas estandarizadas que se aplican en las tres áreas básicas del conocimiento: lenguaje, matemáticas y ciencias, para conocer el nivel del país frente a otros que tomaron la prueba.

Se trata de un estudio regional, no es uno de los más importantes como el Programa Internacional para Evaluación de Aprendizaje (Pisa), en el cual nos mediríamos con países de primer mundo.

¿Cuál sería su predicción del resultado de Panamá? En 2007, se dio a conocer una investigación desarrollada por Michael Barber y Mona Mourshed para McKinsey & Company que se titula: “¿Cómo hicieron los sistemas educativos con mejor desempeño del mundo para alcanzar sus objetivos?”, la que analiza 25 sistemas educativos en los cuales se incluyen los 10 mejores del mundo.

Es interesante destacar que estos sistemas son elegidos por su desempeño en pruebas internacionales (Pisa).

En el análisis de la investigación, saltan a relucir algunos patrones interesantes que han desarrollado estos sistemas para ser exitosos, por ejemplo: desarrollo de comunidades de aprendizaje, alto perfil del estudiante que aplica a educación, el apoyo de docentes expertos observando y realimentando clases de otros docentes para su desarrollo profesional.

Este último patrón, es el que en países exitosos en educación se ha visto que incide en el crecimiento rápido y con calidad de las competencias que un docente debe poseer para tener estudiantes de alto perfil.

En 2006, en Panamá se inicia la creación de un postgrado en enseñanza en ciencias por indagación, dirigido a crear educadores con competencias para poder proporcionar coaching en el área de ciencias a otros docentes en ejercicio. Este reto era muy interesante, pues rompía el paradigma de “maestro, amo y señor del salón a puertas cerradas”, a un ejercicio donde se permite que otro “me observe, anote y me realimente mi ejercicio docente”. ¡Por Dios! Por primera vez en Panamá, se pide rendición de cuentas con base en el desempeño docente y trabajo estudiantil, no en la obsoleta nota de un ejercicio.

Con este modelo de coaching, hay alguien idóneo que observa qué haces y te ayuda a comprender que debes dar evidencias si el objetivo de la clase se cumplió o no, y qué hacer para que todos los niños lo logren. El fin último es proponer al docente una autorreflexión de su práctica docente para mejorar. Parece un cuadro de un país de primer mundo, pero esta realidad se vivió hasta el primer semestre de este año en las escuelas que llevaban el Programa Hagamos Ciencia.

El Programa Hagamos Ciencia, más que hacer que los estudiantes pasen un momento divertido en su aprendizaje significativo en ciencias, buscaba el desarrollo profesional en el docente a través de un coaching planificado, individual y sistemático.

Se brindaba desarrollo profesional docente real y con evidencias de cada uno, a través de la observación sistemática de clases, ayuda en la planificación, realimentación de la observación de la clase, análisis de videos de clase del propio docente para reflexión de su clase. Se desarrolló una rúbrica, con cuatro niveles de desempeño y 18 aspectos a observar con la cual se podía dar realimentación específica al docente de su clase de ciencias, además de establecer metas a cumplir en tiempos determinados.

Este programa tenía una estructura muy interesante, estudiada y era elogiado por programas homólogos como Pequeños Científicos en Colombia, Enseñanzas de Ciencias por Indagación, Chile, entre otros.

Programas netamente de coaching se llevan en Estados Unidos, por ejemplo el New Teacher Center, que desde 1998 como parte de la Universidad de Santa Cruz de California ha tenido un éxito abrumador en California. Este se inició como una iniciativa de docentes y ahora es ley en ese estado y en otros estados, que cada maestro tenga por lo menos dos años a un mentor.

Lástima que el Meduca, en su cambio curricular y políticas-lo que debe observarse con lupa-, no tenga previsto esta herramienta que ya ha sido probada por sistemas educativos exitosos y que lo vea como un gasto, más que como una inversión en el futuro del país. Una verdad sí es insoslayable, ¡no todo en educación está dicho! A través de la investigación educativa, se ha demostrado que el aprendizaje del ser humano es muy complejo y que equivocarnos en este momento repercutiría en esta generación que se está forjando en las aulas.

