¿Justicia climática o control económico?

La opinión de….

.

NIGEL  RIOS  M.


¿Justicia climática o control económico?

.

Soy uno de los escépticos ante la idea de que el cambio climático es de origen antropogénico, y que es el sol el que regula principalmente nuestro clima. No trabajo para una petrolera, y siempre trato de cuidar al planeta, pero aun así soy considerado hereje por los alarmistas de esta nueva religión.

Discutir si el hombre es la causa ya no importa, porque los líderes mundiales tomaron la decisión de declarar al dióxido de carbono (CO2) como un peligro para el planeta, cuando siempre nos dijeron que aun en exceso era un nutriente necesario para que las plantas crecieran y nos dieran oxígeno para respirar.

La razón de culpar al CO2 y al hombre tiene fines políticos y económicos, disfrazados de un amor por el planeta. Esto ha pasado desapercibido porque nos mantienen entretenidos con mensajes de que el mundo se acabará.

Los alarmistas critican que se le da mucha importancia al aspecto económico, ya que de nada vale si nos morimos todos. Antes de caer en el chantaje apocalíptico, pongamos los pies en la tierra y tomemos en cuenta que vivimos atrapados en un sistema económico, que si no hacemos que funcione bien, traerá como consecuencia problemas iguales o peores que el cambio climático. Cuando se habla de legislar se tratan dos cosas: política y economía. Por consiguiente, estos dos puntos sí son importantes.

Se planea en Copenhague llegar a un acuerdo para imponer a los países ricos que reduzcan la producción de CO2, busquen formas más eficientes de energía y se les penalice para ayudar a los países en vías de desarrollo a contrarrestar los efectos ambientales y económicos que supuestamente han sufrido por culpa de ellos. A esto se le ha denominado justicia climática. Fue señalado hace unos días por el primer ministro británico Gordon Brown, y se encuentra escrito en los borradores del tratado climático.

La propuesta para llevar a cabo este plan es cobrar por la producción de CO2 en cualquier actividad humana, ya sea doméstica, industrial, agrícola, etc., independientemente de que se utilice combustible fósil o no.

Cada país tendrá una cantidad de crédito de carbono que deberá distribuir en su nación.   Si no lo utiliza todo, el resto lo puede vender a quien necesite más, creando una nueva oportunidad de negocio. Por supuesto, uno de los que se beneficiará de esto será Al Gore, y por eso lo vemos alarmando a todo el mundo.

El precio de este crédito fluctuará con la tendencia del mercado, y cuánto crédito recibe cada país lo decidirá un organismo internacional.   Así se permitirá controlar no solo la producción de CO2, sino también el crecimiento económico de cada país y su calidad de vida.  La pregunta del millón es: ¿a quién se le pasará la factura final para que el costo de la vida no se ponga peor? ¿Al ciudadano común, que está buscando un tercer empleo para sostener a su familia en esta crisis financiera, o a los súper-ricos? Yo apuesto al primero.

Cuando me refiero a súper-ricos, olvidémonos de Bill Gates o Carlos Slim. Hablo de esa élite que es dueña de los bancos internacionales, compañías energéticas y de los medios de comunicación masivos. Aquellos que tienen más influencia en los gobiernos que cualquiera y son fieles creyentes en que exista un gobierno mundial. Esa élite que lucra en los conflictos bélicos y patrocina gobiernos corruptos; que explota los recursos de un país pobre por unos cuántos centavos, y pone sus fábricas para obtener mano de obra barata.

De esa élite que destruye la economía de un país, para que luego el contribuyente tenga que darles de sus impuestos con la falsa promesa de arreglar el problema. Al final obtienen ganancias récord, mayor control de la economía y el ciudadano común pierde su empleo y su casa.

Para ellos perder no es una opción ni una palabra en su vocabulario. El control del poder económico lo es todo. Los países pobres no han podido atender sus necesidades porque llevan décadas de problemas internos y de abusos por esta élite, mientras la comunidad internacional se hace de oídos sordos. Entonces, ¿a dónde va a parar toda esa ayuda económica que desean darles?

Además de ser un buen negocio, esto de justicia climática no parece ser otra cosa más que un experimento socialista de redistribución de riqueza (la historia nos ha enseñado que no funcionan), y los primeros pasos para un gobierno mundial, el sueño de todo globalizador. Se ha tomado un problema como el cambio climático para llevar otra agenda paralela.

Si cobran por un componente básico de la vida como el CO2, ¿qué seguirá después… el oxígeno, el agua, o la luz solar? Tal vez en el futuro la gente volverá a preguntarse si culpar al CO2 fue lo correcto.

<>
Publicado el 14 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Leopoldo Aragón, ¡presente!

La opinión del Médico y Ex Ministro de Salud….
.
GUILLERMO ROLLA PIMENTEL
.

Leopoldo Aragón, ¡presente!

