Me gusta cuando llueve

Reproducimos el artículo de  opinión del Médico…

Juan Carlos Ansin

El clima se parece al matrimonio. Es encantador en lo que ambos tienen de impredecible y consecuente. El que vive en el trópico y lo agobia el calor o lo sofoca la humedad, añora la fría claridad de la nieve, y a los que el frío les congela el alma, sueñan con empeñarla en una isla del Caribe. También conozco gente que hipoteca su futuro por un verano en Nueva York.

Pasé mi niñez en una ciudad de malos aires, pero los conquistadores españoles, en su fiebre argentina, la bautizaron al revés.   Alguien que no haya estado en el sur,   no sabe lo que es el frío de la pampa húmeda. No son agujas que penetran por la piel, es un gélido dolor constante en los huesos y en la carne que asoma por los poros.   No hay manta, ni poncho que abrigue. Tan sólo el calor del quebracho -cuyo rescoldo es capaz de durar hasta el amanecer- permite dormir sin castañetear de dientes ni tiritar de huesos. Allí sólo son buenos los aires de la primavera, o en los días soleados del otoño, donde cada paso desprende aromas de hojas muertas.

Aunque es en los días espléndidos del verano cuando el mundo suele entregarse por entero, como una mujer madura que está sola y espera, a mí me gusta cuando llueve porque está como dormida, y una nube de molicie enciende la penumbra de unos ojos que no dejan de mirar hacia adentro.   Es el tiempo donde el mundo despierta con la tierna placidez húmeda, de una sensualidad consumada bajo el rumor de una sinfonía monótona y persistente.

Me gusta cuando llueve, porque donde sea que haya ido, siempre estaré conmigo. El agua del cielo refresca la memoria y lava recuerdos. Las cosas adquieren una claridad que antes no tenían, cuando el oro del sol transforma momentos, lugares y circunstancias y termina por confundir la ocasión de aquel preciso instante que, en un abrir y cerrar de ojos, queda atrapado en la maraña íntima de una obsesión sublime. Me gusta cuando llueve porque entonces vuelvo a ser aquel joven con los bolsillos repletos de esperanzas y la cabeza henchida de sueños. Me gusta cuando llueve porque es tiempo de volver a ver, una y otra vez, desde el comienzo, una vieja película inconclusa; donde los protagonistas son los personajes que pasaron por mi vida con la virtud fugaz de los encuentros. Mientras, por las alcantarillas, antiguos dolores terminan por morir en el tormentoso mar del olvido. Me gusta cuando llueve, porque en el diario bogar por los extremos, es cuando vuelvo a encontrar el centro.  Ese precario equilibrio interior desde cuya cima se contempla el bosque sin discriminar al árbol. Me gusta cuando llueve, porque nada es más conmovedor que ver llorar de gratitud a un campesino con el rostro vuelto al cielo.

<>

Este artículo se publicó el  22  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Partida

Partida

Un poema de:   Venicia Chang

∞∞

Dormías silenciosamente
sin más conmoción
sosegado y satisfecho
después de tanta emoción.

Despertaba por un sueño
que me dejaba un mal sabor
era la realidad que vivía
y temblaba de estupor…

El frío me había invadido,
habías muerto en el lecho de amor
poco me duró el idilio
y me había quedado sin amor.

Ese amor aún lo siento
a pesar del tiempo que pasó
hoy, te extraño como el primer día
que te fuiste sin razón.

Aunque parezca descabellado,
nos prometimos amor
yo lo sigo cumpliendo
aún con emoción…

<>
Poema publicado el 9 de agosto de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito y el mérito que le corresponde.

Loor al estudiante universitario

La opinión del Docente Universitario…..

Jaime Turner

Hoy, estudiantes de mi Universidad de Panamá permítanme rendirles pleitesía e, identificado con Violeta Parra, decirles con inefable brío:

“¡Que vivan los estudiantes,

jardín de nuestra alegría!,

Son aves que no se asustan

de animal ni policía,

y no le asustan las balas

ni el ladrar de la jauría.

Caramba y zamba la cosa,

¡Qué viva la astronomía!

Me gustan los estudiantes

porque levantan el pecho

cuando les dicen harina

sabiéndose que es afrecho.

Y no hacen el sordomudo

cuando se presente el hecho.

Caramba y zamba la cosa…

¡el código del derecho!”

El 4 de mayo de 2010, el Consejo General Universitario aprobó un referendo de cara a la reelección de las autoridades universitarias (80 votos a favor, 2 en contra y 2 abstenciones). ¿Qué decano de las 17 facultades que tenemos convocó a sus miembros para saber nuestro parecer? ¿Cuáles de los representantes docentes y estudiantiles se reunió con su respectivo sector a fin de saber si queríamos o no la reelección? Siendo el CGU nuestro máximo órgano de gobierno, que nos representa a los universitarios, ¿Qué lectura hará del No mayoritario que los estudiantes le dieron a la reelección? ¿Qué lectura harán los diferentes gremios de la cacareada “concertación”?