La educación debe ser una política de Estado y no de partidismo político.

.

<>
Publicado el 21 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Docente tradicional en tiempos virtuales

La opinión de la Publi Relacionista….
.

MARALICETH  MELAMED
.

Por mucho tiempo el rol del docente en el acto didáctico se ha desarrollado de manera presencial. Es decir, dentro de un entorno físico, rodeado de estudiantes que participan de un modelo de enseñanza – aprendizaje practicado durante siglos. Sin embargo, las nuevas tendencias mundiales en materia de educación han evolucionado.

Ahora bien, la tradición educativa de siglos vs el cambio competitivo de la era ha encontrado su principal barrera en el docente tradicional, la incredibilidad de los estudiantes con este nuevo sistema y la falta de inversión en las nuevas tecnologías.

En el campo de las Relaciones Públicas este nuevo amanecer vislumbra una oportunidad en materia de comunicación y comprensión en nuestro sector.

Profesionales, docentes y estudiantes podemos invertir parte de nuestro tiempo y conocimientos en divulgar esta futura tradición educativa y para eso podríamos usar los mecanismos comunicativos e informativos adecuados, que logren conjugar en sentido significativo la base de este nuevo modelo de enseñanza.

También sería preciso trabajar en la imagen de la educación a nivel nacional, porque la dura crítica que en los últimos años ha caído sobre ella amerita una nueva visión pertinente y justificada de los recursos que se les brinda, del recurso humano (formación del docente) que la compone y la evaluación de la enseñanza que se imparte actualmente.

Renzo Titote (1972) definió la enseñanza como “ el fecundo confluir de dos procesos, el de enseñar y el de aprender ” y 37 años después sigue siendo igual, pero en un entorno diferente.

La oportunidad de divulgar y evaluar lo ya investigado y planificado responde a cambiar nuestra actual forma de enseñar impartiendo contenidos con la supuesta necesidad del acto presencial, cuando a distancia también se puede enseñar a pensar y hacer.

Así es como las Relaciones Públicas miran este nueva tendencia, con fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, claro está, siempre buscando el bien común y, sobre todo, en este tema de la educación que no busca más que desarrollar a un hombre apto al futuro, a la recepción de mensajes significativos, al pensamiento creativo, a la adaptación de un nueva bandera para el docente con estrategias, métodos, técnicas sin barreras de distancia, tecnologías, credo, y lenguaje.

Un análisis de Relaciones Públicas a través del espíritu de la educación virtual, una tendencia muy real que necesita en nuestro país de autores, forjadores y creadores que participen de la construcción de un escenario integral para todos.

Comuniquemos y motivemos a nuestro estudiantado y profesionales a aportar a doble vía, horizontalmente y sin miedos a perder ese contacto personal afectivo de la escuela tradicional enclaustrada. Ofrezcamos motivación en estas nuevas formas de instrucción combinadas con ese afecto presencial en la enseñanza-aprendizaje que estamos otorgando ahora, a distancia.

.

<>
Publicado el 21  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Rotación o cambios de ministros

.
La opinión del Educador…..
.

Santander Tristán Medina

.

Un cambio o rotación de ministros, sería saludable a la administración gubernamental, siempre y cuando quienes ocupen los ministerios sean profesionales capacitados en la materia que les corresponde atender.

El pueblo cuestiona que en la Caja de Seguro Social no haya un profesional de la medicina con amplia experiencia en administración de empresas; que en el Ministerio de Educación haya una excelente periodista y sin embargo su falta de experiencia en materia educativa no le permite hacer los cambios profundos que está demandando el sistema educativo.

Casos como estos se repiten en otros ministerios y, lamentablemente, los planes de gobierno que alienta el actual régimen no pueden marchar con la normalidad y el éxito que aspira el pueblo panameño.