Comando de Liberación Nacional / Hállsatrabacken 27 /127-37 Skarholmen, Suecia 1977.

En este mes hay que honrar a los héroes que han dado su vida por la patria y por su soberanía, violentada consciente, solapada o provocadamente por USA y nuestros dictadores 1964  1968   1989.

Leopoldo Aragón denunció el entreguismo de los tratados de Torrijos. Fue torturado, encarcelado y exilado.   Se inmoló protestando ante el mundo por la aprobación de esos tratados traidores.   La foto del héroe en llamas dio la vuelta al mundo, no así sus mensajes en defensa de Panamá.

Este Testamento no tengo información que se publicara. Fue distribuido con limitaciones por el mundo en el periódico clandestino El Grito desde el exilio en Caracas, Venezuela.   Se argumentó y planteó una posición contraria a los tratados de Torrijos, exigiendo las propuestas aprobadas por el Pueblo en el Congreso de la Soberanía de enero de 1964.   Al que no asistieron los militares, que más bien persiguieron y encarcelaron a los héroes.   Ese Tratado sigue dando problemas: nos invadieron en 1989.  Condicionan los peajes por asesoras navieras.   Intentan desvirtuar la neutralidad con “ permitir presencia militar ”, según “ enmiendas ”.   El Tratado de Neutralidad debe modernizarse, porque el nuevo canal ampliado está siendo pagado por el pueblo panameño con una deuda millonaria, y no debemos buscarnos ningún enemigo ajeno.

.

“ Testamento al Pueblo Panameño, 1977 (Mini resumen):

Está a punto de repetirse la infame traición de los Tratados del Canal de 1903.   Ahora, en 1977, por Omar Torrijos en complot con USA.

Torrijos fue sostenido como tirano, según documento del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de USA el 16 de febrero de 1968 para pasar: ”tratados que respondan a las estrategias económicas de USA”.   El embajador de USA ante la ONU, John Scali, afirmó públicamente en 1973, ante la ONU, que Torrijos recibía la ayuda per cápita más alta del mundo.

Entrenado en Fort Gullick hizo la tragicomedia, mientras endeudaba al país; y él y sus gánsters que lo rodeaban, se lo robaban.   Hizo una constitución por la que se hizo dueño del país y el Tesoro Público (artículo 277).   La deuda externa fue de 200 millones de dólares por año (aún la estamos pagando).

El New York Time afirmó ”presentarán cualquier texto como victoria, no tolerarán criticas”. El secretario de Estado, John Hay, dijo “será inmensamente ventajoso para USA, no para Panamá”, tenemos garantía a perpetuidad… sin freno alguno, en las medidas que tenemos derecho a tomar”.    ”Carter dijo, “si se construye otro canal o se modifica el actual, seremos parte de ello”.

“Bunau Varilla recibió 40 millones de dólares-oro (400 millones actuales).    Torrijos nos vendió por solo 40 millones”. Traté de ir a Washington para defender a Panamá, USA me negó la visa.

“En Agosto de 1972 fui detenido en Costa Rica, entregado a Torrijos.   Fui torturado y enviado a Coiba por Materno Vásquez.    Amnisty International me rescató y envió a Suecia”.    “Torrijos impuso el silencio del terror por su venta canalera, drogas y robos”.

Desde 1976 USA incrementó el envió de armas preparándose “para el llamado plebiscito”,   “llegó al límite de forzar al pueblo a que apruebe la traición”. / ”Sin Libertad para votar, y un debate público de tres meses. No hay tratado que valga”.

El Pueblo no aceptará como válido legal un tratado suscrito por una tiranía que prive de las libertades y viole los Derechos Humanos” /

“Pueblo panameño: para defender nuestro derecho, para no ser burlados, y para que la patria no sea traicionada.    Yo ofrezco mi vida.    Cuando las llamas me envuelvan y la vida se me disipe, mi pensamiento y mi corazón estarán con ustedes, mirando a mi bandera, amando a mi Patria y defendiendo su derecho.

Que mi muerte encienda el ánimo de todos, para derrotar al enemigo interno y externo”. ”Dejo a mi familia desamparada en cuanto a medios, porque no tengo nada material que dejarles”.    “Panamá no es una cosa que se vende en un mercado. Rescátenla del gánster Bunau Varilla Torrijos y toda su gavilla de maleantes ”.

Firmado Leopoldo Aragón.

<>
Publicado el 14 de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.


12 de octubre. Mitos y verdades

La opinión del Catedrático Universitario….

.

EDWIN  R.  MOLINA  J.

.

12 de octubre. Mitos y verdades

.

La historia se ocupa de hechos humanos ocurridos. Su estudio no debe limitarse a simples  fechas,  nombres y datos aislados. Debe contemplar los antecedentes, personajes que intervienen con sus circunstancias, consecuencias y relación con otros acontecimientos. La ausencia de ese enfoque produce  distorsiones, evitando la comprensión correcta de los hechos como ocurre en el siguiente caso. Al preguntar qué se conmemora el 12 de octubre, se responde: Descubrimiento de América y Día de la Raza.