De una entrevista que se le hiciera al rector Gustavo García (La Prensa 6/9/09) se le preguntó: “¿La deficiencia más grave del sistema no sigue siendo el español”? Y la respuesta fue “Sí.   El 90% de los alumnos fracasa en español.   Es casi imposible educar a un joven que sale de la escuela sin dominar el idioma.   Lee y no entiende, y escribe con horrores ortográficos”.

Si examinamos la respuesta del rector con el voto mayoritario de los estudiantes veremos que quien lee y no entiende es el propio rector.

Esos estudiantes que “leen y no entienden” le han dicho basta a los secuestros y engaños. Esos que “leen y no entienden” les sobra, con creces, lo que a otros universitarios les falta: valor, dignidad y honestidad.   Esos que “leen y no entienden” se ataron a un palo –al igual que hizo Odiseo- para mantener su verticalidad y no sucumbir a los cantos de sirenas (televisores, computadoras, data shows, aires acondicionados, balones, viáticos, financiamientos, etc. etc.). Esos que “leen y no entienden”, hoy por hoy, son los estudiantes representantes de nuestra dignidad. Esos que “leen y no entienden” saben:

•Que Gustavo no es la Universidad

•Que el rector es el artífice de un régimen de terror y persecución en toda la Universidad

•Del daño trascendental que el señor rector le ha hecho y le sigue haciendo a nuestra tierra, que es la Universidad y no su finca.

•En resumen, que aquellos fines de la Universidad, a saber:

Fomentar el respeto de los derechos humanos, el progreso social, el ambiente y el desarrollo sostenible.

Fomentar el pensamiento crítico y el espíritu emprendedor.

Fomentar los principios de equidad y de justicia social.

Son inalcanzables con esta administración.

Hoy rindo reverencia a un estudiante del que me siento orgulloso, que si bien “lee y no entiende”, se ha elevado a la sabiduría de que hay que cambiar el rumbo.

<>

Este artículo se publicó el  15  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El derecho a llorar

Con gusto compartimos el mensaje que de su propia inspiración comparte con nosotros la autora panameña….

.

Olga Nelly Tapia

.

Sabes cuántas veces, me has dicho el adiós…
muchas y de tantas maneras.
En el rumiar de tus respuestas, siempre hay una voz muy dentro, que te dice, no te vayas;
cúmulos de conflictos del querer poseer y tener nada a la vez,
en el refugio del no saber ni dónde estás, todo ello… te hace padecer.
Sabes cuánto lloras, sin emitir gemidos, que el calor del dolor produce castigo, que ese calor trastorna tus sentidos.  No has tenido tiempo de reparar, ni fingirlo.
En lo ortodoxo de tus respuestas, buscas el porqué de lo afligido, y que va, el tiempo transcurre, tu orgullo te ciega, tus pasos te llevan por laberintos perdidos.
Sabes qué:    llora, llora porque así desahogas, todo lo que llevas dentro como hombre y como niño.  Llora porque tienes derecho, a gritar con pulmón, quién te ha herido.
El programa, el diseño estatuído.
No pongas pretextos, porque el programa te dice, que por ser todo un hombre no debes llorar,   porque denota debilidad.
Al diablo, al diablo, todo eso, son desechos de un programa que desea aniquilar, eso bello que llevas dentro, igual que la publicidad, la cual te ordena qué debes querer , qué debes comer, qué debes tomar;  que  te quita,  en forma tajante,   tu manera real.
Sabes algo…   deja aflorar,   no permitas que no te dejen pensar.
A  quién temes?   a tí?   al qué dirán?   No te hace menos hombre, si logras llorar.
Llora, llora, llora, hasta que la última lágrima toque el final,
llora como un Rey, que fue destronado,
llora como el político ante su adversario,
llora como un niño, buscando a mamá,
llora,  llora, vence los cimientos de tu realidad,
.
porque a pesar de todo,  eres un hombre,
que ama con el alma y puede soñar,
no permitas que las musas, logren volar,
ni que te roben lo hermoso que en tu alma está,
llora amor de mi vida, llora hasta no más,
pues en cada lágrima que expulsas, mi esencia estará.
<>

Publicado el 5 de junio  a las 12:34 en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito, el merito y la responsabilidad que le corresponde.

Ciao, Ieri. Ciao, Domani. Ed oggi?

El Domingo, 28 de febrero de 2010 a las 23:57,  encontrábamos  en Facebook , de  la   inspiración de  la poetisa panameña…..
.

Paola Brugiatti Goyez


Ciao, Ieri. Ciao, Domani. Ed oggi?

Qué ironía,
hoy vuelves,
cuando menos te he pedido,
vuelves.