Aspectos tan importantes en la vida nacional como lo es la educación, la salud, el agro, la vivienda, el trabajo, etc., deben estar en manos de los mejores, y si así lo hacemos, los resultados podrán responder a las aspiraciones nacionales y el país dejará de seguir cargando su fardo de pobreza, ignorancia e injusticia social.

El Señor Presidente ha hablado de cambios o rotación en el gabinete, porque necesita de colaboradores que se identifiquen con sus inquietudes y se dispongan a trabajar, constructivamente, por la solución de los tantos problemas que agobian al país.

Hemos venido insistiendo en la participación de toda la ciudadanía en el manejo de la nave del Estado; de la colaboración estrecha que hay que brindar al gobierno, sin intereses de ninguna índole, a fin de que pueda cumplir las tantas promesas que se han hecho al pueblo panameño.

La lucha por la patria es de todos y debemos procurar que no solamente en los ministerios, si no en todas las entidades públicas, sean los mejores los encargados de echar adelante los programas que se ha propuesto llevar a cabo la actual administración en beneficio de las grandes mayorías nacionales.

<>
Publicado el 21  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Panamá y el Parlacen, fin de un matrimonio por conveniencia

.

La opinión de….

.

EUCLIDES  E.  TAPIA  C.

.

Ante la eventualidad de que el Ejecutivo fijara su posición sobre el retiro de Panamá del Parlamento Centroamericano (Parlacen), nuevamente, aparecieron argumentos sin fundamento sobre la ilegalidad del acto. Sobre el particular, reitero que la denuncia de Panamá tiene asidero jurídico, conforme a lo consignado en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969. Esta sustenta que en el caso de que un tratado no prevea la denuncia o el retiro del mismo tal derecho puede inferirse de la naturaleza del tratado. (Artículo 56, Num.1, Lit. b).

Si por naturaleza del tratado interpretamos que se trata de un tratado de integración, entonces, es obligante calibrar el grado de integración que presenta. Comoquiera que el Parlacen revela una débil consistencia jurídica, ya que sus decisiones no son obligatorias, es evidente que constituye una entidad extremadamente laxa como para erigirse en pilar de la integración.

Si se sugiere que se aspira a convertir la institución en una instancia supranacional, es evidente que ni siquiera los países más afines: Guatemala, El Salvador y Honduras, admitirían a la postre la cesión completa de sus atributos soberanos. Concluyo, entonces, que ni al revés ni al derecho el Parlacen tiene futuro. Por lo que atañe al argumento legal interno, es menester aclarar primero si la participación en dicho organismo responde o no a un interés nacional vital de la República de Panamá.

Cabe advertir que en el fondo nadie duda que el asunto en cuestión nada tiene que ver con que el retiro sea o no legal, sino que de lo que se trata, es de la postura obtusa de un partido que, no siendo padre de la criatura, lo que realmente defiende es un bolsón político que le permite en cada elección premiar con 4 mil dólares, y otras prebendas, a una decena de sus ungidos. Lo anterior nos conduce a la conclusión de que nuestra permanencia en el Parlacen no se corresponde, siquiera, con un interés nacional marginal.

En consecuencia, me congratulo por la decisión del Ejecutivo de aprobar nuestro retiro del Parlacen y, además, aunque obligado por la coyuntura externa, de someter lo actuado al legislativo. A su vez, para sepultar el cuestionamiento interno, me reitero en la necesidad de dar por concluido el proceso con un referéndum, el cual, aunque revele exigua participación y nos cueste algunos millones de dólares, siempre será menos de lo que anualmente malgastamos, permaneciendo en esta organización y disipará para siempre toda pretensión futura de reintegrarnos.

.

<>
Publicado el 21 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Pintada de verde del 21 de noviembre

.

La opinión de la Abogada, Ambientalista y Periodista….

.

LINA VEGA ABAD

.