El descubrimiento implica  intención manifiesta de buscar y encontrar algo. ¿Ocurrió eso en el caso de Colón cuya intención era distinta a la de encontrar un nuevo continente? ¿Fué  descubrimiento o hallazgo casual? No se trata de renegar de la portentosa obra de conquista y colonización españolas, sino plantear interrogantes para análisis. A este continente  se le llamó América, pero un reciente congreso indigenista  en Ecuador  le asignó el nombre de Abya Yala, vocablo Kuna.

En cuanto  a Día de la Raza,  preguntaría ¡cual?   Respuestas comunes: española, americana o indígena. El término Raza apunta a homogeneidad física y cultural. Pero la población española se caracteriza por  heterogeneidad, consecuencia  de presencia de  varios grupos étnicos.  La misma heterogeneidad ocurre en la población americana e indígena. Además, esos términos son sustantivos gentilicios y no encajan  en el concepto raza.  Son conceptos  o términos vacíos. Deben ser corregidos.

<>

Artículo de opinión enviado el 7 de noviembre de 2009 a Panaletras para su publicación por el autor, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

El “Equipo soñado”


La opinión del periodista…..

.

AQUILINO ORTEGA LUNA

.

El “Equipo soñado”

Algunos miembros del Gabinete de Ricardo Martinelli, se mueven a velocidad lenta, algunos a más lenta y otros ni siquiera han arrancado en la carrera por llevar a fiel cumplimiento las promesas de campaña política.

Mientras el hombre que camina en los “zapatos del pueblo” intenta ejecutar se plan de trabajo a velocidad de la luz, varios de sus ministros, se movilizan en “carretas del viejo oeste ”  o simplemente a “caballo”.

Sin embargo, el índice de popularidad de Martinelli, se mantiene igual que el pasado 3 de mayo cuando más del 60 por ciento de la población, le expresó su deseo de que él gobernara este país.

El empresario con raíces italianas al parecer va todos los días al gimnasio de la política,  del trabajo a favor de las grandes mayorías, del mejoramiento de la educación, la salud y la vivienda, pero algunos miembros de su equipo de trabajo no hacen siquiera aeróbicos, y en lo que respecta al deporte de gobernar, su práctica se limita al papel.

Para algunos analistas políticos, a la larga, está “desidia administrativa” practicada por parte del “Top Ten” gubernamental, podría afectar la gestión de Martinelli, un presidente que ha implementado una nueva forma de gobernar poniendo en “jaque”, a los sectores más poderosos de este país.

El “chico de las converse” es conciente de que para dirigir un país con éxito durante cinco años, se necesita de un equipo, con defensas, armadores, delanteros y sobre todo con un goleador efectivo, que aplicando la magia de una administración honesta y efectiva a favor del pueblo,  se crezca en los tiempo de dificultad.

No obstante, es bueno reconocer que Martinelli, no ha estado sólo en estos primeros cien días de administración. Juan Carlos Varela, pese a una lesión producto de una entrada violenta orquestada por una  escalinata,  le ha marcado el paso. El canciller también va al mismo gimnasio del mandatario.

Igual Roberto Henríquez, con su nuevo “look” juvenil, caracterizado por grandes cantidades de “gel”, se ha metido en serio con el tema de la aprobación del Tratado de libre Comercio con EEUU. Fue figura importante y beligerante durante la campaña política y sigue siéndolo, en sus labores diarias al frente del MICI. Y lo bueno es que puede jugar en cualquier posición.

Alberto Vallarino, es un “siete pulmones”, recorre toda la cancha y se adapta al juego brusco de sus adversarios políticos, y lo mejor es que nunca revienta la pelota a lo “loco”, siempre sale jugando, es uno de los conductores de ataque de Martinelli.

A lo lejos Papadimitriu, es el cerebro y creador del conjunto presidencial. Se paró de tú a tú con los transportistas y contra todos los sectores conflictivos. Siempre mantiene la cordura, aunque la gente en las gradas no aplauda sus intervenciones, Es el orquestador de todas las jugadas inteligentes del Gobierno.

La ministra Molinar a pesar de ser mujer se comporta como una grande, no se “achicopala” ante nada, destila el carácter que muchas veces brilla por su ausencia en la vida de algunos hombres.

El ministro del Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino cumplen a cabalidad su función en la defensa. No se nota mucho en el terreno, pero es un auténtico “perro de presa”, a la hora de atacar a la delincuencia, al PRD y a los periodistas.

El resto del proyecto de “Equipo soñado”, se mantiene en cuarentena, entrenando a tiempo y fuera de tiempo. Jugando al parecer, un partido diferente al de Martinelli.