Ahora cuando tengo un nuevo comienzo,
me pregunto si alguna vez llegué a tener un fin.

Ahora me haces recordar
lo fácil que es soñar
y cuán difícil es vivir y respirar.

Porque la verdadera dificultad no es pensar en el cambio,
ni tampoco idealizarlo:
el dilema es abrir el armario
y atreverte a salir hoy con una camisa diferente.

Siempre tengo una excusa para el retraso.
Un límite, un obstáculo.
Estas cosas que sólo yo he creado.
Siempre decide esta voz que me domina,
que evita que viva,
que te quiera sin medida.

Creo que es el momento de no imaginarme momentos,
el instante en el que fluye el río
y no lucho contra su corriente.

Es hora de morir en el intento…
Quizás despierte sin sonreír primero,
porque será su sonrisa la que me dé la bienvenida
al mundo que no me atrevo…

No dejes para después
lo que hoy está a tus pies.
Luego cuando es invierno,
no esperes al sol en los cielos,
porque, tal vez, nunca ha estado allí.

Hoy tengo las ganas claras.

La opinión de …..
.

Priscilla  Delgado

Hoy tengo las ganas en espera, subiendo una escalera sin final, bajando un puente roto, una ciclo vía sin bicicletas, una fuente sin agua, una noche sin luna y un despertar sin cielo azul.

Se me estancaron las manos de tanto amasar ilusiones y de tanto sentir. De pronto sentí que la vida era a la izquierda y yo tome a la derecha por un rumbo incierto sin dirección, con olas encontradas a media tarde.

Y nos dimos cuenta que la vida a veces nos sorprende a contravia, que no podemos llevarle la contraria al sentir y que el pulso del corazón es el que dicta el tiempo y el compás.

Nunca tuve tiempo para pensar, solo para sentir, no a gotas sino a humaradas largas, a música descompensada, a sentir por chorros y no por silencios, a dictar nuevas pautas con las querencias, hasta que vamos poniendo altos pequeños, paso a pasitos, a distinguir la soledad de la soledad sola, a apreciar el tiempo como recurso inextinguible mas que a pasar el tiempo dormitando sin darnos cuenta.

Comprendí hace poco tiempo que mi tiempo de ahora es el mejor, que me veo y me digo que no he perdido nada, que todo lo que se fue de mi vida fue porque no era mío, porque las cosas que tengo me las merezco, porque me pertenezco a mi por entera, que tal vez mi propia sombra sea la que me alumbra para caminar mis pasos y que lo único que tengo es vivir con ella, atada a mi lado siempre. Ella la que me hace reflexionar sobre mi andar por la vida, ella es la que no se cansa de mirarme y decirme cuando me equivoco, esa la sombra de mi alma y de mi cuerpo.

Que si decido ser feliz es por cuenta propia y no porque nadie me regale un espacio de felicidad y que amar es para mi una idea, la cual no puedo olvidar de ningún modo….Es poco menos que la razón de ser.

Que mi mañana no existe ni existirá, ni para mí ni para nadie y que no puedo darle tregua a “LOS TE QUIERO” siempre que nazcan del corazón.

No dejare que la tarde me alcance sin amar y sin sentir….No que và…No hay tiempo que no sea para ser feliz.

<>

Nota publicada el 6 de abril de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Mujeres

Felicidades Mujeres, en el día Internacional de la Mujer… les dice  a las mujeres en su día, la Arquitecta y Poetisa….

Gymara De Obaldía Brid

Mujer…
Más que una palabra, es el resurgir de la belleza,
Es la esencia de la vida,
Es por donde empieza…
Es el color aún no conocido,
Es el color solo visto por nosotras mismas!

Es la inspiración por años de los amores más profundos!
Ser mujer es más que llevar la ilusión posada en el vientre,
Es traspasar el horizonte con un beso,
Es entregar el corazón sin límites a un hombre,
Ser mujer es mucho más que eso…

Es saber amar a las mujeres,
Que se encuentran ligadas a nuestras vidas,
Abuela, madre, hermana, amiga, tía, prima o nuera,
No importa cual sea,
Hacerlo con la ternura y la cadencia de una mañana fresca…

Es necesitar todo el tiempo de ellas,
Decirlo sin miedo, sin ruborizarnos,
Expresar día a día,
Nuestros sentimientos…

En cualquier parte del mundo,
Ser mujer es belleza sin forma,
Hay mujeres que nacieron,
Con solo el olfato del viento!
Y hay otras que tuvieron la dicha de nacer,
Acariciadas por ese mismo viento…

Cual sea el caso, no importa…
Ser Mujer es la misma cosa,
Demos gracias a Dios porque nos eligió,
Para formar parte del privilegio,
De ser Mujeres Hermosas…

Autora: Gymara De Obaldía Brid

<>

Publicada el 8 de marzo de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito y el mérito que le corresponde.