CONTAMINA La acciones para defender la naturaleza no solo pasan por un proceso de concienciación sobre la gravedad del problema. También pasa por dejar en evidencia tanto pillo local e internacional que, desde siempre, han encontrado en este pequeño país de tránsito el lugar perfecto para el pillaje.

Cuando se hurga en los temas que involucran la destrucción de valiosos recursos naturales o la calidad de vida de pueblos y ciudades, siempre aparecen los célebres personajes: el inversionista que coimea y el funcionario que facilita permisos, dándole la vuelta a la ley, o cambiándola cuando se requiera. De otra manera, cómo se explican esos cambios de zonificación que tienen hoy en zozobra a la gente de San Francisco o Boquete. Cómo se explican los cambios de leyes para decretar retroactividades –sin utilidad pública o interés social alguno– para los cambios de uso de suelo en las áreas revertidas. Cómo se explica que se continúen destruyendo los manglares de Colón, a pesar de las advertencias de angustiados científicos.

Y la evidencia máxima: cómo explican tantos ex funcionarios sus lujosos carros y casas, aunque los escondan en una telaraña de sociedades anónimas.

La Tierra está enferma y aún hay quienes siguen creyendo que eso nos les incumbe. Afortunadamente están los otros; los dispuestos a luchar –sin cobrar por ello– para salvar lo que aún nos queda. Desde Pintada de Verde, un aplauso para Brooke Alfaro, Ana Pérez, Cienfue, Rosana Uribe, Arturo Illueca, Marie Clare Fontaine, Ubaldo Davis, Daniela Moreno, Liza Hernández, Ingrid de Icaza y Gary Saavedra, por ser parte de la campaña “Contaminas”. Sí, cada vez somos más los que estamos contra la minería a cielo abierto, porque todo lo destruye, porque contamina.

.

<>
Publicado el 21 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

La magia está en el equilibrio

.
La opinión del Profesor….
.


SEBASTIAN VASQUEZ BONILLA

.

Cuando joven me sentía orgulloso de que era capaz de tomar medidas extremas frente a situaciones difíciles y odiaba a los que se limitaban a adoptar actitudes apáticas y pasivas que rayaban en la cobardía. Me complace saber de que todavía estoy dispuesto a hacer lo que otros no se atreven a hacer y desprecio a los hipócritas que tratan de quedar bien con todo el mundo y evitan cualquier tipo de enfrentamiento; sin embargo, mi carrera (la química) ha moldeado dicha conducta hacia la búsqueda del equilibrio de las cosas.

Todo fenómeno químico espontáneo, sea irreversible o no, termina en un estado energético más bajo, y en ese punto hay un equilibrio entre todas las fuerzas involucradas. Incluso en los procesos no espontáneos (en los que hay que aplicar energía), se concluye con un equilibrio de fuerzas. En otras palabras, toda transformación de la materia termina en un estado más estable, y eso se logra cuando se obtiene un equilibrio de fuerzas.

Irónicamente, en los seres pensantes, para lograr ese estado estable, que traduciremos en paz y felicidad, lo que menos se procura es un equilibrio de fuerzas.  En  el ámbito político se busca el totalitarismo abierto o disimulado, en lo comercial el monopolio, en lo religioso el adoctrinamiento masivo y en la familia el dominio de uno sobre los otros.

Algunos dicen haber adoptado medidas extremas por una buena causa, al sentirse impotentes frente a algo que consideran injusto.  Esa impotencia usualmente está asociada a la ignorancia o incapacidad para buscar otros medios para lograr sus objetivos.   El extremismo, aunque difícil de adoptar, es una salida fácil para aquel que no persigue un equilibrio de fuerzas.   Ellos buscan el dominio total.   Los que prefieren el extremismo saben que arriesgan más pero creen que tienen mucho más que ganar.

La dificultad para aquellos que desean el equilibrio está en que saben que en esa búsqueda de correlación de fuerzas se tiene que ceder algo, y es allí donde está el problema. Ello me permite concluir que el extremista podría serlo, no por ignorancia e incapacidad, sino por egoísmo.