Lo que se quiere es que al día 200 del Gobierno, el “Team” Martinelli inspire respeto a propios y extraños y sea prácticamente imbatible, por su trabajo efectivo en todo el país.

.

Artículo publicado en el Diario Crítica y enviado por el autor a Panaletras, el 10 de noviembre de 2009 para su publicación. Damos a ambos, todo el crédito que les corresponde.

Los escándalos del Centenario

Han pasado 6 años desde que la nación panameña celebrara el primer centenario como república independiente, luego de  separarse e independizarse  en 1903 de Colombia, a quien se había unido voluntariamente en 1821.   El economista Francisco Bustamante nos ha enviado copia de una publicación del Diario la Prensa, del 28 de diciembre de 2003, sobre los escndalos políticos y de corrupción que de acuerdo a un muestreo de opinión, sus lectores calificaron como los más relevantes.

Por ser hechos que constituyen parte de la historia patria y por tratarse de casos importantes de corrupción ocurridos en nuestra vida republicana, nos tomamos la libertad de publicar, en su forma original, la publicación del diario la Prensa, en su formato original, dándole a este prestigioso diario, too el crédito que le corresponde.  El Editor.

La opinión del Economista…..

.

Francisco Bustamante

.

Ya que estamos en épocas de denunciar bribonadas,  aqui un recuerdo del pasado reciente…..


Los escándalos del centenario

Se menciona nueve casos; de esos, cuatro califican como escándalos políticos y cinco como escándalos de corrupción

GERARDO BERROA LOOJOSE QUINTERO DE LEON
planas@prensa.com

LA PRENSA/Archivo
Estructuras del puente Van Dam, que debió ser construido por el consorcio Van Dam-Sosa & Barbero.

¿Cuál ha sido el escándalo del Centenario? Esa fue la pregunta formulada a los lectores de La Prensa web. En total, se recibieron 524 respuestas a través de correos electrónicos. El caso CEMIS obtuvo el dudoso honor de ser el más popular, seguido, muy de cerca, por otro no menos “popular”, la equiparación a Panamá Ports mediante la cual el Gobierno generosamente le condonó el pago de más de mil millones de dólares al Estado panameño.

Curiosamente, los dos mayores escándalos del Centenario –quizá por su proximidad temporal– se dieron bajo la actual administración de Mireya Moscoso.

Sin embargo, las respuestas fueron diversas, desde la firma del tratado Hay-Bunau Varilla hasta el multimillonario desfalco de la Caja de Seguro Social en un proyecto de viviendas.

Para el veterano periodista Cristóbal Sarmiento –quien comenzó en los quehaceres de la pluma en la década del 40–, los casos más escandalosos del Centenario son el asesinato del presidente José Remón Cantera y el desfalco de la CSS, puesto que tanto el uno como el otro quedaron impunes, pese a su gravedad.

Los lectores de La Prensa web mencionaron nueve casos como los más escandalosos en los últimos cien años. De esos, cuatro califican como escándalos políticos y cinco como escándalos de corrupción, que, por su magnitud, reciben un tratamiento más extenso.

Los escándalos políticos

Tratado Hay-Bunau Varilla

¿Por qué este caso es escandaloso? Para los lectores, Philippe Bunau-Varilla fue quien entregó a perpetuidad el territorio canalero a Estados Unidos, embarcando el país en una lucha de casi un siglo para recuperar su soberanía plena.

Esa lucha costó la vida a muchos panameños, especialmente en aquel fatídico 9 de enero de 1964, cuando más de 20 panameños perdieron la vida en un enfrentamiento con el Ejército de Estados Unidos.

El asesinato de Remón

El 2 de enero 1954 fue asesinado el entonces presidente de la República, José Remón Cantera, mientras asistía a una carrera de caballos en el hipódromo Juan Franco. Nunca se supo quién cometió el magnicidio.

El golpe de Estado de 1968

El entonces presidente, Arnulfo Arias Madrid, fue derrocado por un golpe militar que encabezaron Omar Torrijos y Boris Martínez el 11 de octubre de 1968. Los uniformados se mantuvieron en el poder, a partir de entonces, durante 21 años, hasta que fueron depuestos por la invasión estadounidense del 20 de diciembre de 1989.

El fraude de 1984

Según relató el ex magistrado del Tribunal Electoral César Quintero (q.e.p.d.), la Junta Nacional de Escrutinio (que integraban políticos de ambos bandos) no se puso de acuerdo. Aparentemente, cada uno tenía su propio conteo de votos. Sin embargo, aunque las elecciones de 1984 fueron reñidas, ‘‘Arnulfo las ganó por unos 2 mil votos’’, aseguró el ex magistrado.

Pero el resultado oficial fue otro: Arias Madrid se tuvo que despedir de la Presidencia, pues la victoria le fue reconocida a Nicolás Ardito Barletta por mil 713 votos. Desde entonces, el presidente –y luego ex presidente– fue conocido también como Nicolás fraudito Barletta.

El fraude, según el desaparecido magistrado, fue fraguado enviando a “el bachiller [Carlos] De Sedas y a Menalco Solís a los circuitos indígenas de Chiriquí”.

‘‘Yo salvé mi voto de reconocimiento [a la victoria del candidato oficialista], a pesar de que sabía que Barletta estaba en mejor condición que Arnulfo para hacer un gobierno de transición’’. Aun así, Arias Madrid había ganado, dijo en su momento Quintero.

‘‘Hasta hice la observación: caramba, a esos indios hay que reconocerlos por ser tan ordenados… y es que todas las actas eran múltiplos de 10, terminaban en 70, 80 ó 100 votos’’, recordó.

Escándalos de corrupción

El desfalco de la CSS

Se trata de uno de los mayores escándalos del país. En 1981, la Caja de Seguro Social (CSS) decidió aprobar el denominado Programa Colectivo de Viviendas. Un total de 38 empresas fueron beneficiadas con el megaproyecto para la construcción de 10 mil viviendas en varios puntos del país.

En resumen, según la investigación que hizo el entonces fiscal de la causa, Carlos Cuestas, el caso resultó en una “megamalversación” de fondos públicos. Resulta que la investigación probó hechos irregulares, por decir lo menos. Por ejemplo:

  • No había contratos entre la CSS y los promotores, para justificar los adelantos en efectivo y bonos;
  • Las fianzas de cumplimiento de los contratos con la CSS –por un monto de 91.4 millones de dólares con 38 promotores– no fueron formalizadas;
  • El Ministerio de Vivienda nunca aprobó los polígonos que debían hipotecarse;
  • Los polígonos a hipotecarse no fueron delimitados, por lo que no se podía conocer el espacio exacto de las casas en estos ni las condiciones de la tierra;
  • Algunos de los proyectos se estaban ejecutando en polígonos que no eran propiedad de los promotores;
  • Otros proyectos se ejecutaron sobre fincas hipotecadas a terceros;
  • Las compañías de seguros expidieron fianzas de cumplimiento sobre contratos inexistentes.

Además, se contrataron dos pólizas de seguro, una por 214 millones de dólares, por el riesgo de vida y otra por 171 millones de dólares para dar cobertura en caso de incendio de las 10 mil viviendas… no construidas.

Por la contratación de estas pólizas hubo quienes se cobraron comisiones. Según relata Cuestas en su libro Memorias de un fiscal, el escándalo de la Caja de Seguro Social, tres cheques de más de 150 mil dólares fueron girados a favor del Partido Revolucionario Democrático (PRD) para pagar comisiones por la contratación de estas pólizas. Es decir, al parecer, en aquel entonces el PRD también era corredor de seguros.

Por este “megaescándalo” fueron condenadas varias personas en primera instancia, entre ellos Abraham Saied, entonces director de la CSS; y los miembros de la Comisión Evaluadora del Programa Colectivo de Vivienda: el doctor Ricardo Fábrega Sánchez; el licenciado Martín Burgos Velarde y el ingeniero Wallace Ferguson.

En el caso de Fábrega Sánchez y Martín Burgos, se descubrió que eran beneficiarios directos del Programa Colectivo de Vivienda, lo cual explicaría muchas cosas.

El fallo del entonces juez segundo de circuito, Rogelio Saltarín, se dictó a mediados de mayo de 1983. Sin embargo, fue apelado y el caso pasó al Segundo Tribunal Superior de Justicia donde se le perdió el rastro. En total, la CSS perdió más de 100 millones de dólares en esta trágica aventura, cuyas consecuencias son ahora más evidentes que nunca.

El caso COFINA

Cuando los militares, liderados por Omar Torrijos Herrera, comenzaron a definir su control sobre el país, sus asesores recomendaron crear una banca de fomento para promover el desarrollo de la mediana y gran empresa. De esta manera, alegaban, se impulsaría la economía del país, se crearían nuevas fuentes de empleo y se lograría el apoyo político de una nueva clase económica.

Así nació la Corporación Financiera Nacional (COFINA) mediante Ley de 1975 y, de inmediato, los amigos del régimen cayeron –cual buitres sobre carroña– sobre sus fondos. En seguida iniciaron el trámite de grandes préstamos basados en promesas de proyectos que traerían pingües ganancias para el Estado.

El criterio para otorgar los préstamos de COFINA estuvo basado más en el amiguismo que en prácticas financieras sanas.

De las investigaciones realizadas a mediados de la década del 80 –entre ellas la de la entonces fiscal Ana Isabel Belfon– se descubrió que se otorgaron más de 50 créditos sin suficientes garantías ni la debida supervisión de los proyectos. Por si fuera poco, algunos de los beneficiarios montaron empresas de papel o inexistentes para tener acceso a los créditos. En otros casos, los proyectos nunca se iniciaron, pero los dineros sí llegaron a salir.