El beneficio de esa correlación de fuerzas se aprecia en Panamá, cuando el partido que en una ocasión apoyo una dictadura, el PRD, ahora es la mejor garantía de que el actual gobierno no se convierta en otra. Con la posposición por 5 años de la descentralización del gobierno en los municipios se perdió la oportunidad de que tengamos un equilibrio de fuerzas políticas. Entiendo que dicha descentralización debía depurarse, porque le daba la oportunidad al PRD de convertirse en una “piedra en el zapato” del gobierno. Ello es así porque la ley de descentralización fue aprobada en junio pasado, cuando al gobierno anterior sabía que dominaría los municipios. No obstante, dicha ley le daba al PRD una participación más activa en el arte de gobernar y permitía esa necesaria competencia y balance de fuerzas. El Presidente lo sabe, por eso fue la primera ley que sancionó en su corto mandato.

.

<>
Publicado el 21  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Alisios, bocanadas celestiales

 

La opinión de…..

.

Milciades Pinzón Rodríguez
.

Siempre me he preguntado sobre el misterio que esconden estos vientos alisios,  que en noviembre renuevan viejas aspiraciones y acongojan al alma.  Y pienso que el asunto no es tan solo de cambio de estación, ni de la llegada de la Navidad o del inicio del año.  En verdad, hay algo más profundo que late en toda esta compleja conducta cultural del hombre que mora; pongamos por caso, en las provincias interioranas, cuando se ve sometido al encanto de estas bocanadas de la naturaleza.

Pienso que estos céfiros tienen algo de soplo divino que se atreve a tentar lo más recóndito de nuestra vida espiritual. Porque, en efecto, el asunto no involucra las facetas materialistas de la vida, sino que incursiona en los insondables arcanos de un ser que, como el hombre, es capaz por su fina sensibilidad de trascender su propia miseria física y lograr una especie de comunión espiritual con la deidad, cualesquiera sea la forma que esta pueda asumir.

Me parece que hay como una parada en el camino, como si ese hálito nos obligara a repensar la ruta de la vida y la brisa fuera un tónico para reconfortar el alma. Entonces, irremediablemente, los espíritus se apoderan y posesionan de nuestro cuerpo para pensar en los nuestros, con aquellos que hemos amado y compartido nuestro andar por el mundo.

¡Ah!, qué período tan hermoso este de finales de noviembre y transcurso de diciembre; con lluvias dispersas y esos madroños que en la soledad de los campos se visten de novias blancas de la naturaleza. Pienso que nuestra gente lo disfruta a plenitud, aunque a veces asome una que otra congoja cuando esa brisa se pasea entre la copa de los árboles y los cerros pelones dejan volar sus pocas crenchas que los ocasos conviertan en un espectáculo luminoso de la tarde.

Los alisios despiertan nuestra humanidad dormida. Ya se trate del portal de la casa de quincha, la casa moderna o el modesto apartamento, el céfiro se cuela con esa alegría juguetona del niño que recorre las habitaciones en busca de un invisible amigo.

En este tiempo, cuando el adviento se otea en el horizonte, te invito a detenerte uno de estos días, a olvidarte de las pantomimas sociales y dejarte llevar por el hechizo mágico que pregonan los alisios.

No opongas resistencia al espíritu soñador que siempre ha morado en ti, deja que se despierte el niño que todos llevamos dentro y que revestimos con el caparazón de la deshumanización y la adultez. Piensa que todos los años las bocanadas celestiales tocan nuestra puerta y nosotros corremos a cerrarlas, cual si se tratara de una visita indeseable.

Si Panamá entendiera la música que pregonan los alisios, si estuviéramos atentos al arrullo de su corazón, naceríamos a un nuevo proyecto de humanidad y también el próximo año, comprenderíamos el lenguaje oculto de esas brisas novembrinas y decembrinas que hablan de renovación y esperanza.

<>
Publicado el 21 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.