Oscar Navarro, industrial y político panameño, decidió denunciar el descontrol que reinaba en COFINA y en 1984 interpuso una querella criminal contra un grupo de funcionarios allegados a los militares y miembros del partido oficialista, el PRD. Navarro los acusó de presunto peculado por un monto de 80 millones de dólares en perjuicio de la Corporación.

En la lista figuraban Olmedo Miranda, Pedro Rognoni, Rafael Mezquita, Jaime Trujillo, Victoriano Montero, Juan Gaudeano, Leovigildo Gutiérrez, Pedro Mora, Brenda López, Luis Arias De Icaza, Aracelys Méndez, Atala Filós, Ramiro Sosa, Federico Ardila, Julio Aquino, Carlos Echevarría, Fátima Herrera, Edith Tello y Ricardo Jiménez, entre otros.

Después de 14 años de la denuncia de Navarro, los tribunales resolvieron decretar la prescripción de las sumarias, lo que dejó a Navarro cual Quijote en su lucha contra molinos de viento.

Todo se concatenaba. Los préstamos fraudulentos se habían otorgado durante la gestión del presidente Aristides Royo (1978-1981) y la gestión de Ernesto Pérez Balladares, en su calidad de ministro de Hacienda y Tesoro. La prescripción se decretó en 1994, justamente cuando empezó a gobernar el país el hoy ex presidente Pérez Balladares.

Fue, precisamente, Pérez Balladares quien otorgó indulto a Eduardo Tejeira Morales, Pedro Rognoni, Leovigildo Gutiérrez, Rafael Mezquita, Jaime Trujillo y Edgar Ameglio, uno de los últimos gerentes de COFINA. El único que no pudo agradecerle el favor al presidente Pérez Balladares fue Ameglio por estar fuera del país en calidad de embajador. Ameglio pudo disfrutar de la total tranquilidad cuatro años más tarde, en 1998, cuando los tribunales decretaron la real prescripción de las sumarias sobre su participación en este caso.

Pero la mala suerte de la Corporación no cesaba. El 20 de agosto de 1999, un grupo de auditores de la Contraloría fue enviado por el contralor general encargado, Gustavo Pérez, para revisar sus libros, luego de que fuera denunciada una extraña reducción de la deuda que mantenían los propietarios del Hotel Caesar Park –antiguo Hotel Marriott– de casi cuatro millones de dólares, la cual inexplicablemente fue ordenada por el Consejo Económico Nacional (CENA) y luego refrendada por el Gabinete del presidente Pérez Balladares, dejándola en un millón 500 mil dólares.

Van Dam

En uno de sus encuentros con el entonces presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, a fines de los 70, el general Omar Torrijos Herrera le solicitó apoyo para construir un nuevo puente sobre el Canal de Panamá, tomando en cuenta que el viejo puente de las Américas ya no llenaba las expectativas de tránsito entre la ciudad de Panamá y el resto del país.

Pérez accedió y gestionó la ayuda a través de FIVEN (Fondo e Inversiones de Venezuela), una especie de COFINA, sólo que con un radio de acción más amplio. La ayuda se pactó en 1980, por un monto de 100 millones de dólares, pero con la condición de que la fabricante del nuevo puente sería una empresa venezolana y la constructora, una panameña.

El entonces presidente Aristides Royo dijo que la obra sería sometida a licitación internacional, pero ello fue desmentido por la Gaceta Oficial que promulgó el contrato. La misma fue adjudicada a la empresa venezolana Industrias Metalúrgicas Van Dam, que fabricaría las estructuras, en tanto que las obras estarían a cargo de la compañía Sosa & Barbero Constructores. El contrato también incluyó otras cláusulas que beneficiaban a los amigos del régimen. Por ejemplo, las tareas de inspección serían realizadas por la Constructora Lakas, S.A.

Lo único que fue sometido a licitación internacional fue el diseño del puente, que fue ganada por una firma inglesa –Cleveland Bridge Engineering–, que hasta la fecha sigue reclamando el pago de su trabajo.

En 1981, el Gobierno de Caracas inició el desembolso de los dineros con lo que se dio inicio al alquiler de equipo, movimiento de tierras (Arraiján-Cocolí), construcción de las torres principales, encofrado para pilotes, parte del tablero de la luz del puente y otros trabajos no facturados, valorados en varios millones de dólares, incluyendo la inspección, a pesar de que el puente no había sido terminado.

Pero entonces desapareció el “hombre fuerte” de Panamá, el general Torrijos, el 31 de julio de 1981. Poco después, el presidente Royo fue “renunciado” (hecho que fue conocido como ‘el gargantazo’) y fue reemplazado por su segundo, Ricardo De La Espriella.

En virtud de los desmanes en la administración de las obras del puente –que hizo eco en Caracas–, los trabajos comenzaron a atrasarse. Fue entonces que De La Espriella, aduciendo que la economía nacional no atravesaba su mejor momento, ordenó suspender las obras.

A la sazón, Panamá también construía la hidroeléctrica La Fortuna, cuyo costo –100 millones de dólares– también tenía acogotado al Estado.

Según el encargado de las obras del puente, el entonces director de Proyectos, Rogelio Dumanoir, esta fue la principal razón de la suspensión. Sin embargo, Dumanoir no alude las continuas acusaciones de corrupción en la administración que se hicieron en esos tiempos acerca del dinero.

El escándalo fue mayúsculo. Las estructuras del puente aún reposan en Puerto Ordaz y La Victoria, en Venezuela. En Panamá y Caracas, el Consorcio Van Dam-Sosa & Barbero no se cansó de exigir una indemnización por los daños percibidos que, inicialmente, ascendían a 24.5 millones de dólares, pero que ellos calculaban en 65 millones, incluyendo los quince millones de dólares de la consultora inglesa creadora del diseño del malogrado puente “Simón Bolívar”.

Pese a que Sosa & Barbero fue la beneficiaria de la dictadura, nunca logró ser resarcida por los daños y perjuicios sufridos en ese período. Sus directivos debieron esperar el retorno de la democracia, y no fue sino hasta el 20 de mayo de 1999, cuando un Tribunal de Arbitraje, al que fue sometido el conflicto, resolvió condenar al Estado panameño a pagar únicamente 20 millones de dólares al Consorcio Van Dam-Sosa & Barbero.

Es importante señalar que, aunque la Corte Suprema de Justicia, en uno de sus ya históricos fallos, determinó la nulidad del contrato de construcción del segundo puente, las demandas legales siguieron su curso. Incluso, en 1995, la misma Corte exoneró de responsabilidad al ex presidente Ernesto Pérez Balladares, en aquel entonces ministro de Hacienda y Tesoro, mientras que Aristides Royo y su vicepresidente Ricardo De La Espriella, tras ser investigados, no fueron inculpados.

La equiparación

Puerto de contenedores Panama Ports, Balboa

Una resolución del Ministerio de Comercio e Industrias, fechada 13 de mayo de 2002 y suscrita por el jefe de esa cartera, Joaquín Jácome, eliminó dos cláusulas del contrato entre el Estado y la empresa Panamá Ports Company (PPC), concesionaria de los puertos de Balboa y Cristóbal.

Esas dos cláusulas eliminadas obligaban a PPC a pagar al Estado panameño 22.2 millones de dólares anuales durante 50 años, así como el 10% de sus ingresos brutos. Con esta resolución, PPC logró la “equiparación” de su contrato con el de la Colon Container Terminal (Evergreen), firmado en 1996.

El anuncio de que de un solo plumazo Jácome perdonaba mil millones de dólares a PPC levantó un revuelo en la opinión pública, que llevó a un grupo de legisladores de oposición a interponer una demanda contencioso-administrativa de nulidad ante la Sala Tercera.

El caso está en manos del magistrado Winston Spadafora, quien llegó a la magistratura en medio de un escándalo político en la Asamblea Legislativa.

La impunidad del caso CEMIS

El legislador Afú muestra los 6 mil dólares que, alega, le pagaron para que votara a favor del contrato ley del CEMIS.

En enero del año pasado, el legislador Carlos Afú denunció –dólares en mano– que los legisladores de la bancada legislativa del PRD habían recibido seis mil dólares cada uno a cambio de su voto para favorecer el desarrollo del Centro Multimodal, Industrial y de Servicios (CEMIS) de los empresarios Martin Rodin y Stephen Jones.

Afú denunció que ese dinero formaba parte de los 20 mil dólares que le ofrecieron a los legisladores por la aprobación del proyecto CEMIS. Aseguró que él tomó ese dinero para presentarlo como “prueba” de su denuncia.

El caso pasó a la Corte Suprema de Justicia, que se pronunció en octubre pasado. Seis de los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia firmaron un fallo en el que no solo anularon todo lo investigado por la Procuraduría General de la Nación, sino que cerró las puertas para que este caso pudiera ser reabierto.

El fallo se basó en una resolución de la Asamblea Legislativa que no aceptó que los legisladores se levantaran la inmunidad para que fuesen investigados por el Ministerio Público y porque este último no contaba con autorización para investigarlos.

Otros casos

Aunque en la lista figuran los nueve principales casos, los lectores de La Prensa Web mencionaron algunos otros. Por ejemplo, la ratificación de los magistrados de la Corte Suprema, Winston Spadafora y Alberto Cigarruista; la privatización de las empresas estatales INTEL e IRHE y la construcción de los corredores Norte y Sur.

 

<>

Material enviado el 7 de noviembre de 2009 a Panaletras, por el autor, incluyendo la copia de la publicación en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Pintada de verde del 14 de noviembre de 2009

La opinión de la Abogada, Ambientalista y Periodista….

.

LINA VEGA ABAD

.

Pintada de Verde – Columna sabatina del diario La Prensa

.

BESTIARIO. Estos días, la incontinencia verbal de nuestros políticos está haciendo historia. De horror, por supuesto. Y aunque por momentos pareciera que ya todo está dicho y que nada peor ha de escucharse, la realidad es otra.

Tengo que decir que, aunque en la cima de mi ranking particular está hace tiempo imbatible el impresentable alcalde capitalino que nos ha tocado sufrir, el nuevo secretario general del PRD me dejó de una pieza con su tono gansteril y su chantaje televisado. ¡Increíble! Y desde esa misma tolda política, los elogios que hemos escuchado de los miembros de la recién creada comisión asesora del PRD, son de antología.

¿No que habían llevado al partido al desastre? Del otro lado de la acera política, la cosa no está mejor. Allí están los vergonzosos argumentos del canciller y colaborador del Opus Dei, Juan Carlos Varela, apoyando esa terrible idea que tiene el aún más horrendo nombre de “ordinariato castrense”.

Allí está el premier que no se cansa de proclamar su desprecio por los consensos. Parece creer que al ganar las elecciones, obtuvieron un cheque en blanco.

¡Lamentable! Y mientras estos horrores suceden, me quedé esperando al mismo canciller o al presidente, Ricardo Martinelli, destacar la importancia de que el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático hubiese decidido hacer una reunión de trabajo en Panamá –en gran medida gracias a la existencia del Smithsonian– con el objetivo de trabajar sobre un plan para enfrentar lo que se nos viene (estos días hemos visto un abreboca en la ciudad). Fue un gran honor, y nuestros políticos, como siempre, en Babia.

<>
Publicado el 14 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿Transporte solidario?

El punto de vista del ex-funcionario público y político….
.

Rafael Pitti

.

¿Transporte solidario?

.

Como residente del Área Oeste, conozco de las penurias y calamidades que sufren los usuarios del transporte colectivo. Es por ello que aún cuando era funcionario de la A.T.T.T., ante mis superiores y oficiales de la Policía de Tránsito, siempre sustenté y justifiqué el servicio de los mal llamados “Taxis Piratas”. Una de las razones primordiales, es que los ciudadanos dueños de autos sedanes particulares, que viajan a la ciudad capital a su lugar de trabajo, tienen el derecho constitucional de trasladar a quienes le venga en gana, siempre y cuando no sea en actividad lucrativa. En la ida (mañana) y el retorno a su hogar (tarde), sin que ello constituya delito, aunque los vecinos u acompañantes apoyen económicamente para sufragar el gasto de combustible. En el mismo orden de ideas, quienes están autorizados por Ley para el traslado de pasajeros, taxis con certificado de operación (cupo), también pueden realizar la actividad en Calidonia, calle 25 o cualesquier otro lugar, siempre y cuando no viole el prestar servicio fijo en lugar que no le corresponde de acuerdo a reglamentación de Zona o Provincia.

Traigo a colación el beligerante tema, porque producto de una errada política, tanto de pasadas, como de la actual administración en perseguir y reprimir a quienes de forma rutinaria y de mutua solidaridad practican esta necesidad, sin lugar a dudas han encontrado de manera sabia y firme el respaldo de beneficiados. ¿Qué ha ocurrido? Pues que juegas vivo y anárquicos, so pretexto de brindar un servicio de Transporte Solidario, a falta de que los autorizados no lo prestan, han realizados inversiones de miles de dólares, en compra de buses nuevos (16) pasajeros, que si bien es cierto solucionan a los usuarios, los mismos trabajan en forma clandestina, a ciencia y paciencia de la autoridades competentes, lo que da indicios a suspicacia de intereses creados.

Pero el asunto es más grave de lo que parece, ya que existe personal supervisor de llegadas y salidas, indicativo de una actividad previamente organizada, pero con carencia de conductores con experiencia, ya que la mayoría son jóvenes, que manejan a grandes velocidades. En este sentido la pregunta es, ¿Qué pasaría ante un infortunado accidente? Hay cobertura de la aseguradora (si tienen) con los pasajeros. Por otro lado los mismos cobran tarifas al libre albedrío, cuando lo estimen o consideren oportuno, generalmente en horas nocturnas.

Hasta cuando la indiferencia y ambigüedad de autoridades en asuntos como este, nada positivo esperemos cuando hay impunidad y no existe ni Ley ni Orden. He usado por obligación y necesidad estos vehículos, pero si los van a permitir de manera definitiva, entonces actúen reglamentando su operación. Será un precedente negativo el adquirir por la fuerza estas autorizaciones, pero es mejor que sostener una actividad ilegal, porque nadie debe ni puede estar al margen de la Ley.

<>
Publicado el 14  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.